La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Romance (literatura)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Combinación métrica, que sólo pertenece a la poesía española y consiste en repetir al fin de todos los versos pares una misma asonancia y en no dar a los impáres rima de ningún género.

Yo, aquel del romance en óo
Que los vitales preludios
Narré del cuitado párvulo
Recién venido a este mundo;..
Voy a proseguir su historia
con otro romance en úo.
              Bretón de los Herreros.

Novela o libro de caballería en prosa o verso.

Romance de versos octosílabos.

Romancero significa: colección de romances y romancero o romancera, persona que sabe, canta o compone romances y todo indica que el romance fue el primer aliento musical y poético que exhaló entre nosostros (España), un pueblo que necesitaba consevar su historia, sus recuerdos e impresiones por medio de la tradición oral, el recurso de la memoria, facilitado por medio de la medida, de la rima y del canto, más sencillos e inartificiosos, a que se prestaba su lengua, casi informe en una época tan próxima a su primitiva formación.

Cervantes dejó escrito lo siguiente: ..canta el romance que aqui va, porque es muy bueno y yo te iré dando otros de cuando en cuando, con que cobres fama de la mejor romancera del mundo.

..el romancero del Cid, el de Lope de Vega a la Pasión, Diccionario de la Academia de 1729.

Romancero de gesta, romance popular en que se refería hechos de personajes históricos, legendarios o tradicionales.

Romance de ciegos, romance poético sobre un suceso o historia, que vendían los ciegos por la calle.

Nuestros romances de ciegos
(Jacaras que dicen otros)
Ya se sabe que empleaban
Exactamente de un modo
Para cantar las proezas
De algún insigne galopo

(Juan Eugenio Hartzenbusch (1806-1880), algunas obras de este autor: "Los", Zaragoza, Ebro, 1973; "Los Amantes de Teruel", Barcelona, Planeta, 1989; "Cuentos y fábulas", Madrid, Hernando, 1925)

Romance endecasílabo, heroico o real, el que se compone de versos endecasílabos.

En buen romance, claramente y de modo que lo entiendan.

Hablar uno en romance, explicarse con claridad y sin rodeos.

Orígenes

El romance nacido del pueblo y escrito para el pueblo, fue desde sus comienzos el más fiel interprete de sus creencias, de sus sentimientos y de sus gustos, constituyendo la poesía verdaderamente española.

En los romances hállanse vigoroamente retratados toas las épocas más características de la historia de España, los progresos del Arte y la genuina índole del idioma, pues en él se encuentran el primer aliento de la poesía lírica española y en él se hallan atesorados los preciosos y abundantes materiales de la epopeya española.

Puede asegurarse que hasta la segunda década del siglo XVI no se vió ningún romance genuinamente primitivo, manuscrito o impreso, pues la que nos restan de la última del siglo XV, pertenecen a poetas de profesión o a trovadores cortesanos.

Forma métrica

Respecto de la forma métrica de los romances, debemos decir primeramente que estos se hallan formulados por versos octasílabos, cuya composición es de las más sencillas, no solo en castellano sino en la generalidad de los lenguajes.

Al principio no siempre debió seguirse esta regla, máximo cuando nuestros primeros poetas se cuidaban muy poco del número exacto de sílabas.

Los versos de los romances están seguidos, más hay algunos de estos, aunque pocos, divididos en cuartetas, pero lo que dá al romance el carácter especial que lo distingue de los demás clases de composiciones rimadas y que no hallamos en la literatura de ningún otro país, es el asonante, especie de rima imperfecta, limitada exclusivamente a las vocales y que empieza en la última sílaba acentuada de cada verso.

Adopción de la poesía castellana de la forma del romance

No es posible fijar la época en que la poesía castellana adoptó la forma de romance, ningún documento histórico lo acredita y los códices más remotos conservan composiciones complicadas, que suponen en su confección arte y estudio, pero no existe en ellos un solo romance genuinamente popular, anterior al desarrollo de la Imprenta.

