La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Tsunami

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Esquema de un Tsunami

Un tsunami (津波, del japonés, literalmente gran ola en el puerto) es una ola o un grupo de olas que se producen en el agua cuando éstas son empujadas por una gran fuerza que las hace desplazarse verticalmente.

Los tsunamis pueden ser provocados por erupciones volcánicas, terremotos, meteoritos, derrumbes o explosiones. La energía de un tsunami es constante y depende de su altura y su velocidad. Debido a esto, cuando la ola se acerca a tierra su altura aumenta mientras su velocidad disminuye. Las olas viajan a velocidades elevadas, siendo casi imperceptibles cuando atraviesan aguas profundas; pero su altura puede crecer por encima de los 30 metros cuando alcanzan la línea de la costa, aunque no sean perceptibles en alta mar. Los tsunamis causan una gran destrucción en las islas y costas afectadas.

A los tsunamis se les suele confundir con el término "olas de marea" ("tidal waves"), pero estas últimas están relacionadas con un desbalanceo oceánico producido por la atracción gravitacional que ejercen los planetas y, especialmente, la Luna sobre la Tierra. Además, los tsunamis son muchas veces relacionados únicamente con los terremotos, aunque, por lo dicho anteriormente, esto es falso, ya que pueden existir diversas causas.

El principal causante de los tsunamis son los terremotos, y suelen tardar en aparecer entre 10 y 20 minutos.

Existen pruebas que demuestran que existe la posibilidad de que se produzcan megatsunamis, causados por el hundimiento de partes importantes de una isla en el océano. Uno de estos megatsunami podría producirse en un futuro próximo (en terminos geológicos) cuando el volcán de la parte inferior de la isla de La Palma, en las Islas Canarias, vuelva a la actividad.



Física

Historia

Archivo:Lissabon-2.jpg
Terremoto de Lisboa de 1755

Se conservan muchas descripciones de olas catastróficas en la antigüedad, especialmente en la zona mediterránea. Miles de portugueses que sobrevivieron al gran terremoto de Lisboa de 1755 murieron en los instantes posteriores debido a un tsunami. Antes de la llegada de la enorme ola las aguas se retiraron hacia el mar, mostrando mercancías y cascos de barcos olvidados que yacían en el lecho del puerto.

Un tsunami imprevisto ocurrió a lo largo de la costa de Hokkaido en Japón, como consecuencia de un terremoto, el 12 de julio de 1993. Como resultado 202 personas de la pequeña ísla de Okushiri perdieron la vida y centenares resultaron heridas.

Hasta la fecha, la serie más devastadora de tsunamis ocurrió el 26 de diciembre de 2004 en el océano Índico, con un número de víctimas directamente atribuidas a la marejada superior a las 140 mil personas. Las zonas más afectadas fueron Indonesia y Tailandia, aunque los efectos devastadores alcanzaros zonas situadas a miles de kilómetros: Bangladesh, India, Sri Lanka, las Maldivas e incluso Somalia, en el Este de África. Esto dio lugar a la mayor catástrofe natural ocurrida hasta ese momento, en parte debido a la falta de servicios de alerta en la zona, quizás como consecuencia de la poca frecuencia de este tipo de sucesos en esta región, ya que el último gran tsunami en esta parte del mundo databa de 1883, año en el que la erupción del Krakatoa produjo una ola que acabó con la vida de más de 35 mil personas.

Sistemas de alarma

Muchas ciudades alrededor del Pacífico, sobre todo en Japón y en Hawaii, disponen de sistemas de alarma y planes de evacuación en caso de un tsunami peligroso. Diversos institutos sismológicos de diferentes partes del mundo se dedican a la previsión de tsunamis, y la evolución de estos es monitorizada por satélites. El primer sistema, bastante rudimentario, para alertar de la llegada de un tsunami fue puesto a prueba en Hawaii en la década de 1920. Posteriormente se desarrollaron sistemas más avanzados debido a los tsunamis del 1 de abril de 1946 y el 23 de mayo de 1960, que causaron una gran destrucción en Hilo, Hawaii. Los Estados Unidos crearon el Centro de Prevencion de Tsunamis en el Pacífico (Pacific Tsunami Warning Center) en 1949, que pasó a formar parte de una red mundial de datos y prevención en 1965.

Uno de los sistemas para la prevención de tsunamis es el proyecto CREST (Consolidated Reporting of Earthquakes and Tsunamis), que es utilizado en la Costa Oeste norteamericana (Cascadia), Alaska y Hawaii por el United States Geological Survey, la National Oceanic and Atmospheric Administration, la red de sismográfica del Nordeste del Pacífico y otras tres redes sísmicas universitarias.

La predicción de tsunamis sigue siendo poco precisa. Aunque se puede calcular el epicentro de un gran terremoto subacuático y el tiempo que puede tardar en llegar un tsunami, es casi imposible saber si ha habido grandes movimientos del suelo marino, que son los que producen tsunamis. Como resultado de todo esto es muy común que se produzcan falsas alarmas. Además, ninguno de estos sistemas sirve de protección contra un tsunami imprevisto.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas


Otras fuentes de información