La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Napoleón Bonaparte

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Napoleón Bonaparte ¹
Castiguemos a ese zar, en otro tiempo nuestro amigo y que no quiere ser enemigo de Inglaterra; vamos a obligarlo a que nos dé, explicaciones de su conducta
Historia de los cien años (1750-1850), Cesare Cantú, Madrid, 1852, Editado por Francisco de Paula Mellado. Palabras dichas por Napoleón antes de la invasión de Rusia. [1]

Louis-Napoléon Bonaparte


15 de agosto de 1769

5 de mayo de 1821



1. Ilustración de la obra Diccionario Histórico o Biografía Universal Compendiada, tomo segundo, 1830.


En 1810, sobre una pintura de Leroux.
Estrellas.svg Véase una «entradilla» sobre este tema en el Calendario civil


Primeros años

Napoleón Bonaparte nació en Ajaccio, Córcega, en 1769 y descendía de una familia florentina, tanto por línea paterna como por línea materna. Su padre, jurista, había estado identificado con la causa del patriota corso Paoli hasta que la isla fue posteriormente enteramente de Francia, y conformándose con el nuevo gobierno, consiguió que su hijo fuese admitido en la Academia Militar de Brienne en abril de 1779, y en esa escuela y en la Academia Militar de París recibió su educación, hasta que en 1785 se le destinó al regimiento francés de La Fère, y durante este periodo y hasta 1790, Napoleón se entregó por entero a soñar con la independencia de Córcega; pero un desdén que recibió personalmente de su ídolo Paoli, le hizo identificarse con Francia y la Revolución. Según parece, Napoleón tuvo poderosos amigos y después de los sucesos de 20 de julio y 10 de agosto, de que fue testigo personal, recibió el grado de capitán y se convirtió en ardiente defensor de la Revolución, y regresó por esta época a Córcega intentando representar el doble papel de patriota y revolucionario:

  • Cuando Paoli apeló a Inglaterra los Bonaparte se vieron obligados a refugiarse en Francia
  • Posteriormente, los servicios de Napoleón se utilizaron en la campaña del general Carteaux, en 1793:
    • Contra Marsella,; pero no tuvo parte en la rendición de esta ciudad por haber tenido que detenerse a reorganizar la artillería en Aviñón
    • Contra Tolón.-Carteaux había avanzado contra Tolón con 4.000 hombres y se confirió el mando a Jacques François Dugommier y gracias a la influencia de sus amigos los comisionados Bonaparte obtuvo el mando de una batería, y aquí obtuvo los primeros laureles.[2]
    • Tras perder su destino en el Ministerio de Guerra secundó a Barras y adquirió renombre en la crisis del 13 de Vendimiario en las que 44 secciones sublevadas de París apoyadas por miles de guardias nacionales comenzaron su avance hacia las Tullerías y ocuparon la calle de San Honorato, y Barras hizo gran uso de los servicios de Napoleón para derrotar finalmente a los insurrectos gracias a 40 cañones y la falta de energía del lider de los sublevados, Danican (posteriormente, recibió el nombramiento de segundo jefe del ejército del interior y por renuncia de Barras fue nombrado general en jefe)

Las primeras campañas

Napoleón ante la Esfinge. Fotograbado de un cuadro de Jean-Léon Gérôme.

Napoleón fue nombrado comandante del ejército francés en Italia en 1796. Derrotó sucesivamente a cuatro generales austriacos cuyas tropas eran superiores en número, y obligó a Austria y sus aliados a firmar la paz. El Tratado de Campoformio estipulaba que Francia podía conservar los territorios conquistados, en los que Bonaparte fundó, en 1797, la República Cisalpina (Venecia), la República Ligur (Génova) y la República Transalpina (Lombardía), y fortaleció su posición en Francia enviando al tesoro millones de francos.

En 1798 dirigió una expedición a Egipto, que se encontraba bajo el dominio turco, para cortar la ruta británica hacia la India. Aunque conquistó este país, su flota fue destruida por el almirante británico Horatio Nelson y el militar francés quedó aislado en el norte de África tras ser derrotado en la batalla del Nilo. Bonaparte no se desanimó ante este contratiempo y se dedicó a la reforma de la administración y legislación egipcias: la servidumbre y el feudalismo fueron abolidos y los derechos básicos de los ciudadanos garantizados. Los eruditos franceses que le habían acompañado en el viaje comenzaron a estudiar la historia del antiguo Egipto y a realizar diversas excavaciones arqueológicas. No consiguió conquistar Siria en 1799, pero logró una victoria aplastante sobre los turcos en Abukir. Mientras tanto, Francia hacía frente a una nueva situación internacional: Austria, Rusia, Nápoles y Portugal se habían aliado con Gran Bretaña, configurando la Segunda Coalición.

