La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Teletón (Chile)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Teletón -Chile, referida simplemente como "la Teletón", es una teletón, o evento benéfico televisivo, realizado cada año en Chile, desde 1978. Liderada por Don Francisco, Teletón -Chile fue la primera teletón a nivel nacional, realizada en América Latina, y debido a su éxito, ha sido imitada en otros países del continente. La Teletón, es organizada por la Fundación Teletón, cuya dirección ejecutiva es ocupada por Ximena Casarejos.[1]

La Teletón chilena, consiste de un programa de televisión, de 27 horas ininterrumpidas de duración (y sólo interrumpidas, por la transmisión de los noticieros centrales, de los distintos canales participantes, a las 21:00 hrs., tiempo de Chile, -00:00 hrs., tiempo GMT/UTC-, del día sábado), producido y transmitido, de forma conjunta, por todas las cadenas de televisión de ese país, y en la que participan todos los medios de comunicación, escritos y radiales. Los fondos recaudados por el evento, realizado generalmente el primer fin de semana del mes de diciembre, son utilizados para la construcción, y mantención de los Institutos de Rehabilitación Infantil, para el tratamiento de niños, con discapacidades físicas.

La Fundación Teletón, es uno de los miembros fundadores de la Organización Internacional de Teletones (ORITEL).[2]

Su última versión, se realizó entre el 28, y 29 de noviembre de 2008.




Historia.

Orígenes.

La Sociedad Pro -Ayuda al Niño Lisiado (ó SPANL), nació en Santiago de Chile, el 8 de mayo de 1947, cuando un grupo de médicos, del Hospital Luis Calvo Mackenna, padres, y educadores, se unieron para trabajar, en la rehabilitación de los niños, con secuelas de la poliomielitis, que en ese entonces había azotado al país[3]. El 14 de agosto de ese año, se realiza la primera reunión de socios, en la que se elige un directorio, y se redactan los estatutos, en que se establece que los objetivos de la Sociedad, son "otorgar atención médica, educación e instrucción, todo ello, de acuerdo a sus posibilidades técnicas, y económicas, procurando la integración a la sociedad". En sus inicios, la Sociedad obtenía sus recursos, a través de colectas, que se realizaban una vez al año, además de otras actividades, como bingos, canastas, y té. El Ministerio de Justicia, aprobó el 14 de septiembre de 1948, la personalidad jurídica de la Sociedad.

En 1950, la Sociedad arrienda una casa, en calle Génova, donde establece la "Escuela Especial de Lisiados", pero tras la epidemia de poliomielitis, que se intensificó en 1955, la escasa infraestructura de la sede, que la Sociedad tenía, no dió abasto para atender a tantos menores. En vista de aquello, la Polla Chilena de Beneficencia, donó una nueva sede, ubicada en Huérfanos #2681. Al primer "Centro de Rehabilitación Carlos Urrutia", se sumó un internado, y un taller de ortopedia, donados por representantes de Chevrolet, que se estableció en el Barrio Brasil.

La poliomielitis comenzó a ser tratada con vacunas, por lo que dejó de ser la prioridad de la institución, a la que comenzaron a llegar pacientes, con parálisis cerebral, malformaciones congénitas, discapacidades por accidentes, problemas neurológicos, distrofia muscular progresiva, y otras enfermedades del aparato psicomotor. Nuevos aparatos donados, por el gobierno de Dinamarca, permitieron mejorar las salas de atención, y los talleres de prótesis, y órtesis.

Durante más de treinta años, la Sociedad Pro -Ayuda, desarrolló sin grandes problemas, sus labores médicas y educativas, a pesar de no contar con más financiamiento, que los aportes entregados por países extranjeros. Sería recién en 1975, cuando la institución comienza a sufrir, serios problemas económicos, y ya en 1978, los requerimientos hacen que la Sociedad, se vea sobrepasada.


La primera Teletón.

Artículo desarrollado → Primera Teletón (Chile).


