La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Hong Kong

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Revisión a fecha de 19:33 6 mar. 2012; Ironside (discusión | contribuciones)

(dif) ← Versión anterior | ver la versión actual (dif) | Versión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Hong Kong (香港, Xianggang o Hsiang Kang) es un territorio peninsular e insular de Asia oriental, situada en el Mar de la China Meridional. Hasta 1997 perteneció al Reino Unido y desde ese año pasó a soberanía de la República Popular de China bajo la denominación de Región Administrativa Especial.

Está formada por un grupo numeroso de islas y una pequeña porción del continente asiático, siendo su superficie total de 1.108 km². Sus idiomas oficiales son el chino y el inglés, usado en asuntos legislativos y políticos. También predomina el cantonés, variedad del idioma chino. Las religiones practicadas son el budismo, taoísmo y confucionismo; existiendo también minorías de religión cristiana y musulmana.

Geografía física

Hong Kong se divide en tres regiones principales:

  • La isla de Hong Kong (de aproximadamente 80 km2), cedida por China en 1841 y adquirida por el Reino Unido en 1842.
  • La península de Kowloon y la isla de Stonecutters, con una superficie de unos 10 km2. Fueron adquiridas por el Reino Unido en 1860.
  • Los Nuevos Territorios, que abarcan una importante parte continental y de los islotes, además de la isla Lantau, que fueron arrendados en 1899 durante más de noventa años.

Parte de la región está situada junto al delta del río Zhu Jiang o Río de las Perlas. Gran parte del relieve de Hong Kong es accidentado; alcanza su altura máxima en Tai Mo Shan (957 m), en los Nuevos Territorios, y su cima más elevada en las islas es el Lantau, en la isla del mismo nombre (934 m).

Clima, flora y fauna

Hong Kong posee un clima subtropical debido al monzón del Suroeste, que porta viento cálido y húmedo que genera una estación lluviosa entre mayo y agosto. La temperatura media anual es de 22,2° C, mientras que la precipitación anual es de 2.224 mm aproximadamente. Son frecuentes los tifones en verano, que causan grandes daños.

Sólo un 12% de la superficie de Hong Kong tiene bosques, principalmente coníferas, pero también cuenta con numerosas plantas tropicales y subtropicales. Los suelos fértiles son escasos y se hallan casi por completo en la parte continental de los Nuevos Territorios.

Son varios los animales característicos de la zona, así como monos, ejemplares de zorros y civetas. También abundan los pájaros, lagartos, ranas y pequeños mamíferos.

Debido a su industrialización, Hong Kong presenta problemas tales como la contaminación atmosférica (muy afectada por este problema), falta de agua potable (en su mayoría canalizada por tuberías desde la China continental) y la lluvia ácida (que representa un problema grave para la región).

Población

La población de Hong Kong está compuesta por un 97% de chinos. El resto está formado por filipinos, británicos, indios, portugueses y estadounidenses. Alrededor del 90% de la población china es tanto nativa de Hong Kong como de la cercana provincia china de Guangdong. El resto proviene principalmente de Shanghai, Taiwan, Fujian, Zhejiang y Jiangsu. También hay más de 30.000 refugiados vietnamitas (conocidos como boat people) confinados en campos de detención.

Hong Kong tiene una población de 7.483.009 habitantes. La población urbana ocupa más de las tres cuartas partes de la población mundial. La densidad total de la población es de 7.566 hab/km², lo que la convierte en una de las regiones más pobladas del mundo, siendo superada sólo por la vecina Macao. La esperanza de vida es de 77,3 años para los hombres, y 83 años para las mujeres.

Entre sus principales ciudades, la capital y centro cultural de Hong Kong es Victoria, con una población de casi siete millones de habitantes. También son de gran importancia Kowloon y New Kowloon, que se extienden por la península de Kowloon, dentro de los Nuevos Territorios.

Educación y cultura

En Hong Kong, la educación primaria y secundaria son gratuitas y obligatorias hasta los 15 años de edad. Las instituciones de educación superior más relevantes son la Universidad de Hong Kong (1911), la Universidad China de Hong Kong (1963) y la Universidad Politécnica de Hong Kong (1972).

