La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Zulia (Venezuela)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Estado venezolano, situado al noroeste del país. Su capital es Maracaibo.

Geografía

Ubicación: Está situado al oeste de Venezuela, a 50 metros sobre el nivel del mar.

Extensión: 63.100 km2

La denominación de esta entidad, un término indígena, proviene del río Zulia, afluente del Catatumbo. Durante la Colonia los traficantes llamaban también Zulia al propio Catatumbo, por ser la vía fluvial de penetración a Nueva Granada, relacionándolo con el lago de Maracaibo y, por consiguiente, con el puerto marítimo-lacustre de Maracaibo.

Aspectos físicos:

De los 63.100 km2 de la superficie del estado, 48.756 corresponden a las tierras y 14.344 al lago de Maracaibo. No se trata exactamente de lago, sino de una gran bahía que se comunica directamente con el mar mediante un estrecho.

El lago de Maracaibo motivó la existencia del estado Zulia dado que cubre la hondonada de una gran cuenca cuyas tierras, en lo humano y en lo económico, permanecieron siempre relacionadas con el inmenso espejo lacustre. Rodean la depresión 2 ramales de la cordillera de los Andes: los Andes merideños y la sucesión de serranías (Motilones, Perijá, Valledupar) que en su conjunto, integran el ramal nororiental de los Andes suramericanos. Complementan este cerco orográfico, la sierra Jirajara, que entra en contacto, por el S, con los Andes merideños y el conjunto de elevaciones poco pronunciadas que forman el cuerpo de la península de la Guajira. Este arco orográfico que el estado Zulia comparte con otras entidades, al disminuir de altitud se pone en contacto, o bien con las tierras aluvionales y bajas de las riberas lacustres, o con las que rodean el golfo de Venezuela al N de la depresión. En los Andes merideños las cumbres relacionadas con las vertientes que avenan al lago, sobrepasan los 4.000 m en la cordillera del Norte o de La Culata (la «culata» respecto al lago de Maracaibo) y se alcanzan los 3.490 m en la sierra de Perijá.

El cerro Cerrón de la sierra Jirajara tiene una altitud de 1.900 m; en la península de la Guajira predominan los lomelíos que son dominados por una máxima altura de 853 m. El lago de Maracaibo apenas se acerca a los 50 m en el lugar más hondo. Esta escasa profundidad ha facilitado las operaciones de extracción del petróleo del subsuelo lacustre.

Los vientos alisios del NE penetran libremente en la depresión zuliana aportando alta humedad, la cual se condensa al contacto de las altas laderas de las barreras que constituyen las serranías del S y el N de la depresión. Esta condensación permite que los ríos que en ellas se originan transporten considerables caudales que a la vez que mantienen dulces las aguas de la mitad S del lago, contrarrestan los efectos de las aguas saladas que penetran al N por el canal que relaciona la bahía de El Tablazo con el lago. A lo largo de la historia geológica de la región, los materiales sólidos aportados por los ríos afluentes al lago, fueron formando las anchas tierras de las riberas lacustres.

Vías de acceso:

Clima:

Población

La población zuliana registrada en los diversos censos realizados en el país ha sido: 73.174 h en 1881; 85.456 en 1891; para 1936 la población aumentó a 290.896 h; en 1950 se elevó a 560.336; en 1961 los habitantes eran 819.863; para el año de 1971, la población llegó a 1.299.030 y a 1.674.252 en 1981; censó 2.235.305 h en 1990.

Gentilicio: Zuliano

Aspectos humanos: La existencia de paisajes tan dispares como los mencionados originó que los Aborígenes que los habitaban, fueran de costumbres y economía muy diferentes. Unas economías que al complementarse desarrollaron el intercambio de productos: pescado y sal al N; productos agrícolas y madera al S. En la actualidad subsisten sin casi mezcla, los guajiros en su península donde el agua potable del subsuelo es la principal riqueza a obtener y conservar.