Una realidad diametralmente opuesta vivía en ese entonces Mario Kreutzberger, presentador de televisión chileno, conocido como "Don Francisco". A fines de la década de 1970, Kreutzberger era indiscutidamente, el comunicador más exitoso de la televisión, gracias a Sábados Gigantes. Sin embargo, el animador sentía que debía hacer, un aporte concreto al público chileno, que lo había llevado hasta la cima. Con esto en mente, ideó una campaña benéfica, que entregara aportes en dinero a un determinado grupo con algún tipo de necesidad, similar al evento, realizado por Jerry Lewis, en los Estados Unidos[4].

Coincidentemente, Kreutzberger, es invitado a una edición del programa de televisión, Dingolondango, de la red estatal de televisión chilena TVN, donde debía donar dinero a una organización benéfica. Fue en ese momento cuando conoció a Ernesto Rosenfeld, presidente de la Sociedad Pro -Ayuda, a quién donó $ 15.000 de entonces, y que le invitó a conocer la obra que el encabezaba. Así, se acercó y decidió, que los niños minusválidos, serían el grupo al que su nueva campaña ayudaría. Tras la decisión, propuso la idea al directorio de la Sociedad, y en 1978 se comprometió a recaudar un millón de dólares para ellos. Para lograrlo, necesitaba una inédita cobertura comunicacional, que sólo le podía brindar, la unión de todos los medios de comunicación.

Uno por uno, Don Francisco convenció a todos los ejecutivos, de la televisión chilena, a los dueños de radioemisoras, diarios, y revistas, para que cedieran gratuitamente sus espacios, y juntos motivaran a la comunidad, pudiendo así recaudar la cifra prometida. Los artistas chilenos, también participaron sin intereses personales, en esta campaña. Sin embargo, la situación política y social de Chile, en ese entonces, no era la mejor: el país estaba polarizado, tras cinco años desde el golpe de estado de 1973, y el establecimiento del Régimen Militar, a lo que se sumaba la posibilidad, de un inminente conflicto armado, contra Argentina. No obstante lo anterior, Don Francisco tuvo la osadía, de intentar unir a todo el pueblo chileno, en torno a esta obra de caridad. Así, el 8 de diciembre de 1978, se dio inicio a la Primera Teletón chilena, que duró 27 horas, se transmitió en colores, desde el Casino Las Vegas y recaudó más de $84 millones (equivalentes a US$2,5 millones de la época)[5].


La Teletón se convierte en tradición.

Tras el éxito de la primera Teletón, se organizan cuatro teletones más, para poder financiar los costos de la Sociedad Pro -Ayuda. A pesar de la crisis económica, a la que entraría el país a principios de los Años 1980, las cinco primeras teletones, superaron las metas establecidas fácilmente. De acuerdo a lo estimado por Don Francisco, con lo recaudado hasta la Quinta Teletón ($865.349.158, -de la época-, equivalentes a US$27 millones), era posible mantener la obra solidaria, sin la necesidad de realizar los eventos televisivos, por lo que el lema de esta edición, fue El último paso, el más importante. El monto recaudado en dicha oportunidad fue de más de $263 millones, tres veces superior a lo recaudado en 1978, y ocho veces sobre la meta de aquel año.

La popularidad de la Teletón, provocó que muchas personas con discapacidad, intentaran ser tratadas, por el nuevo Instituto de Rehabilitación Infantil de Santiago, ubicado en la Alameda junto a la estación Ecuador, del Metro, e inaugurado en 1979, provocando un explosivo aumento en la demanda. Además, nuevos pacientes, comenzaron a ser tratados, en los recién inaugurados IRIs de Antofagasta, Concepción (ambos en 1981), y Valparaíso (en 1982). El crecimiento de la institución, hizo que la decisión de no realizar más teletones, tuviera que ser reconsiderada. Así, en 1985 se realizó la Sexta Teletón, y se realizarían desde ese momento, de manera casi indefinida, exceptuando 1986, que por razones económicas, provocadas por los desastres naturales, ocurridos en el país, no se realizó Teletón ese año, y los años en que se han realizado, elecciones presidenciales y/o parlamentarias (ó sea, 1989, 1993, 1997, 1999, 2001 y 2005), para evitar que la Teletón, sea utilizada con fines políticos, y que su relevancia pase a segundo plano, al quedar eclipsada por las elecciones.