La Francia napoleónica

Retrato de Napoleón Bonaparte. [3]

Napoleón decidió abandonar a su ejército y regresar a Francia para salvar el país ante la crisis del Directorio. Cuando llegó a París se unió a una conspiración contra el gobierno. Bonaparte y sus compañeros tomaron el poder durante el golpe de Estado del 9-10 de noviembre de 1799 (18-19 de brumario según el calendario revolucionario) y establecieron un nuevo régimen, el Consulado. Según la constitución del año VIII, Napoleón, que había sido nombrado primer cónsul, disponía de poderes casi dictatoriales. La Constitución del año X, por él dictada en 1802, otorgó carácter vitalicio a su consulado y, finalmente, se proclamó emperador en 1804.

El electorado mostró su respaldo absoluto a cada una de estas reformas. Bonaparte cruzó los Alpes con un ejército en 1800 y derrotó a los austriacos en la batalla de Marengo, con lo que su poder quedó afianzado. Entabló negociaciones para restablecer la paz en Europa y conseguir que el Rin fuera reconocido como la frontera oriental de Francia. Asimismo, firmó el Concordato de 1801 con el papa Pío VII, que apaciguó los ánimos en el interior del país al poner fin al enfrentamiento con la Iglesia católica, originado desde el inicio de la Revolución. En cuanto a la política interior, Napoleón reorganizó la administración, simplificó el sistema judicial y sometió a todas las escuelas a un control centralizado. La legislación civil francesa quedó tipificada en el Código de Napoleón y en otros seis códigos que garantizaban los derechos y libertades conquistados durante el periodo revolucionario, incluida la igualdad ante la ley y la libertad de culto.

Las guerras de conquista

Napoleón en 1814

Gran Bretaña, irritada por la hostilidad de las acciones de Napoleón, reanudó la guerra naval con Francia en abril de 1803. Dos años después, Rusia y Austria se unieron a Gran Bretaña en la Tercera coalición. Napoleón descartó su plan de invadir Inglaterra y dirigió sus ejércitos contra las fuerzas austro-rusas, a las que derrotó en la batalla de Austerlitz el 2 de diciembre de 1805. Conquistó el reino de Nápoles en 1806 y nombró rey a su hermano mayor, José; se tituló rey de Italia (1805), desintegró las antiguas Provincias Unidas (hoy Países Bajos), que en 1795 había constituido como República de Batavia, y fundó el reino de Holanda, al frente del cual situó a su hermano Luis, y estableció la Confederación del Rin (que agrupaba a la mayoría de los estados alemanes) que quedó bajo su protección. Fue entonces cuando Prusia y Rusia forjaron una nueva alianza y atacaron a la confederación. Napoleón aniquiló al ejército prusiano en Jena y Auerstedt (1806) y al ruso en Friedland. En Tilsit (julio de 1807), estableció un acuerdo con el zar Alejandro I por el que se reducía enormemente el territorio de Prusia (véase Tratados de Tilsit); también incorporó nuevos estados al Imperio: el reino de Westfalia, gobernado por su hermano Jerónimo, y el ducado de Varsovia, entre otros.

Durante este tiempo Bonaparte había impuesto el Sistema Continental en Europa, que consistía en un bloqueo sobre las mercancías británicas con el propósito de arruinar el poderoso comercio de Gran Bretaña. Conquistó Portugal en 1807 y en 1808 nombró a su hermano José rey de España, tras lograr la abdicación de Fernando VII en Bayona e invadir el país, dejando Nápoles como recompensa para su cuñado, Joachim Murat. La llegada a España de José Bonaparte recrudeció la guerra de Independencia española. Napoleón se trasladó a España durante un tiempo y consiguió varias victorias, pero la lucha se reanudó tras su partida, prolongándose durante cinco años la guerra entre las tropas francesas y las españolas (apoyadas por Gran Bretaña), jugando un papel fundamental la lucha de guerrillas. Este conflicto supuso un gran desgaste humano (se ha estimado en 300.000 bajas) y económico para Francia que contribuyó al debilitamiento final del Imperio napoleónico.

Bonaparte venció a los austriacos en Wagram en 1809, convirtió los territorios conquistados en las Provincias Ilirias (en la actualidad parte de Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia y Montenegro) y conquistó los Estados Pontificios. Después de repudiar a Josefina, contrajo matrimonio en 1810 con María Luisa, archiduquesa de Austria e hija del emperador Francisco I de Austria, perteneciente a la casa de Habsburgo. Con este enlace vinculaba su dinastía a la más antigua de la casas reales de Europa, con la esperanza de que su hijo, nacido en 1811 y al que otorgó el título de rey de Roma como heredero del Imperio, fuera mejor aceptado por los monarcas reinantes. El Imperio alcanzó su máxima amplitud en 1810 con la incorporación de Bremen, Lübeck y otros territorios del norte de Alemania, así como con el reino de Holanda, después de obligar a abdicar a su hermano Luis I Bonaparte.