En el "Cancionero General impreso en Valencia en el año 1511, es donde por primera vez aparecen un cortísimo número de romances viejos populares, únicamente dedicados a servir de glosas y transmutaciones que de ellos hacían los poetas artísticos de la corte de D. Juan II o de los Reyes Católicos.

Sin embargo, la poesía castellana por excelencia, con la forma de romance, debió preceder entre el pueblo a la erudita y sabia, hecha en verrsos largos o imitados de los latinos o de los provenzales, porque la naturaleza precede al arte, la espontaneidad al estudio y la memoria a la escritura aplicada a las producciones del pueblo.

La medida del verso redondillo u octasílabo es la primera que debieron encontrar los versificadores españoles inartificiosos, porque nace más facilmente de la construcción o índole armónica de la lengua española y de la rotundidad de sus periodos y la combinación métrica del romance es además muy favorable a lo siguiente:

  • A la prosa vulgar
  • La sencillez de su medida
  • Sus pausas y música monótona, que facilitan la rima continua y dan lugar al pensamiento para ordenar las ideas.
  • Su natural aptitud para narrar los hechos históricos
  • Considerar objetivamente los hechos históricos y conservarlos en la memoria

Romanceros viejos tradicionales

No es posible fijar la época en que comenzaron los romances viejos tradicionales españoles, pero si se puede asegurarse que acabaron a fines de la primera mitad del siglo XVI y hasta entonces no tenemos noticia de que se hubiesen escrito sino el cortísimo número que accidentalmente, para texto de glosas o como tema de otros artículos, se incluyeron en el "Cancionero general".

Por otra parte, los romances tradicionales sufrieron la alteración inherente a su modo de transmitirse y no han llegado a tiempos modernos en toda su pureza y como los juglares y cantores más modernos conservaban la tradición, debe suponerse lo siguiente:

  • Que cambiaban las palabras antiguas y olvidadas por otras de su tiempo, que eran inteligibles a sus contemporáneos
  • También es de inferir que infiriesen en sus canciones algunas ideas nuevas, algunos pensamientos y costumbres de su época, pero separándose muy poco de los tipos antiguos, por lo siguiente:
    • Lo primero, porque las ideas, los pensamientos y las costumbres se alteran más lentamente que las palabras de una lengua que se va formando
    • Lo segundo, porque, reproduciendo la tradición, conservada en obras ya hechas, dificilmente se apartaría la copia con exceso del original

Libreros: conservadores de la poesía vulgar española

Los libreros de Burgos, de Valladolid, de Sevilla y de Granada, pueden considerarse como los conservadores de la poesía vulgar española.

Pero no se crea que todo el contenido de los pliegos sueltos y en las colecciones en que los coleccionistas, que recopilaron el Cancionero, las "Silvas", las "Florestas", ect. de romances, pertenece a la poesía popular de tradición, porque en ellas hay una parte que corresponde a la erudita y a la artística popularizada, ni se presupone que todos los romances que a ella corresponden se han conservado genuinamente como fueron en su origen, por más que aparezcan inartificiosos, pues casí todos pasaron por los juglares, son juglarescos, y, por decirlo así, compuestos, alterados y reformados, por hombres, que se ocupaban y hacían profesión de cantarlos y recitarlos al pueblo.

Clasificación de los romances

A tres puntos de vista debe atenderse al tratarse de clasificar los romances, que son los siguientes:

  • El carácter del romance, como género poético, puesto que lo mismo puede ser una composición objetiva, que subjetiva
  • Su filiación popular o erudita, su procedencia en orden a la clase y condición del poeta que los ha compuesto
  • La índole del asunto que canta

Por tanto, en virtud del romance, deben establecerse las tres siguientes clasificaciones:

  • El carácter del romance
  • Su procedencia
  • Su asunto

Género poético al que pertenecen

Procedencia

  • Primitivos populares, son los romances viejos que corresponden a la Edad Media.
  • Eruditos de imitación, son o refundición de los primitivos o imitaciones libres.
  • Eruditos originales y vulgares, son los populares degenerados.
  • Los eruditos originales, que son subjetivos o líricos, en su mayoría y los de imitación, corresponden a los siglos XVI y XVII.
  • Los vulgares al siglo XVIII y XIX.