Los motilones y otros grupos persisten en su hábitat selvoso de las serranías de occidente. Otros grupos prehispánicos (jiraharas, bobures) desaparecieron con el mestizaje dado que sus tierras fueron intervenidas por el europeo, entre otras razones, por tratarse de lugares de paso a otros ambientes donde la economía de los europeos se había impuesto. Bien pronto Maracaibo se convirtió en el puerto lacustre-marítimo de la economía colonial de diversos territorios de tierra adentro y de los Andes. Ríos como el Catatumbo y el Escalante, y en cierta medida el Motatán, sirvieron de vías de acceso desde el lago a dichas tierras.

Las zonas sabaneras del NO de la depresión se convirtieron en tierras de economía ganadera con actividades agrícolas complementarias; las del S, en tierras donde el cultivo del cacaotero y la explotación de las selvas alcanzó importancia. Todavía hoy pueden verse casas palafíticas frente a las costas empantanadas del lago o bien en el estuario del río Limón. Sus moradores son mayormente mestizos que sustituyeron a los aborígenes, heredando de ellos su forma de vivir sobre las aguas. La canoa es el vehículo de comunicación en esta zona.

La vida socioeconómica que tenía sus raíces en los tiempos coloniales, se interrumpió bruscamente al descubrirse la riqueza en hidrocarburos de la rica cuenca. Maracaibo se transformó radicalmente convirtiéndose en una gran ciudad: de 235.750 h en 1950 pasó a 1.249.670 en 1990; otras localidades situadas en zonas de plena explotación petrolera siguieron suerte similar: Cabimas de 42.294 h pasó a 165.755 y Ciudad Ojeda de 4.444 h a 73.473. En total, la población estatal entre los años 1950 y 1990, se incrementó en el 398,9%. Buena parte de este incremento se debió a la corriente migratoria, tanto del exterior como de otros lugares del país, atraída al principio por las explotaciones petroleras, pero a continuación por la diversidad de actividades de producción (industria, ganadería y agricultura) y de servicios. Las tierras del S del lago se poblaron intensamente en forma abigarrada. Los zulianos no se dejaron dominar por una monoeconomía, la del petróleo, sino que hicieron lo posible para desarrollar otras actividades económicas paralelas independientes del petróleo. Es por ello que tecnificaron la ganadería y establecieron los grandes cultivos comerciales de bananos.

Gobierno y administración

Economía

En la mayor parte de Zulia se desarrolla una escasa estepa, con monte espinoso, y bosques xerófilos. No obstante existen suelos con alto potencial agrícola y ricos acuíferos subterráneos que permiten el cultivo de caña de azúcar, cacao, maíz, yuca, caraotas, bananos y plátanos.

La política salarial establecida en la actividad petrolera restó mano de obra agrícola, pero en la actualidad se procura asegurar el abastecimiento agropecuario difundiendo y financiando técnicas modernas de cultivo y recolección. Las zonas sur, sureste y oeste constituyen las zonas más productivas del país en ganado bovino, produciendo el 70% del consumo nacional de leche, queso y mantequilla. Pero la mayor actividad económica deriva de la explotación del petróleo. Su desarrollo comenzó en 1922, significando el principal motor que impulsó la transformación económica de Zulia. El área de producción está localizada en su mayor parte en el lago. El Tablazo es el segundo complejo petroquímico de Venezuela. Además, el lago constituye un sistema de gran valor estratégico por su comunicación directa con el mar Caribe y sus riberas están unidas por el puente General Rafael Urdaneta (El puente sobre el lago de Maracaibo), con más de 8 km de longitud. También en Zulia existen fosfatos y otros minerales como el carbón, concretamente en Guasare. El golfo de Venezuela posee un alto potencial en recursos pesqueros. Si hacemos un resumen de las actividades económicas tenemos los siguientes recursos: Recursos Económicos: Cría: Avícola, bovino, caprino, porcino. Pesca: Carite, cazón, jurel, mero, pargo (marinos) Productos Agrícolas: Algodón, cambur, coco, fríjol, melón, plátano y sorgo Recursos Forestales: Bakú, canelo, cedro, ceiba, indio desnudo, jobo, macho, pomarrosa, entre otros. Recursos Minerales: Arenas silíceas, baritas, caliza, carbón, cobre, gas, petróleo y sal.