La Europa napoleónica

El Código Napoleónico se implantó en todos los Estados creados por el Emperador. Se abolieron el feudalismo y la servidumbre y se estableció la libertad de culto (salvo en España). Le fue otorgada a cada Estado una constitución en la que se concedía el sufragio universal masculino y una declaración de derechos y la creación de un parlamento; fue instaurado el sistema administrativo y judicial francés; las escuelas quedaron supeditadas a una administración centralizada y se amplió el sistema educativo libre de manera que cualquier ciudadano pudiera acceder a la enseñanza secundaria sin que se tuviera en cuenta su clase social o religión. Cada Estado disponía de una academia o instituto destinado a la promoción de las artes y las ciencias, al tiempo que se financiaba el trabajo de los investigadores, principalmente el de los científicos. La creación de gobiernos constitucionales siguió siendo sólo una promesa, pero el progreso y eficacia de la gestión fueron un logro real.

Para América Latina, la figura de Napoleón Bonaparte es fundamental. Su intervención en España, las abdicaciones de Carlos IV y Fernando VII, la entrega del trono español a su hermano José, que reinó en España y las Indias con el título de José I; la promulgación de la Constitución de Bayona en 1808, que reconocía la autonomía de las provincias americanas del dominio español; sus pretensiones de reinar sobre aquellos inmensos territorios, cuyos habitantes nunca quisieron aceptar los planes y designios del emperador, son elementos básicos para entender los movimientos de emancipación y las guerras hispanoamericanas por su independencia.

Napoleón en Waterloo (1815)


La caída de Napoleón

La alianza de Bonaparte con el zar Alejandro I quedó anulada en 1812 y Napoleón emprendió una campaña contra Rusia que terminó con la trágica retirada de Moscú. Después de este fracaso, toda Europa se unió para combatirle y, aunque luchó con maestría, la superioridad de sus enemigos imposibilitó su victoria. Sus mariscales se negaron a continuar combatiendo en abril de 1814. Al ser rechazada su propuesta de renunciar a sus derechos en favor de su hijo (6 de abril), hubo de abdicar incondicionalmente (11 de abril), permitiéndosele conservar el título de emperador y recibiendo el gobierno de la pequeña isla de Elba. María Luisa y su hijo quedaron bajo la custodia del padre de ésta, el emperador de Austria Francisco I, y Napoleón no volvió a verlos nunca, a pesar de su dramática reaparición. Escapó de Elba en marzo de 1815, llegó a Francia y marchó sobre París tras vencer a las tropas enviadas para capturarle, iniciándose el periodo denominado de los Cien Días. Establecido en la capital, promulgó una nueva Constitución más democrática y los veteranos de las anteriores campañas acudieron a su llamada, comenzando de nuevo el enfrentamiento contra los aliados. El resultado fue la campaña de Bélgica, que concluyó con la derrota en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815. En París las multitudes le imploraban que continuara la lucha pero los políticos le retiraron su apoyo, por lo que abdicó en favor de su hijo, Napoleón II. Marchó a Rochefort donde capituló ante el capitán del buque británico Bellerophon. Fue recluido entonces en Santa Elena, una isla en el sur del océano Atlántico. Permaneció allí hasta que falleció el 5 de mayo de 1821.

La tumba de Napoleón en Les Invalides

Valoración

  • Lado brillante:
    • Sus facultades mentales como conquistador y conductor de soldados fueron superiores a las concedidas a otros grandes capitanes de la historia, salvo acaso Cayo Julio César (como estratego en la guerra, la gloria de Napoleón está más allá del alcanze de sofismas y sutilezas)
    • En algunas de las arengas a sus tropas fueron elocuentes, pero con poca ilustración y quiso emular a César, cuyo Imperio pretendió reproducir en Europa
    • Rapidez en sus decisiones, tenacidad en el propósito y agudeza de penetración y comprensión
    • Firmeza de voluntad y concentración de facultades
    • Todo pasaba del mismo modo por su poderosa energía, educación, comercio, manufacturas, medidas sanitarias, obras públicas, legislación..ect
    • Mejora material de Francia (gran ruta alpìna sobre el «Simplón», los puertos de Cherburgo y Amberes, muchos próceres edificios de París,etc.)
  • Lado oscuro:
    • Amaba la guerra
    • Gloria y no deber fue el santo y seña de su existencia
    • Agotamiento de la juventud de Francia en cruentas batallas
    • La repetida ocupación de la capital de Francia por tropas extrajeras, con humillaciones y sufrimientos
    • Cruel desatención de la miseria humana
    • Indigno recelo del mérito aun cuando se mostrara en su propio servicio