Asunto sobre que versan

Históricos

Son los primeros en el órden cronológico y los más interesantes en cuanto se refieren en su mayor parte a los antiguos héroes castellanos y tiene por base el sentimiento patriótico y el religioso, por lo cual se podrían dividir en lo siguiente:

  • En heróicos, que proceden de los cantares de gesta
  • En religiosos, que por ser reflejo de las tradiciones religiosas han enriquecido los legendarios y santorales españoles
  • Ambas clases representan, en cuanto se refieren a la historia de España, los esfuerzos heroicos y constantes en favor de la independencia patria y de sus venerables creencias y contiene el elemento primario y más robusto de la epopeya nacional vinculada en los Romanceros de España
Tradición oral

Muchos de los romances históricos los debemos a la tradición oral y en cambio de las formas literarias de que carecían los más primitivos, tienen un gran sello de originalidad, propio de la poesía que constantemente ha sido la más adecuada para expresar los sentimientos y las pasiones populares.

Objetivos de los romances históricos
  • Conservar los hechos, tradiciones y creencias de la época
  • El lugar a que se refieren
  • Cantar las acciones virtuosas de los personajes más santos que la España de la Reconquista abrigó en su seno
  • Los esfuerzos heroicos de sus denonados caudillos
  • Pintar fielmente el carácter español
Historia de España

Son romances, históricos heróicos, de la historia de España y son los más interesantes, mereciendo especial mención los siguientes:

Historia Extranjera
  • Romances sagrados que empiezan con Adán
  • Tiempos mitológicos y heróicos de Grecia y Roma
  • Historia de Asia
  • Historia de las dos Grecias
  • De los tiempos históricos de Roma
  • De países como Portugal, Italia, ect.
  • Otros
Caballerescos

Proceden de las novelas y libros de caballería y están tomados de las siguientes ramas en que se dividen:

Los romances caballeresco reflejan el espíritu del feudalismo de los tiempos á que se refieren.

Estos romances se pueden dividir en 6 clases o secciones que son los siguientes:

  • Sueltos y varios
  • Romaces tomados de los libros caballerescos que tratan de los galos-grecos
  • Aquellos ques e refieren a los asuntos tomados de las crónicas bretónas
  • Que encierra los que hacen relación a las crónicas carlovingias que tratan de los hechos fabulosos de Carlomagno
  • Romances cuyos asuntos fueron tomados de los poemas italianos
  • Abraza aquellos en que se ha tratado de satirizar o caricaturar los de las secciones anteriores


Se caracterizan estos romances por lo siguiente:

  • Demasiada extensión que por lo común tienen
  • La minuciosidad de sus descripciones
  • Son algunos populares, de imitación y eruditos muchos y vulgares desde el siglo XVI
Moriscos

Refelejan el espíritu que da vida a la epopeya en acción que, dando comienzo en las montañas del Norte, terminó con la conquista de Granada.

A partir de este suceso ocurre lo siguiente:

  • Cobran vida y animación estos romances
  • Expresan sin ningún linaje de recelo el orgullo y regocijo de que se sintieron poseidos los cristianos al ver felizmente terminada la Reconquista
  • Domina en estos cantares o romances el espíritu caballeresco propio del pueblo musulmán
  • No se ve en ellos la aversión y el menosprecio con que en el comienzo de la lucha miraron los españoles cuando procedía de sus enemigos musulmanes
  • Parece, en efecto, que una vez vencidos los árabes, el noble pueblo castellano olvidaba sus agravios y consolaba de su desgracia a los vencidos celebrando en el romancero morisco las virtudes y hazañas de los muslines
  • Se pueden dividir en cuatro clases o secciones que son las siguientes:
    • Sueltos
    • Novelescos
    • Satíricos y jocosos
    • La imitaciones de los tres citados

La generalidad son heroicos y amatorios y los romances moriscos en los que predominan los líricos, son en su mayoria los eruditos, habiendo entre ellos poquísimos primitivos y populares.



