La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Unificación de las coronas de Castilla y Aragón

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

La historia de las coronas de Aragón y de Castilla está íntimamente ligada a lo largo de la Edad Media, no sólo porque tuviesen como empresa común la Reconquista, sino porque las casas reinantes en ambas coronas eran las mismas, sobre todo desde la llegada de los Trastamara. La casa de Trastamara alcanza el trono con Enrique II, hijo bastardo de Alfonso XI, en 1369, tras la muerte de Pedro I el Justiciero (o el Cruel); lo que supuso la liquidación de la vieja nobleza castellana y leonesa en favor de una nueva nobleza más sumisa al rey. Los Trastamara fueron reyes autoritarios que intervinieron en los asuntos europeos.

La casa de Trastamara entronizará con la dinastía de la corona de Aragón a partir de 1412 con la elección del infante don Fernando como rey de Aragón, en el Compromiso de Caspe. Los Trastamara de ambos reinos pretendieron, desde el principio, unificar los dos reinos bajo la misma familia, por lo que iniciaron una política matrimonial tendente a ello.

Hay que tener en cuenta que en la época unir dos reinos significaba, tan sólo, garantizar que tenía un solo rey y un solo heredero, y no que, como se podría pensar en la actualidad, se creasen unas mismas instituciones y una misma legislación para ambos reinos, o se extendiesen las instituciones y la ley de un reino sobre otro. De hecho, en la época, no todos los habitantes de un mismo reino estaban sometidos a la misma ley, la nobleza y el clero tenían sus leyes y sus jueces, y no se regía, como los demás, por el derecho común. Incluso determinados gremios, como el de la mesta, tenían su legislación propia; por eso se llaman gremios privilegiados.

Isabel I de Castilla es nombrada heredera al trono de su reino en 1468; cuando muera de su hermanastro Enrique IV. Fernando II de Aragón era el heredero de la Corona de Aragón. En 1469 se casan en Valladolid. En 1474 muere Enrique IV, e Isabel se convierte en reina de Castilla como Isabel I. Ambos esposos se convierten en reyes de Castilla, Fernando reinará como Fernando V en Castilla y se repartirán las competencias es mismo año, en la Concordia de Segovia. En ella que se establece que todas las decisiones se toman en nombre de ambos cónyuges; aunque la guerra civil contra Isabel I incrementó el poder de Fernando V. La guerra no terminó hasta la firma del Tratado de Alcaçovas en 1479. Será también en este año cuando Fernando II herede la corona de Aragón, con lo que se unen al fin las dos coronas en una misma familia y con un sólo heredero. Los reyes inician una intensa labor legislativa, invaden Granada en 1492, y se lanzan a la exploración del mundo, con la conquista definitiva de las Canarias en 1496 y el descubrimiento de América de la mano de Colón en 1492. Se pretende la unificación religiosa del reino: con la expulsión de los judíos en 1492, y se obligó a la conversión a los moriscos, en 1502. La labor diplomática de Fernando V consigue que el papa Alejandro VI les conceda el título de Reyes Católicos, en 1494. Durante el reinado de los Reyes Católicos se creó la Santa Hermandad (en 1476) que tenía jurisdicción en todo el territorio, y se introdujo la Inquisición en 1478, que permitía aplicar la legislación eclesiástica a todo el Reino; y en todos los reinos, aunque la ejecución correspondía al poder civil. Isabel I muere en 1504 y Fernando V es nombrado regente de Castilla, hasta que en 1506 es nombrada reina Juana I, casada con Felipe I, heredero de la casa de Habsburgo (la casa imperial). Pero Juana es declarada incapaz, por loca, y Fernando vuelve a asumir la regencia en 1507, y hasta su muerte en 1516.

Los Reyes Católicos hicieron de Castilla y de Aragón un Estado moderno, acorde con la nueva sensibilidad renacentista que apuntaba. Siempre se nombraron reyes de Aragón y de Castilla, y de los distintos reinos, gobernados por una misma familia, pero no un mismo reino. Su heredero Carlos I, el emperador Carlos V, ya utilizará el título de rey de España, y ambas Coronas serán un sólo reino.


Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas


Otras fuentes de información
Páginas didácticas sobre Historia