Resultado del Sistema Continental (Bloqueo)

El citado Bloqueo o Sistema continental fue ideado por Napoleón Bonaparte, como un arma para sus luchas contra Inglaterra, como medio de vencer en mar, por tierra:

  • Cerrar al comercio inglés todos los puertos de Europa
  • Impedir la salida de las manufacturas inglesas
  • Impedir la colocación a los productos de las colonias inglesas e inutilizar su marina
  • Romper sus alianzas
  • Destruir el influjo que proporcionaba a Gran Bretaña la extensión de sus relaciones comerciales
  • En resumen, aislar y empobrecer a los ingleses
  • Resultado del Sistema Continental napoleónico:
    • Valoración positiva para algunos autores:
      • Produjo la ventaja de desarrollar en Europa industrias antes desconocidas
      • Lo dicho anteriormente fue debido porque fue necesario reemplazar con sucedáneos los productos de que surtían a la Europa las manufacturas y comercio de Inglaterra (por ejemplo: el impulso del cultivo de la remolacha, la fabricación de la barrilla y algunas industrias de tejidos)
      • Desaparición o rebaja de los aranceles que dividían a las naciones anexionadas o aliadas de Francia
    • Valoración negativa para otros autores:
      • Las naciones del continente comenzaron a rebelarse contra el Sistema Continental y éste cayó en desuso antes de desaparecer con la ruina definitiva de su autor
      • Luis Bonaparte renunció al trono de Holanda por no verse obligado a imponer el odioso Sistema Continental
      • La anexión a Francia del Gran Ducado de Oldemburgo (1829-1918), hecha por interés del sistema y los daños que éste causaba a Rusia, dieron motivo a la ruptura de los Dos Imperios y a las desastrosas campañas de Napoleón en el Norte
      • La quimera económica que Francia quiso realizar en el continente, influyó de un modo muy poderoso en la conspiración formada contra ella por las naciones europeas, que determinó la caída del Imperio francés.

Doctrina militar

Sistema <<napoleónico>>: estrategia

Jomini

Según el barón de Jomini, la estrategía de Napoleón era la siguiente:

  • Escoger con tino los puntos objetivos de maniobras
  • Desconcertar con preferencia al ejército enemigo
  • Creía que los estados o provincias se destruían por sí mismos , cuando carecían de fuerzas organizadas que las protegiesen (La guerra de España y todas las guerras nacionales pueden ser citadas como excepciones, según Jomini, aunque necesariamente con el socorro de un ejército nacional o extranjero, para no sucumbir. Alguna obra:España contra Napoleón: guerrillas, bandoleros,..., Barcelona: Edhasa, 2006, autor: Ch. J. Esdaile)
  • Calcular de una ojeada las probabilidades que ofrecían las distintas zonas del teatro de guerra
  • Dirigir sus masas concentricamente sobre la zona que era más ventajosa
  • Enterarse de la posición aproximada de las fuerzas enemigas y lanzarse entonces con la rapidez del rayo
    • Sobre el centro cuando estaba dividido
    • Sobre una de las extremidades que conducían directamente a sus comunicaciones
  • Envolver, esparcir, atacar, perseguir al ejército enemigo, para obligarle a seguir direcciones divergentes
  • El fín último era dispersar o destruir al ejército enemigo
  • Algunas obras deL Barón de Jomini, las sihuientes: Aplicación a los principios de Estrategia.., Madrid, 1831, 3 volúmenes; Les guerres de la Révolution, 1792-1797, París: Hachette, 1998; Introduction à l'étude des grandes combinaisons de la stratégie et de la tactique,...., París: A'nselin, 1830

El autor de la obra Apuntes sobre el arte de la guerra, 1840

El conocimiento de la «táctica en grande» o «gran táctica», solo se alcanza, según Napoleón, por lo siguiente:

  • La experiencia
  • Con el estudio de la historia de las campañas de los grandes capitanes
  • Principios:
    • Tener sus fuerzas reunidas
    • No ser vulnerable por ningún punto
    • Trasladarse con rapidez a los puntos más importantes
    • Infundir temor por medio de la reputación de sus armas
    • Mantener la fidelidad de los aliados
    • Obediencia de los pueblos conquistados

Marmont, duque de Raguse

Según el ayudante de campo de Napoleón Bonaparte, Marmont, duque de Raguse : Napoleón poseía el genio paricular de la estrategia (Del espíritu de las instituciones militares, Besanzon: J. Jacquin, 1863)

