La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Miguel de Cervantes Saavedra

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Miguel de Cervantes Saavedra ¹
El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.
Miguel de Cervantes

Miguel de Cervantes Saavedra


Alcalá de Henares (Madrid) el 29 de septiembre de 1547

Madrid el 22 de abril ² de 1616

Escritor español autor de la obra considerada la más importante en castellano, Don Quijote de la Mancha.



1. Ilustración de The Hundred Greatest Men. Nueva York: D. Appleton & Company, 1885.
2. Según algunos autores 23 de abril.

Biografía

Casa natal de Miguel de Cervantes, Alcalá de Henares

Miguel de Cervantes Saavedra nació el 29 de septiembre de 1547, día de San Miguel, en Alcalá de Henares, Madrid, España. Fue bautizado en esa ciudad el 9 de octubre en la iglesia de «Santa María la Mayor». Era el cuarto hijo del cirujano Rodrigo de Cervantes y de Leonor de Cortinas.

En 1551 la familia se mudó a los arrabales del convento «Sancti Spiritus», en Valladolid, donde se hallaba la Corte. Por ese entonces, el núcleo familiar de Miguel —con cinco años de edad— estaba formado por sus padres, Rodrigo y Leonor, sus hermanas mayores Andrea y Luisa, el hermano menor Rodrigo, de un año, su abuela paterna y su tía María, madre soltera de una hija llamada Martina.

A pesar de que el padre de Miguel ejerció su profesión en el poblado al que se había trasladado, la insuficiencia de los recursos para sostener a la numerosa familia le generaron deudas que causaron el embargo de los enseres, el menaje y el ajuar doméstico, y su arresto. Sin embargo, recuperó la libertad al demostrar su hidalguía. Estos años de penuria fueron de gran influencia en la obra de Cervantes. En su obra Coloquio de los perros, escrita en Valladolid, alude a esos tiempos en varias ocasiones.

Después de la experiencia deValladolid, Rodrigo regresó con esposa e hijos a Alcalá de Henares en 1553, desde donde emprende un peregrinaje por las provincias del sur que comienza en Córdoba, no sabemos con certeza si fue acompañado por la familia, de ser así Miguel podría haber aprendido allí sus primeras letras en el colegio de Santa Catalina.

En 1567 la familia Cervantes se establece en Madrid, Miguel estudió en el Estudio de la Villa, en la calle que llevaba este mismo nombre y que hoy se llama calle de la Villa simplemente, por haber suprimido el nombre de estudio.


Disputas sobre su nacimiento [1]

Partida de bautismo de Cervantes.

Aunque existen disputas con respecto a su lugar de nacimiento, la versión más extendida es que nació en Alcalá de Henares.

En aquella época era tradición bautizar a los niños como mucho a los tres días de su nacimiento, para evitar que en caso de fallecimiento fueran al Limbo. También era costumbre que llevaran en nombre del santo del día, por lo que se ha supuesto que nació el 29 de septiembre, día de San Miguel. Existe un acta bautismal de dudosa autenticidad que indica que Cervantes fue bautizado el 9 de octubre de 1547. El documento se encuentra en el ayuntamiento de Alcalá de Henares. Dice así:

Domingo, nueve días del mes de octubre, año del Señor de mill e quinientos e quarenta e siete años, fue baptizado Miguel, hijo de Rodrigo Cervantes e su mujer doña Leonor. Baptizóle el reverendo señor Bartolomé Serrano, cura de Nuestra Señora. Testigos, Baltasar Vázquez, Sacristán, e yo, que le bapticé e firme de mi nombre. Bachiller Serrano

En otro documento, conocido como La Información de Argel de 1580 [2], Cervantes indica que es natural de Alcalá de Henares:

Miguel de Cervantes,
natural de la villa de Alcalá de Henares, en Castilla,

Miguel de Cervantes fue bautizado en la iglesia de Santa María la Mayor. El templo fue parcialmente destruido, al igual que la pila, durante la Guerra Civil. En los restos del templo hay una sala de exposiciones donde se puede ver una réplica de la pila bautismal que tiene trozos de la auténtica.

