La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Bandera de la Union Sovietica.svg

Lema nacional
Trabajadores del mundo, ¡únanse!

Himno   Bandera   Escudo

Mapa de La Union Sovietica.png
La Unión Soviética de 1956 a 1991


Escudo Unión Soviética.jpg

Союз Советских Социалистических Республик
Soyuz Sovietskij Sotsialisticheskij Respublik


Estado desaparecido
(1917-1991)


Capital: Moscú
Superficie total: 22.402.200 km2


Población (1991): 293.047.571 hab.
Densidad: 13,8 hab./km2
Idioma oficial: Ruso
Gentilicio: Soviético


Moneda: Rublo soviético


Dominio de internet: .su (desutilizado)


Zona horaria: UTC+3 hasta UTC+11


La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) o Unión Soviética (en ruso: Сою́з Сове́тских Социалисти́ческих Респу́блик, СССР) fue un país comunista que existió durante gran parte del siglo XX, entre el triunfo de los comunistas en la guerra civil que siguió a la Revolución rusa, en 1922 y su autodisolución durante el gobierno de Mijaíl Gorbachov en 1991. Se extendió desde el Mar Báltico y el Mar Negro hasta el Océano Pacífico. En sus años postreros estaba formada por 15 repúblicas socialistas soviéticas. Rusia era la república más grande de la Unión, tanto en área como en población, y la dominaba política y económicamente.

Historia

La formación del Estado Soviético

Lenin en 1920

El triunfo de la revolución no comienza con buenos presagios. La economía del país está en crisis absoluta. La industria está paralizada, los mercados desabastecidos, hace tiempo que no se recogen las cosechas y que los productos del campo no llegan a las ciudades. La inflación es galopante y los transportes no funcionan. La economía se derrumba.

En marzo de 1918 se pone fin a la guerra con Alemania, que era uno de los objetivos de los revolucionarios. Las condiciones de la paz son onerosas para el naciente Estado, que pierde gran parte del territorio europeo en la firma de la paz de Brest-Litovsk. Esta cesión de territorios no importaba demasiado a Lenin ya que espera que tras el triunfo de la revolución en Rusia lo mismo suceda en Alemania y en los territorios cedidos.

Pero el naciente Estado no sólo se enfrenta a una crisis económica y a una paz onerosa; nada más conquistar el poder se genera una guerra civil entre quienes no aceptan el triunfo de la revolución y los nuevos dueños del país. Los blancos son ayudados por las potencias extranjeras aliadas, contra los revolucionarios, para poder reabrir el frente del este con Alemania. Pero la ayuda que les pueden prestar es muy poca, por las escasas fuerzas de que disponen, y lo alejado del territorio. Sin embargo, en un principio los rojos sólo controlan Petrogrado y sus alrededores, aunque la revolución se extenderá rápidamente.

Ante la amenaza de desintegración del poder recién conquistado, Lenin desencadena una campaña de terror para controlar el Estado y depurar la situación. Se suprime todo lo que no sea bolchevique en los soviets, el partido controla los soviets, se declara el partido único, que eligen los soviets, y se desata el terror contra los enemigos de la clase obrera. El partido controla el Estado y la sociedad. En realidad, se está improvisado el socialismo, ya que no hay experiencias previas de cómo es un país socialista, ni cómo es la dictadura del proletariado.

El comunismo de guerra

Símbolo del comunismo de los marxistas-leninistas.

Lenin era consciente de que era peligroso plantear el socialismo mientras en la Europa industrializada no se produjera la revolución. Pero en 1918 no se espera más, era necesario estabilizar la situación sin esperar a la revolución en Alemania. Para ello se nacionaliza el Estado y la economía. Se planifica la economía, toda la economía, tanto la producción como el consumo, y se crea el Soviet Panruso o Soviet Supremo. En la agricultura se requisan las cosechas para poder llevar a término la guerra civil. Esto provoca malestar entre los campesinos, que protestan y dejan de producir. Se genera así un mercado negro de productos agrícolas, entre los campesinos y los ciudadanos. Las relaciones del Estado con los campesinos se basan en el trueque. Se crea la granja colectiva, en la que el Estado es el propietario y los campesinos son contratados. Pero la aspiración ancestral de los campesinos es la posesión de la tierra, por lo que la solución es la creación de sovjós, en los que el campesino es propietario de la tierra, en régimen comunal. La agricultura se demuestra como el sector más difícil de nacionalizar.

