La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Vikingo

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Los Vikingos son los miembros de un grupo étnico originario de Escandinavia que realizaron grandes viajes a través de los mares entre los siglos VIII y XI, recorriendo toda Europa del norte y meridional, el mar del Norte, el océano Atlántico y el mar Mediterráneo.

Al parecer fueron los primeros europeos en visitar el Nuevo Mundo (antes de Cristóbal Colón), llegando a las costas de Norteamérica por el Océano Glacial Ártico.

En su expansión se asentaron en Normandía, por lo que son, también, los normandos de la Edad Media: Normandos vale tanto como Hombres del Norte y se designa con este nombre a los pueblos germánicos que ocupaban en esta época las regiones de Dinamarca, Suecia y Noruega, desde donde en atrevidas navegaciones, asediaron todas las costas del Báltico y del Mar del Norte, y se corrieron a las del Atlántico y Mediterráneo y se les designó tambien con los siguientes nombres, como el de daneses, Wichingos o habitadores de los golfos y Varegos o guerreros[1].

Etimología

El origen de la palabra es discutido. Algunos proponen que se encuentra en la palabra "Wik", que significa "hombres del norte" u "hombres del mar", que posteriormente cambió a "Vik". Otros sostienen que viene de la frase "Vik in", que significa "bahía adentro", refiriéndose así a sus desembarcos. También llamados Varegos (del mar Varego o mar Báltico), Rus (nombre que le daban los eslavos porque cruzaban los ríos remando), Mayus (nombre con el que aparecen en crónicas árabes), Normandos (traducción de vikingo católico al francés, y al italiano normanno), Ascomanni (hombres del fresno, nombre usado en Alemania) y Lochlainach (habitantes del país de los lagos, como fueron conocidos en Irlanda).

Historia

Los contactos entre los países nórdicos y el resto de Europa venían de antiguo. Los hallazgos arqueológicos muestran que el comercio y la influencia datan de varios milenios adC. No obstante, los países escandinavos constituían un remoto rincón de poca importancia política y económica para el resto de Europa.

Sus ataques, y su aparición en la escena política europea comenzó con el saqueo del monasterio de Lindisfarne en 793, siendo pronto seguido por ataques a otros monasterios. Los anales y crónicas de los dos siglos siguientes están llenos de relatos aterradores. En grupos más o menos numerosos, los vikingos atacan con sus barcos las costas europeas, remontan los ríos de Francia, Alemania y Rusia, conquistan a los pueblos eslavos de la antigua Rusia, someten Irlanda e Inglaterra, asolan el Mediterráneo, etc.

Su actuar violento aterroriza a las antiguas comunidades que, aunque acostumbradas a la guerra, no tienen forma de prever cuándo habrá una incursión, e influye de forma importante en la creación de un período de inestabilidad que impulsó la construcción de castillos y favoreció la descentralización política del feudalismo.

Una eficaz táctica militar podía asegurar la victoria en el campo de batalla, pero además los vikingos establecieron regímenes políticos y administrativos en los territorios conquistados. Algunos de ellos no sobrevivieron a la era vikinga, ­como los reinos de Dublín y York­; pero Islandia sigue existiendo como Estado, la monarquía de Kiev sería la base del Imperio Ruso, y huellas del talento organizador de los jefes vikingos son claramente visibles hoy día en la Isla de Man y en Normandía.

La palabra vikingo comenzó a tener una connotación romántica hacia el siglo XVIII. De acuerdo con el escritor sueco Jan Guillou, el término fue popularizado, con connotaciones positivas, por Erik Gustaf Geijer en el poema The Viking, escrito al comienzo del siglo XIX. La palabra se interpretó como referencia romántica a los idealizados guerreros navales, que tuvieron poca realidad en la cultura Vikinga histórica. El interés del Romanticismo en el Norte Antiguo tenía implicaciones políticas. Un mito sobre el glorioso y bravo pasado era necesario para darles a los Suecos el coraje para retomar Finlandia, que había sido perdida en 1809 durante la guerra entre Suecia y Rusia. La Sociedad Geatish, de la que Geijer era miembro, popularizó este mito. Otro autor con gran influencia en la percepción de los Vikingos fue Esaias Tegnér, otro miembro de la Sociedad Geatish, que escribió una moderna versión de la saga Friðþjófs saga ins frœkna, muy popular en los países Nórdicos, el Reino Unido y Alemania.

