La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Simón Pedro

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Uno de los doce apóstoles de Jesús de Nazaret, considerado el primer Papa por el catolicismo.

«San Pedro» (1638) de Pieter Paul Rubens.

Pedro, originalmente llamado por el nombre griego Simón, en algunos pasajes se le llama Simón Pedro. Es el discípulo a quién Jesús dejó encargado de dirigir al resto de sus apóstoles y de su Iglesia. Conocemos de él a través de los relatos que encontramos en los cuatro Evangelios, en el libro de los Hechos de los Apóstoles y a través de las cartas de San Pablo. Pedro era galileo, nativo de Betsaida, ciudad situada en la costa del mar de Galilea también llamado mar de Genesaret, cerca de la desembocadura del río Jordán. Pedro y su hermano Andrés fueron de los primeros discípulos llamados por Jesús. Ambos hermanos eran pescadores en el mar de Galilea. De acuerdo con el evangelio según San Juan, fue Andrés el que presentó Jesús a Pedro.

Pedro es testigo de los grandes momentos en la vida pública de Jesús, tales como su Transfiguración, la pesca milagrosa, la oración en el huerto, etc. Se le recuerda muy especialmente por su triple negación de Jesús durante el juicio a que el Señor era sometido horas antes de ser cruficicado. Después de la muerte de Jesús, Pedro es el primero que entra en el sepulcro vacío y comprueba que el cuerpo de Jesús no está allí.

A Pedro y los otros apóstoles, según los evangelios, Jesús se les presenta en varias ocasiones después de su Resurrección. Pedro es parte del grupo que son testigos de la Ascensión de Jesús a los cielos. Reunido con los otros diez apóstoles que permanecieron fieles al Señor, escogen a Matías como sucesor de Judas. El día de Pentecostés recibe, junto con todos los discípulos reunidos en el Cenáculo, la venida del Espíritu Santo.

Crucifixión de San Pedro (1600-01), de Caravaggio.

Los primeros capítulos del libro de los Hechos de los Apóstoles nos relatan las primeras actividades de Pedro, especialmente los relatos sobre la conversión de Cornelio y el concilio de Jerusalén, así como algunos de sus milagros, tal como su encarcelamiento por orden de Herodes Antipas y su liberación milagrosa.

Todos los relatos de la Iglesia primitiva afirman cómo eventualmente Pedro se encamina a Roma y según la disposición de Jesús es visto por todos como el jefe de la Iglesia. Según la tradición, Pedro es crucificado en Roma probablemente el año 67 de la era Cristiana durante la persecución contra los cristianos ordenada por el emperador Nerón (15-68). A diferencia de Jesús, Pedro es crucificado con la cabeza hacia abajo. Fue enterrado en una necrópolis existente en la colina Vaticana donde siglos más tarde el emperador Constantino I el Grande levantaró una basílica en su honor.

Excavaciones realizadas a partir de los años 1940, por órdenes del Papa Pío XII, permitieron descubrir el lugar exacto de lugar donde estaban depositados unos restos que se suponen pertenecientes a Simón Pedro, justamente bajo el altar de la Confesión de la actual Basílica de San Pedro en el Vaticano.


Iconografía

Se le representa como un varón anciano, de cabelos y barba canos. Puede vestir túnica apostólica y palio (véase la ilustración más arriba), o también con vestiduras pontificales y la tiara papal.

Sus atributos propios son el libro o rollo de pergamino y, sobre todo, las llaves en alusión al episodio evangélico recogido en Mt 16,19 ("a ti te daré las llaves del reino de los cielos..."). Normalmente las llaves son dos, pero en algunas ocasiones pueden aparecer tres o una sola. Otros atributos son el gallo (alusivo a sus negaciones: Lc 22,34) y las redes o unos peces en relación a su oficio de pescador y a la llamada de Jesús: "Yo os haré pescadores de hombres" (Mt 4,19).


Cronología de los Papas | Papa Posterior: San Lino | Santoral católico


Referencias

Fuentes empleadas y notas