La cultura dominante es la china, manifiesta en acontecimientos tradicionales como el Tuang Yang Chien (celebrado a mitad del otoño) y el Año Nuevo chino. Aún así, la colonia está abierta a diversas influencias, especialmente por parte de los británicos, hecho reflejado en su carácter cosmopolita. Hong Kong se ha convertido en una fuente importante de cultura popular china con repercusiones en todo el mundo, a través de sus industrias cinematográficas y de música popular, así como de la difusión de libros y revistas.

Economía

Desde el final de la II Guerra Mundial, Hong Kong se ha transformado en uno de los centros industriales, financieros y comerciales más importantes del mundo. Desempeña un importante papel para el comercio y la inversión en la China continental, (lo que hizo aumentar sus intereses económicos en el continente asiático) y también a nivel mundial.

Presenta una economía socialista, es decir, planificada por el Estado, que además es propietario de los medios de producción. Principalmente ha tenido más actividad comercial entre otros países comunistas. Sin embargo, debido al auge de las multinacionales, típico del capitalismo, y con ayuda del avance de los transportes, Hong Kong dispone de una mano de obra barata y muy trabajadora. Forma, junto a Taiwán, Corea del Sur, Japón y Singapur, los llamados Cinco Dragones.

Agricultura y pesca

Sólo el 7% de Hong Kong es tierra de labor, por lo que la mayoría de los alimentos son de importación. Las hortalizas son el principal cultivo, con posibilidad de varias cosechas al año gracias a su clima templado. La agricultura y ganadería están confinadas a los Nuevos Territorios. La pesca es también una ocupación destacada, debido a su situación cerca de la costa.

Industria

Hong Kong ha desarrollado importantes industrias debido, en parte, a la gran afluencia de inmigrantes provenientes de China, tras la instauración del régimen comunista en ese país. Sin embargo, sólo un 20% de la población activa empleada trabaja en este sector. Es una región industrial. No tiene materias primas y depende financiera y tecnológicamente del exterior.

Los principales productos son textiles, calzado, equipamiento electrónico y eléctrico, barcos, metalurgia, productos químicos, materiales de caucho, instrumentos de precisión, relojería, material óptico, material de imprenta, juguetes y alimentos procesados.

Moneda y Banca

La unidad monetaria es el dólar de Hong Kong; la emisión se realiza a través del Banco de Hong Kong y Shanghai, el Banco Standard y Chartered. En 1994 se incluyó también al Banco de China. Esta región es un centro financiero importante en el que muchos bancos extranjeros tienen sucursales. La Bolsa de Hong Kong es una de las más importantes del mundo.

Comercio exterior

Su importancia como puerto marítimo se debe a su excelente puerto natural, que es el único apropiado entre Shanghai e Indochina. Hong Kong cobra pocos impuestos aduaneros, maneja una gran cantidad de mercancías y funciona como importante nexo con el mercado exterior de China. Los principales productos importados son comestibles, materias primas industriales, equipos de maquinaria, transporte, de telecomunicaciones y productos químicos. Para la exportación destacan los productos textiles y de confección, así como los de relojería, maquinaria eléctrica, juguetes y piezas electrónicas y de informática. Los principales mercados con los que comercia Hong Kong son China (cuyas inversiones desempeñan un papel básico en el desarrollo económico chino), Japón, Alemania, Estados Unidos, Singapur, Corea del Sur, Canadá y Gran Bretaña.

Hong Kong es la meca de los compradores. Alli se pueden encontrar tiendas con artículos de cualquier parte del mundo. Entre todos sus establecimientos se pueden encontrar desde los más tradicionales hasta los más modernos y desarrollados. Algunos establecimientos como farmacias y herboristerías disponen totalmente de remedios naturales.

Transporte

Hong Kong contaba en los años 90 con cerca de 1.560 km de carreteras. Más de 410.000 vehículos lo convierten en uno de los parques móviles mayores del mundo. La colonia se comunica con China por tren y tiene un ferrocarril subterráneo de 43 km aproximadamente. Los ferries e hidrofoils (acuaplanos) unen varias zonas de la colonia, que cuenta también con un gran aeropuerto internacional cerca de Kowloon. Un segundo aeropuerto está siendo construido a las afueras de la isla de Lantau.