La era Vikinga se cree que se extinguió con el último reducto hostil que representaba el rey Harald III el despiadado, el cual murió en acción en la batalla por intentar tomar posesión del territorio de Inglaterra en la batalla de Stamford Bridge en el año 1066. Aún así los descendientes de los vikingos, lograron consolidarse en el ámbito europeo y construyeron el primer reino ruso en Kiev. Los normandos por su parte, salieron de normandia y subieron a los tronos del reino de Jerusalén, Inglaterra, Sicilia, Nápoles, y del Imperio Latino.

Pueblos vikingos

Estos pueblos al igual que los griegos, habitaban una geografía muy segmentada que junto al clima y la amenaza (o temor) de animales carnívoros hacía muy difícil la comunicación por tierra. Esto les obligó a navegar.

Pueden distinguirse tres grupos de vikingos:

  • Daneses: al principio tenían una organización militar muy fuerte, realizaron incursiones piratas rápidas, cuyo único fin era el botín. Era también el pueblo más numeroso de los tres. Habitaban en las penínsulas de Jutlandia y Escania aparte de las islas que separan al mar Báltico del mar del norte entre ambas penínsulas. Esto les daba una gran ventaja estratégica que les permitía dominar las rutas de comercio, al igual que Constantinopla. En Dinamarca se han hallado restos de fortificaciones, de fines del período de apogeo vikingo, donde podía concentrarse gran número de tropas. Las fortificaciones tienen forma circular y están divididas en cuatro cuadrantes, con edificios en cuadro en cada uno de ellos. Los recintos fortificados están concebidos con una precisión que atestigua gran sentido del sistema y del orden por parte de los jefes vikingos, y también que, en el séquito del rey danés, había gente con profundos conocimientos de geometría y agrimensura. Un ejemplo de este tipo de asentamientos es la antigua Haithabu.
  • Noruegos: empezaron surcando los mares y ríos con fines pacíficos, que posteriormente cambiarían por incursiones a mayor escala que las de los daneses, con fines de conquista. Se les conocía por ser muy buenos navegantes y fue también en Noruega donde se conservó mejor la tradición naval.
Cabe señalar que los noruegos controlaron el mar del Norte, recorrieron el océano Atlántico y llegaron incluso a competir con la influencia árabe del mar Mediterráneo, surcando grandes ríos al igual que los suecos.

Los noruegos colonizaron Islandia, Groenlandia y Vinlandia.

  • Suecos: realizaron grandes viajes a través de los mares entre los siglos VIII y XI. Recorrieron toda Europa del norte y meridional, fundando la nueva nación que hoy se conoce como Rusia. Se piensa que pueden haber llegado incluso a tierras budistas, pues entre algunos tesoros vikingos enterrados en Suecia se ha encontrado una estatuas de Buda y objetos del lejano oriente.

Historia por países

Inglaterra

Los vikingos dominaron Inglaterra durante muchos años, sometiéndola a los saqueos primero y posteriormente al pago de un impuesto (Danegeld ó "el oro de los daneses"). Varios reyes ingleses como Alfredo trataron de hacerles frente, aunque su dominio de parte de Inglaterra (Danelaw que significa bajo la ley danesa) persistió, llegando a haber un único rey para Dinamarca e Inglaterra bajo Canuto. El centro del dominio danés fue la ciudad de Jorvik (la actual York). Aún después de haberse liberado del dominio vikingo su nuevo rey fue un normando (vikingos ya convertidos al catolicismo, asentados en Francia).

Francia

Ver Normandos El líder vikingo Rollon obtuvo del rey de Francia el Ducado de Normandía. Se convirtieron al catolicismo y comenzaron a ser llamados normandos u hombres del norte. Los duques de Normandía llegarían bajo Guillermo el Conquistador a dominar Inglaterra.

Rusia

Llegaron a Rusia creando las ciudades rusas de Novgorod y Kiev, y posteriormente se eslavizaron pasando de vikingos a rusos (ya que, como se ha dicho, también eran conocidos como Rus).

Escandinavos con base en Kiev llegan incluso a intentar atacar a la mismísima Constantinopla, capital del Imperio Romano de Oriente. Al sur, un vasto territorio recibió el nombre de Danelagen.

El Mediterráneo

En menor medida, realizaron expediciones a las penínsulas ibérica e itálica. Arrebataron Sicilia a los árabes, llegaron hasta la región de Palestina, y pusieron en severos apuros al Imperio Bizantino o Imperio Romano de Oriente, que los contrató como mercenarios (Guardia varega).

Los vikingos católicos ó normandos, dominaron política y militarmente a Calabria a partir del 900, y hasta el 1100. Los rasgos fenotípicos insólitos de actuales calabreses, como ojos no pardos (verdes, amarilos, celestes), cabelleras rubias, ó cara no ovoide, son un signo de la carga genética de los pueblos del norte: se está en presencia del fenotipo vikingo.