Sí se estabiliza la industria, con el fin de ponerla en marcha, bajo el control directo de los obreros. Sus productos son necesarios para poder hacer frente a la guerra civil y comerciar con los campesinos.

Pero la guerra civil no se podrá ganar sin un ejército, y el ejército zarista está virtualmente descompuesto. Se encarga a Trotski la creación del Ejército rojo, que se hace con las milicias populares. Pero un ejército tiene una fuerte unidad que no poseen las milicias. También hay en él elementos del antiguo ejército zarista, pero controlados por los comisarios políticos. El objetivo de este ejército es controlar el territorio y ganar la guerra civil, para extender la revolución. El Ejército también se confunde con el Estado y la sociedad se militariza, lo que hará de él un ejército muy eficaz.

La guerra civil tiene abiertos cuatro frentes en torno a Petrogrado, en ninguno de los cuales la intervención extranjera es decisiva. La guerra la mantienen los nacionalistas rusos y los mencheviques. En 1920 el ejército blanco es derrotado, y la revolución alcanza a toda Rusia. Después de la conquista de Moscú, la guerra, en realidad, se reduce a algunas escaramuzas. Una vez terminada la guerra nos encontramos con que el Ejército y el partido dominan la sociedad y el Estado: el poder está centralizado. Esta es una situación ideal para consolidar la revolución, pero la situación económica sigue siendo crítica.

Tras el hundimiento económico apenas queda burguesía en el país, puesto que ha sido purgada o ha emigrado. Desde el principio se ha pretendido la nivelación social y para ello se acudió al terror. Además, se ha abolido la propiedad privada. No hay, pues, autonomía ante el poder estatal. Los obreros se convierten en funcionarios del Estado.

El partido acapara todas las decisiones del Estado y todos sus poderes. Pero la revolución, para que triunfe definitivamente, debe universalizarse, sobre todo en los países industrializados, como Alemania. Trotski es el paladín de este impulso. Lenin describe todo el proceso revolucionario en su libro El Estado y la revolución, donde expone su teoría sobre el proceso. Es un libro hecho durante la revolución.

La NEP (1921-1929)

En 1921 el partido se abre a toda la sociedad. Durante la guerra civil estaba compuesto, principalmente, por obreros y campesinos. Se hace bolchevique. De esta manera se difunde la ideología comunista. Stalin es el encargado de esta labor, y lo hace de una manera ritual, como se divulgaba la religión ortodoxa.

Tras la guerra civil, en 1920, el problema que vuelve a quedar como el principal es el de la crisis económica, el de revitalizar la industria y la agricultura. En Rusia, 1921 es el año del hambre. El socialismo se sigue improvisando. La estatalización y nacionalización de la economía es el socialismo, y el sistema llamado a perdurar. Se suprime el dinero, se organiza el trabajo, se cambian los productos industriales por los agrícolas, cosa que no es suficiente, además las cosechas son escasas y los campesinos se niegan a entregarlas al Estado, por lo que son necesarias las requisas, y aparece el mercado negro.

La sociedad se radicaliza. El izquierdismo supone que sean los obreros y los campesinos los que se hagan cargo de la gestión económica de las empresas. Los soviets controlan el Estado y la vida política del país. Pero no todo el mundo está de acuerdo, en 1921 se produce una revuelta menchevique en Kronshtadt.

El centralismo del partido pretende evitar la disidencia que dividiría al partido y pondría en peligro la revolución.

El problema más urgente es el de alimentar a la gente y calmar la protesta campesina. Para ello se pone en marcha una nueva política económica: la NEP.

La NEP significa aplicar en Rusia una política de económica capitalista, para no pasar directamente de una sociedad feudal a una sociedad socialista sin pasar por el capitalismo. Se permite el libre mercado para los excedentes de cereales, previo suministro al Estado. Se recupera la moneda como medio de cambio en el mercado, en 1921. Se permitió el pequeño comercio y la pequeña industria privada. Se trataba de crear una economía mixta en la que todo funcionaba según las reglas del mercado, pero el Estado controla el crédito y los impuestos, política que, mucho más tarde, recomendaría Keynes para superar la crisis de 1929.

En 1925 se dejan de votar los cargos públicos, y son nombrados directamente por el partido, por su secretario general, Stalin. Se acentúa el centralismo político después de la muerte de Lenin, en 1924. Estamos ante la construcción de la Unión Soviética.

Los años de 1921 y 1922 son los del hambre, están marcados por la carestía. Hay muchos muertos. En 1924, y hasta 1927, la economía rusa se recupera hasta los niveles prerrevolucionarios; pero los años 1928 y 1929 siguen siendo muy difíciles para la economía. No hay capitales para reactivar la industria. Se hace necesaria la acumulación socialista de capital. Con la recuperación de la economía se comienzan al llevar los capitales hacia la industria pesada.