Gobierno

Por su condición de colonia británica, Hong Kong ha sido gobernada y asesorada por Londres. La estructura política colonial establecida por los británicos se ha mantenido hasta que la soberanía del territorio fue trasvasada, en julio de 1997, a la República Popular de China.

Poder Ejecutivo

El poder civil y el militar recayeron sobre un gobernador general, nombrado por el gobierno británico, en representación de la Corona. Una vez devuelto el territorio hongkonés a China, el máximo mandatario (jefe del Ejecutivo) pasó a ser Chee-hwa Tung, nombrado en diciembre de 1996 por un Comité de Selección integrado por 400 personas y elegido a su vez por Pekín.

Poder Legislativo

El órgano legislativo de Hong Kong entre 1991 y 1997 fue el Consejo, que contaba con 60 miembros, 39 de ellos elegidos directamente y 21 indirectamente. El Consejo estaba dirigido por un presidente, que era elegido entre sus miembros. Pekín nunca reconoció este cuerpo legislativo, y en su lugar estableció la Legislatura Provisional, un órgano integrado también por 60 miembros y elegido el mismo Comité que había seleccionado al jefe del Ejecutivo.

La legislación en Hong Kong deriva sobre todo de la británica, si bien a partir de julio de 1997 se introducirán nuevos elementos aportados por los nuevos gobernantes y legisladores del territorio. La configuración futura de la estructura legal de Hong Kong, una vez traspasado a soberanía china, ha sido uno de los contenciosos más difíciles de resolver en las negociaciones chino-británicas que se han prolongado a lo largo de quince años. A lo largo de los mismos, ambos países han establecido dos textos legales, la Declaración Conjunta y la Ley Básica, por los que se permite a Hong Kong seguir siendo un enclave con economía de mercado y libertades públicas dentro de China. La primera de ellas fue firmada en 1984 y establece que el territorio de Hong Kong pasa a constituir una Región Administrativa Especial en la que se mantiene vigente el sistema político, económico y judicial vigente. La segunda fue promulgada en 1990 por la Asamblea Nacional Popular china y hace las veces de una pequeña carta magna provisional.

Partidos políticos

Debido a la dureza de China y a que Hong Kong también era controlada por los británicos, los ciudadanos tuvieron que esperar hasta que se permitieran las elecciones típicas de los regímenes democráticos. El primer partido político, los Demócratas Unidos de Hong Kong, se formó en el año 1990. Los partidos más cercanos a la ideología y a los intereses del gobierno chino son la Alianza Democrática para la Mejora de Hong Kong y el Partido Liberal.

Historia

En el segundo milenio antes de Cristo, los chinos fueron los primeros en ocupar la región de Hong Kong. En el siglo XVII, la región fue testigo de las luchas entre la dinastía Ming y la dinastía Qing. Antes de ser ocupada por los británicos, Hong Kong tenía una pequeña comunidad pesquera y era refugio de piratas y contrabandistas de opio. En la era victoriana, y durantes las guerras del Opio, Gran Bretaña consiguió hacer de Hong Kong su colonia.

El Imperio británico en Asia

Al principio, Gran Bretaña utilizó la isla como base naval durante las guerras del Opio con China. Gracias al Tratado de Nanking (actual Nanjing) de 1842, que puso fin a la primera guerra del opio, Hong Kong fue cedida a los británicos con carácter indefinido y empezó así su expansión como puerto estratégico. Tras un segundo enfrentamiento en 1860, Gran Bretaña se hizo con las islas de Kowloon y Stonecutters y, en 1898, Hong Kong se convirtió en refugio político para los exiliados procedentes del continente chino, tras el establecimiento en 1912 de la República de China.

Cuando Japón tomó Dongbei Pingyuan (Manchuria) en 1932 y estalló una guerra abierta en 1937, China pidió apoyo militar a Gran Bretaña y otros países europeos. Como consecuencia, las relaciones diplomáticas entre los británicos y China en relación a Hong Kong mejoraron. A lo largo de 1937, este territorio se convirtió de nuevo en lugar de asilo para cientos de miles de chinos desplazados por la invasión japonesa.