Medios de comunicación

Se organiza en 21 municipios:

Historia

Este territorio recibió el nombre de departamento del Zulia por ley del 25 de junio de 1824, dictada por el Congreso Constituyente de Colombia, la cual estableció la división política de la República en los departamentos de Venezuela, Zulia, Orinoco y Maturín.

El departamento del Zulia estaba integrado por las provincias de Maracaibo, Coro, Mérida y Trujillo.

En 1830, Venezuela reasumió su autonomía al disolverse la Gran Colombia y Maracaibo pasó a constituirse en provincia conformada por su propio territorio y el de Trujillo. Al año siguiente, 1831, la sección Trujillo se separó de Maracaibo y de nuevo, como lo había sido en 1810, fue elevada a provincia. Para 1835, el territorio que conformaba la provincia de Maracaibo fue dividido en 5 cantones: Maracaibo, Perijá, Zulia, Gibraltar y Altagracia. Un decreto del Congreso Nacional, fechado el 9 de abril de 1850, separó del cantón Gibraltar las parroquias Ceiba y Ceibita, pertenecientes a Maracaibo, y las anexó al cantón Escuque de la provincia de Trujillo; así se atendió un viejo reclamo de los trujillanos y se les proporcionó una salida al lago. La Ley de División Territorial del 28 de abril de 1856 estableció la existencia de 21 provincias, aunque posteriormente fue eliminada la de Amazonas. La mencionada ley confirmó la categoría de provincia que ya tenía Maracaibo.

La Constitución Federal del 22 de abril de 1864 cambió la denominación de provincia por la de estado; es así como la antigua provincia de Maracaibo fue llamada oficialmente estado Maracaibo. Posteriormente, la Constitución estatal, sancionada a fines del mismo año, adoptó para la entidad el nombre de estado Soberano del Zulia; tomándolo del río de igual nombre que recorre este territorio y que permitía la comunicación de las tierras del interior con el mar. Al parecer, la denominación Zulia proviene de la legendaria princesa caribe Surimae o Zulia, quien se habría inmolado al frente de su pueblo en las luchas para repeler la agresión de los primeros conquistadores españoles llegados a la región.

En la Constitución de 1874, el estado aparece con el nombre de Zulia. Entre las fusiones de entidades federales que se produjeron después de promulgada la Constitución de 1864, estuvo la de los estados Zulia, Mérida y Táchira que se unieron para formar el denominado estado Soberano del Zulia, cuya Constitución se sancionó el 18 de enero de 1868 en la ciudad de Mérida. El estado se dividió políticamente en las secciones de Maracaibo, Mérida y Táchira.

Por su parte, en el Zulia el general Jorge Sutherland, gobernador del estado, convocó el 30 de septiembre de 1868 a los departamentos Fraternidad, Altagracia, Gibraltar, Perijá y Maracaibo, a una convención que debía reunirse en Maracaibo en los primeros días de octubre «...para dictar la Ley fundamental del Estado y organizar su administración política, civil y rentística...» En mayo de 1869, el movimiento armado acaudillado por el general Venancio Pulgar, presidente del estado Zulia, desconoció la facultad del Gobierno Nacional para intervenir la aduana de Maracaibo y expulsó del estado al administrador y al interventor nombrados por el Ejecutivo, por lo cual el Gobierno Nacional procedió a clausurar dicha aduana y el 21 de junio de ese año, emitió un decreto declarando al Zulia «...en sublevación a mano armada contra las instituciones políticas que se ha dado la nación...»

Los hechos que según el gobierno justificaban el decreto eran: retención de buques de guerra nacionales; nombramientos de agentes confidenciales en lugares como Curazao y Saint Thomas; negativa de admitir empleados nombrados por el Gobierno Nacional; sustracción de la aduana de Maracaibo del dominio y manejo del gobierno de la Unión; separación de la Unión por parte del Zulia, el cual se declaró independiente; acopio de material de guerra e invasión armada sobre un estado vecino. La Legislatura zuliana respondió a este decreto declarando al estado en autonomía plena y desconoció la autoridad del Poder Ejecutivo para intervenir en los asuntos de la entidad.