Frente a esta política están las tesis de Trotski, que propone la nacionalización, la estatalización y la planificación de la economía, la confiscación de las tierras por parte del Estado, e iniciar la colectivización para procurar la acumulación socialista de capital. Bajo estas premisas, se crea en 1927 el primer plan quinquenal, que pondrá en marcha Stalin. Este plan quinquenal persigue la acumulación socialista de capital.

Del otro lado están las tesis de Nicolai Bujarin, que pretende aplicar la economía de mercado a la revolución, pero controlada por los soviets. Sobre todo por los soviets rurales. Cree necesario invertir en industria, según las necesidades iniciales campesinas, para conseguir un desarrollo autónomo. Es un plan, en definitiva, que pretende seguir el modelo occidental de revolución industrial.

El estalinismo

Artículo desarrollado → Estalinismo.
Retrato de Stalin en 1936

En 1929 está claro que la NEP no funciona, y que la economía continúa en crisis. Lenin ha muerto en 1924 y Stalin se ha hecho con el poder. Desde esta posición vuelve a plantear el comunismo de guerra y comienza el gran giro. La política económica vuelve a las líneas generales del comunismo de guerra, pero ahora la sociedad está controlada y se va a purgar con facilidad a la disidencia. Comienzan las colectivizaciones masivas del campo, cosa que aún no se había conseguido, y se crean koljoces. Se nacionalizan todas las empresas y se planifica la economía.

El partido y el Estado son lo suficientemente fuertes como para imponer esta política, y gracias a ello la tasa de crecimiento económico se recupera espectacularmente. El partido depura las disidencias y a los disidentes, y se convierte en una máquina eficaz de control del gobierno. Se reclutan militantes masivamente en todo el país, lo que compromete a la población con el proyecto del partido y domina el Estado, así como la sociedad a través de la institución de los nuevos miembros y del pueblo.

En el archipiélago de Solovki, se instaló el primer "gulag" (campo de concentración y de trabajos forzados) estalinista.

Cuando muere Lenin, Stalin se hace con el poder por medio de una serie de maniobras políticas dentro del partido. Stalin tiene más simpatías que Trotski, al que se le considera un intelectual poco apto para las tareas del gobierno. Stalin se sirve de la burocracia para fortalecer el partido y el Estado, creando, así, una nueva clase social privilegiada: la nomenclatura. La lógica interna lleva a la dictadura personal y militar de Stalin y a la dictadura del partido.

Con esta política aparece la tesis del desarrollo del socialismo en un solo país, que supone el cierre de la economía y la autarquía. El consumo se controla a través de los planes quinquenales, y se aumenta gracias al consumo interno, sobre todo de bienes de equipo. La poderosa máquina burocrática, Estado partido, lleva a cabo todos los planes pasando por encima de muchas dificultades, gracias al terror.

El 5 de agosto de 1937 entró en vigor el ‘prikaz 00447’ una directiva firmada por el jefe de la policía secreta (NKVD), Nikolai Ejov, que ordena reprimir a los "elementos antisoviéticos y socialmente peligrosos" y marca el comienzo de las grandes purgas. Las depuraciones de la disidencia son masivas, particularmente entre agosto de 1937 y octubre de 1938 se fusiló a 20.765 personas. En un bosque de Karelia, en un lugar llamado Sandormokh, donde 7.000 personas fueron enterradas en fosas comunes en la década de los 30.

Entre abril y mayo de 1940, todos los prisioneros de los campos de concentración soviéticos de Kozielsk, Starobielsk y Ostáshkovo, en donde había militares, médicos, profesores y sacerdotes polacos, fueron conducidos por el NKVD, al bosque de Katyn, situado a una veintena de kilómetros de la ciudad rusa de Smolensk. Durante varias semanas, los tres campos fueron desalojados en grupos de 200 ó 300 personas cada día. Se dijo que los allí confinados iban a ser trasladados a otros lugares antes de ser liberados definitivamente. Pero, en realidad, todos fueron ejecutados de un tiro en la nuca y enterrados en enormes fosas comunes en Katyn. Nunca ha habido una explicación a aquella espeluznante masacre. La orden de ejecutar a los oficiales polacos fue dada por Stalin en marzo de 1940 y los historiadores creen que fue debida a que no compartían el ideario comunista

El desarrollo económico se fundamenta en los bienes de equipo y el desarrollo de la industria militar. La sociedad se militariza como para una guerra. La guerra llega en 1941, año en que la URSS entra en la segunda guerra mundial contra Alemania. Con esta guerra se afianza al comunismo-estalinismo nacionalista. Esta será una guerra vencedora que afianza a Stalin en el poder, a pesar de las purgas masivas. La URSS presta apoyo a los regímenes comunistas que se instalan en el este de Europa, en virtud de las conferencias de Teherán, Yalta y Postdam, por las que se reparte el mundo en zonas de influencia. El régimen estalinista se consolida y comienza la guerra fría con los aliados.