El estallido de la II Guerra Mundial (septiembre de 1939) perjudicó aún más la vida económica de Hong Kong. Aviones japoneses bombardearon Kowloon el 8 de diciembre de 1941 y a tropas británicas fueron expulsadas de allí y de los Nuevos Territorios. Los japoneses hicieron de Hong Kong su unidad militar y estación de suministros para sus campañas en Asia oriental. Los británicos la recuperaron el 4 de agosto de 1945, después de la rendición incondicional de Japón.

Hong Kong tras la Segunda Guerra Mundial

Hong Kong recobró rápidamente su rango de principal mercado de Asia oriental. Sin embargo, la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en China trajo como consecuencia un buen número de trastornos económicos. Cientos de miles de chinos se refugiaron en la colonia durante la guerra. Después que Estados Unidos impusiera la prohibición de comerciar con la China comunista en 1950, durante la guerra de Corea, la actividad comercial de Hong Kong decayó. La colonia tuvo que recurrir a sus propios recursos naturales para desarrollar nuevas industrias. Miles de chinos recién llegados del continente proporcionaron mano de obra y dinero, lo que posibilitó el rápido crecimiento de una industria ligera durante las décadas de 1950 y 1960; asimismo, la política liberal de impuestos de Hong Kong también atrajo a los inversores extranjeros.

El consecuente desarrollo económico transformó a Hong Kong en una de las regiones de Asia más ricas y productivas. Sin embargo, los bajos salarios que hicieron posible este desarrollo provocaron el descontento social. A lo largo de toda la primavera y verano de 1967, se produjeron numerosos disturbios, apoyados por simpatizantes de la Revolución cultural en la China continental, que amenazaron temporalmente la estabilidad política de la colonia.

Hacia 1970 Hong Kong volvía a la estabilidad. A mediados de esta década aumentó la afluencia de refugiados del continente. Por otra parte, las relaciones y los lazos comerciales con China prosperaron con el inicio, a principios de la década de 1980, de una serie de actuaciones económicas conjuntas. El crecimiento económico continuó, lo que ha convertido a Hong Kong en una de las potencias económicas de la región, dentro del grupo conocido como ‘tigres asiáticos’. Se calculó un aumento del producto interior bruto a un promedio del 7% anual, entre 1980 y 1991. A principios de la década de 1980, empezaron a llegar grandes cantidades de refugiados desde Vietnam.

El retorno a China

Con motivo de la proximidad del fin del arrendamiento británico sobre los Nuevos Territorios en el año 1997, comenzaron en 1982 una serie de conversaciones entre China y Gran Bretaña acerca del futuro de Hong Kong. El acuerdo legal entre estos dos países alcanzado en 1984 y firmado en el mes de diciembre en Pekín (la Declaración Conjunta chino-británica), estipulaba que todo Hong Kong retornaría a la soberanía china el 1 de julio de 1997. El territorio (Región Administrativa Especial China de Hong Kong) podría mantener entonces sus sistemas legal, social y económico, y se les garantizará a sus ciudadanos las libertades civiles. China quedó desde esa fecha al cargo de la política exterior y la defensa del territorio.

Después de 1997 Hong Kong tendría una constitución, conocida como Ley Básica, redactada por un comité convocado en Pekín, al que asistieron representantes de la colonia británica. Este acto tuvo que suspenderse anteriormente debido a los sucesos de Tiananmen (1989). La masacre causó repulsa y manifestaciones multitudinarias en Hong Kong. Gran Bretaña se negó a considerar una posible renegociación de la Declaración Conjunta. La definitiva Ley Básica, que fue aprobada por el Parlamento chino en abril de 1990, permitía que algunos escaños en el futuro Consejo Legislativo fueran elegidos antes de 1997 (Macao, había introducido por primera vez elecciones directas en 1976). El primer partido político de Hong Kong, el liberal Demócratas Unidos de Hong Kong, se formó en abril de 1990 bajo la dirección de Martin Lee.