Táctica

Según Louis Blanc, la táctica era la siguiente:

  • Centro de unidad a las divisiones
  • Tres divisiones un cuerpo de ejército, con sus reservas
  • En las batallas, sorprender o arrollar una ala o descomponer el centro del enemigo
  • Una batalla era como un sitio de pocas horas, por lo siguiente:
    • En el primer periodo, los cazadores y artillería trataban de apagar los fuegos y reconocer el terreno del enemigo
    • Apoderarse de cualquier punto importante
    • La reserva de la artillería <<abría brecha>> en el punto determinado de la linea de batalla
    • Por las brechas penetraban las columnas
    • La caballería completaba el éxito
  • Obras de Blanc Napoleón.., París, 1870; junto a otros autores Historia general de Francia, Barcelona: Tasso, 1853-54, 4 volúmenes

Según el general de Bélgica, Bruno Renard, la táctica era la siguiente:

  • No hay orden absoluto de batalla, tres filas (2 en 1813: El enemigo acostumbrado a vernos en tres filas, resultará engañado y nos creerá más fuertes en número de lo que en realidad somos. El Fuego de la tercera fila es muy imperfecto y perjudicial para las dos primeras y la infantería debe colocarse en dos filas... (palabras de Napoleón))
  • Dos lineas habituales, pero no indispensables
  • Caballería en cualquiera parte, para acudir donde convenga
  • Grandes reserevas exclusivas de infantería, caballería y artillería
  • Fuego de tiradores, la regla; de linea, la excepción
  • Mucho tirador con puntería y tiro suelto
  • El soldado no es un autómata: en vez de destruir iniciativa, la táctica desarrolla su capacidad
  • Cambio: la fuerza y la esperanza no están ya exclusivamente en la primera linea (nada de maniobras envolventes)
  • La primera linea acosa, escaramuza, tantea, cubre o tapa movimientos o reservas y tammbien hace lo siguiente:
    • Da empujes aislados y parciales
    • Obliga al enemigo a empeñar todas las fuerzas
    • Obliga al enemigo a cometer desaciertos
  • El gran golpe se da por las reservas contra el punto vulnerable, debilitado o descubierto
  • Resultados:
    • El primero se edebe a la audacia, valor del ejército
    • El segundo es debido al genio del general en jefe, fruto de su inspiración e instinto
  • Obras de Renard, profesor de la Escuela de Guerra de Bélgica en el siglo XIX, las siguientes: Histoire militaire:..., Bruselas, 1879; Notes sur l'histoire militaire de l'antiquité:...., Bruselas, Guyot, 1875; Commentaires sur les règlements de la cavalerie:...., Bruselas: Muquardt, 1884; La marine cuirassée en 1865, Bruselas: Muquardt, 1866

Vélites

Los vélites eran en la milicia romana en tiempo de la República y antes de Mario, tropas ligeras, irregulares al principio, y luego regulares, cuando tomaron rango en la organización de las legiones, y aun posteriormente quedaron suprimidos, y que su servicio, el de vanguardia y de tiradores, se encomendó a soldados mercenarios. Lo cierto es que el nombre de vélites desaparece de la Historia y no vuelve a figurar en ella, aunque con nuevo brillo, hasta la formación de la Guardia Imperial en Francia, despues del advenimiento de Napoleón:

  • En 1803 se agregó un batallón de vélites a cada uno de los dos regimientos de granaderos y cazadores
  • En 1805 se crearon nuevos cuerpos, entre otros, los vélites a caballo y dos nuevos batallones de vélites a pie, que al año siguiente formaron un regimiento
  • En 1807 se organizó un batallón de vélites de Florencia y otro de vélites de Turín

Batalla de Jena (1806)

  • Sucumben en esta batalla las viejas tradiciones y prácticas de la Guerra de los Siete Años
  • A tal extremo llegaban estas prácticas, que, según cuenta Jomini, el general prusiano Ruchel , creyó salvar a sus tropas ante el empuje de Napoleón, con hacer adelantar al hombre derecho para formar una linea oblicua (pero el escarmiento por parte francesa fue tan instantáneo y tan sentido, que al punto se buscó la salvación por otro camino)
  • En 1807 una comisión revisora en que figuraba Sharnost, modificó radicalmente la táctica prusiana, haciendo constituir la tercera fila con tiradores
  • Obra de Jomini: Carte pour l'intelligence des batailles de Jena....

