La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Metáfora

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

La metáfora (del griego meta, «más allá», y forein, «pasar», «llevar») es un recurso literario (un tropo) que consiste en identificar dos términos entre los cuales existe alguna semejanza. Uno de los términos es el literal y el otro se usa en sentido figurado. No debe confundirse con la comparación o símil, ya que en el caso de la metáfora no existe comparación, sino identificación de un término con otro.

La metáfora tiene tres niveles:

  • El tenor es aquello a lo que la metáfora se refiere, el término literal.
  • El vehículo es lo que se dice, el término figurado.
  • El fundamento es la relación existente entre el tenor y el vehículo.

Por ejemplo: Tus ojos, lagos reidores Los ojos son el tenor, los lagos el vehículo y el fundamento podría ser el color azul oscuro de los ojos.

A la metáfora en la que aparecen estos tres niveles se le denomina metáfora explícita. Sin embargo, cuando el tenor no aparece, se la denomina metáfora implícita (Los lagos de tu rostro)

La metáfora enriquece el lenguaje, ya que, a menudo, el uso metafórico de alguna palabra coexiste con el literal hasta adquirir rango propio: la falda de la montaña recibe este nombre por su parecido con las faldas, las patas de los muebles por las patas de los animales, el ratón del ordenador por el roedor, etc.

Usando terminología semiótica se dice entonces que metáfora es la substitución de un significante por otro significante para un mismo significado.

Los escritores pueden utilizar metáforas para:

  1. Inventar un nuevo sentido para una palabra
  2. Establecer relaciones inéditas entre las palabras.
  3. Descubrir atributos insospechados en una palabra.

Así pues, la gran fuerza poética de la metáfora reside en su capacidad de multiplicar de forma ilimitada el significado normal de las palabras, de modo que puedan llegar a describir lo desconocido (muerte, felicidad, miedo, etc.) que, en definitiva, constituye la gran aspiración del arte.

La metáfora puede realizarse de diversas maneras, que pueden combinarse entre sí y dar lugar a metáforas más complejas:

Metáfora simple o imagen:
Responde a la fórmula a es b:
Tus dientes son perlas
Metáfora de complemento preposicional del nombre:
Responde a la fórmula a de b:
Dientes de perla
Metáfora aposicional:
Responde a la fórmula a, b:
Tus dientes, perlas de tu boca
Metáfora pura:
Consiste en la omisión completa de a, y sólo queda b. Responde a la fórmula [a] b:
Las perlas de tu boca
Metáfora negativa:
Responde a la fórmula no a, b:
No dientes, son perlas
Metáfora impresionista:
Responde a la fórmula a, b1, b2, b3...:
Tus dientes, marfil, blancura, destellos de sol...
Alegoría:
Serie continua de metáforas que tiene una función narrativa o cognoscitiva.
Imagen visionaria:
Metáfora en la que los términos a y b no poseen en común nada sino el significado emocional que entre ellos encuentra el poeta.
Símbolo:
Metáfora codificada por una tradición cultural. También puede ser un símbolo original, creado por el propio poeta, pero entonces hay que aludir a ellos como símbolos personales.


Referencias

Artículos relacionados


Otras fuentes de información

  • El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Wikipedia, publicada con licencia CC-BY-SA 3.0.

Notas