La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Parque Güell (Barcelona)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Columnas del «teatro griego»


La salamandra, icono del Parque
Ubicación: En el norte de Barcelona (zona de Vallcarca del distrito de Gracia), en la vertiente que da al mar de la montaña Turó del Carmel, no muy lejos del Tibidabo.
Extensión: 17,18 hectáreas (0,1718 kilómetros cuadrados).
Inauguración: En 1922.
Arquitecto: Antoni Gaudí y Josep Pujol.
Acceso: Estación de metro Lesseps. (pero hay que subir un buen rato para llegar), o por los buses de línea 24 y 25, o el turístico.
Horario: De las diez de la mañana a las seis, siete u ocho de la tarde según las estaciones.
Precio: Gratis.
Dirección y
teléfono
Parc Güell, Carrer d'Olot
93 424 38 09

Declarado Monumento histórico artístico en 1969.
Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984

El Parque Güell (en catalán Parc Güell) es un jardín situado en un monte de la periferia de Barcelona, que se destaca por sus sorprendentes elementos arquitectónicos así como por la vista panorámica de la ciudad que ofrece, del vertiente de la montaña hasta el mar.
Por su localización al margen de la urbe y a una altitud elevada, este parque es un remanso de paz que contrasta con el ruido y frenesí de la capital catalana.

Parque Güell borde plaza min.jpg

Antoni Gaudí tenía en mente las ciudades-jardín inglesas (lo que queda manifiesto en la ortografía inicial Park Güell), y se empeñó en lograr una perfecta integración de sus obras en la naturaleza. Prueba de ello las columnas constituidas de piedras de tamaños y formas muy variables (ver primera foto), que sugieren troncos de arboles, estalactitas y cuevas naturales . Los ángulos rectos no aparecen en ningún lugar: Las columnas están inclinadas como palmeras.

Parque Güell plato techo.jpg


El punto central del parque lo constituye una inmensa plaza vacía (una fuente y un suelo alicatado hubiera sido una buena idea) cuyo borde sirve de banco y ondula como una serpiente de ciento cincuenta metros de longitud. Está recubierto de pequeñas piezas de cerámica y cristal (ver foto) y es obra de Josep Pujol, un colaborador próximo de Gaudí.

La plaza está parcialmente sostenida por la Sala de la cien columas, compuestas por ochenta y cinco columnas parecidas a estalagmitas gigantes en una cueva. En el techo, entre ellas se encuentran decoraciones circulares (rosetas, ver foto), donde no se construyeron columnas que estaban inicialmente previstas (para llegar a cien).

A este lugar llega la escalinata de la entrada principal del parque, dispuestas simétricamente alrededor de una escultura de salamandra (ver foto) que se ha convertido en el emblema del jardín. Representa la salamandra alquímica, que simboliza el elemento fuego.

Techo de la entrada

En la entrada principal del parque se alzan dos edificios de puro estilo Gaudí, con techos de suaves curvas, extraños apéndices y motivos geométricos (ver foto).

Es Eusebi Güell quién da su nombre al parque. Este rico empresario catalán, miembro de una influyente familia burguesa de la ciudad condal fue para Gaudí un verdadero mecenas, permitiéndole llevar a cabo muchas de sus obras - entre ellas el Parque Güell - sin interferir en sus decisiones artísticas.

Este parque es el feliz resultado de un fracaso comercial: en efecto, en el monte ocupado hoy por el parque estaba previsto construir una urbanización de gran categoría, con sesenta viviendas diseminadas en un inmenso jardín, en las inmediaciones de la ciudad y con una vista panorámica sobre toda Barcelona. Pero, a causa de la primera guerra mundial, se vendieron solamente dos parcelas, (en una de ellas se encuentra la Casa-Museo Gaudí), y el ayuntamiento decidió años mas tardes (en 1922), tras la muerte de Güell, comprar el terreno restante para hacer un parque público. Gaudí se dedicó desde entonces exclusivamente a su más monumental obra, la Sagrada Familia.

Las columnas que sostienen la plaza. Foto original de Néstor Malet
El calvario de las tres cruces. Foto original de Néstor Malet

Según el plano original, la plaza central debía ser un teatro griego, y las columnas constituían un templo dórico de cien columnas.

El parque culmina en un claro donde se construyó el calvario de las tres cruces, una colina de piedras de base circular, con dos rampas de escaleras. en la cumbre, dos cruces, entre ella la más alta que representa la de Jesús de Nazaret, indican los cuatro puntos cardinales y la tercera tiene forma de flecha que apunta al cielo. Inicialmente Gaudí proyectaba construir en este monte una capilla, pero cambió de parecer cuando descubrieron restos fósiles en una cueva del parque, y decidió inspirarse de las construcciones megalíticas de las Islas Baleares, concretamente de los tayalotes[1]

Este parque es el segundo más popular de Barcelona, con cuatro millones de visitas - datos de 2007. Según un sondeo del mismo año, 18,7% de los visitantes son vecinos de Barcelona, 18,3 % del resto de España y 63% del extranjero, lo que evidencia que este parque está mucho más valorado fuera del país que dentro.

Catalogación

Referencias

Bibliografía

Otras fuentes de información

Notas

  1. ver el artículo Tayalot de la wikipedia en español.