  • El 24 de agosto de 1941 invade Irán.
  • El 2 de marzo de 1946 se retira de Irán.

Stalin muere en 1953 finalizando una época de terror, pero con un crecimiento económico espectacular que hizo de la URSS la segunda potencia económica del mundo.

La URSS 1953-1991

Nikita Jruschov

Artículo desarrollado → Nikita Jruschov.

Tras la muerte de Stalin llega al poder en la URSS Nikita Jruschov. En 1956, en el XX congreso del PCUS, el nuevo secretario general condena el estalinismo, las purgas masivas, y el culto a la personalidad de Stalin. Aunque ese año se interviene en Hungría.

El talante del nuevo presidente de la URSS es radicalmente diferente. Se condena la militarización de la sociedad, y se denuncia a la burocracia como la nueva clase privilegiada. Jruschov inicia un período de desestalinización y de rehabilitación de los antiguos comunistas purgados por disidentes.

En el seno del partido comunista comienzan a producirse disensiones que se expresan abiertamente, cosa muy peligrosa en un Estado monolítico.

Se intenta la desburocratización para poner fin a la nomenclatura, pero todas estas reformas caen en saco roto.

La guerra fría entra en un período de coexistencia pacífica, mientras que las relaciones con China se enfrían.

Pero Jruschev pierde el apoyo del partido y la nueva clase dirigente. Jruschev dimite, cae de la dirección de la URSS en 1964 y se vuelve a una nueva época de estalinismo.

Leonid Brézhnev

Artículo desarrollado → Leonid Brézhnev.

La subida al poder de Leonid Brézhnev supone el fin de las reformas que había iniciado Jruschov. La sociedad se vuelve a estalinizar, vuelven las purgas y el intervencionismo, como en Checoslovaquia en 1968. Se pone en marcha la teoría de la soberanía limitada o doctrina Brézhnev, que se aplica en los países de la órbita soviética estableciendo que cualquier deriva hacia el capitalismo de un integrante del Pacto de Varsovia concernía a todos los países comunistas, lo que en la práctica legitimaba la entrada soviética en Checoslovaquia.

La sociedad se estanca. Se inicia un periodo en el que domina una gerontocracia que mantiene el régimen comunista como una dictadura de partido incapaz de evolucionar.

En 1979 se inicia la invasión soviética en Afganistán, una guerra que no se puede ganar y que será una dura carga para el pueblo soviético.

Brézhnev muere en 1982.

Yuri Andropov (1982-1984)

Artículo desarrollado → Yuri Andropov.

Le sucede que continúa su política. También es un viejo dirigente. Andropov muere en 1984

Konstantín Chernenko (1984-1985)

Artículo desarrollado → Konstantín Chernenko.

Le sucede otro miembro de la gerontocracia pero muere en marzo de 1985 sin haber cambiado nada.

Mijaíl Gorbachov

Artículo desarrollado → Mijaíl Gorbachov.
Mijaíl Gorbachov

Tras la muerte de Chernenko, en 1985, accede al poder un hombre joven que no ha vivido la revolución, Mijaíl Gorbachov. Gorbachov pretenderá reformar al comunismo para mantener su esencia, y librarle de la nueva clase privilegiada, la nomenclatura. Además, la crisis económica afecta a toda la Unión Soviética, que está a punto de convertirse en un país tercermundista, por la falta de consumo interno de bienes industriales.

El mercado es muy estrecho por lo que se toman medidas liberalizadoras de la economía y de la sociedad civil, que se conoce con el nombre de perestroika. Se tratará de hacer rentables las empresas estatales, por medio de la autogestión y la autofinanciación; la creación de empresas dedicadas a la fabricación de bienes de consumo y de servicios, que tengan beneficios privados; y la reforma agraria que permita acceder a la propiedad de la tierra y comercializar los excedentes.