A través del Decreto Supremo Nº95, fue aprobada la personalidad jurídica, de la Fundación Teletón, el 22 de enero de 1986. La Fundación Teletón, quedaría desde ese momento, a cargo de la organización y administración, de la recaudación de fondos, de la Sociedad Pro -Ayuda al Niño Lisiado[6].

Con el paso del tiempo, la Teletón se convirtió, en uno de los principales eventos realizados en el país, congregando a gran parte de la población. Sin embargo, las metas comenzaron a crecer, y dejaron de ser tan alcanzables, como en antaño. Si en las primeras realizaciones, la Teletón juntaba el monto pactado, durante las primeras 20 horas, ya hacia fines de los años 1980, la meta comenzó a ser alcanzada, sólo horas, ó minutos antes, del cierre oficial. En 1995, la Teletón sufrió su momento más duro. En la XIII Teletón, la meta establecida, correspondía al doble de lo reunido, en 1994, lo que equivalía a $ 6.277.027.832. Para el cierre del evento, realizado por primera vez en el Estadio Nacional, el total recaudado alcanzó a $5.534.774.829, siendo la primera y única vez, en que no se ha alcanzado la meta.

Tras este episodio, la Teletón realizó un estudio, para encontrar las falencias de la campaña. Desde ese momento, Don Francisco dejó de tener, el protagonismo exclusivo del evento, delegando parte de su rol, como líder de la campaña, a otras figuras de la televisión. La campaña de la Teletón 1996, se enfocó en reencantar al público joven. Ese año, la meta fue alcanzada nuevamente, aunque no sin dificultades, lo que se repetiría en años posteriores. Solamente en la Teletón 2003, la meta estuvo seriamente comprometida, por lo que un aporte final del Gobierno, y de los directivos corporativos de la institución, permitieron alcanzar un total de $10.600 millones.

En 2007, la Fundación Teletón cambió de imagen, renovando el antiguo logo creado en 1996. Aunque la cruz maltesa, blanca y roja se mantuvo, la tipografía fue modificada, pasando de una de tipo serifado moderno, a una sans serif. La fuente actual, se parece mucho a la VAG Rounded Bold.


Resumen histórico.

Artículo desarrollado → Estadística general Teletón (Chile).


Rehabilitación infantil.

La labor de los profesionales, de los Institutos de Rehabilitación Infantil (IRI) de la Teletón, se ha especializado en atender niños y jóvenes, de hasta 24 años, que presenten alguna discapacidad motora, por causas neurológicas, musculares, u óseas.

Entre las principales causas de las discapacidades, que se atienden en Teletón, se encuentran: parálisis cerebral, mielomeningocele (espina bífida), amputaciones, y malformaciones congénitas, paraplejias y tetraplejias por lesiones raquimedulares, secuelas de traumatismos craneanos, y diversas enfermedades neuromusculares, genéticas, ó del sistema nervioso central.

El trabajo de rehabilitación, se realiza diariamente en los diez IRI de la Teletón, que se han construido a lo largo de Chile. El área médica, es administrada por la Sociedad Pro -Ayuda al Niño Lisiado, mientras que la administración de recursos, es ejecutada por la Fundación Teletón. Dentro de los planes de la Fundación, se encuentra la construcción de nuevos IRIs, siendo los de mayor urgencia, los de las ciudades de Calama, Copiapó, Valdivia, y Coihaique, y en el futuro se espera reducir, las distancias entre los centros, a menos de 100 kilómetros (incluyendo centros en Rancagua, y Curicó)[7].

