La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Morfología (lingüística)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Dentro de la lingüística, las formas de las palabras son el objeto de estudio de la morfología. El estudio de las distintas formas o variantes del significante de las palabras de una lengua son su competencia. La palabra morfología (del griego morfh/: forma) fue introducida en el siglo XIX.

El monema es la unidad de la primera articulación del signo lingüístico. Es decir que cualquier palabra puede ser dividida en unidades más pequeñas, dotadas de un significante y un significado. Así pues, una palabra podrá estar constituida por uno o más monemas.

  1. Lexemas: lo que comúnmente se conoce como raíz, y contiene en germen el significado de la palabra No todos los monemas significan de la misma forma. Distinguimos, en primer lugar, los lexemas, que son los que aportan el significado fundamental de la palabra; por ello se dice que son como la raíz de la palabra.
  2. Morfemas: Los morfemas son las unidades mínimas, gramaticalmente significativas, que forman las palabras. Clases de morfemas: libres y trabados
    1. Morfemas trabados o dependientes: son aquellos que necesitan unirse a uN lexema para tener significado. Aquí incluimos:
      1. Morfemas dependientes derivativos o afijos. No modifican el significado básico. Son formantes facultativos por ser opcionales.
      2. sufijos: si se van después del radical o lexema.
      3. prefijos: si preceden al radical o lexema.
      4. interfijo: Se colocan entre los prefijos y sufijos para evitar la cacofonía entre dos sonidos.
      5. Morfemas dependientes gramaticales. Frente a los afijos, éstos no sólo modifican el significado básico del lexema, sino que además nos sirven para relacionar esa palabra con otras. Ocupan siempre la posición final de la palabra y la información que ofrecen es de tipo gramatical, como el género, el número, la persona, el modo, etc. También se llaman flexivos porque nos muestran las diversas posibilidades o flexiones de una palabra. Son formantes constitutivos por ser obligatorios.
    2. Morfemas libres o independientes: son aquellos que no necesitan ir unidos a ningún lexema, sino que forman por sí solos una palabra. Son morfemas independientes los determinantes, las preposiciones y las conjunciones.


Referencias


Notas