A todo esto se opone la nomenclatura y el partido, lo que genera tensiones sociales. La liberalización de la opinión pública, que se conoce con el nombre de glásnost, pone de manifiesto las diferencias entre las esperanzas de mejorar la economía y las de lograr mayores grados de libertad. Aparece una oposición activa en contra del régimen.

En 1989 la crisis se agudiza, tras las elecciones polacas, que dan el triunfo a la oposición al régimen: a Solidaridad, la apertura de las fronteras en Checoslovaquia y la caída del muro de Berlín en noviembre. Durante los dos años siguientes irán cayendo todos los regímenes comunistas del este de Europa. La situación política en la URSS se vuelve cada vez más tensa e inestable. La dirección soviética consideró “persona non grata” a 11 diplomáticos y 3 periodistas del Reino Unido

En agosto de 1991 los comunistas pretenden dar un golpe de Estado para recuperar el poder y restablecer la situación. Pero el golpe fracasa y es la causa directa de la desaparición de la URSS como país.

La desaparición de la Unión Soviética: la CEI

El Estado soviético cae en 1991, cuando era Gorbachov presidente. En agosto sufre un golpe de Estado por parte de los comunistas que reaccionan ante las reformas que realiza Gorbachov. El golpe de Estado es detenido y la Unión Soviética se desintegra. Las repúblicas que formaban la Unión de Repúblicas Socialista Soviéticas se independizan. No obstante entre ellas se crean una serie de relaciones que se formalizan en la CEI (Comunidad de Estados independientes). A la CEI pertenecen todas las antiguas repúblicas de la URSS excepto los países bálticos de Letonia, Estonia y Lituania.

El 9 de noviembre de 1989 caía el muro de Berlín y aparecieron las tendencias nacionalistas en todo el ámbito geográfico dominado por la URSS: los países bálticos, los del Cáucaso en donde se produjeron guerras civiles como las de Armenia, Georgia, Moldavia, Osetia y Chechenia. En menos de un año se había desmontado la Unión Soviética y aparecieron numerosos estados independientes, las antiguas repúblicas soviéticas: Rusia, Letonia, Estonia, Lituania, Bielorrusia, Ucrania, Moldavia, Turkmenistán, Uzbekistán, Kazajistán, Georgia, Tayikistán, Armenia, Azerbaiyán y Kirguizistán. Entre ellas surgieron conflictos, como el de Rusia con Ucrania por la península de Crimea. Hoy en día el Estado soviético no existe.

Organización político-administrativa

Después de la revolución, el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) prohibió todos los demás partido políticos. El gobernante del país era, en teoría, electos por locales y regionales elegidos democráticamente soviéticos. En la práctica, sin embargo, cada nivel de gobierno estaba controlado por su grupo de parte correspondiente. El máximo órgano legislativo de la Soviet Supremo. El máximo órgano ejecutivo era el Politburó.

En sus últimas décadas de su existencia, la Unión Soviética se componía de 15 Repúblicas Socialistas Soviéticas (SSR). Tres de ellos, en particular, compartir un poco de historia común y se conoce como la Repúblicas Bálticas. Todos ellos son países independientes, ahora, sólo muy poco organizada bajo el título Comunidad de Estados Independientes. El jefe de Estado era el Presidente del Presidium del Soviet Supremo. El poder ejecutivo residía por su parte en el Consejo de Ministros, cuyos integrantes eran elegidos por el Soviet Supremo que lideraba el Presidente del Consejo de Ministros, a la sazón jefe de Gobierno.

Geografía

Fauna: esturión su principal hábitat es el mar Caspio.

En 1930 empezó a ensayarse el cultivo del aguacate en la U.R.S.S., a orillas del Mar Negro.

Con sus más de 22 millones de km2, era el país con mayor superficie del mundo.

Economía

La URSS fue el principal suministrador mundial de caviar hasta su desintegración. Como todos los demás sectores, el de la pesca en la época comunista estaba nacionalizado.

El sector de la minería era muy importante, y se empezaron importantes yacimientos de carbón como el de Donetsk (desde 1958).

Demografía

Oficialmente ateísmo, mayoría de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

En 1987 se empezó a registrar los primeros casos de SIDA.

Hacia la fecha de su desintegración, era el tercer país con más habitantes del mundo.

Arte y cultura

Fiestas
FechaNombre en españolNombre localNotas

Himno

Ciencia y tecnología

  • AK-47, ametralladora soviética más famosa del mundo y más usada.

Referencias

Artículos relacionados

Bibliografía

  • Rusia (URSS). Escrito por María Luisa Mendoza

Notas