Instituto Año[8] Nº de pacientes
Arica 1989 701
Iquique 1996 536
Antofagasta 1981 1.146
Coquimbo 2002 860
Valparaíso 1982 3.558
Santiago 1979 9.723
Talca ("Maule") 2006 600
Concepción 1981 1.746
Temuco 2001 1.269
Puerto Montt 1991 1.901

De acuerdo a los informes, entregados por la Fundación Teletón, sobre el año 2006, 24.449 pacientes fueron atendidos durante ese año, totalizando 99.256 atenciones médicas, y 485.657 atenciones terapéuticas, con un costo promedio de $ 369.000, por cada niño atendido (equivalente aprox. US$700). 58,3% de los pacientes, se rehabilita en los institutos regionales, y un 41,7% lo hace en el centro de rehabilitación, de la capital nacional. La mayoría de los atendidos, tiene entre 3 y 14 años de edad, los cuales componen un 57,5% del total, mientras que los menores de 3 años alcanzan el 11%. 682 profesionales y administrativos, trabajaron durante ese año, en los diversos institutos de la Fundación[9].

Evento Teletón.

Aunque la Fundación Teletón, recibe aportes financieros, a lo largo del año, es gracias al evento Teletón, donde se recauda la mayor cantidad de ingresos, utilizados para la administración, de los centros de rehabilitación.


Campaña.

Voluntarios durante la Gira al Norte de la Teletón.

Meses antes del evento, la Fundación Teletón inicia la campaña, para incentivar a la sociedad, a participar en la obra benéfica. A ella se suman, las cadenas de televisión abierta chilena, miembros de la Asociación Nacional de Televisión (ANATEL), además de diversas medios de comunicación, tales como radioemisoras, y periódicos; a lo anterior, también participan rostros televisivos, y deportivos, y más de una veintena, de empresas auspiciadoras.

Diversos afiches, son instalados en las calles, de las grandes ciudades de Chile, y las cadenas de televisión, transmiten los avisos publicitarios, tanto de la Teletón, como de las empresas auspiciadoras, asociadas al evento. Para reforzar la campaña, la Fundación Teletón escoge un "niño símbolo", que participa activamente, durante la campaña, en representación de todos los niños, que son tratados en los institutos de la Teletón, como forma de apelar a la solidaridad de la nación. Los niños símbolos deben tener entre 4 y 7 años, ser comunicativos, locuaces, fotogénicos y no tener miedo a las cámaras, ó al público[10].

La campaña se refuerza, a partir del mes de noviembre, cuando diversas figuras artísticas, inician giras a lo largo del país. La campaña se inicia oficialmente, con la gira hacia el norte del país, y que posteriormente es continuada, con el llamado "Tren de la Teletón", que recorre desde Santiago al sur, a lo largo de la línea férrea.


Empresas auspiciadoras.

En cada edición de la Teletón, más de una decena de empresas, se comprometen a ser auspiciadores oficiales de la Teletón. En la Teletón 2006, la cifra de auspiciadores alcanzó las 24 empresas, aunque en años anteriores, éstas llegaron incluso a 30.

Para ser una de las empresas auspiciadoras, éstas deben ser marcas de consumo masivo, líderes en el mercado, de importancia en la canasta familiar. Además, las empresas no deben ser competencia entre sí, y debe existir un banco, destinado a la operación del proceso de donaciones. No pueden ser empresas auspiciadoras, medios de comunicación, ni distribuidoras de productos, como supermercados. A cambio, las empresas auspiciadoras deben dar una importante suma de dinero durante la campaña, financiar actividades de difusión, y producción de la campaña. Cada año, la Fundación Teletón, establece un monto mínimo de dinero, que cada empresa debe colocar, para poder participar en la próxima campaña, el cual aumenta año a año. Del total de dinero recaudado en cada versión, las empresas aportan entre el 20% y 25%.

Con la participación de las empresas auspiciadoras, la Teletón logra financiar, gran parte de los costos publicitarios del evento, y logra generar presencia, al asociarse con empresas líderes del mercado. Las empresas asociadas, por otro lado, mejoran su imagen, y promocionan sus principales productos, utilizando a algunos de los rostros más populares de la nación.

Desde 1978, diversas empresas han trabajado, como parte de la Teletón, pero sólo siete, lo han hecho de manera ininterrumpida: Banco de Chile, Compañía de Cervecerías Unidas, Lucchetti, Johnson's Clothes, Soprole, Unilever y Cambiaso Hermanos (Té Samurai, y Té Supremo).