Exploraciones

En sus expediciones ocuparon las islas al norte de Escocia. Colonizaron Islandia, que anteriormente había estado poblada por monjes irlandeses, y descubrieron también la desde entonces provincia danesa de Groenlandia.

Algunas teorías sostienen que los vikingos fueron los primeros europeos en llegar al Nuevo Mundo, que ellos denominaron Vinlandia según las sagas. Habrían arribado a la isla de Terranova, en la costa atlántica de Canadá, como lo prueba el asentamiento hallado en L'Anse aux Meadows.

La última expedición hacia Occidente resultó en un desafortunado intento de afincamiento en Norteamérica. Hacia 1000, pobladores de Islandia o Groenlandia descubrieron tierras situadas más al oeste, y las sagas refieren varios viajes de gentes que trataron de establecerse en la tierra descubierta. Los vikingos tuvieron demasiados conflictos con los aborígenes que poblaban ese territorio (probablemente algonquinos). Lo qué causó esa violenta expansión en el curso de pocas generaciones fue quizás que las estables unidades políticas y administrativas como el reino franco y las monarquías anglosajonas de Inglaterra tenían poca resistencia que oponer a los asaltantes del norte. Se describe a los vikingos como terribles piratas y saqueadores; pero también tendrían otras cualidades. Algunos de sus caudillos deben de haber sido hábiles organizadores.

Mitología

Los vikingos tenían tres deidades principales:

Odín, jefe de todos los dioses, que gobierna en Asgard (residencia de los "Aesir"), dios de la guerra, de los caudillos, de la sabiduría, de la poesía, de la música, de los muertos en combate, es el más poderoso de los dioses vikingos. Su representación más habitual es la de un guerrero equipado para el combate, con una lanza (de nombre Gungnir) como arma. Su ojo izquierdo está hueco y le flanquean dos cuervos: Hugin (Pensamiento) y Munin (Memoria). Ayudantes de Odín y las portadoras de la victoria son las valkirias, quienes cabalgan con Odín en la batalla y recogen a los valerosos guerreros que cayeron con honor en combate y los llevan a Valhalla, el cielo de los guerreros.

Thor es el dios del trueno, el hijo de Odín. Si los caudillos y los guerreros honran a Odín, a Thor le adoran los campesinos y la gente llana, que depende del trueno y de las lluvias y de que los temporales se apiaden de sus cosechas. Thor es un dios impetuoso, de naturaleza violento y raramente reflexivo. De cabellos y barba rojos, lo más destacado de él es su fuerza, representada por Mjöllnir, su martillo, que descarga en forma de rayo mientras provoca un gran estruendo. La actividad preferida de Thor es la caza de trolls o la caza de gigantes. Según los vikingos en los lugares más inhóspitos viven trolls, gigantes y otros enemigos declarados de los hombres. Thor es su principal enemigo y, siempre protector de la humanidad, viaja a menudo a Jotunheim para darles caza.

Freyr es el dios de la fertilidad y de la naturaleza. Pese a ser el tercer dios en importancia de los vikingos, no es de la familia de los "Aesir", sino de otra familia de dioses, los "Vanir". Freyr y su hermana Freya son gemelos y todas las cosas que crecen lo hacen gracias a ellos.

Otros dioses de importancia en la mitología vikinga son:

  • Frigg: esposa de Odín. Es el prototipo de perfecta esposa y adorada por las amas del hogar.
  • Sif: esposa de Thor. De cabellera preciosa rubia, perdió sus cabellos por una travesura de Loki.
  • Týr: dios de la justicia, un sacrificio en honor suyo precedía al inicio de la Thing, la reunión socio-jurídica de los vikingos. Perdió su mano en las fauces del lobo Fenris.
  • Balder: el más bello y amado de los dioses, hijo de Odín y Frigg.
  • Njord: el padre de los "Vanir", es el dios del mar y de los pescadores. Sus hijos son Freyr y Freya.
  • Heimdall: dios de la Luz y enemigo de Loki.
  • Freya: diosa del amor, hermana de Freyr.
  • Hodur: el Dios ciego. Por su mano cometerá Loki su penúltima fechoría, el asesinato de Baldr.
  • Mimir: el Dios de la sabiduría, es consejero de Odín. Es el guardián del Pozo del Conocimiento, y permitió a Odín beber de él a cambio del sacrificio de su ojo.
  • Loki: hermano de sangre de Odín, Loki es un espíritu cambiante. Ha sido un dios embustero y ha sido un leal compañero; de naturaleza perversa, por él llegarán todos los males a los dioses y desencadenará la Ragnarok.