El presidente de la República, general José Ruperto Monagas, se separó de su cargo y salió en campaña contra las fuerzas

separatistas del Zulia comandadas por el general Venancio Pulgar. 

El Ejército gubernamental fue ocupando las posiciones de los sublevados y el 22 de octubre de 1869, el general Pulgar entregó a Maracaibo y se asiló en el buque de guerra inglés Cherub. El 27 de abril de 1881, se promulgó la Constitución que redujo los 20 estados a 9 grandes entidades políticas. El Zulia se mantuvo como estado aparte; sin embargo, la ley del 18 de mayo de 1881 sobre organización provisional de los estados, estableció que las secciones Falcón y Zulia deberían «...avenirse en las condiciones propuestas para su agrupación...»; es así como el 17 de agosto de ese año los estados Falcón y Zulia celebraron un pacto de alianza por medio del cual se constituyeron en el estado Falcón-Zulia. La capital provisional, de acuerdo con el decreto del 4 de septiembre de 1881, estuvo en Casigua y posteriormente, fue mudada a la población falconiana de Capatárida por ser equidistante de Maracaibo y Coro. Esta fusión contó con una permanente oposición del pueblo zuliano, pues la consideraban un capricho del presidente Antonio Guzmán Blanco, con la finalidad de eliminar al Zulia como estado y restarle toda importancia «...hasta convertirlo en una playa de pescadores...», según la versión de algunos historiadores. La unión Falcón-Zulia se

mantuvo hasta el 1 de abril de 1890, cuando el Congreso decretó la 

separación de ambas entidades; el presidente Raimundo Andueza Palacio, mediante otro decreto del 3 de mayo del mismo año, concedió la autonomía a Falcón y a Zulia conforme a lo dispuesto en la Constitución de 1881.

El Zulia continuó como una de las 9 grandes entidades de la división política de la República en las Constituciones de 1891 y 1893 En el año de 1892 los estados Zulia, Falcón, Lara, Los Andes y Zamora conformaron la llamada Liga de Occidente, para preservar los intereses de estas entidades federales con independencia del gobierno y de la denominada Revolución Legalista del general Joaquín Crespo, quien comandaba las fuerzas que luchaban contra el continuismo del presidente Andueza Palacio. La Liga se proponía la defensa de la autonomía de los 20 estados creados por la Federación en 1864. El movimiento era comandado por el general Eleazar Urdaneta, hijo del prócer zuliano Rafael Urdaneta; las fuerzas del general Urdaneta se desplazaron hasta el centro del país y el 1 de agosto de 1892, dirigieron una proclama a los venezolanos desde la ciudad de Puerto Cabello para informar a la nación los objetivos de la Liga. La campaña tuvo poco éxito y el general Urdaneta regresó a Falcón y se sumó a las tropas que, en La Vela de Coro, combatían al general León Colina, jefe crespista de la región. Las tropas del general Urdaneta fueron derrotadas y la Liga de Occidente se disolvió luego de una corta existencia.

El general Cipriano Castro, caudillo de la Revolución Liberal Restauradora, dictó un decreto el 28 de octubre de 1899 por el cual se restablecía la división política en 20 estados y les otorgaba la autonomía concedida por la Federación. Una nueva división política fue decretada el 3 de agosto de 1900 por el general Castro, jefe supremo de la República; la misma redujo los 20 estados a 15, y entre ellos se encontraba el Zulia.

En las constituciones de 1901, 1904 y 1909 el Zulia permaneció como estado dentro de la división político territorial de la República. El 20 de agosto de 1904, se puso fin a la controversia limítrofe entre los estados Mérida y Zulia, mediante la firma de un tratado por el cual se convino que la población y el puerto de Palmarito, en jurisdicción del distrito Sucre, pasaban a formar parte del estado Mérida. De tal modo se le proporcionó al estado andino una salida al lago de Maracaibo.

