La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Mundo islámico

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Se entiende por mundo islámico a todos aquellos países que tienen el islam como religión oficial. Son un grupo de países muy variados que van desde monarquías constitucionales como Marruecos, a repúblicas democráticas como Turquía, pasando por dictaduras y regímenes teocráticos como Irán. Entre ellos existen países que tienen leyes de corte occidental inspiradas en el islam y países cuya única ley es la saría. Uno de los problemas más grandes de estos países es el del integrismo islámico.

Incluye la mayoría de los países en los que se asentó el islam clásico durante la Edad Media y la Edad Moderna. En África están: Argelia, Benín, Burkina Faso, Camerún, Chad, Comoras, Costa de Marfil, Yibuti, Egipto, Gabón, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Libia, Malí, Mauritania, Marruecos, Mozambique, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Togo, Túnez y Uganda. En América: Guyana y Surinam. En Asia: Turquía , Afganistán, Azerbaiyán, Bahrein, Bangladesh, Brunei, Indonesia, Irán, Irak, Jordania, Kazajstán, Kuwait, Kirguistán, Líbano, Malasia, Maldivas, Omán, Pakistán, Palestina, Catar, Arabia Saudita, Siria, Tayikistán, Turkmenistán, Emiratos Árabes Unidos, Uzbekistán y Yemen.

El mundo islámico pertenece casi por completo al ámbito de los países subdesarrollados, por lo que han surgido en ellos tensiones contra Occidente que desestabilizan a los países. Se trata de una mezcla de despotismo y defensa de la tradición islámica, fundamentada en la rica historia del islam clásico.

Las tensiones en el Golfo pérsico

El Golfo Pérsico es la región petrolera por excelencia del mundo capitalista. La lucha por el petróleo y el integrismo islámico ha provocado que la región sea una de las más tensas del mundo.

Entre 1980 y 1988 se desarrolla una guerra entre Irán e Irak. En Irán se ha producido una revolución del integrismo islámico chiíta, que amenaza con extenderse por todos los países islámicos.

En 1990 Iraq invade Kuwait, el país petrolero más importante. En 1991 EE UU presta ayuda a Kuwait para su liberación, entrando en guerra con Irak. Es la guerra del Golfo. La guerra no termina con el derrocamiento de Sadam Husein, que continúa como dictador. Por culpa de esto las tensiones entre Estados Unidos e Irak se reproducen periódicamente. En Irak la tensión ha ido aumentando hasta que llegar, el 20 de marzo del 2003, a la guerra, y a la invasión material del país por parte de EE.UU. y el Reino Unido, que derribó a Sadam Husein en 21 días. Esta guerra, que ha tenido en contra a la mayor parte del mundo, se ha convertido en un proceso de ocupación que aún no ha terminado.

Otro de los problemas endémicos de la región es el de la comunidad kurda, un pueblo cuyo territorio se encuentra dividido entre tres países: Turquía, Irak e Irán, y ninguno de ellos está dispuesto a que exista un país del Kurdistán independiente.

Las tensiones en el Magreb

El Magreb sufre, también, las consecuencias del integrismo islámico. Egipto y Argelia tienen partidos islámicos que han optado por el terrorismo como forma de hacer llegar sus posturas al poder.

La Libia de Muamar el Gadafi ha sufrido en numerosas ocasiones ataques de Estados Unidos, al ser acusada, no sin razón, de ser un centro activo del terrorismo internacional. Se trata de un extraño régimen a medio camino entre el socialismo y el islamismo.

Los países más estables de la zona son Túnez y Marruecos, aunque tienen grandes problemas económicos. Marruecos es la plataforma en la que se encuentran todas las personas de los países africanos que intentan entrar ilegalmente en Europa. Su aventura consiste en cruzar la frontera de Ceuta y Melilla o atravesar el estrecho de Gibraltar en pateras. Últimamente también se aventuran a atravesar el Atlántico hasta las islas Canarias. Este intento frecuentemente termina con la muerte o la repatriación, en el mejor de los casos. Otro conflicto marroquí se encuentra en la frontera sur. Desde 1975, en que España abandonó el Sáhara, Marruecos invadió la zona. Con ello, el Frente Polisario pasa de luchar contra España a hacerlo contra Marruecos. El Frente Polisario reclamaba el derecho de autodeterminación para el Sáhara. Este derecho fue reconocido por la ONU, pero hasta la fecha no se ha convocado el referéndum y el Frente Polisario ha luchado contra Marruecos con guerra de guerrillas.

El integrismo islámico en los países del norte de África

El problema del integrismo islámico surge tras el golpe de Estado de los chiítas en Irán en 1978. Ellos organizan el Estado tomando como ley la saría. Desde ese momento en todo el mundo islámico hay quien quiere imitar el ejemplo, cuyo extremo más radical se da en Afganistán con la secta talibán.