Sus principales enemigos (y enemigos de los hombres son)

  • Fenris: hijo de Loki. Es un lobo temible, que de cachorro fue el juguete de los dioses en Ásgard hasta que fue demasiado mayor y peligroso para los dioses. Intentaron encadenarlo pero rompió las cadenas. Le ataron mediante una cinta especialmente creada para él a una roca de la que no se puede mover hasta que, llegado la Ragnarok, se libere. Durante la Ragnarok, matará a Odín.
  • Jormugandr: la serpiente mundial. Es otro hijo de Loki, enemigo declarado de Thor, quien sujeta el mundo en su torso y se enrolla sobre sí misma devorando su propia cola. En la Ragnarok, Thor matará a la serpiente, y ésta a su vez envolverá a aquél en vapores venenosos que acabarán con él.
  • Surt: enemigo de Freyr. Por casarse con la hija de Surt, Freyr tuvo que regalarle su espada mágica, que lucha sin que nadie la empuñe. Cuando llegue la Ragnarok, Freyr morirá a manos de Surt. Liquidado su combate, la llama de este gigante de fuego consumirá todo lo existente en el mundo.

Otros personajes importantes:

  • Yggdrassil, el fresno mundial. En torno a él se estructura la cosmogonía del mundo de los vikingos y es fuente de todo conocimiento. En Hávámál se cuenta que Odín, para la obtención de conocimiento, tuvo que colgar del árbol durante nueve días y nueve noches.
  • Las Nornas, son tres mujeres que tejen el futuro de los hombres y los dioses.

Los vikingos tenían una mirada estremadamente fatalista, y su principal creencia, la de la Ragnarok o fin del mundo, auguraba que el mundo se acabaría en una gran batalla entre los dioses y los gigantes, en la que todo ser viviente acabaría sucumbiendo al fuego del gigante Surt.

La mitología vikinga goza de una gran popularidad, en gran parte por la difusión que tuvo a raíz de la obra de J.R.R. Tolkien. Sociedades socio-religiosas como Ásatrú se nutren de la mitología y el panteón vikingos y dicen ser auténticos herederos de aquella tradición aun a pesar que en los países escandinavos el cristianismo reemplazó a los cultos nórdicos hace ya diez siglos.

Celebridades

Uno de los vikingos más famosos es el noruego Erik el Rojo, que colonizó Groenlandia. Su hijo Leif Erikson también está en la lista de vikingos célebres por haber descubierto América antes que Cristóbal Colón, a la que hay que añadir los normandos Guillermo el Conquistador, duque de Normandía y posteriormente rey de Inglaterra, y Robert Guiscard, que arrebató Sicilia a los árabes. Canuto el grande fue el rey en Dinamarca y logró someter todo el este de Inglaterra a su reinado. Ese territorio se conocía como el Dannelagen, la "ley de los daneses".

Otro de los grandes fue Harald Haardrade (Harald el Despiadado), quien es considerado el último vikingo. Harald huyó muy joven a Constantinopla, donde participó en la Guardia Varega durante diez años, siendo uno de sus mejores líderes. Luego escapó con la hija de la emperatriz hacia Novgorod, para enviarla devuelta a Constantinopla. Compartió el reino de Noruega con su sobrino (Magnus I el Bueno) a cambio de la mitad de su riqueza acumulada en Constantinopla, pero después de un corto tiempo su sobrino falleció en extrañas circunstancias y quedó gobernando en solitario.

Cuando Harald supo que Guillermo el Bastardo (quien después de conquistar Inglaterra, sería llamado El Conquistador) tenía la intención de apoderarse de Inglaterra, diseñó un árbol genealógico según el cual tenía derecho a ser rey de Inglaterra, reunió un ejército, y junto con Tostig (hermano del rey Haroldo II de Inglaterra), se embarcó a conquistar la isla. Desembarcó en el norte y fue descendiendo hasta llegar a York, encontrando poca resistencia, pues el ejército del rey Harold II se encontraba en el sur de la isla. Y en una rápida y larga marcha, Harold II llegó hasta donde estaba Haardrade, quien ya consideraba que estaba todo bajo control, pero se encontró con una férrea defensa y fue muerto en la batalla de Stamford Bridge (25 de septiembre de 1066).

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas

  1. Compendio de historia universal / Ramón Ruiz Amado, Barcelona, 1917, Librería religiosa, 3 volúmenes


Otras fuentes de información


El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Wikipedia, publicada con licencia CC-BY-SA 3.0.