Bonaparte con 25 años: mando en jefe del ejército francés en Italia

  • Este ejército francés cuando toma el mando Bonaparte en Niza (27-3-1796), se hallaba acorralado en los peñascos de la Liguria
  • Estaba formado por 35.000 soldados desmandados, hambrientos y desnudos y ocurrió lo siguiente:
    • EL fogoso lenguaje del nuevo caudillo, Bonaparte, los conmueve
    • Su activa solicituud los cautiva
    • Ese efluvio de pensamiento ardiente, revelado con voluntad poderosa, los domina en fin y los arrastra
    • El ejército se partía en cuatro divisiones
  • Al frente tenían al ejército aliado europeo enemigo de la República comandado por Johann Peter Bealieu, con su cuartel general en Alejandría (Piamonte) con 70.000 soldados, cuyo plan era el siguiente:
    • Penetrar en la Riviera de Génova, con su ala izquierda 30.000 austriacos ( el ala derecha con 20.000 soldados dirigidos por el duque de Aosta, Victor Manuel I de Cerdeña, frente a Kellerman con 15.000 soldados en los Alpes; el centro por Colli y sus 20.000 sardos-austriacos, por Mondovi y Ceva)
    • Tomar Voltri, cortando a los franceses
    • Envolver la ala derecha francesa, empujarla sobre el centro y arrollarlo todo
    • Por eso el 1 de abril los austriacos ocupan fuertemente Novi, Gavi y la Bochetta
  • El plan de Bonaparte es sorprendente por lo sencillo: atravesar el Apenino, saliendo de Savona, para meterse entre los cuerpos de ejército del general belga Eugène-Guillaume Argenteau y Collin, y batirlos separadamente; y ocurrió lo siguiente:
    • 11 de abril Beaulieu entra en la Riviera y ocupa a Voltri
    • Despues de una serie de combates entre los días 12 al 14, el austriaco aturdido con su ala derecha destrozada, recoge su cuartel general de Voltri (el día 12 fue envuelto y batido en Montenotte, Argenteau)
    • Bonaparte lo deja para ir contra los sardos de Colli, a los que batió en Mondovi
    • El 22 de abril espantado el rey de Cerdeña, firma el armisticio de Cherasco y deja libre el paso del río Po
  • Van 18 días de operaciones militares y el general austriaco Beaulieu, sigue retrociendo a toda prisa y el día 8 de mayo esta en Pavía, en Lombardía
  • El nuevo plan de Bonaparte es el siguiente:
    • Flanquear a Beaulieu
    • Pasa rapidamente el Pó en Plasencia
    • El 10 de mayo toma el puente de Lodi, destruyendo la retaguardia austriaca y electrizando a su propio ejército con la oportuna bravura personal
    • Bealieu no encontrando seguridad tras el Oglio se refugia tras del Mincio
    • Bonaparte entra triunfador en Milán, al mes de abierta la campaña y no se duerme en las "Delicias de Cápua", sino que busca impacable al fugitivo, forzando el paso del Mincio, batiéndolo en Borghetto y en Peschiera y arrojándole por el Adige al Tirol
    • Aquí, el ya pequeño ejército francés, no puede extender más, sin imprudencia, su larga y aventurada linea de operaciones y necesita para ello nueva base de operaciones y pone cerco a Mántua, mientras varios destacamentos hacen observaciones en el Tirol y hacen por el lado opuesto correrías hasta las Legaciones y Liorna
  • La Corte de Viena da el mando en jefe de los ejércitos a Dagobet Sigmund von Wurmser, que con poderosos refuerzos viene a descercar Mántua de los franceses, desembocando por el Tirol y bajando en dos columnas por el lago de Garda y ocurrió lo siguiente:
    • Bonaparte que no estaba agarrotado por consejos <<aúlicos>> en París, ni por la menor tradición doctrinaria, levanta de repente el sitio de Mántua
    • Va de los días 3 al 5 de agosto de 1796 hacia Lonato y Castiglione y bate a Wurmser, lo echa al otro lado del Adige por Trento y regresa a los muros de Mántua que sigue bloqueando