El municipio manchego de Alcázar de San Juan asegura tener la autentica partida de nacimiento de Cervantes. [3]

Otros municipios que aseguran ser la cuna del escritor son Madrid, Toledo, Sevilla, Esquivias, Lucena y Consuegra. [4]

El investigador César Brandariz, en su libro El hombre que hablaba difícil indica que el origen de Cervantes se encuentra en la comarca de Sanabria. [3] [5]

El Estudio de la Villa

Supuesto retrato de Miguel de Cervantes atribuido a Juan de Jáuregui realizado en 1600

El Estudio de la Villa fue una vieja institución que otorgó el rey Alfonso XI el 7 de diciembre de 1346. Dotó a la fundación de un maestro de Gramática al que el Concejo de Madrid pagaría 200 maravedíes a cambio de su trabajo.

El Estudio siguió vigente y en 1481, Isabel la Católica lo tomó bajo su protección y prohibió el establecimiento de ninguna otra escuela en la Villa. Al principio estaba situado en la calle que hoy se llama de los Mancebos, entre Redondilla y Costanilla de San Andrés, calle que en el plano de Pedro de Teixeira del siglo XVII puede verse como calle del Estudio Viejo. El primer maestro de que se tienen noticia es Pedro Hurtado y fue sustituido por Fernando de Loranca en 1489. En 1539, el Concejo (cuyo escribano era Gaspar Dávila), compró para unas casas para su ubicación definitiva.

En 1544 el Estudio tuvo como maestro a Alejo de Venegas, empezando con él la época más brillante. Este maestro llegó desde Toledo, con un sueldo de 40.000 maravedíes. Le sucedió el maestro Juan López de Hoyos, el más famoso de todos cuantos pasaron por la institución que fue catedrático desde el 29 de enero de 1568. Era cura de San Andrés y fue cronista de Madrid. Pero lo más importante en la vida de este hombre quizás fue el haber sido maestro de Miguel de Cervantes.

En 1619, el Estudio acusó una gran decadencia a raíz de la llegada de los jesuitas, que establecieron un nuevo Estudio bajo su dirección. En 1619, fue suprimido del todo.

En el solar donde existía esta casa del Estudio se levantó un nuevo edificio. A instancias de Ramón de Mesonero Romanos se pusieron en la fachada dos lápidas conmemorativas para perpetuar el hecho de que Cervantes había estudiado allí. Las lápidas fueron costeadas por la dueña del nuevo edificio, condesa de la Vega del Pozo y por el Ayuntamiento y fueron colocadas en 1870.
Placa conmemorativa del Estudio de la Villa en Madrid

Cervantes como alumno

Cervantes estaba muy atrasado en estudios y hasta 1567, a la edad ya de 20 años no había cursado académicamente en ningún centro. Ese año se inscribió en el Estudio de la Villa, donde impartía docencia y dirigía el maestro López de Hoyos. Con él se preparó Cervantes para su ingreso en la Universidad de Alcalá. La inteligencia de Cervantes y las buenas dotes docentes de López de Hoyos hicieron que el resultado fuera bastante bueno. Algún tiempo después, en sus escritos, López de Hoyos llama a Cervantes maestro caro y amado discípulo. El primer trabajo que se conoce de Cervantes como alumno es un soneto en loor de la reina Isabel de Valois.

Lepanto

En 1569 huye a Italia tras un confuso incidente, habiendo publicado ya cuatro poesías de circunstancias. Su participación en la batalla de Lepanto, en el año 1571, le deja inútil la mano izquierda, lo que le vale el sobrenombre de «el manco de Lepanto». En 1575, durante su regreso de Nápoles a España, es apresado por los turcos. Permanece en Argel como cautivo hasta 1580, año en que es liberado después de pagar su rescate.

De vuelta a España se casa con Catalina de Palacios y se dedica al teatro. Cinco años más tarde publica La Galatea.

Entre 1587 y 1600 se traslada a Andalucía, donde ejerce como comisario de abastos de la Armada y cobrador de impuestos atrasados. En 1597 comienza a escribir el Quijote durante su cautiverio a causa de la quiebra del banco donde depositaba fondos de la corona.

Finalmente, en 1605 publica la primera parte de su obra más famosa: El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. La segunda parte no aparece hasta 1615: El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha. Un año antes aparece publicada una falsa continuación de Alonso Fernández de Avellaneda.

Frontispicio de la edición príncipe de «Las novelas ejemplares» (1613).

Entre las dos partes de Don Quijote aparecen, en 1613, las Novelas ejemplares, un conjunto de doce relatos breves, así como Viaje del Parnaso en 1614. En 1615 publica Ocho comedias y ocho entremeses nuevos nunca representados. Sus dramas El trato de Argel y La Numancia quedaron inéditos hasta el siglo XVIII.

