La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Superpoblación

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Exceso de población que reside en un territorio.

Todo territorio tiene una determinada capacidad de carga, la que viene determinada por la cantidad de recursos disponibles, y por la tasa de renovación de éstos. La población de una especie cualquiera alcanzará su nivel óptimo cuando ésta sea igual a la capacidad de carga (por ejemplo, una población de zorros alcanzará su nivel óptimo, en un territorio capaz de soportar a 500 zorros, cuando tenga dicho tamaño). Si la población aumenta por sobre la capacidad de carga, habrá sobrepoblación, y por consiguiente los recursos (especialmente los alimentos) no alcanzarán para todos los habitantes de la población, produciéndose la muerte por inanición de éstos.

En la actualidad, se teme que la humanidad haya alcanzado, e incluso sobrepasado, la capacidad de carga que tiene a nivel planetario. El ser humano consume el 35% del total de recursos utilizados por la totalidad de las especies vivientes, y a medida que la población crece, esta proporción también aumenta. Hacia el año 1835, la humanidad alcanzó por primera vez en su historia los 1.000 millones de habitantes, pero la población se duplicó en tan solo un siglo. En la actualidad, la población humana mundial se incrementa a razón de 1.000 millones cada década, y la proporción de tiempo amenaza con ser incluso más reducida. Esto se debe a que la población aumenta de manera exponencial (es decir, una generación hay 10, a la siguiente 20, a la próxima 40, después 80, y así sucesivamente).

Hasta más o menos el Siglo XVIII, la población mundial no había crecido en exceso debido al retraso tecnológico. Desde esas fechas, la Revolución Industrial permitió aumentar el rendimiento de los cultivos y obtener más alimentos, al mismo tiempo que la ciencia médica alargó la expectativa de vida y redujo la mortalidad infantil, permitiendo el crecimiento explosivo de la población. En la época el economista Thomas Malthus predijo una futura hambruna mundial, pero ésta no se ha producido hasta el momento por el estiramiento de los recursos gracias a la tecnología. Sin embargo, los recursos terrestres son finitos, por lo que de momento la profecía de Malthus sigue pendiendo sobre la Humanidad.

Los mecanismos tradicionales para el control de la superpoblación incluyen la hambruna por falta de víveres para las grandes masas humanas, las guerras producidas por el deseo de determinadas poblaciones de ganar recursos a costa de la muerte de diversos enemigos reales o imaginarios, y las enfermedades que encuentran campo fértil en la cercanía de las poblaciones humanas y en las infrahumanas condiciones de vida de los sectores más depauperados. Existe también la posibilidad del control de la población, pero la desidia mundial, la influencia de las ideas conservadoras ligadas a grupos religiosos, incluyendo diversas religiones mayoritarias, y el tradicionalismo de los pueblos más pobres del planeta (que asocian fertilidad e hijos con futura prosperidad, en lugares en donde no existe previsión social y el único seguro para la vejez son los hijos sostenedores de sus padres) han impedido llevar a cabo los urgentes planes de combate a la superpoblación.

Referencias

Artículos relacionados


Notas