La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Tribuno romano (grado militar)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Tribunos

Cuando la legión solo constaba de un numero de hombres de 3. 000 hombres de infantería no había en cada una de ellos más de tres tribunos y los orígenes están en los tres jefes de las tribus primitivas de Roma con carácter militar ya se les llamaba tribunum militum y cuando se organizó la legión los jefes de estas se llamaron tribunos.

Con el devenir de los tiempos habiéndose aumentado el número de soldados de cada Legión, se aumentó el de los tribunos hasta el número de cuatro y en el 309 a. J. c. se aumentó a seis y con el tiempo llegó a haber hasta diez y seis. De los seis funcionaban tres a la vez cada dos meses y mandaba cada uno un día

Los tribunos militares se distinguían por lo siguiente:

  • Llevaban por distintivo el anillo de oro como los caballeros y cada manípulo tenía por jefe un oficial llamado ducentario .
  • Sus insignias también eran la augusticlavia, especie de toga o de túnica con bandas estrechas
  • Casco dorado
  • El escudo llamado parma
  • Espada

Cuatro subalternos encargados de abrirles paso le precedían denominados apparitores y recibían las ordenes directamente del general, cuidaban de la disciplina no menos que de la administración militar y tenían potestad para juzgar al legionario y condición para ser elegido tribuno era haber servido cinco años en el ejercito de las legiones romanas o haber participado en cinco campañas. La elección del tribuno era la siguiente:

  • En tiempos de la monarquía era elegido por los reyes
  • En tiempos de la república era elegido por los cónsules y posteriormente los comicios por centurias elegía la mitad
  • En tiempos de Augusto era el mismo emperador que elegía a los tribunos

Cuando la legión llegó a aumentar el numero de soldados a la cantidad de 6. 000 hombres y se llamaba centurión al que mandaba 100 o una centuria. Los tribunos militares son los que nombraban a los centuriones y estos elegían entre la tropa a su lugarteniente a que llamaban subcenturión.

Los que mandaban las legiones compuestas de tropas aliadas se llamaban prefecti en tiempo de la República y asistían al nombramiento de los cónsules o los generales del ejercito.

Por otra parte había un oficial de la milicia romana denominado corniculario, cornicularius que era lugarteniente del tribuno militar y llevaba un corniculum en el casco y hacia uso de la corneta llamada de igual manera para transmitir sus ordenes a las tropas y Vegecio dice de ellos: Qui sub corniculo militabant centurio et sui milites ambo cornicularii dicbantur

También estaban los Tribunos Consulares que eran Tribunos Militares revestidos de poder consular en latín Tribuni militum consulari potestate y nació a petición del Tribuno Conuleyo que pedía la repartición del Consulado entre patricios y plebeyos y el Senado de Roma cedió en parte y se sustituyó los cónsules en el año 444 a. J. c. con Tribunos Militares a quienes se daba el poder consular y tanto podían ser patricios o plebeyos. Hubo 3, 4, 6 y hasta 8 pero cuanto más crecía su número más bajaba su consideración. El Tribuno consular duró 68 años y terminó cuando los plebeyos fueron admitidos al Consulado en el año 366 a. J. c. y se eligieron en este periodo de tiempo a 68 tribunos consulares.

Otros Tribunos fueron los del Tesoro denominados tribuni aerarii plebeyos cuya época de creación se ignora encargados en Roma de la inspección del Erario o Tesoro Publico y de entregar a los cuestores las pagas de los legionarios y a fines de la República también formaban parte del Cuerpo Judicial.

En el Bajo Imperio se crearon los Tribunos de las Diversiones denominados Tribuni voluptatium funcionarios del Bajo Imperio encargados de la organización de las fiestas y Juegos Circenses y llegaron a adquirir gran importancia su cometido.

Los Tribunos de la Plebe (Tribuni plebis no trinuno populi) como magistrados civiles en defensa de los intereses y personas de los plebeyos su creación aparecen según el próximo título de contenido pero comenzaron del siguiente modo sus funciones:

  • Al principio sentados a las puertas del Senado de Roma institución patricia
  • Entraron más tarde en la Asamblea Patricia
  • Posteriormente tomaron parte en sus deliberaciones
  • Convocaban los Comicios por tribus , las presidian y les proponían leyes llamadas plebiscitos

Al principio sus decisiones se tomaban por unanimidad, posteriormente por mayoría y más tarde la decisión en contra de un solo Tribuno era suficiente para aplazar cualquier acuerdo y conservaban su cargo incluso en la Dictadura cuando todas las demás Magistraturas quedaban en suspenso.

Su autoridad no era más allá del recinto de la ciudad de Roma aunque si podían asistir a las ferias latinas e iban precedidos por un viator pero no llevaban insignias y tuvieron decisiva influencia en la historia de la República de Roma arrancando de los Patricos la igualdad jurídica, política y amenazando a los patricios y cónsules con sus Leyes Agrarias llegando a ser muy poderosa su influencia en la República hasta la llegada de Sila al poder que rebajó esa influencia prohibiendo a los Tribunos arengar al pueblo y proponerle leyes suprimiendo su veto y declarando inhábil para desempeñar otra Magistratura a todo el que hubiese sido Tribuno de la Plebe. En vano Pompeyo les devolvió en el 70 . J. c. su antigua autoridad y Julio Cesar la debilitó mucho.

