La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Serranía de Cuenca

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Parte de su sector central constituye en la actualidad una reserva de caza. Está prevista su protección como parque natural, sobre una superficie de 89.200 Hectáreas, que comprenda dicha reserva de caza más dos grandes zonas de ampliación a Sur y a Norte. Como su nombre indica, la Serranía de Cuenca no constituye una zona de alta montaña, sino una sucesión de abruptas formas de relieve e intrincadas formaciones geológicas, que recubren espesas masas forestales de pinares. Se trata de una de las grandes serranías españolas por antonomasia. Tres ríos principales la surcan. El Cuervo y el Escabas, que fluyen a tributar al Tajo; el Júcar, que parte en busca del Mediterráneo. Desde que en 1973 fue establecida una reserva nacional de caza sobre su sector central, la población de corzos, jabalíes, muflones no ha hecho mas que crecer espectacularmente desde entonces. En El Hosquillo, un magnífico anfiteatro natural situado en la cabecera del río Escabas, se instaló una granja cinegético-experimental de envergadura. Allí pueden contemplarse osos, cabras monteses, lobos, además de las especies ya citadas, en régimen de semi-libertad.

Entre el Hosquillo y Fuertescusa, el río Escabas pasa a atravesar lugares de extrema belleza. Abundan los buitres leonados, las rapaces. Extrañas mariposas se reproducen en apartados enclaves serranos. Existe la nutria... En las lagunas de El Tovar, o de Uña, buenas concentraciones de fochas, ánades y otras aves acuáticas. Espectaculares "hoces" o angosturas fluviales en el río Villalba, en Beteta, en el llamado barranco de Hoz Somera (junto a Carrascosa). Otra especie de segunda Ciudad Encantada se localiza cerca de Las Majadas: la zona de Los Callejones.

Hacía el sur de la actual reserva se situán las preciosidades geológicas de Las Torcas, unos extraños hundimientos naturales, en medio del secreto de los pinares, y que a menudo contienen maravillosas lagunas. Existen las torcas de Palancares, las de Cañada del Hoyo, y al sur del puerto del Rocho. En la llamada Tierra muerta, una solitaria zona de sabinares en torno a la localidad de La Cierva, las extensiones de sabinas siguen siendo muy importantes. En las proximidades, el río Huécar comienza a tallar sus gargantas espectaculares. Al sur de Cuenca capital, pero vinculado a los límites de este espacio natural, el río Júcar desarrolla una zona de meandros y cortados interesantes tanto desde el punto vista paisajístico como faunístico: numerosas rapaces. Para conocer el área, la carretera de Cuenca al nacimiento del río Cuervo (entre Las Majadas y Vega del Codorno); también desde este último punto a Tragacete-Huélamo-La Toba-Uña-Villalba de Sirra; el parque cinegético-experimental de El Hosquillo se llega desde el alto de puerto de Las Majadas y se necesita una autorización previa. Numerosas pistas forestales atraviesan los pinares de la Serranía, en general en excelente estado de conservación y aptas para cualquier tipo de vehículo.