Vulgares

Nacen a mediados del siglo XVII y vienen a ser como la postrera degeneración de los romances históricos y revelan el estado de decadencia a que en dicha época había venido a parar la nación española y por eso sus principales características son los siguientes:

  • Fanatismo religioso
  • Servidumbre política
  • No otra cosa podía esperarse de un estado social en que la corrupción era grande y por lo demás ostensible y en que la ciencia y las creencias no tenían otra luz la que arrojaba a las hogueras el Santo Oficio.
  • Se llegó a cantar el crimen y de tomar por héroes a los bandidos y malhechores
  • Se pueden clasificar del siguiente modo:
    • Novelescos y fabulosos
    • Caballerescos
    • Milagrosos
    • Devotos
    • Históricos
    • Generales
    • Particulares
    • Biográficos
    • Anecdóticos
    • Valentías
    • Guapezas
    • Desafueros
    • Satíricos
    • Burlescos
Varios

Corresponden a esta sección todos los romances no comprendidos en las cinco anteriores.

Doctrinales

En los doctrinales se encuentrar buenos consejos de moral.

Amorosos
Satíricos o burlescos

Algunos romances satíricos o burlescos son los siguientes.

  • Juan de la Cueva, "Huyendo va la poesía"
  • Góngora, "Por una señora negra"
  • Quevedo, "Una incrédula de años"
  • Antonio de Silva, "Clérigo que un día fuí"

Romancero

  • Los primeros romances que se conservan, o seá aquellos que ostentan mayor antigúedad, fueron recogidos en los Cancioneros, como la de Hernando del Castillo, "Cancionero general", con 37 romances.
  • Sin embargo, no habiendo satisfecho bastante los "Cancioneros" como destinados a otro objeto, aun cuando análogo, diferente, se recurrió a la formación del "Romancero", colecciónes que como su nombre expresa perfectamente, solo constan de romances.
  • A destacar en el siglo XIX, el de Don Agustín Duran, al cual hay que agregar al publicado en la "Biblioteca de Autores Españoles", Tomo X y XVI, en los años 1849-51, que es muy completo y copioso y comprendía por este siglo 2.700 romaces, anteriores todos al año 1700.
  • Martín Nuncio "Cancionero de romances"
  • Esteban García de Nagera publicó en el año 1550, en Zaragoza, "Silva de varios romances..."

España

Otros autores que publicaron Romanceros son los siguientes:

  • Lorenzo de Sepúlveda, en Sevilla compuso un "Romancero" tomado de las crónicas antiguas en sus asuntos. De esta edición se hiceron las siguientes:
    • Una en Amberes, en el año 1551, por el impresor Juan Steldrio y añadió a ella el "Romance de la conquista de la ciudad de África en Berbería y otros diversos"
    • Otra por Fillipo Nucio
  • Alonso de Fuentes, compuso "El libro de los cuarenta cantos" y se hiceron cuatro ediciones, la primera en Granada en 1563 y la última en Alcalá en 1578 * Juan de Timoneda, compuso varias colecciones de romances con los siguientes títulos:
    • "Rosa de amores"
    • "Raza española"
    • "Rosa gentil"
    • "Rosa Real"
  • Fray Raimundo de Ecluguiar, compuso una colección de romances que tituló "El héroe cristiano y la victoria más dura, trofeos de Don Juan de Austria" en 1578
  • Pedro de Padilla, compuso un "Romancero" en el cual se contiene algunos sucesos que en la jornada de Flandes algunos españoles hicieron, con otras historias y poesías diferentes y se publicó en Mdrid en 1583
  • Compuesto por Ginés Pérez de Hita, "Guerras civiles de Granada"
  • Juan Godinez de Mellís, en Medina del Campo, el "Romancero General"
  • Miguel de Madrigal, "Segunda parte del Romancero Gneral y flor de diversa poesía"
  • En 1608, en Alca´la, se publicaron los "Romances del marqués de Mantua"
  • Juan Hidalgo "Romances de Germania"
  • Juan de la Fuente, "Jardín de amadores"
  • Juan de Escobar formó una colección de romances del Cid, "Historia del muy valeroso caballero el Cid Ruy Díaz de Vivar" y otros autores
  • Fr. Metge, en Barcelona en el año 1826 "Tesoro escondido de todos los más famosos romances.."