Ya en tiempos de los emperadores Augusto se apoderó de la potestad tribunicia del poder y prerrogativas de los Tribunos de la Plebe y como todos los emperadores eran patricios o considerados como tales no pudiendo el tribunado pertenecer más que a los plebeyos se eludía el obstáculo dando el cargo sin dar el nombre y Augusto fue el primero de los emperadores de recibir esta potestad tribunicia denominada tribunitio potestas que hizo reservar en favor suyo todos los años e imitándolo su sucesor esta simulación de elección se servía para computar los años de cada Reinado y subsistió como una dignidad falta de poder. Augusto los eligió entre patricios y caballeros y tuvieron entrada legal en el Senado lo que no ocurrió en la República para tratar asuntos públicos pero sin apenas influencia. Estos Tribunos de la época imperial duraron hasta el Emperador Constantino.

Creación histórica de los tribunos

La creación de los tribunos de la plebe y de los tribunales militares señalan dos de las épocas más notables de la historia de los romanos ya que la vida del pueblo de Roma no mejoró nada con la expulsión de los reyes y la creación del consulado.

Según una ley antigua todo deudor insolvente quedaba reducido a la triste condición de esclavo del acreedor y los plebeyos contrayendo deudas que no podían pagar mientras servían al estado en las guerras con los pueblos vecinos y venían a ser con frecuencia esclavos de los `patricios que los trataban a veces con crueldad inaudita.

Se acercaba a Roma un ejercito enemigo que había levantado en Etruria la familia de los Tarquinos y los cónsules de Roma se vieron obligados a hacer el alistamiento pero el pueblo plebeyo tan maltratado opuso resistencia.

El Senado vista las circunstancias propuso entonces y se aprobó la creación de un magistrado supremo, nombrado por los cónsules con las siguientes responsabilidades:

  • Magistrados cuyas decisiones debían ser inapelables
  • Cuya autoridad no podía durar más de seis meses

El primer dictador que se nombró en Roma fue Tito Larcio, el cual hizo el alistamiento del ejercito y aniquiló el poder de los Tarquinos, pero no consiguió la plebe que fuesen atendidas sus quejas no obstante que reclamó la abolición de las deudas y de las leyes que tanto les oprimían.

Los patricios, para evitar las consecuencias de aquel descontento, querían que no se licenciase el ejercito nutrido de legionarios romanos, porque así tendrían controlada a la población plebeya, habiendo prestado las tropas legionarias el juramento no al dictador que ya había abdicado la dictadura, sino a los cónsules.

Mandó al Senado que las tropas saliesen de la ciudad prestando que los volscos recién vencidos habían renovado sus hostilidades y con esto se produjo una sedición.

Algunos propusieron matar a los cónsules para quedar libres del juramento más esto no fue llevado a cabo y la plebe conducidos por Sicinio abandonó la ciudad y se retiró al Monte Sagrado donde se fortificó y permaneció algunos días sin atacar ni ser atacada.

Al cabo de un tiempo como situaciones así perjudicaban a todos se reconcilió el senado con la plebe mediando Menenio Agripa bajo la condición de que los plebeyos tendrían en adelante sus propios magistrados encargados de protegerlos con la potestad de oponerse a la ejecución de los decretos de los cónsules que pudieran perjudicarles.

A estos magistrados se les dio el nombre de tribunos y su cargo era inviolable incluso para los patricios.

Más adelante propuso el tribuno Canuleyo una ley aboliendo la prohibición de mezclarse las familias patricias con las plebeyas por medio del matrimonio y sus colegas propusieron que los cónsules pudieran ser elegidos entre los patricios y los plebeyos y no solo entre los primeros como entonces.

Esta segunda proposición se dio una especie de transacción pues se convino que en vez de cónsules se nombrasen unos magistrados que tenían las mismas facultades que estos y podían ser plebeyos pero denominándose tribunos militares. Pero curiosamente a pesar de haber triunfado la plebe los primeros tribunos militares que se nombraron fueron patricios.

No mucho después de estos acontecimientos C. Licinio Stolon y Licinio Sexlio tribunos de la plebe propusieron lo siguiente:

  • Una ley que estableció que los plebeyos pudiesen ser cónsules
  • Otra ley que ningún romano pudiese tener más de quinientas yugadas de tierra y el primer cónsul plebeyo fue Licinio Sextio.

Cuando los plebeyos pudieron alcanzar la magistratura suprema de cónsul adquirió una influencia política que por necesidad quitó gran parte de su importancia al tribunado.

Tribunos célebres: Los Graco

Tiberio Sempronio Graco

Cayo Sempronio Graco

Artículos relacionados