La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Pedro de Alvarado

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Pedro de Alvarado
(Cita atribuida o dedicatoria a su persona, o su aspecto más destacado)
(Autor de la cita o dedicatoria)

Pedro de Alvarado


Badajoz (España) en 1485

Guadalajara (Nueva España) en 1541

Conquistador español


Biografía

Participó en la ocupación de Cuba, en la exploración por Juan de Grijalva de las costas de Yucatán y del Golfo de México, y en la conquista de México dirigida por Hernán Cortés. Puede considerársele como conquistador de gran parte de América Central y pudo haberlo sido también, junto con Pizarro y Diego de Almagro, del Perú, pero renunció a ello tras enfrentarse primero, y negociar después, con Almagro.

Prácticamente todas las referencias a Alvarado mencionan como mínimo su carácter enérgico; la mayoría lo elevan a crueldad. A veces se asocia incluso su nombre al genocidio, tanto por su iniciativa en la matanza del patio del Templo Mayor, como por su posterior participación en el sitio de Tenochtitlan, pero sobre todo por la violencia extrema de sus acciones en Centroamérica.

En México los indígenas lo llamaban Tonatiuh, el sol, por su aspecto físico; al parecer era rubio y de elevada estatura, lo que lo convertía en caso típico para la deificación que inicialmente hicieron los mexicas de los españoles, considerándolos las "gentes rubias y barbadas" anunciadas como signo del regreso de Quetzalcóatl

Alvarado estuvo casado primero con Francisca de la Cueva y luego con su hermana Beatriz de la Cueva la sin ventura. Antes tuvo descendencia con Tecuilhuatzin, hija del rey tlaxcalteca, Xicoténcatl.

Llegada a América y conquista de Cuba (1510-1511)

En 1510, con 25 años, desembarcó en La Española, junto a sus hermanos (Gonzalo, Jorge, Gómez, Hernando y Juan). Un año después, a las órdenes de su tío Diego Velázquez, participó en la conquista de Cuba.

Expedición de Grijalva (1518)

En 1518 acompañó a Juan de Grijalva como capitán de un navío en su viaje de exploración por las costas de Yucatán y el Golfo de México, en el que se produjo el descubrimiento de Cozumel.

Conquista de México (1519-1521)

Varios hermanos Alvarado se unieron a Cortés en la isla Trinidad, cuando iniciaba su viaje, y Pedro fue el primer capitán de Hernán Cortés durante la conquista de México.

En 1520, en ausencia de Cortés, que había ido al encuentro de Pánfilo de Narváez, Pedro de Alvarado, que había quedado al mando, ordenó la matanza del patio del Templo Mayor que precedió a la derrota de los españoles conocida como la Noche Triste, y hasta pudo ser una de sus causas. Recriminado por Cortés, que se vió obligado a volver apresuradamente a Tenochtitlan a socorrerlo, alegó que los aztecas estaban preparando sacrificios humanos para la fiesta del Toxcatl, incumpliendo su promesa de no hacerlo, y que con la fiesta se preparaba una trampa para atacar a los españoles. Pero incluso las fuentes más indulgentes con Alvarado coinciden en denunciar que ordenó sin previo aviso que se atacara a los danzantes de la fiesta, asesinando a entre trescientas y seiscientas personas desarmadas. Los testimonios aztecas recogidos por Fray Bernardino de Sahagún describen una cruel carnicería.

El "salto de Alvarado"

Durante la huida de Tenochtitlan se le atribuye haber salvado la vida, pese a estar rodeado de enemigos, saltando un canal apoyado en su lanza, hincada en el barro; el gesto ha tomado su nombre, "salto de Alvarado", nombre también de una céntrica calle de Ciudad de México situada en la zona donde pudo ocurrir el hecho. Podría citarse como precedente del salto con pértiga, igual que se hace con Filípides para la maratón, pero el salto muy probablemente no existió: la referencia procede de Francisco López de Gómara, que no fue testigo ocular, y es desmentida con gran rotundidad por Bernal Díaz del Castillo, que sí estuvo allí, y que esgrime contundentes argumentos: ningún testigo se hubiera percatado del salto, ocupados como estaban en salvar sus vidas; la profundidad del agua y la anchura del canal salvado descartan la viabilidad de la acrobacia, y finalmente, el mismo Bernal no oyó a nadie mencionar el salto hasta mucho después de la conquista, con ocasión de la edición de unos libelos laudatorios para Alvarado.


