La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Municipio Chilapa de Alvarez (Guerrero)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Historia de Chilapa

Enclavada en la Sierra Madre del Sur se encuentra Chilapa de Álvarez, uno de los 79 municipios del Estado de Guerrero, su nombre proviene del Náhuatl “Chilar en el río y el agregado Álvarez es en honor de quien fuera gobernador del Estado de Guerrero y Presidente de México.

Fundada en el año de 1458 por Moctezuma Ilhuicamina, establecida en 1850 como cabecera municipal del Distrito Constitucional de Álvarez, el 7 de mayo de 1854 Antonio López de Santana establece por decreto la Ciuidad.

Su fundación data del año 1458, época en que Moctezuma Ilhuicamina, emperador de los aztecas y conquistador de los pueblos del sur, ordenó a su capitán que fundara un puesto de avanzada en el sur para gobernar la comarca, escogiendo una toma conocida con el nombre de Chilapantepec (lugar donde vive el que gobierna) este fue el origen de Chilapa. Por ley orgánica de División Territorial de 1850, se le confirma la categoría de villa y ser Cabecera del municipio del Distrito Constitucional de Alvarez. El 7 de mayo de 1854, el presidente de la República Antonio López de Santa Anna concede a Chilapa el título de ciudad por medio del decreto 4241. El decreto número 10 del gobierno del estado de 14 de junio de 1871, le confirma la categoría de ciudad, tomando el nombre de Chilapa de Porfirio Díaz, pero con la caída del porfirismo se dejó de usar este agregado y, desde 1873 se le llama Chilapa de Alvarez, en honor a Juan Alvarez, presidente de México en 1855.

El mercado de Chiapa es famoso por su variedad de semillas, legumbres, frutas, platillos regionales, pero sobre todo una gran cantidad de expresiones culturales hechas por las manos de los artesanos chilapeños y así podemos ver productos hechos de palma, barro, hojas de maíz, madera,

Chilapa conserva costumbres prehispánicas y coloniales, lo que hace atractivo para los que visitan este lugar.

Su comida es un atractivo más, pues encontramos a las guisanderas que cocinan platillos como el chilatequile de origen indígena, el tlatonile y sin faltar el pozole blanco los domingos y el pozole verde los jueves.