Cervantes de regreso a Madrid

Cuando Cervantes regresó de nuevo a Madrid, tras su estancia en Valladolid, se estableció con su familia en el barrio e Atocha; hay constancia de que allí vivía en febrero de 1608. Al año siguiente se mudó a la calle de la Magdalena y después a la calle del León, (llamada anteriormente calle del Mentidero). De allí, en 1612 se trasladó a la calle de las Huertas y después a la plazuela de Matute para finalmente ir a vivir otra vez a la calle del León, a una casa que hacía esquina con la calle de Francos. Todas estas calles conformaban lo que llegó a conocerse como barrio de las musas, pues se puso de moda aquel entorno entre los escritores, actores y actrices del siglo XVII.

Murió Cervantes en esta última casa de la calle del León esquina con Francos, en la manzana 228. En el año 1833, el propietario del inmueble, don Luis Franco quiso derribar la casa que estaba muy ruinosa, para edificar una de nueva planta. El 23 de abril de ese mismo año, en el momento en que se procedía al derribo de la casa en cuestión, Ramón de Mesonero Romanos escribió un articulillo sobre el suceso y en memoria del escritor, en el único periódico literario de la época. El artículo llamó la atención del rey Fernando VII quien propuso que se suspendieran las obras para que el Estado comprase el inmueble. Pero el propietario no cedió de ninguna manera y el derribo se llevó a cabo. Una vez terminada la nueva construcción cuya entrada ya no estaría por la calle del León sino por la de Francos, se puso en la fachada un relieve con el busto de Cervantes y una inscripción rememorando su estancia y muerte en aquel lugar. Así mismo se cambió el nombre de la calle de Francos por el nombre de calle de Cervantes, y así prevalece en el año 2004.

Un año después de su muerte aparece la novela Los trabajos de Persiles y Sigismunda, texto que Cervantes consideró su mejor obra.

No existe ninguna imagen auténtica de Cervantes. Todas las que se ven o son retratos de otras personas, o creaciones de artistas modernos.

Muerte y entierro

Los diversos autores y cervantistas de todos los tiempos que han estudiado la vida de Cervantes no se ponen de acuerdo en cuanto a la fecha y hora de su muerte. Para unos el día en que murió fue el 22 de abril y el entierro se efectuó el 23. Para otros murió el 22 de madrugada (cuando apuntaba el día) y fue enterrado el 23 a la caída de la tarde. Otros apuntan que murió el 23 y fue enterrado el 24. El cervantista Astrana Marín sostiene que la fecha de la muerte fue el viernes 22 de abril y el entierro un día después según costumbre, es decir el 23, un día abrileño soleado.

El día 2 de ese mismo mes Cervantes había profesado en la Orden Tercera de los franciscanos. Los profesos de esta orden tenían por costumbre y obligación atender, recoger y acompañar al cadáver del hermano muerto y fue esto lo que hicieron con el cadáver del escritor. Lo llevaron desde su casa al cercano convento de las monjas Trinitarias, con un modesto sayal de mortaja y con la cara descubierta, pues esa era la tradición.

A Miguel de Cervantes,
insigne y cristiano ingenio de nuestros tiempos,
a quien llevaron los terceros de San Francisco a enterrar
con la cara descubierta, como a tercero que era.


Epitafio sobre Cervantes del escritor y poeta Francisco de Urbina

Fue enterrado en aquella casa-convento, sin lápida ni lugar que marcase el sitio. Sólo había allí otro cadáver sepultado, el de sor Lucía de Santa Ana que había muerto el año anterior en clausura.

Sobre el convento

Los comienzos fueron de pobreza y mal fundado. Unos años antes de la muerte de Cervantes, su fundadora doña Francisca Romero había acondicionado su propia casa para tal evento en la calle de Cantarranas (hoy Lope de Vega). En 1630 cuentan las crónicas que todavía servía como acceso a la iglesia un pobre portal mientras construían una nueva junto a la antigua casa. En ese mismo año se demolió la capilla, el coro y las bóvedas, dando entrada a la nueva iglesia por la calle de las Huertas. En 1697, de nuevo hay cambios y se da un acceso otra vez por la calle de Cantarranas. En todos estos cambios y mudanzas hubo el consiguiente traslado de huesos humanos de los enterramientos, lo que hizo siempre difícil su identificación. Lo bueno es que ninguno de estos huesos salió nunca de allí.

Obras literarias

Referencias

Artículos relacionados


Facetas.png
La Enciclopedia en imágenes alberga archivos sobre Cervantes

Bibliografía

Otras fuentes de información

Notas