La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Países andinos

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Los países andinos forman un ámbito geográfico diferenciado en América del Sur, por su peculiar condición de estar enclavados en la cordillera de los Andes. A diferencia del resto de América, están orientados hacia el Pacífico. En tiempos de la colonización española eran las Indias lejanas, ya que para llegar a ellas había que pasar el estrecho de Magallanes, cosa que un navío hacía cada uno o dos años. Sólo Venezuela está orientada al Atlántico.

Esta es una región donde el subdesarrollo económico golpea con especial virulencia. La población no ha terminado la transición demográfica por lo que el crecimiento vegetativo es muy alto. Gran parte de ella es mestiza, y está muy polarizada entre ricos y pobres. Las diferencias sociales son muy grandes, lo que ha generado tensiones que han desembocado en la presencia de guerrillas y dictaduras militares que utilizan la violencia para conseguir sus fines. La corrupción es la forma habitual de gobierno, lo que ha permitido la implantación de las mafias de la droga, hasta controlar países como Colombia, Ecuador o Perú. La sociedad es mayoritariamente urbana, y se concentran en las ciudades que son capital de país y las costeras. En las ciudades aparecen, frecuentemente, barrios marginales de chabolas. Es particularmente llamativa la distribución de los barrios de chabolas, que en las ciudades de mayor altitud sobre el nivel del mar se sitúan en las laderas más elevadas, más frías y con menos oxígeno. Esta situación llega al límite en Bogotá, donde los gamines (menores de edad, delincuentes) viven en las cloacas de la ciudad.

La economía subdesarrollada se centra en la exportación de materias primas. Son países muy ricos en productos minerales, que explotan para la exportación, sin aprovechamiento en el país. Al exportar las materias primas carecen de industria; y tampoco controlan los canales de distribución de los productos que venden. La agricultura es puramente de subsistencia; la agricultura de plantación tiene una importancia apreciable. Particularmente importantes fueron los caladeros de pesca. En sus costas se encontraban algunos de los bancos de pesca más ricos del mundo, pero la sobreexplotación, a cargo de las grandes potencias pesqueras (Estados Unidos y Japón) terminó con el banco. Otro recurso importante es la silvicultura. Los grandes bosques de las regiones amazónicas y de los bosques andinos producen maderas para la exportación. Pero también corren el peligro de sobreexplotación, y de acabar con el recurso. En esta situación tiene especial importancia la economía sumergida e ilegal, en torno al tráfico de cocaína. Los servicios son de mala calidad, personales, y sin el recurso turístico de otras regiones.

Las dificultades para establecer comunicaciones en el país son muy grandes, y como en otras partes es con el exterior con quien tiene buenas comunicaciones.

Venezuela posee el recurso del petróleo, en el Lago Maracaibo. Aunque la concentración de la propiedad no permite la correcta distribución de la riqueza. También es en Venezuela donde se ha desarrollado otra forma de poblamiento rural terrateniente, en torno a los Llanos venezolanos, en el este y el sur del país.

Colombia es un país productor de café, como producto de plantación, y cocaína, Ecuador de bananas y petróleo, Perú de caña de azúcar y algodón y pesca, Bolivia de estaño, cobre y gas natural: todos ellos productores de materias primas.

La reforma agraria es en estos países una necesidad social ineludible. La falta de recursos económicos ha generado violencia en todos ellos, desde la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso hasta la dictadura fascista de Augusto Pinochet.

Chile es el país de la región en mejores condiciones económicas; sin dejar de ser un país en vías de desarrollo. Cuenta con los recursos de la pesca, los fosfatos, la sal, el cobre, etc., y con una industria de transformación, alrededor de Santiago, que le permite ser consumidor de los productos que fabrica. El consumo interno es lo que marca la diferencia.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas


Otras fuentes de información