    • Reforzado y restaurado el ejército asutriaco en el Tirol, se dispone a nueva tentativa de socorro de Mántua y Wurmser se dirige en dos columnas <<separadas>> por las gargantas del Brenta
    • Pero Bonaparte, como siempre, anda más listo y las divisiones de Massena y Vaubois, remontando el Adige, toma a Rovedero y el 5 de septiembre de 1796 ocupan Trento
    • Bonaparte, por sí, toma el campo atrincherado de Bassano y el mariscal austriaco, cortado y aturdido, no tiene más remedio que huir por Montebello y Legnago, para atravesar la linea francesa de bloqueo y refugiarse dentro de los muros de Mántua (a pesar de las activas y hábiles maniobras de Bonaparte para impedirlo, frustadas, por faltas de subalternos)
    • El mariscal austriaco, Wurmser, logra descansar el 13 de septiembre en el glásis de la plaza y allí le acosa su ardiente perseguidor Bonaparte el día 15 y lo encierra dentro del recinto ( en 15 días los austriacos han perdido 11.000 soldados y 29.000 hay en Mántua, inválidos y enfermos la mitad de ellos, 14.500)
    • Los franceses, ya que ahora no pueden abrir trinchera, siguen tenaces el bloqueo
  • El gobierno de Viena, tambien tenaz como el francés, da 50.000 soldados a un nuevo general llamado Alvinzy, para que libere Mántua y ocurrió lo siguiente:
    • Bonaparte, viendo que se repite por el enemigo la misma falta, repite a su vez el mismo método
    • Bonaparte deja con Kilmaine un pequeño cuerpo de 9.000 soldaos ante Mántua y él va con unos 23.000 sobre Bassano, contra Alvinzy, para impedir su unión con el cuerpo de Davidowich
    • Esta vez el lance es más arriesgado, y tras ser vencidas en varios combates ´las huestes francesas, queda el 12 de Noviembre, Bonaparte con 30.000 soldados, rodeado por los 50.000 soldados de los aliados
    • Para un general del Antiguo Régimen, la maniobra reglamentaria hubiese sido recogerse en el Mincio, pero Bonaparte hizo lo siguiente:
      • Mostrando un vigor inquebrantable, opta por el contrario pasar el Adige, para caer sobre las espaldas y comunicaciones de Alvizny
      • Los tres días 15, 16 y 17 de Noviembre, con la famosa batalla de Arcola, coronado con el paso del célebre puente sobre el Alpone, dejó patente el partido que sacó a sus tropas Bonaparte, por lograr inspirarles con su ejemplo valor y confianza
      • El día 18 Alvinzy, despechado se retira a Montebello
      • Davidowich, vuelve a subir por el Adige, hasta su posición de Rivoli (batido el día 21 por los franceses retrocede a Rovedero)
      • Alvizny, en fin, se recoge en el río Brenta
      • Bonaparte se acantona sin perder de vista Mántua
  • Finalmente decir que el cansancio, el frio, producen una suspensión tácita de hostilidades entre los dos ejércitos (los enfrentamientos se renovaron en enero de 1797, con nuevos bríos y refuerzos entre ambos contendientes y en la famosa batalla de Rivoli, el 14 y el 15 de enero de 1797, se repite el ejemplo de una masa central batiendo <<al por menor>> y sucesivamente columnas sueltas, desligadas, sin concierto austriacas y detenidas por obstáculos imprevistos, ya que Alvizny siguió insistiéndo en su poco eficaz sistema de cuerpos separados, por petits paquets, según la gráfica expresión de Bonaparte y el primer día se declaró el pánico entre los austriacos y en el segundo aumentó como es consiguiente y ante la inminencia de una invasión, Austria encomienda el mando en Italia, al jóven de 26 años, archiduque Cárlos de Austria, que se acababa de ilustrar en el Rin)
  • Para esta primera campaña en Italia, Napoleón Bonaparte dejó escrita la obra siguiente: Napoleón, chef de guerre.., París, 1970, 3 volúmenes (T. 1.-La formación militar y la primera campaña de Italia)

