La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Toledo (Toledo)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Vista del Alcázar de Toledo

Ciudad española, capital de la provincia de Toledo perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Es uno de los principales conjuntos monumentales de España.


Ubicación:

Latitud y longitud: 39°51' Norte y 4°01' Oeste. Se encuentra a 71 kilómetros al sur de Madrid.


Gentilicio: Toledano-a

Altura sobre el nivel del mar: 529 metros.


Ríos: Tajo

Extensión: ? km2.


Núcleos:


Población: 72 549 habitantes (al 1 de enero de 2003).


Economía:


Fiestas locales:


Código Postal:


Gobierno y administración

Alcalde: Emiliano García-Page (desde 2007)

El alcalde y 11 concejales pertenecen al PSOE, 11 al Partido Popular, mientras que IU tiene 2.

Historia

Panorámica de Toledo.

El primer asentamiento fijo que se conoce en la ciudad es una serie de castros, sobre los que después se levantó la ciudad celtibérica amurallada, uno de los más importantes centros de los carpetanos. Uno de estos primeros asentamientos se sitúa en el Cerro del Bú, del que se han obtenido numerosos restos en excavaciones realizadas, y que se pueden observar en el actual Museo de Santa Cruz, en Toledo.

En el año 192 adC., y tras una gran resistencia, es conquistada por Marco Fulbio Nobilior. Los romanos reconstruyeron la ciudad y la denominaron Toletum, que quedó unida a la provincia cartaginense y desarrolló una importante industria del hierro que la llevó a acuñar moneda. Gran importancia tuvo la zona de los alrededores de la actual ciudad en la romanización de la zona, en especial las márgenes del Tajo, en las que se han encontrado numerosos restos de villas romanas. Este pueblo dejó numerosos vestigios en la faz toledana, entre ellos un imponente acueducto, destruido en su totalidad actualmente.

Tras las primeras incursiones bárbaras se reedificaron la antiguas murallas con objetivos defensivos; a pesar de ello en el año 411 fue conquistada por los alanos, quienes fueron a su vez derrotados por los godos en el año 418. Una vez hubo vencido a su rival Agila, Atanagildo estableció su corte en la ciudad y posteriormente, con Leovigildo, se convirtió en capital del reino hispanogodo y en arzobispado.

De este modo Toledo fue la capital de la España visigótica, siendo luego conquistada por los árabes.

En el año 711 fue conquistada por Tarik y perdió la capitalidad (relación con leyenda de La Cava). El predominio de gran población mozárabe la convirtió enseguida en un foco de continua preocupación para Córdoba. En el siglo XI se convirtió en un importante reino taifa.

El 25 de mayo de 1085 Alfonso VI de Castilla conquistó Toledo de manos de los musulmanes. Este rey fue condescendiente con las diversas comunidades de la ciudad y concedió fueros propios a cada una de las minorías, posteriormente refundidos por Alfonso VII de Castilla en el Fuero de 1118. A partir de la Reconquista sobrevino el periodo de mayor esplendor de Toledo, de una gran intensidad cultural, social y política. La Escuela de Traductores de Alfonso X, las numerosas obras de arte civiles y religiosas dejaron la huella en la ciudad.

Esta diversidad de comunidades hizo posible un excepcional funcionamiento de la Escuela de Traductores de Toledo, durante los siglo XII y XIII.

Durante la guerra civil castellana Toledo luchó al lado de Pedro I y, tras sufrir un largo asedio, fue tomada en enero de 1369. A lo largo de toda la Edad Media la ciudad fue creciendo: en el siglo XIV recibió privilegio ferial, y en el XV se convirtió en uno de los principales productores pañeros castellanos, actividad que se sumó a las ya existentes de acuñación de monedas, fabricación de armas, industria sedera, etc.; en esta expansión participó de forma activa la población judía.

Fue una de las primeras ciudades que inició la Guerra de las Comunidades, comuneros como Lasso de Vega y Padilla son algunos de los que ofrecieron más resistencia, ésta continuó hasta el año 1522, momento en que Carlos V convirtió Toledo en centro de su Imperio.

Posteriormente, con la decisión de trasladar la corte a Madrid, adoptada por su hijo Felipe II, en el año 1561, la ciudad perdería gran parte de su peso político y social, y la ruina de la industria textil, entrando en una depresión muy pareja a la de la propia historia de España. No en vano, a menudo se repite que Toledo es el más fiel reflejo de la historia de España, en todas sus dimensiones.

La constitución de la Real Compañía de Comercio y Fábricas, en el 1748, provocó un breve resurgir de la ciudad, pero a mediados del siglo XVIII estaba nuevamente arruinada, y reducida a funciones meramente administrativas.

Al estallar la Guerra Civil Española se mantuvo fiel a la República, a excepción del Alcázar, lugar donde se desarrolló uno de los acontecimientos más dramáticos del conflicto.
Durante meses la fortaleza toledana sufrió un continuo bombardeo por parte de las fuerzas republicanas, dejando, una vez más, el alcázar en situación ruinosa. Durante el gobierno de Franco, fue reconstruido en su totalidad, dado el carácter simbólico para el régimen.

Elegida capital de Castilla-La Mancha en el nuevo Estado de las Autonomías, Toledo comienza con gran vitalidad una nueva etapa de la Historia.

Toledo fue bien conocida por su producción de acero, y especialmente de espadas, técnicas que fueron traídas a la ciudad desde Persia por los árabes. La ciudad sigue siendo un centro importante de manufactura de cuchillos y otros objetos de acero.

Monumentos y lugares de interés

Folclore y costumbres

Hostelería

Gastronomía

El sabor más importante, y no menos reconocido mundialmente, es el del mazapán. Este dulce típicamente manchego constituye un alimento singular en la gastronomía toledana. Es difícil encontrar por sus calles un establecimiento donde no se vendan mazapanes. Mención aparte merece la perdiz estofada, un plato habitual en la mesa imperial, por el que el paladar siente el sabor de una ciudad dominada por el auge de la caza menor.

Heráldica

Este esquema es orientativo, a fin de recopilar los datos esenciales de cada localidad. Se pueden agregar las categorías necesarias, tales como información sobre demarcaciones territoriales (comarcas, concejos, etc.), información sobre la corporación municipal, servicios, accesos, arquitectura local, tradiciones, etc.


Referencias

Fuentes empleadas y notas

Bibliografía

Otras fuentes de información