Puerto de Alvarado

Desde 1518 un puerto de Veracruz en el golfo de México lleva el nombre de Alvarado en honor al conquistador. El río Papaluapan llevó anteriormente también este nombre durante la colonia.

Conquista de Centroamérica (1521-1527)

Tras la pacificación de Tenochtitlan en 1521, Cortés lo comisionó para otras expediciones de conquista más al sur, lo que le permitió pasar a la historia también como conquistador de Guatemala, El Salvador y, aunque siguiendo a Cortés, también concluyó la conquista en Honduras. En 1524 fundó Santiago de los Caballeros, luego llamada Antigua Guatemala. En 1527 viajó a España y se entrevistó con Carlos V. Es este su momento de mayor gloria, al recibir del emperador los nombramientos de gobernador, capitán general y adelantado de Guatemala, más de lo que conseguiría nunca Cortés de Nueva España. Sin embargo, a su vuelta a América, en 1529, el gobernador de la Nueva España lo encarceló y lo procesó; sólo pudo librarse del cautiverio por la intervención de Cortés.

Fallido intento de intervenir en la conquista del Perú

Viajó luego a Perú, y su nombre pudo haber figurado también en la historia al lado de los de Atahualpa, Pizarro y Almagro; no ocurrió tal cosa, porque el propio Almagro y Benalcázar lo evitaron pagando a Alvarado una elevada suma a cambio de sus naves, municiones y bastimentos, pero sobre todo de su abandono de la empresa.

Proyecto de expedición a las Molucas

No soportó mucho tiempo la inactividad como gobernador de Guatemala y Honduras, antes de solicitar y obtener de la corona otro encargo de exploración, esta vez a las inasibles islas de la especiería. Estaba preparando esta expedición, y deambulando con su flota por el pacífico mexicano, cuando fue requerido por el virrey Antonio de Mendoza, que quería participar en la empresa, pero antes le haría a Alvarado un encargo militar que habría de ser el último: sofocar la rebelión de indios caxcanes y chichimecas que había estallado en Nueva Galicia.

Muerte en Nochistlán, cerca de Guadalajara, Jal. (1541)

En esa última acción militar, que a veces se conoce como guerra del Miztón, Alvarado se despeñó al ser arrollado por el caballo de un compañero inexperto. Sucedió en Nochistlán, cerca de Guadalajara, en la zona de Nueva Galicia que hoy es el Estado de Jalisco. Tras unos días de agonía, murió el 4 de julio de 1541. Su cuerpo fue enterrado primero en la iglesia de Tripetio (Michoacán), y trasladado cuarenta años después por su hija, Leonor Alvarado Xicotencatl, a Antigua, Guatemala, junto al de su mujer Doña Beatríz de la Cueva ?llamada la sinventura, no sin motivo: enviudó menos de un año después de suceder a su hermana como mujer de Alvarado, y luego sobrevivió a su marido sólo otro año?; se sabe que su última morada fue la catedral, y debe seguir siéndolo, pero las repetidas reformas tras catástrofes naturales han hecho que se pierda la ubicación precisa de la tumba.

Referencias


Otras fuentes de información

  • El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Wikipedia, publicada con licencia CC-BY-SA 3.0.

Notas

¡Ayúdanos a ampliar este artículo!
Este artículo es, por ahora, sólo un esbozo. Ampliándolo ayudarás a mejorar la Enciclopedia Libre.
Para ello escribe aquí.