Portugal

  • La fundación del Reino de Portugal ha servido de asunto a un "Romancero historiado", en 1614 de Francisco de Segura
  • Jorge Pinto de Morales recopiló autores en "Maravillas del Parnaso..."

Siglo XIX

  • Jacobo Grimm
  • C.B. Depuig
  • Abel Hugo
  • Agustín Duran

Siglo XX

  • Biblioteca de Autores Españoles

Algunas antologías editadas en el siglo XX son las siguientes:

  • Romances de tema odiseico:..., Madrid, Gredos, 1969-72, 3 volumenes
  • Romances tradicionales: antología de romances recogidos en la tradicón oral moderna, Las Palmas, Ministerio de Cultura, 1982
  • Romancero tradicional de las lenguas hispánicas: español. portugués, catalán, sefardí,.., Madrid, Gredos, 1985
  • El Romancero tradicional extremeño:.., Mérida, Asamblea de ExtremaduraMadrid, 1995.
  • Romancero y cancionero sagrados: colección de poesias crsitianas y divinas, Madrid, Atlas, 1950,
  • Gerineldo: el paje y la infanta:...., Madrid, Gredos, 1975-76, 3 volumenes
  • La Dama y el Pastor: romance, villancico, glosas.., Madrid, Gredos, 1978-79, 2 volumenes
  • Romancero general: 1600, 1604, 1605:.., Madrid, 1947, 2 volumenes
  • Romancero general o colección de romances castellanos anteriores al siglo XVII, Madrid, Atlas, 1945, 2 volumenes
  • Libro de Romances y Coplas del Carmelo de Valladolid:..., Salamanca, C.G.C.L, 1982, 2 volumenes
  • En catalán, Romanços de sang i fetge.., Barcelona, Altafulla, 1983
  • En gallego, Os Romances tradicionais de Galicia:.., Santiago de Compostela, 1998
  • Romaces judeo-españoles, Romances de Tetuán.., Madrid, CSIC,1952
  • En portugues, Romanceiro portugues do Estados Unidos:..., Madrid, Sem. Menedez Pidal, 1980-83, 2 volumenes

Siglo XX

Algunos autores de romances son los siguientes:

Referencias

Bibliografía

  • Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano, 1887-1910, Barcelona, Montaner i Simon editores.

Bibliografía complementaria

  • Ancient Spanish ballads relating to.., London, 1821, 2 volumenes, (inglés y castellano).
  • Antología de poetas líricos castellanos.., Madrid, 1890-1916, 14 volumenes.
  • Barron, W.R.J..-English Medieval romance, LondonNewYorK, 1987
  • Campillo del Toribio.-Ensayo sobre los poemas provenzales de los siglos XII y XIII, Madrid, 1860.
  • Caravaggi, Giovani.-Variante y re-creación poética: notas al Cancionero y Romancero de Ausencias de Miguel Hernández, Murcia, 1992
  • Diáz Roig, Mercedes.-El romancero y la lírica popular moderna, México, 1976.
  • Durán, Agustín.-Romancero general o colección de romances castellanos anteriores al siglo XVIII....., Madrid, Rivadeneyra, 1851, 2 volumenes; Romancero de romances caballerescos anteriores al siglo XVIII.., Madrid, Eusebio Aguado, 1832, 2 volumenes.; Romancero de romances moriscos:..., Madrid, León Amarita, 1828;
  • El Romancero Viejo: edición de Mercedes Diáz Roig, Madrid, Cátedra, 1992.
  • Flor nueva de romances que recogió la tradición antigua y moderna, Madrid, Espasa-Calpe, 1968
  • García Lorca, Federico.-Romancero gitano (1928), MadridBarcelona, Espasa Calpe, 1937
  • Gil, Bonifacio.-Romances populares de Extremadura, Badajoz, 1944.
  • Hernández, Miguel.-Obra completa, Madrid, Espasa Calpe, 1993, 2 volumenes
  • Madrigal, Miguel de.-Segunda parte del Romancero general y flor de diversa poesía, Madrid, 1948, C.S.I.C., 2 volumenes.
  • Massot i Muntaner, Josep.-Sobre la poesía tradicional catalana, Madrid, 1963
  • Menéndez Pidal, Ramón.-El Romancero nuevo:.., Madrid, 1949; Los romances de ámerica y otros estudios..., Madrid, Espasa Calpe, 1972
  • Milá i Fontanals, Manuel.-De la poesía heroíco-popular castellana:...., Barcelona, 1959.
  • Moya, Ismael.-Romancero, Buenos Aires, 1941, 2 volumenes.
  • Machado, Antonio.-La tierra de Alvargonzález: y canciones del Alto Duero, Barcelona, Sopena, 1938,
  • Nebrija, Antonio de.-Diccionario en romance en latín, Sevilla, A.R.Gamarra, 1610; Elegancias romançadas, Antequera, 1626, 1 volumen.; Gramática de la lengua castellana, Valencia, 1997.; Gramática latina, Zaragoza, 1838.
  • Poemas épicos:.., M.R. 1851-54, 2 Volumenes.
  • Ritchtofen, E..-Estudios épicos medievales, Madrid, Gredos, 1954.
  • Romancero de romances caballerescos..., Madrid, E.Aguado, 1832, 2 volumenes.
  • Romancero de romances doctrinales, amatorios, festivos, jocosos, satíricos y burlescos.., Madrid, Impr. deL.Amarita, 1828-32, (4 volumenes)
  • Romancero general..., Rivadeneyra, 1849-51, 2 volumenes.
  • Romancero general de la guerra española: selección y prólogo de Rafael Albertí.., Madrid, 2006
  • Revilla, Manuel de la .-Principios de la literatura general e historia de la literatura española, Madrid, 1872, 2 volumenes; Críticas, Burgos, T.Amaiz, 1884-1885, 2 volumenes.
  • Rivas, Ángel de Saavedra, Duque de.-Romances, 1912, 2 volumenes; Romances históricos, MadridBarcelona, Edit Ibero Americana, 1906
  • Romancillos anónimos, Madrid, 1911.
  • Rodriguez Moñino, Antonio.-El Cancionero general (Valencia 1511-Anvers 1573).., Madrid, R.A.E., 1958; Cancionerillos góticos castellanos.., Valencia, Castalia, 1954; Cancionero llamado Flor de enamorados.., Oxford, 1954; Catálogo de los manuscritos poéticos..., New York, Hispanic Society of America, 1965-66, 3 volumenes.; Flor de romances, glosas, canciones y villancicos:.., Oxford, 1954;
  • Romances en pliegos de cordel, Málaga, 1974
  • Romeu Figueres, Josep.-El mito del "Comte ArnaU" en la canción popular... , Barcelona, 1948, Romances catalanes
  • Rubén Darío.-Poesía: Rubén Darío. Romances históricos, Zaragoza, Biblioteca ´clásica Ebro,196?
  • Rhys, J..-Studies in the arturian legend, New York, 1966
  • Ticknor, George.-Historia de la literatura española, Madrid, 1851-1856, 4 volumenes.

Notas