Batallas de la época napoleónica

Artículo desarrollado → Cronología de batallas napoleónicas.


Acciones de la época napoleónica

  • Acción de Voltri
  • Acción de Vico
  • Acción de Montebello


Campañas de Napoleón Bonaparte

Campaña equivale a un año de guerra y Napoleón Bonaparte realizó las siguientes:

El total de campañas realizadas por el emperador de Francia fueron 14 y libró 60 batallas y alguna obra que hable de lo dicho: 'Précis des Événements Militaires..../ M. Dumas, París; Estrasburgo, Londres: Treuttel et Würtz, Libr.;....., 1817-1819, 19 volúmenes (Campañas de 1799 a 1814); The French revolutionary wars / Gregory Fremont-Barnes, Oxford: Osprey, 2001; Expedición de Napoleón a Egipto / Epifanio González Jiménez, Madrid: Gráficas Espejo, 19--?.

Obra

  • Militares:
    • Oeuvres littéraires et écrits militaires/..., París: Bibliothèque des introuvables, 2001, 3 volúmenes
    • Campagnes d'Egypte et de Sirie, París, 1998
    • The military maxims of Napoleon/..., Londres: Greenhill, 1987
    • Notas de Napoleón en la obra de Cayo Julio César La Guerra de las Galias, Barcelona: Orbis, 1986
    • Máximas de guerra, Madrid: Atlas, 1944
    • Napoleón en Italia, Egipto y Siria,Barcelona: Impr. de T. Gorchs, 1839, 2 volúmenes
    • Quejas y residencia que Napoleon hace y toma á los gnerales que envió a la conquista de España, Valencia, 1813
    • Proclamations, ordres,..., París, 1964
    • Correspondencia de Napoleon con su mayor general principe de Neuchâtel y de Wagram,...., Zaragoza: Impr. Nueva de Ramon Leon, 1831
  • Civiles:
    • Codice civile di Napoelone il Grande, Nápoles: Raimondi e Coda, 1808
    • Carta circular de Bonaparte á los cardenales, arzoobispos,.., Valencia; Burguete, 1808
    • Cartas a Maria Luisa:.., Barcelona: Surco, 1942
    • Cartas de amor de Napoleón a Josefina, Barcelona: Juventud, 1935
    • De Córcega a Santa Elena: escritos y discursos, Madrid: Pegaso, 1941
    • Memorias de la duquesa de Abrantes, Santiago de Chile: Zig-Zag, 1945
    • Pensamientos de Napoleón sobre la divinidad de Jesucristo, Barcelona: juan Roca y Bros, 1967
    • La obra de Nicolás Maquiavelo, El Príncipe: comentado por Napoleón Bonaparte, Madrid: Espasa-Calpe, 1985
    • Vida privada de Napoleón Bonaparte, Almería: Impr. de Ortiz, 1837, 4 volúmenes
    • Pensées politiques et sociales, París: Flammarion, 1969
  • Mixtas:
    • Máximas y pensamientos, Barcelona: viuda Roca, 1821; otra edición Barcelona: Círculo de Lectores, 2004
    • Máximas y sentencias de Napoleón Bonaparte, Barcelona: EDHASA, 2001

Referencias

Bibliografía

  • Diccionario enciclopédico Hispano-Americano,Barcelona, 1887-90, Montaner i Simón editores.
  • Osorio.-La profesión militar
  • Almirante, J..-Diccionario militar, Madrid, 1869
  • Sanderson, E..-Historia de la civilización:.., Barcelona: Sopena, 1935
  • Historia del Mundo en la Edad Moderna, Barcelona: Sopena, 1914.

Bibliografía complementaria

  • A.Manfred.-Napoleón Bonaparte, Torrejón de Ardoz, 1988
  • D.C.Wright.-Napoleon and Europe, Nueva York, 1990
  • Collin.-Napoleón and his Parlaments:1800-1815, Londres 1979
  • G.Ellis.-Napoleon's continental blockade...,Oxford 1981
  • D.O.Howard.-Napoleon and Iberia,1984
  • I.Nuñez.-Napoleon.los mil días de Egipto, Madrid, 1985
  • Atlas for Wars of Napoleon, Wayne, 1986
  • M.J. de Torre Molina.-La Guerrilla española.., Madrid, 1999
  • S.J.Woolf.-La Era napoleónica..., Barcelona, 1992
  • P.Hofschroer.-Waterloo, Barcelona, 2005
  • Stendhal.-Vida de Napoleón, Barcelona: Altaya, 2007
  • Max Gallo.-Napoleón, Barcelona: Planeta, 2007
  • W. Dietrich.-Las Pirámides de Napoleón, Barcelona: Ediciones B, 2007
  • Les Cases, Emmanuel, conde de.-Diario de la isla de Santa Elena::...., Valencia: Impr. de Cabrerizo, 1835, 5 volúmenes

Otras fuentes de información

Notas

  1. Otras obras de Cesare Il sacro macello di Valtellina:..., Bormio: Alpinia, 1999;Quatro cesari, Roma, 1944; Italiani ilustri:.., Milán: Brigola, 1879, 3 volúmenes, reeditada en microfilm en el año 1989; Historia universal, Barcelona: J. Roma, 1890, 12 volúmenes; Las Cruzadas:..., Barcelona, Ediocomunicación, 1988; Los Herejes de Italia, Madrid, 1868; Poesie di Cesare Cantú.., Firenze, 1870; Storia della letteratura greca, Firenze, 1863; Storia della letteratura latina, Firenze, 1864. Sobre Cantú: Cesare Cantu / G.B. Vigano, Roma, 1960; Sulla storia universale di Cesare Cantù../ A.A. Bianchi-Giovini, Milán, 1846, 2 vol.
  2. Prise de Toulon par l'armée française,../ P.A. Le Beau, París, 1798; Un grand général, Dugommier../ E. Dupland, Cagnes-sur-Mer, 1996
  3. Ilustración de la obra Portrait Gallery of Eminent Men and Women in Europe and America de Evert A. Duyckinick. Nueva York: Johnson, Wilson & Company, 1873.