En el siglo XX se han registrado en el Zulia algunos sucesos importantes para la historia venezolana contemporánea.

En diciembre de 1902, las flotas de Alemania, Inglaterra e Italia, bloquearon las costas venezolanas para exigir el pago de reclamos suscitados por supuestos daños causados a sus súbditos en las revoluciones internas del país. Los alemanes enviaron a bloquear la entrada al lago a los vapores Vineta y Panther, los cuales intentaron pasar la barra el 17 de diciembre y fueron repelidos por los 2 cañones de la fortaleza de San Carlos, comandada por el general Jorge Antonio Bello, cuñado de Cipriano Castro; el 21 de enero de 1903, los alemanes tomaron represalia y bombardearon el castillo. El pueblo y parte de la fortaleza se incendiaron como consecuencia del bombardeo.

En 1904 un decreto del general Cipriano Castro clausuró la Universidad del Zulia que venía funcionando desde mayo de 1891. Su reapertura fue ordenada por la Junta Revolucionaria de Gobierno mediante decreto del 15 de junio de 1946.

En 1914 se descubrió el campo petrolífero de Mene Grande y, el 14 de diciembre de 1922, reventó en el campo La Rosa, cerca de Cabimas, un pozo llamado Los Barrosos núm. 2, el cual produjo 100.000 b/d durante 9 días y reveló al mundo el potencial de la explotación petrolera en el país. Desde entonces, la economía venezolana está ligada estrechamente a la explotación y comercialización petrolera.

Las condiciones de trabajo en los campos petroleros, vejatorias e infrahumanas en muchos casos, llevaron a los obreros a declarar una huelga general el día 21 de julio de 1925, demandando un jornal mínimo de Bs. 10 diarios, jornada de 8 horas en toda clase de labor y obligación por parte de las compañías de no destituir a ningún obrero durante 90 días después de terminada la huelga. Luego de 7 días de paro, consiguieron que las compañías que trabajaban en el campo La Rosa aceptaran pagar un jornal mínimo de Bs. 7 y jornadas de 8 horas para los cuadrilleros de turno y 8,5 para los trabajadores por días. Tales acuerdos pusieron fin a la primera huelga petrolera realizada en el país.

Los desastres no están ausentes de la historia zuliana: el 21 de julio de 1927, un incendio destruyó el mercado principal de Maracaibo que estaba en funcionamiento desde 1886; 3 años más tarde, el 16 de abril de 1930, la población de Lagunillas fue destruida por otro incendio, y el 19 de diciembre de 1935, se incendió la principal zona comercial de Maracaibo ubicada entre la orilla del lago y la llamada avenida de La Industria.

En 1936 fue un año de agitación política en todo el país. El advenimiento de la democracia dio lugar a la protesta popular contenida por tantos años; en junio, se sucedieron disturbios y huelgas sindicales en el Zulia en protesta contra la Ley de Orden Público, también llamada Ley Lara.

En los campos petroleros se empezó a gestar otra huelga que finalmente estalló el 14 de diciembre de 1936 al negarse las compañías a aceptar los pliegos de peticiones presentados por los sindicatos a la Inspectoría del Trabajo. Las reivindicaciones sobresalientes eran: reconocimiento de todos los sindicatos por parte de todas las empresas; aumento de salarios y reincorporación al trabajo de todos los obreros despedidos por causas políticas o de actividades sindicales. La huelga se prolongó hasta el 22 de enero de 1937, cuando el presidente Eleazar López Contreras emitió un decreto ordenando el aumento de Bs. 1 de sueldo para los obreros que ganaban diariamente Bs. 7, 8 y 9.

En julio de 1962, se inauguró el puente Rafael Urdaneta sobre el lago, que ha permitido dinamizar aún más la economía regional y una comunicación más rápida y cómoda con los pueblos de la costa oriental del lago.

Heráldica:

Arte y cultura

Entre los ritmos musicales propios del Estado se encuentra la gaita zuliana.

Turismo

Monumentos y lugares de interés: Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá La Vereda del Lago

Hostelería:

Código Postal:02142

Referencias

Fuentes empleadas y notas