¿Cuál es la situación en el resto de los países islámicos? Pues o tienen dictaduras personales muy estabilizadas (Iraq, Libia) o sus reyes se consideran descendientes del Profeta (Jordania, Marruecos, Arabia Saudita). Cuando el integrismo islámico no es capaz de acceder al poder para organizar el Estado según sus preceptos, optan por la solución terrorista, ya que su misión es «difundir el bien y prohibir el mal» a través de la yihad, la guerra santa y la toma del poder político para aplicar los principios islámicos a través de las instituciones públicas de la comunidad.

Egipto es una república con elecciones libres y una constitución (1971). Los intereses europeos, y mundiales, en Egipto son muy grandes, no sólo por el turismo sino, sobre todo, por el paso el canal de Suez. El integrismo islámico hizo su aparición en las elecciones de 1992, pero gracias a la presión internacional les hizo fracasar. Se desató una campaña terrorista contra los turistas occidentales, pero el ejército ha ido controlando la situación y hoy en día están controlados. Debido a su opción terrorista no se les ha vuelto a permitir presentarse a las elecciones.

Libia es una república, una dictadura dominada por Muamar el Gadafi. Su dictadura es una extraña mezcla de islamismo y socialismo, típica de la guerra fría, en la que no se permite la disidencia. No se sabe nada de la oposición interna a la dictadura.

Túnez es una república. Durante los años 70 y 80 fue un estado islámico socialista de estilo libio. En 1989 se celebran elecciones libres. Las autoridades han tomado duras medidas contra los integristas islámicos, y no les permiten presentarse a las elecciones.

Argelia es una república socialista desde 1989. El país estuvo dominado desde la independencia por el FLN (Frente de Liberación Nacional) que luchó contra los franceses. En las elecciones de 1990, los fundamentalistas del FIS (Frente Islámico de Salvación) derrotaron al FLN por un margen abrumador. En 1992, ante el temor de que los fundamentalistas islámicos se hicieran con el control del Parlamento, un grupo de militares y funcionarios civiles declararon el estado de emergencia, suspendieron el Parlamento y establecieron un nuevo Comité Superior de Estado con Budiaf como presidente. Esto precipitó un conflicto violento entre el gobierno, las fuerzas de seguridad y los extremistas islámicos. Budiaf fue asesinado en 1992 y reemplazado por un Consejo Supremo. Desde entonces el FIS aterrorizó a la población con cientos de muertos durante años.

Marruecos es una monarquía en la que el rey Mohamed VI es el comendador de los creyentes, y por lo tanto la única autoridad civil y religiosa. Los fundamentalistas, los Hermanos Musulmanes, marroquíes no aceptan esta autoridad, por lo que no se les permite presentarse a las elecciones, y se les margina en los puestos del estado. No obstante, se considera que son mayoría en el país, gracias a su labor asistencial. Sus líderes no apoyan la opción terrorista.

Sudán es una república, pero dominada por la dictadura de Omar Hasán al Bashir. Aquí hubo un movimiento integrista que accedió al poder tras unas elecciones (1983) e instauró la ley islámica. Como reacción se formó el Movimiento para la Liberación del Pueblo del Sudán (no musulmanes), que derribó el gobierno en 1985. En 1989 Omar Hasán al Bashir dio un golpe de Estado y desde entonces hay una guerra civil contra el Movimiento para la Liberación del Pueblo del Sudán, en el sur. En el sur de Sudán son mayoría los cristianos y los animistas.

Chad es una república en la que los musulmanes no superan el 45% de la población. Estos se concentran en el norte y desde la independencia (1960) han estado en guerra, hasta 1993.

Malí es una república. En 1992 se aprobó una nueva Constitución que permitía el pluralismo político, y fue elegido presidente Alfa Omar Konaré. En 1993 se produjeron levantamientos estudiantiles en Bamako; ese mismo año hubo un intento de golpe de Estado fracasado, por parte de seguidores de Traoré, dictador desde la independencia con una mezcla de islamismo y socialismo del tipo libio. Los fundamentalistas son minoritarios.

Mauritania es una república. En 1980 se impuso la ley islámica. Ante las crecientes presiones internas en 1991 se dotó al país de una nueva Constitución y se legalizaron los partidos de la oposición.

Los fundamentalistas islámicos tienen intención de conquistar el poder político para organizar toda la sociedad según su entender. Y además tienen un instrumento, la yihad, que les permite optar por el terrorismo si no consiguen sus objetivos. Como organizar la sociedad de este modo está en contra, frecuentemente, de los Derechos Humanos, y sobre todo de la moral de los países ricos su pretensión está condenada al fracaso, pero cuesta mucha sangre.

Esto no quiere decir que un país por tener como religión oficial el islam no respete los Derechos Humanos, pues hay países islámicos que tienen otras fuentes de legislación, como Marruecos, Turquía, Líbano, Catar, Indonesia... donde la cuestión del respeto de los Derechos Humanos es de otra índole.

Referencias

Artículos relacionados


Otras fuentes de información
Páginas didácticas sobre Historia Notas