La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Roma Antigua

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

¡Oh Roma! En tu grandeza, en tu hermosura,
huyó lo que era firme y solamente
lo fugitivo permanece y dura.


Final de "A Roma sepultada
en sus ruinas", de Quevedo.

Estado de la Antigüedad, surgido de la expansión de la ciudad de Roma y que llegó a abarcar desde la Gran Bretaña al Sáhara y desde la península Ibérica al Río Éufrates. En el 27 adC dejó de ser una república para convertirse en un imperio. Durante el Imperio la poblacion llegó a superar el millón y medio de personas.

Situación geográfica

Italia es una península ubicada prácticamente en el centro del Mar Mediterráneo. Se encuentra al oeste de Grecia, al este de España y Francia y a sólo 130 km al norte de la costa africana. A su vez, Roma es el centro de Italia, posición ideal para enviar barcos y tropas en todas direcciones. Numerosas vías o caminos salían de Roma en dirección norte y sur. Italia es montañosa, pero no abrupta y escabrosa (sin precipicios). Los Alpes la separan de Europa pero hay pasos por donde los invasores han accedido a ella. Los Apeninos corren de norte a sur. Su lado oeste es fértil, con abundante vegetación y posibilidad de desarrollo agrícola.

Así, su mirada iba desde el origen hacia Europa, África y Asia, señalando el futuro imperial.

Gobierno y administración

Águila Romana.jpg
El Águila Imperial Romana

Con la expulsión del pueblo Etrusco el año 509 adC, la nobleza romana estableció la República, concepto que significa estado libre gobernado por magistrados electos o gobierno sin marca ejercido por el pueblo o sus legados.

En sus comienzos, la República Romana fue muy semejante a la Polis o Ciudades-Estado de los griegos tanto por su reducido territorio y escasa población como su forma aristocrática de gobierno. Los romanos la llamaron Civis o Ciudad. Su carácter aristocrático se debió a que el «pueblo» o conjunto de ciudadanos estuvo formado al principio sólo por la Clase Alta o Patriarcado. Sólo los Patriarcados formaban el pueblo Romano, es decir, eran los únicos que poseían los derechos de ciudadanía, que permitían actuar en el gobierno. Posteriormente se introdujeron los Plebeyos, quienes lograron colocar un representante dentro de la estructura republicana, el Tribuno de la Plebe, quien defendía los intereses de esta clase ante el resto de las magistraturas romanas.

La república Romana reunía lo mejor de los tres poderes conocidos: Monarquía, Oligarquía y Democracia. Armonizaba los intereses de sus miembros a través de una tríada institucional de poder dada por las Magistraturas, el Senado y los Comicios.

Economía

Moneda romana con el Águila.jpg
Moneda romana

La base económica de Roma, en la época de la monarquía, era la ganadería. Esta era de propiedad privada, mientras que la agricultura era de propiedad comunal. Aunque, con el tiempo, también sería privada. El régimen de tenencia era la pequeña propiedad, puesto que cada familia tenía lo que podía explotar directamente.

Dada la posición de la ciudad, en una importante ruta comercial, cada vez más los romanos se dedicaron al comercio; principalmente de productos agrícolas, ganaderos, sal, manufacturas etruscas e importaciones griegas y fenicias. Hasta mediados del siglo IV a.C. Roma no acuñó moneda, y se pagaba con el peso en bronce.

Aunque la actividad política y cultural se centraba en las ciudades, la mayoría de los habitantes vivían en el campo, donde cultivaban la tierra y cuidaban del ganado.

Los cultivos más importantes eran los de trigo, vid y olivo, y también árboles frutales, hortalizas, legumbres y lino.

Los romanos mejoraron las técnicas agrícolas. Introdujeron la arada romana, molinos más eficaces, como el de grano, la prensa de aceite, técnicas de regadío y el uso de abono.

Arte

Las primeras manifestaciones del arte romano nacen bajo el influjo etrusco, enseguida contagiado de los caracteres griegos aprendidos de las colonias de la Magna Grecia, sur de Italia, que Roma conquistó en su proceso de unificación territorial durante los siglos IV y III adC. La influencia griega se acrecenta cuando Roma en el siglo II adC ocupa Macedonia y Grecia.

La escritura se introduce entre finales del siglo VII a.C. y principios del siglo VI a.C., con un alfabeto propio. La escritura se utiliza para fijar textos jurídicos, transmitidos por tradición oral, y los documentos privados.

Hasta cierto punto puede pensarse que el arte de Roma es una imitación y ampliación del arte griego, y por supuesto del arte etrusco, pero el espíritu que animó a los artistas romanos es totalmente diferente de los originales. La Roma conquistadora y urbanista trató de unir al sentido estético griego, el carácter utilitario y funcional que sus obras requerían.

Desde el punto de vista cronológico, el arte romano se desarrolló con bastante homogeneidad y autonomía desde el siglo III a.C hasta el siglo V de nuestra era. Siguiendo las etapas que su devenir histórico marca, destacan al menos la República, hasta el año 27 adC, y el Imperio, que se extendió desde los tiempos de Augusto hasta la caída de Roma en manos de los bárbaros en el año 476.

A causa del profundo centralismo ejercido por Roma sobre sus provincias en todos los aspecto de la vida, se originó un arte muy uniforme sin que pueda hablarse de escuelas provinciales, al menos durante la época imperial. No obstante, dada la amplitud del Imperio y su constitución en diferentes momentos, no existe una contemporalidad cronológica, pues en zonas donde el arte helenístico está más consolidado sus formas artísticas están mucho más evolucionadas que en las provincias más tardíamente incorporadas a la cultura romana.

Sociedad

La base de la estructura social fue la familia y la gens. La familia era el conjunto de persona que estaban sometidas a la patria potestad. Era la unidad básica de explotación agraria, que incluía a los esclavos, el ganado, las tierras y la vivienda. La patria potestad daba al cabeza de familia un poder total, pudiendo decidir, incluso, sobre la vida y la muerte. Además, era el único titular de los bienes patrimoniales. La sumisión a la patria potestad no dependía de la edad, y duraba hasta que el páter familia moría o transmitía su poder. La gens la constituían los descendientes de un pater familia, generalmente legendario. Probablemente, en un primer momento, la gens era la titular de los bienes patrimoniales.

Desde el comienzo, la sociedad romana se dividió en tribus y curias, que eran, más que nada, unidades de reclutamiento militar y de decisión política. Eran las curias las que se reunían en las asambleas populares o comicios. Con la reforma de Servio Tulio la división en tribus pasó a ser territorial, por lo que se liberó de la dependencia de la gens.

La sociedad estaba estructurada en clases. Los patricios constituían la clase dominante: la aristocracia. Los plebeyos eran la clase baja: pequeños propietarios pobres, artesanos urbanos y comerciantes. Inicialmente no pertenecían a la gens, y estaban excluidos de los cargos públicos. Además, existía la clientela: un grupo social jurídicamente libre pero sujetos a sus patronos por dependencias de tipo personal. El patrono le daba protección y a cambio cultivaba las tierras que recibían del patrono, algo similar a la dependencia feudal. En la misma situación estaban los esclavos, pero estos no tenían libertad jurídica.

Cultura

Las mayores contribuciones que Roma ha hecho a la cultura han sido el derecho y el latín, origen de muchas lenguas modernas, y de muchas palabras en lenguas no románicas. Durante la república, y tras la conquista de Grecia, la cultura romana sufre una profunda transformación, caracterizada por la introducción de la civilización helenística, no la griega clásica, en la mentalidad romana. Entre las clases acomodadas la educación está en manos de los griegos.

Así, entran en Roma las últimas tendencias de la filosofía griega, como los estoicos de la mano de Panecio y Posidonio. Historiadores griegos como Polibio, Estrabón y Plinio. Los mayores filósofos romanos serían Cicerón, Horacio, Séneca y Epicteto. En Alejandría destacan Plotino y Ammonio Saccas. Y ya en el siglo III Alejandro de Afrodisisa, Simplicio, Ammonio, Juan de Filópono, etc. Todos ellos comentaristas de los grandes filósofos griegos.

Destacaron matemáticos como, Papo, Teón de Hipatía en Alejandría, Nicómaco de Gerasa, Boecio y Diofanto en Roma; médicos como Herófilo y Erasistrato en Alejandría, Asclepíades, Aulo Cornelio y Galeno en Roma; y geógrafos como Pomponio Mela y Claudios Ptolemaios, el más influyente de la antigüedad.

En la literatura romana tuvieron gran importancia las letras griegas. Se tradujo mucho del griego. Pero destacaron Andrónico, Nervio, César, Plauto, Terencio, Enio, Virgilio, Lucrecio, etc.

La ciencia romana fue digna heredera de la griega. En Medicina, los romanos asumieron a partir del siglo II adC la superioridad de la medicina griega y terminaron romanizándola y haciéndola suya. A partir de aquí se crearon:

  • La escuela metódica
  • El grupo de enciclopedistas y farmacólogos
  • La escuela pneumática
  • La escuela ecléctica

Y finalmente la obra de Galeno, que sistematiza y expone de modo crítico la medicina griega (de Hipócrates a la segunda mitad del siglo II adC).

Historia

Artículo desarrollado → Historia de Roma.

Orígenes

Véase: Etruscos

Estatua de la loba capitolina amamantando a Rómulo y Remo.

Los orígenes de los romanos son un tanto oscuros. Son herederos de los etruscos, pero el origen de estos es, aún, más incierto. Su lengua estaba escrita en caracteres grecofenicios, pero no está descifrada. Sin embargo, sí se reconocen los nombre de dioses y los mitos, de clara influencia griega. No obstante, será el culto a los muertos lo que defina la religión etrusca.

Sus poblaciones eran ciudades Estado enclavadas en lugares defensivos del interior, dominadas por la aristocracia, y con un rey, también sacerdote. Comerciaban con la región del Elba, de donde importaban hierro. La posesión de hierro, y su organización, les llevó a una política expansionista, en competencia con Cartago y Grecia. Sin embargo, al no contar con un Estado unitario, la expansión debilitó su poder. En el 524 a.C. son derrotados por los griegos, en el 510-509 a.C. por Roma.

Cronología

Referencias

Artículos relacionados

Bibliografía

  • Codoñer, Carmen y Fernández-Corte, Carlos;Roma y su Imperio; Editorial Anaya, 1991

Otras fuentes de información

Notas