La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Teatro del absurdo

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

El Teatro de lo Absurdo se refiere a la tendencia en la literatura dramática que emerge en el París de los años cuarenta y principios de los cincuenta, en especial, en las obras de Arthur Adamov, Fernando Arrabal, Samuel Beckett, Jean Genet, Eugene Ionesco, y Jean Tardieu.

Sus raíces pueden encontrarse en las obras de "moralidad alegórica" de la Edad Media y en los autos sacramentales (dramas religiosos alegóricos) de la España barroca, en la literatura del no-sentido de autores como Lewis Carroll, en las obras de ensueño de Strindberg y las novelas de James Joyce y Franz Kafka, en el drama grotesco de Alfred Jarry; y en las farsas fráticas de Georges Feydeau; obras qeu tuvieron como continuadores directos el Movimiento Dadaísta y el surrealismo de los años 20 y 30.

Una de las fuentes teóricas más potentes del Teatro del Absurdo fue El Teatro y su doble, obra de Antonin Artaud originalmente publicada en 1938.

El término teatro de lo absurdo o teatro absurdo proviene del uso filosófico de la palabra 'absurdo' por pensadores existencialistas como Albert Camus y Jean-Paul Sartre. Camus, en particular, decía que la humanidad tenía que resignarse a reconocer que una explicación complementamente racional del universo estaba más allá de su alcance; en ese sentido, el mundo debe ser visto como absurdo.

Los autores comenzaron a aglutinarse bajo la etiqueta de lo absurdo como una forma de acuerdo frente a la ansiedad, lo salvaje y la duda ante un universo inexplicable y recayeron en la metáfora poética como un medio de proyectar sus más íntimos estados. Es por ello que las imágenes del teatro absurdo tienden a asumir la calidad de la fantasía, el sueño y la pesadilla, sin interesarle tanto la aparición de la realidad objetiva como la percepción emocional de la realidad interior del autor.

Así, por ejemplo, la obra Días Felices de Beckett (1961) expresa una generalizada ansiedad del hombre sobre la aproximación de la muerte, a través de la imagen concreta de una mujer hundida hasta la cintura en el suelo en el primer acto y hasta el cuello en el segundo, mientras que en Rinocerontes de Ionesco (1960) se muestra la ansiosa preocupación acerca del esparcimiento de las inhumanas tendencias totalitarias mostrando a la población de una ciudad transformándose en salvajes paquidermos.

Algunos escritores no franceses que han mostrado la influencia del teatro absurdo son Harold Pinter y Tom Stoppard en Inglaterra; Günter Grass y Peter Weiss en Alemania; Edward Albee, Israel Horovitz y Sam Shepard en EE.UU., el autor y político checo Václav Havel y el cantautor y escritor uruguayo Leo Masliah.


Referencias

Fuentes empleadas y notas