La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Yesería mudéjar

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Yeserías mudéjares sobre los muros de la Sinagoga del Tránsito de Toledo.

La yesería mudéjar es un trabajo ornamental de artes aplicadas utilizado por los alarifes mudéjares en distintas épocas. Los musulmanes tenían tradición de trabajar especialmente el yeso como material de decoración, siendo en España las más famosas las realizadas en la mezquita de Córdoba. En alguno de estos trabajos se conoce el nombre del autor por haberlo dejado escrito en algún friso o por la documentación hallada y estudiada o incluso por referencias hechas en documentos de la Inquisición.

Para la ejecución de este trabajo se emplearon distintas técnicas. El molde se empleó mucho para los frisos repetidos o para las inscripciones en los sepulcros o las obras realizadas en los púlpitos. Las yeserías mudéjares son frecuentes en las tierras de Castilla y León donde abundan los terrenos yesíferos, sobre todo en el valle del río Duero y en los altozanos de la comarca del Cerrato. Primero se dibujaba el tema haciendo una incisión y elaborando la talla. Se hacía un vaciado y se trabajaban distintos niveles hasta conseguir los temas vegetales o de epigrafía o de flores que finalmente podían pintarse o dorarse. El acabado era a veces con aceites que hacían la obra impermeable.

Las yeserías más antiguas que se conocen en estas tierras de Castilla y León son las del claustro de San Fernando en el Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas (Burgos), datadas entre 1230 y 1260. Allí pueden verse los clásicos temas de fauna, como los que se ven en los tejidos musulmanes. En la capilla de Santiago del citado monasterio se ha conservado un arrocabe en la parte alta del muro, con temas geométricos y vegetales y se han descubierto unas bóvedas que comunican las estancias del monasterio con una edificación que se cree que perteneció a un antiguo palacio, cubiertas de yesería con motivos heráldicos y con inscripciones que se suponen ya del siglo XIV.

Estos trabajos de yeserías se encuentran en iglesias cristianas, en sinagogas y en palacios. El mejor ejemplo de obra civil puede ser el palacio de Pedro I en Tordesillas (Valladolid) o el de Astudillo (Palencia) del mismo rey y ambos del siglo XIV. Otro ejemplo importante es el del Alcázar de Segovia cuyo trabajo está documentado en cuanto a autores y fechas de realización. Algunos de los palacios mudéjares se convirtieron en conventos y este hecho dio lugar a su conservación a través de los siglos; además, al hacer ciertas obras necesarias para su transformación hubo que llamar a los mismos artífices, constando así sus nombres en los archivos de los conventos. Se tiene un claro ejemplo en los documentos de las obras del monasterio de Astudillo en que se nombra al yesero Braymi, que poco después vuelve a aparecer en las obras del monasterio de Calabazanos (Palencia), donde realiza unos arcos y un lucillo sepulcral. Se conocen además otros nombres de yeseros por vía documental o por la propia firma estampada al terminar su obra.

El arte de la yesería se alarga hasta el siglo XVI en pleno renacimiento. En Castilla y León triunfa la obra de los artistas Corral de Villalpando, maestros yeseros muy cotizados. Los motivos iconográficos realizados por estos artistas tienen gran influencia en las obras de carpintería de la época destinadas a techumbres y coros.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas