La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Unión Europea

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Doce estrellas de cinco puntas color oro dispuestas en círculo sobre fondo azur

La Unión Europea es un conjunto de veintiocho Estados que mantienen entre sí especiales relaciones económicas y políticas de cooperación e integración.

Las especiales relaciones económicas se fundamentan en la libertad de tránsito de mercancías, trabajadores y capitales, así como en el establecimiento de una moneda común, el euro, para diecisiete de los estados (la denominada zona euro, o eurozona).

Las especiales relaciones políticas se traducen en el establecimiento de un mismo ordenamiento jurídico, superior a las legislaciones nacionales, y en la existencia y funcionamiento de sus propios organimos políticos e instituciones, superiores a los de los Estados miembros.


Historia

Artículo desarrollado → Historia de la Unión Europea.


La historia de la Unión Europea se remonta a la Segunda Guerra Mundial. La integración europea se concibió para evitar que volvieran a producirse matanzas y destrucciones. Su creación fue propuesta por primera vez por el Ministro de Asuntos Exteriores francés, Robert Schuman, en un discurso el 9 de mayo de 1950, que se conoce con el nombre de Declaración Schuman. Esta fecha se celebra anualmente como el día de Europa.

Instituciones oficiales

Otros organismos

Símbolos

Tratados constitutivos

El organismo más directamete precursor de la Unión Europea actual es la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), creada en 1952. Sus seis miembros fundadores: Bélgica, República Federal de Alemania, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos, pretendían explícitamente hacer germinar una mayor integración europea: se consideró que la puesta en común, bajo los auspicios de una organización conjunta, de sus respectivas producciones de carbón y de acero, productos de una considerable importancia estratégica en ese momento era la mejor garantía de una paz duradera en Europa.

La adhesión con el objetivo de lograr la unidad europea mediante la integración económica quedó aún más reforzada cuando estos países se pusieron de acuerdo en marzo de 1957 para crear la Comunidad Europea de la Energía Atómica (CEEA, más conocida como Euratom) y la Comunidad Económica Europea (CEE), lo que habitualmente se conoce como los «Tratados de Roma».

Estas tres Comunidades (CECA, Euratom y CEE) siguen constituyendo el núcleo de la Unión Europea actual. Desde entonces, los Tratados que las constituyeron han sido revisados, profundizados y completados, por ejemplo, en Maastricht o, últimamente, en Amsterdam. A través de este proceso, los Estados miembros de estas Comunidades han sido reunidos en un marco institucional único denominado Unión Europea.

El 29 de octubre de 2004, los países de la Unión firmaron en Roma un "Tratado por el que se establece una Constitución para Europa". Dicho tratado, aprobado en el Parlamento Europeo, debía ser ratificado en los países miembro. La mayoría de los países lo aprobaron por vía parlamentaria, mientras que en España, Luxemburgo, Francia y Holanda se organizaron referendos. El rechazo de Francia y Holanda al tratado fue un mazazo para la Unión Europea, que se vio en la obligación de abrir un proceso de reforma del texto constitutivo.

Objetivos políticos de la Unión Europea

En los tratados de la Unión Europa también se determina cómo ha de ser la política comunitaria en los diferentes sectores. Los fundamentales son:

La política agraria común (PAC) es de vital importancia, sobre todo, para los miembros del sur, que tiene una mayor proporción de la agricultura en su PIB.
Para ayudar a las regiones más desfavorecidas se ha creado el FEDER (Fondo europeo de desarrollo regional), un fondo de solidaridad financiera.
En cuanto a la política de transportes el objetivo es la creación de una red densa que permita integración del mercado y la eliminación de obstáculos administrativos, como las aduanas. La creación de un mercado bien comunicado es vital para el crecimiento económico de la Comunidad. Se está construyendo una tupida red de autovías, autopistas y trenes de alta velocidad que permiten el rápido intercambio de personas y mercancías.
La política comercial está dirigida por la existencia de un arancel exterior común y la defensa de la OMC.
La política social ha sido una de las más discutidas y replanteadas, pero es vital para no crear desigualdades entre los países miembros. Se centra en la unificación de las reglamentaciones y la protección social. La existencia de un fondo social europeo para la educación y la preparación técnica de los trabajadores. Esto es fundamental para la movilidad de la mano de obra. Es necesaria la cooperación educativa y el tratar de ayudar a las regiones menos favorecidas.
Ha provocado muchas tensiones la política monetaria, ya que es la que utilizan los diferentes gobiernos para estabilizar su economía. La política de los diferentes países ha de ir dirigida a la convergencia, para lograr tener una moneda única, que resistiría mucho mejor los ataques exteriores. Esta política se traduce en el sistema monetario europeo (SME), el impuesto del IVA y el ECU (unidad de cuenta europea).
También se lleva una política común en investigación y desarrollo tecnológico. Se trata de tener una tecnología propia y no depender de los EE UU ni del Japón.

Referencias


Otras fuentes de información

Notas