La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Muerte

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Representación de la muerte en una carta de tarot

Cese de las funciones vitales.

La muerte puede referirse a un estado o a un evento. La muerte como estado es el opuesto a la vida; la muerte como evento es el opuesto al nacimiento. El evento de la muerte es la culminación de la vida en un organismo vivo, mientras que el estado es lo que sucede a dicho evento.

Biológicamente, la muerte puede ocurrir a un todo, a parte de un todo o a ambos. Por ejemplo, es posible para una célula individual e incluso para un órgano el morir, y aún así el organismo como un todo puede continuar viviendo. Las células de un organismo suelen vivir durante un tiempo corto; mueren y son reemplazadas por otras nuevas continuamente.

El sentido inverso también puede ocurrir, muriendo el organismo pero sobreviviendo algunas células y órganos, los cuales pueden ser utilizados para transplantes. En dicho caso, sin embargo, los tejidos aún vivos deben ser extraídos e implantados rápidamente o mueren en un período corto al encontrarse sin su anfitrión.

La función biológica de la muerte existe principalmente para permitir la evolución de una especie.

Muerte humana: definiciones y significados

El tipo de muerte más importante para el ser humano es sin duda la muerte humana. La reflexión acerca de la muerte del ser humano trae consigo algunas preguntas.

En primera instancia, ¿cómo puede ser determinado el momento exacto de una defunción? Esto resulta importante por varios motivos. Conocer con certeza el instante de una muerte sirve entre otras cosas para asegurar que el testamento del difunto será unicamente aplicado tras su muerte, y en general guiarnos con respecto a cuándo actuar apropiadamente ante una persona difunta. En particular, identificar el momento exacto de la muerte es importante en casos de transplante de órganos, ya que los órganos deben ser retirados del cuerpo lo más pronto posible tras la muerte.

Históricamente los intentos por definir el monento preciso de la muerte han sido problemáticos. Antiguamente se definía la muerte (evento) como el momento en que cesan los latidos del corazón y la respiración, pero el desarrollo de técnicas de resucitación cardiopulmonar ha desafiado estos conceptos. Actualmente es posible reiniciar el latido del corazón y la respiración una vez detenidos.

Hoy en día, cuando es precisa una definicón del momento de la muerte se suele recurrir a la "muerte cerebral" o "muerte biológica", por la cual se considera difunta una persona cuando cesa la actividad eléctrica en el cerebro. Se cree que el cese de actividad eléctrica significa el fin de la conciencia. Algunos consideran que es sufiente con el cese de actividad eléctrica sobre la neo-corteza del cerebro para determinar la muerte, ya que se cree que es allí donde se localiza la conciencia. A pesar de esto, en casi todo el mundo se emplea aún la definicón más conservadora, por la cual se considera difunta una persona tras el cese de actividad eléctrica en todo el cerebro.

Incluso en estos casos, la determinación de la muerte puede ser dificultosa. Un electroencefalograma puede detectar impulsos eléctricos aún cuando estos son inexistentes, mientras que han existido casos en los cuales la actividad eléctrica no era suficientemente grande como para ser detectada por el electroencefalograma. Debido a esto, los hospitales poseen actualmente rigurosos protocolos para determinar la muerte mediante la electroencefalografía.

¿Qué ocurre a los seres humanos tras la muerte?

La segunda pregunta en surgir de la muerte humana y tal vez la más interesante es qué ocurre al espíritu, conciencia o alma de un ser humano tras su muerte. Preguntas sobre la existencia de la vida después de la muerte o la reencarnación continúan hoy sin resolver. Para muchos, la creencia en la vida tras la muerte es un consuelo en conexión a la muerte de un ser amado o ante la conciencia de la muerte propia. Por otra parte, el miedo al infierno puede hacer de la muerte algo aún más trágico. Las inquietudes humanas con respecto a la muerte han sido históricamente una importante motivación para el desarrollo de religiones organizadas.

Muchos antropólogos creen que los entierros dedicados de los Neandertales son evidencia de su creencia en la vida después de la muerte.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas