La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Robert Boyle

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Robert Boyle
(Cita atribuida o dedicatoria a su persona, si conoces alguna)
(Autor cita o dedicatoria)

Robert Boyle


Lismore, 25 de enero de 1627

Londres, 30 de diciembre de 1691

Físico y químico inglés


Biografía

Robert Boyle —hijo de Richard Boyle, el "Gran Conde de Cork"— nació en el castillo Lismore, en la provincia de Munster, Irlanda. Aún niño, aprendió a hablar latín y francés, siendo enviado con tan sólo ocho años al colegio Eton, del cual era director el amigo de su padre Sir Henry Wotton. Tras cursar estudios durante tres años en el colegio, partió de viaje con un tutor francés. Pasó cerca de dos años en Génova y visitando Italia en 1641; el invierno lo encontró en Florencia estudiando las paradojas de Galileo Galilei, quien fallecería al año siguiente.

De retorno a Inglaterra en 1644 se encontró con que su padre había fallecido dejándole el señorío de Stalbridge en Dorset, y haciendas en Irlanda. Desde entonces, dedicaría su vida al estudio e investigación científicas, tomando pronto un lugar prominente entre los inquisidores conocidos como el Colegio filosófico (que el llamaba colegio invisible), cuyos miembros se consagraban al cultivo de la nueva filosofía (la ciencia). Sus miembros se reunían con frecuencia en Londres, a menudo en el colegio Gresham; algunos mantenían además reuniones en Oxford, ciudad a la que Boyle trasladó su residencia en 1654.

En 1657, leyendo acerca de la bomba de aire de Otto von Guericke, se propuso con la ayuda de Robert Hooke desarrollar mejoras en su construcción, que dieron por resultado la máquina Boyleana o máquina neumática finalizada en 1659 y con la que comenzó una serie de experimentos acerca de las propiedades del aire. En 1660, publicó una relación de los trabajos realizados con ese instrumento con el título New Experiments PhysicoMechanical touching the spring of air and its effects (Nuevos experimentos físico-mecánicos sobre la elasticidad del aire y sus efectos).

Entre los críticos de las teorías expuestas en esta obra se encontraba el jesuita Franciscus Linus (1595-1675), siendo mientras respondía a sus objeciones cuando Boyle enunció que el volumen de un gas varía de forma inversamente proporcional a la presión, conocida en el ámbito anglosajón como Ley de Boyle, y en Europa como ley de Boyle-Mariotte, aunque éste último no la publicara hasta 1676.

En 1663 el Colegio filosófico se convirtió en la Real Sociedad de Londres para el perfeccionamiento del conocimiento de la naturaleza, encontrándose Boyle entre los miembros del consejo nombrados mediante la cédula real de asociación concedida por Carlos II. En 1680 fue elegido presidente de la sociedad, aunque declinó el honor del nombramiento por escrúpulos ante los juramentos.

En 1668 abandonó Oxford para trasladarse a Londres a la casa de su hermana, Lady Ranelagh, en Pall Mall. En torno a 1689, su salud, nunca demasiado robusta, comenzó a fallar lo que le obligó a apartarse de sus compromisos públicos, cesando sus comunicaciones con la Real Sociedad y haciendo público su deseo de ser excusado de recibir visitas, salvo en ocasiones muy extraordinarias, los martes y viernes por la mañana y miércoles y sábados por la tarde. Su salud empeoró en 1691, falleciendo el 30 de diciembre de ese mismo año, justo una semana después de que falleciera su hermana, con la que había convivido más de 20 años. Su cuerpo fue enterrado en la capilla de St Martin's in the Fields, tras un funeral oficiado por su amigo el obispo Burnet.

Obra

El mayor mérito de Boyle como investigador científico es que materializó los principios que Bacon predijo en su obra Novum Organum, aunque no se considerara a sí mismo como seguidor de Bacon o cualquier otro profesor: en numerosas ocasiones manifestó que con el propósito de mantener su juicio tan libre de prejuicios como le fuera posiblel, dado que él se abastecía de experimentos, eludía el estudio de las teorías del átomo, del sistema cartesiano, así como del mismo Novum Organum, aunque admitía consultar ocasionalmente dichas teorías acerca de algún particular que fuera objeto de su interés. Nada era más ajeno a su temperamento que la hilatura de hipótesis; el apreciaba la adquisición de conocimiento como un fin en sí mismo, y en consecuencia se beneficiaba de una más amplia perspectiva acerca de los fines de la investigación científica de la que tuvieron sus predecesores. Esto, por otro lado, no significa que no prestara atención a las aplicaciones prácticas de la ciencia ni que despreciara el conocimiento que servía al uso.

Boyle fue un alquimista convencido de la posibilidad de la transmutación de los metales, llegando a realizar experimentos con el propósito de lograrlo; asímismo fue clave en la obtención de la abolición, en 1689, de la ley de Enrique IV contra la multiplicación del oro y la plata.

Realizó importantes contribuciones en el campo de la física: la ley de Boyle, el descubrimiento del papel del aire en la propagación del sonido, las investigaciones acerca de la fuerza expansiva en la congelación del agua, acerca de la gravedad específica, la refracción en cristales, electricidad, color, hidrostática, etc. A pesar de ello, la química fue siempre su predilecta. En 1661 publicó The Sceptical Chemist (El químico escéptico) en la que criticaba los "experimentos por los cuales vulgares espagíricos están acostumbrados a procurarse la evidencia de que su sal, sulfuro y mercurio son los verdaderos principios de las cosas".

Para Boyle, la química era la ciencia de la composición de la substancias y no un arte auxiliar para el alquimista o el físico. Avenzó hacia la moderna visión de los elementos como los constituyentes de los cuerpos materiales, y comprendió la distinción entre las mezclas y los compuestos realizando progresos considerables en las técnicas para la determinación de sus componentes, un proceso que bautizó como "análisis". Más aún, llegó a suponer que los elementos estaban compuestos en última instancia de partículas de varios tipos y tamaños. Además, realizó estudios acerca de la combustión y la respiración descubriendo la intevención del oxígeno, así como experimentos en fisiología en los que se veía estorbado por la delicadeza de su naturaleza, que le impedía realizar disecciones anatómicas, especialmente de animales vivos, a pesar de saber que eran más instructivas.

Además de ser un atareado filósofo natural, Boyle dedicó mucho tiempo a la teología, mostrando una acusada inclinación a los aspectos prácticos e indiferencia por las polémicas. En 1665 pudo recibir el prebostazgo de Eton de haberse ordenado, algo a lo que se negó en la creencia de que sus escritos sobre temas religiosos tendrían un mayor valor en la medida en que fueran obra de un laico y no de un ministro a sueldo de la iglesia. Gastó grandes sumas en la promoción de la propagación del crstianismo contribuyendo en sociedades misioneras y en los gastos de la traducción de la Biblia o fragmentos de la misma a diferentes idiomas. Por su voluntad se fundaron las conferencias para demostrar la religión cristiana a infieles notorios, ateos, teístas, paganos, judíos y mahometanos, a condición de que no se mencionaran las controversias entre cristianos.

Publicaciones

  • New Experiments Physico-Mechanical Touching the Spring of the Air and its Effects, Oxford, 1660 (The Archimedes Project).
  • Experiments and Considerations Touching Colours, 1664 (Project Gutenberg).

Referencias