Transmisión televisiva

El punto culmine de la campaña, es el evento televisivo de la Teletón, que se da inicio a las 22 horas, -tiempo de Chile (UTC-3 por horario de verano)- (01:00 hrs., tiempo GMT/UTC, de día sábado), generalmente el primer viernes de diciembre (aunque en algunas oportunidades, ha sido trasladado a fines de noviembre). El evento se desarrolla principalmente en el Teatro Teletón, partiendo con el discurso inicial de Don Francisco, ante las principales autoridades del país.

Tras la apertura, diversos artistas realizan presentaciones, intercaladas con las donaciones, y las historias de personas tratadas, en los centros de rehabilitación de la Teletón. A lo largo de las "27 horas de amor" (denominación que recibe tradicionalmente el evento), se suceden diversos contactos en directo (vía telefónica, mayormente), a lo largo del país, con las diversas sucursales, y cajas auxiliares del Banco de Chile, para hacer una evaluación, del avance de las recaudaciones. Cada cierto tiempo, Don Francisco realiza los cómputos oficiales, con la cantidad de dinero recaudada, por la cuenta 24.500-03, hasta ese momento.

Tras el inicio, el programa se realiza en diversos bloques, generalmente liderados, por los diferentes rostros, que representan a cada canal. Algunos de los segmentos más tradicionales, incluyen la Vedettón, un show de vedettes, transmitida durante la madrugada (del día sábado), un bloque matinal, realizado generalmente en exteriores, la inauguración de un nuevo centro (ó la colocación de primera piedra; si es que esta agendado), un bloque infantil, un show de variedades, y eventos deportivos (si es que hubiera programado). En todas las ciudades del país, diversas organizaciones, realizan eventos simultáneos, para poder incentivar a la población local, para que participe, y para recaudar dinero, que más tarde será destinado a la Teletón.

Escenario en el Estadio Nacional de Chile durante el cierre del evento Teletón

La clausura de la Teletón, era realizada tradicionalmente, a la medianoche del día sábado, en el Teatro Teletón, con la lectura del cómputo final oficial. Sin embargo, desde 1995 la ceremonia de clausura, se realiza en directo, y ante cerca de cien mil personas, en el Estadio Nacional de Chile. En esta ceremonia, se presentan los principales artistas invitados, y las empresas entregan los mayores aportes monetarios, y aquellos provenientes de metas, cumplidas durante la jornada. La ceremonia, que se da inicio a las 22 horas, se extiende hasta más allá de las 12 de la noche, luego de que en los últimos años, las metas han sido alcanzadas, pasadas las 27 horas oficiales.

Algunos de los artistas más importantes, que se han presentado en la Teletón son Celia Cruz, Chancho en Piedra, Gloria Estefan, Emmanuel, José Feliciano, Los Jaivas, Ricardo Montaner, Los Prisioneros, Lucero, José Luis Rodríguez, Sandro, Chayanne, Juanes, Marco Antonio Solís, y Joan Manuel Serrat, entre otros.


Canales transmisores.

Los canales de televisión, asociados a ANATEL, transmiten en directo, el evento Teletón. A lo largo de los años, los siguientes canales han transmitido la Teletón.


Costos y financiamiento.

Los aportes de las personas constituyen entre el 80% y el 75% de lo que se recauda en el evento Teletón.

De acuerdo a la cuenta pública, dada a conocer por la Fundación Teletón, durante el año 2006, el gasto total realizado, por los Institutos de Rehabilitación Infantil, alcanza los $10.503.150.382 (equivalentes a US$19,99 millones), de los cuales $1.724 millones, son por atenciones médicas, $4.714 millones, por atenciones terapéuticas, y $3.250 millones, por servicios complementarios de rehabilitación, como cirugías, medicamentos, órtesis, y prótesis. La Fundación Teletón en sí, tiene un gasto neto de $1.683 millones; aunque el Evento Teletón 2006, tuvo un costo operacional de $1.989 millones, a los que se suman, los costos de mantención del Teatro Teletón, y los gastos administrativos, éstos se reembolsan en parte, por el arriendo del teatro, y la venta de servicios publicitarios[9].

