La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Paleolítico en España

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

En España los restos humanos se remontan al Paleolítico, que abarca el periodo comprendido entre los primeros restos conocidos de comunidades de homínidos, hasta el Neolítico. Se divide tradicionalmente en tres periodos: inferior, medio y superior. Este ciclo está determinado por las glaciaciones. La ecología variaría entre un clima lluvioso y fresco y otro seco y caluroso.

El yacimiento más importante de España, y uno de los más importantes del mundo es el de la sierra de Atapuerca.

El Paleolítico Inferior es un periodo mal conocido, en el que lo más destacable son los restos de los presapiens y homínidos encontrados en Atapuerca. En España aparecen tres etapas: la pebble tools (herramientas de guijarro) es la más antigua, la abevilliense y la achelense. Es destacable la industria lítica, propia de cazadores, encontrada en el interfluvio del Manzanares y el Tajo; y la de las orillas del Guadalquivir, del periodo achelense. Las culturas de este periodo son notablemente semejantes a las africanas de la misma época, lo que permite sospechar una inmigración desde el norte de África. Es de suponer que el homínido de este periodo fuese el pitecántropo.

El Paleolítico Medio es el periodo del neandertal del que se encuentran restos en los Pirineos, Levante y Andalucía. El hombre de neandertal fue un homínido cazador y nómada que habitó en cuevas. Los restos corresponden al periodo musteriense y se caracterizan por la variedad de los utensilios que manejan; en los que destaca su funcionalidad, cada herramienta sirve para una tarea concreta. También se encuentran vestigios de ritos funerarios, como los encontrados en la cueva Morín, en Cantabria.

El Paleolítico Superior es el periodo del Homo sapiens sapiens, o cromañón. Este fue ser humano que dejaría las pinturas rupestres, o en tablillas, y que maneja un utillaje muy complejo, propio de cazadores. Se distinguieron dos zonas: la franja norte, de Gerona a Asturias, en las que se diferencian tres o cuatro culturas, y tienen ramificaciones en el sur de Francia; y la zona de Levante, aunque hoy en día no se considera debido a las múltiples influencias que debieron existir.

En el Paleolítico Superior, el de mayor número de culturas, se distinguen, en España, cuatro periodos: el auriñaciense, caracterizado por la vivienda troglodita, la industria funcional y el arte rupestre, junto a la escultura votiva, como las venus, muy decorada; el gravetiense, que se caracteriza por la vivienda en cuevas junto a viviendas artificiales, la caza de grandes animales y la abundancia de puntas de flecha; el solutrense, que se caracteriza por un nuevo tipo de talla en la piedra, mucho más plana y con agujeros, y también se trabaja el hueso y la madera, en los que se pueden encontrar utensilios muy finos; y el último periodo es el magdaleniense que es el de la industria ósea por excelencia, además del gran desarrollo que tuvo la pintura rupestre y la pintura sobre placas, como las encontradas en la cueva de Altamira. Este es un periodo caracterizado por el alto nivel de las comodidades en la vida cotidiana, sobre todo en la vivienda, también troglodita, en las que se hallamos restos de luz en las cavernas y gran número de adornos.

Referencias

Artículos relacionados


Otras fuentes de información

Notas