Las relaciones entre China y Gran Bretaña respecto a la situación de Hong Kong se deterioraron durante el año 1991, debido a los desacuerdos sobre la financiación del proyecto de un nuevo aeropuerto en la isla de Lantau. El partido Demócratas Unidos y sus aliados obtuvieron 17 de los 18 escaños en el Consejo Legislativo en las elecciones que se celebraron en septiembre de 1991. En mayo de 1992 el gobierno de Hong Kong inició la repatriación forzosa de todos los refugiados vietnamitas y en julio de ese año Chris Patten fue nombrado gobernador de Hong Kong. China suspendió en noviembre las conversaciones acerca del aeropuerto, amenazando con cancelar todos los contratos relacionados con él en 1997.

Las propuestas de reforma fueron aprobadas por el Consejo Ejecutivo en febrero de 1993, pero su presentación ante el Consejo Legislativo fue suspendida para favorecer las negociaciones con China sobre la cuestión. En julio, China estableció en Pekín un gobierno provisional para Hong Kong. Las negociaciones se reabrieron, pese a que las reformas legislativas fueron aprobadas por el Consejo Legislativo en la primera mitad del año 1994; en ellas, se rebajaba la edad permitida para votar (de 21 a 18 años) y se establecían tanto nuevos distritos electorales (a partir de 2,5 millones de votantes) como nuevos escaños para concejales nombrados indirectamente por los consejos locales, que serían elegidos directamente. China anunció que anularía estas reformas y reemplazaría los consejos elegidos después de julio de 1997. El acuerdo entre China y Gran Bretaña para la financiación del aeropuerto se alcanzó finalmente a finales de 1994.

En los comicios celebrados en marzo de 1995, los candidatos de los partidos democráticos y sus aliados derrotaron a los candidatos simpatizantes del gobierno continental en las elecciones al Consejo Legislativo y a los consejos locales. En junio se llegó definitivamente a un acuerdo entre China y Gran Bretaña por el que, después de 1997, se mantendría el sistema legal existente en Hong Kong antes del traspaso de soberanía.

Sin embargo, pocos meses después fueron revocadas las leyes laborales existentes, de carácter democrático. La medida fue aprobada por 30 votos a favor, 14 en contra y 6 abstenciones. Las leyes en cuestión autorizaban, entre otros aspectos, la negociación de los convenios colectivos y ponían freno a eventuales discriminaciones antisindicales.

En febrero de 1999 esta crisis se reactivó debido a la sentencia emitida por el Tribunal de Casación hongkonés, por la que se concedía el derecho de residencia en la región a miles de niños de la China continental. Esta sentencia abre la posibilidad de que pasaran a residir en la antigua colonia, siempre y cuando uno de sus padres (o ambos) sea originario de Hong Kong.

En 2003, la preocupación por un proyecto de ley anti-subversión que, según muchos habitantes de Hong Kong, erosionaría la libertad de prensa, de religión y de asociación consagradas en el artículo 23 de la Ley Básica, llevó a la calle a medio millón de personas en una manifestación celebrada el 1 de julio de ese año, la protesta más grande dirigida contra el gobierno en la historia de Hong Kong. La impopularidad del gobierno y la crisis económica fueron también factores de descontento entre la población. El 10 de marzo de 2005, Tung Chee-hwa presentó su dimisión como jefe ejecutivo, abandonando el puesto dos días después. Fue sustituido por Donald Tsang, el secretario jefe de administración, que ocupó el cargo de manera interina hasta el 25 de mayo, momento en que fue brevemente sustituido por otro jefe interino durante la breve campaña electoral. Tras la votación restringida a 800 electores, Donald Tsang fue confirmado como jefe ejecutivo, con una amplia mayoría de votos a su favor. En el 23 de marzo de 2007 ganó de nuevo las elecciones frente a Alan Leong.

Gastronomía

La gastronomía de esta provincia china mezcla las ideas culinarias de Oriente y Occidente. Además del famoso arroz frito, hay variantes de platos agridulces, picantes, con salsa de toques frutales o salsas algo más fuertes, como la de soja. Puede encontrarse una extensa variedad de platos a base de pescado y marisco. Algunos platos típicos son el pollo frito crujiente y el rollo de tofu. En cuanto a los postres, está el pastel de castaña de agua.

Referencias

Fuentes empleadas y notas