El 79% del financiamiento, de la Fundación Teletón, se realiza gracias al evento solidario, celebrado anualmente, mientras que un 16% se realiza, gracias al convenio FMT firmado con FONASA, y el Ministerio de Salud. Algunas empresas, como la Polla Chilena de Beneficencia, mantienen donaciones constantes a la fundación[11]. Estos ingresos son invertidos por Banchile, en un fondo de AFP, los que al año 2006, generaron $630 millones de ganancias.

En el año 2006, el financiamiento total, realizado por el Evento Teletón, alcanzó los $14.110.203.362, cifra superior al resultado final, entregado al cierre del evento, en el Estadio Nacional, y equivalentes a US$26.739.569, y al 0,018% del PIB chileno. $10.764.334.188 correspondieron a aportes voluntarios personales, lo que equivale al 76,3% del total; las empresas colaboraron con el 23,3% restante, que se desglosan en un 15,5%, de los auspiciadores estables, y un 6,4% de las tareas establecidas durante la jornada. La Región Metropolitana de Santiago, es la que entrega mayor aporte ($4.370 millones), dando un 31% de las recaudaciones totales, y 45,5% de las recaudaciones entregadas, en las oficinas del Banco de Chile, durante las 27 horas del evento. El resto de las regiones, entregan $4.872 millones. En los últimos años ha crecido también, la recaudación por medios virtuales (transferencias por internet, ó donaciones telefónicas), que en 2006 alcanzaron un 8,1% del total de la recaudación anual. Además, la cuenta corriente 24.500-03, está abierta todo el año, no sólo durante la realización del evento; en 2006, 368 millones de pesos fueron depositados fuera de dicho plazo[9].


Críticas.

Sucursal del Banco de Chile durante una de las noches de la Teletón. El banco pone a disposición sus instalaciones y empleados durante las 27 horas de la jornada.

Debido a la gran importancia, que ha alcanzado la Teletón, y el alto número de ingresos, que recibe en la campaña, varias personas han criticado a esta Fundación. En 2003, el entonces senador Jorge Lavandero, denunció que algunos de los rostros de la campaña, recibían pagos por su participación, en la campaña, y criticó la falta de transparencia, con respecto a los gastos del evento[12]. Las críticas, aunque fueron duramente rechazadas, por gran parte del espectro político del país, no son las únicas que hayan existido.

El evento ha sido criticado, por su mercantilización, debido a la presencia de empresas auspiciadoras que, utilizando la marca de la Teletón, aumentan sus ventas, y reducen su carga tributaria, por su participación[13]. Estas críticas se acentuaron, cuando el alcalde de Las Condes, Francisco de la Maza, rechazó colocar gratuitamente, pendones publicitarios, en las arterias de su comuna, y pensó en cobrar por aquellas, a las empresas que colocaran su publicidad, junto al logo de la Teletón, para luego donar el dinero recaudado al evento benéfico. Luego de que Don Francisco rechazara la propuesta, De la Maza denunció que el animador tenía una "actitud mafiosa"[14].

Las críticas también fueron realizadas, dentro del mismo evento, en el cierre de la Teletón 2002, en el Estadio Nacional, durante la presentación del grupo Los Prisioneros, éstos cambiaron la letra del tema "Quieren dinero". En las nuevas letras, Jorge González, criticaba tanto a los grupos económicos, y a diversos políticos de derecha en el coro (de la misma): "Quiero más Luksic, quiero más Angelini; quiero más UDI, quiero más Pinocheques; quiero más Büchi, quiero más Lavín; quiero más libras, quiero más dólares". El hecho fue duramente criticado por los organizadores, no solo por la crítica, hacia el sentido del evento, sino también por la utilización de la campaña, con fines proselitistas; sin embargo, contaron con el apoyo, de un importante número de chilenos.


El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Wikipedia, publicada con licencia CC-BY-SA 3.0.

...revisado, y adaptado para la EL,...


Referencias


Otras fuentes de información

Notas