La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Lynn Margulis

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Lynn Margulis
Los biólogos no dudan que la evolución ocurre. Saben además lo que la dirige: el crecimiento de cualquier población de organismos más allá de la habilidad de entorno para soportarlos, la aparición de organismos con nuevas características genéticas y el rápido crecimiento de algunos de dichos organismos variantes que con el tiempo generan poblaciones mutadas - proceso conocido como selección natural. Pero los biólogos aún debaten acerca de los detalles de cómo sucede. La teoría de la evolución, al igual que cualquier otra teoría, está siendo continuamente revisada y afinada.
Farewell To Newton, Einstein, Darwin..., Allen Hammond and Lynn Margulis, Science 81, diciembre de 1981, p. 56.[1]

Lynn Margulis


Chicago, 5 de marzo de 1938

Amherst, 22 de noviembre de 2011

Bióloga estadounidense


Biografía

Licenciada en la Universidad de Chicago (1957), máster en la Universidad de Wisconsin (1960), doctora por la Universidad de California en Berkeley (1963). Es miembro de la National Academy of Sciences desde 1983 y de la Academia Rusa de Ciencias Naturales. En el año 1999 recibió, de la mano del presidente estadounidense Bill Clinton, la Medalla Nacional de la Ciencia; mentor de la Universidad de Boston y ha sido nombrada doctora honoris causa por numerosas universidades, entre otras, por la Universitat de Valencia. Actualmente (2008) desarrolla su trabajo como profesora distinguida (evolución microbiana y herencia de orgánulos) en el Departamento de Geociencias de la Universidad de Massachussett (Amherst).

Lynn Margulis inició sus estudios de secundaria en el instituto público Hyde Park y cuando fue trasladada por sus padres a la elitista Escuela Laboratorio de la Universidad de Chicago, por su cuenta, regresó al instituto con sus antiguos amigos, al lugar que ella pensó que pertenecía. De esa época recuerda con agrado a su profesora de español (la señora Kniazza).

A los 16 años es aceptada el el programa de adelantados de la Universidad de Chicago donde se licenció a los 20 años según ella adquiriendo un título, un marido (Carl Sagan) y un más duradero escepticismo crítico. Margulis dirá de su paso por la Universidad de Chicago (habla concretamente de su clase de Ciencias Naturales II): “Allí la ciencia facilitaba el planteamiento de las cuestiones profundas en las que la filosofía y la ciencia se unen: ¿Qué somos? ¿De qué estamos hechos nosotros y el universo? ¿De dónde venimos? ¿Cómo funcionamos? No dudo de que debo la elección de una carrera científica a la genialidad de esta educación «idiosincrásica»” (Planeta simbiótico. Editorial Debate. 2002).

En 1958, continúa su formación en la Universidad de Wisconsin como alumna de un master y profesora ayudante. Estudia biología celular y genética, genética general y genética de poblaciones. De su profesor de GG y GPP James F. Crow dirá: “Cambió mi vida. Cuando dejé la Universidad de Chicago sabía que quería estudiar genética, pero después de las clases de Crow supe que sólo quería estudiar genética.”

Desde un principio se siente atraída por el mundo de las bacterias, en aquel entonces consideradas sólo en su dimensión de gérmenes de carácter patógeno, sin interés en la esfera del evolucionismo. Margulis investigó en trabajos ignorados y olvidados para apoyar su primera intuición sobre la importancia del mundo microbiano en la evolución. Ella misma, en sus diferentes trabajos, nos guía en lo que fue su investigación y los antecedentes de sus aportaciones. Siempre ha mostrado una especial disposición a valorar estos antecedentes, desde su recuerdo hacia la señora Kniazza, su profesora de español en el instituto; pasando por el recuerdo de sus profesores de universidad y lo que para ella significaron; y terminando por una extensa referencia de los trabajos de aquellos científicos que ella rescató del olvido para apoyar su pensamiento evolucionista.

Se interesa por los trabajos de Ruth Sager, Francis Ryan y Gino Pontecorvo. Estos trabajos la llevan a la que ella considera obra maestra The Cell in Developement and Heredity (La célula en el desarrollo y la herencia) escrita por E. B Wilson en 1928. Todos estos trabajos relacionados con las bacterias que la acercan a los trabajos de L. E. Wallin, Konstantin S. Merezhkovsky y A. S. Famintsyn en los que se plantea la hipótesis de que las partes no nucleadas de las células eucariotas eran formas evolucionadas de otras bacterias de vida libre. Desde entonces su trabajo se ha centrado en desarrollar esa hipótesis que la condujo a formular su teoría de la endosimbiosis serial y su visión de la evolución en la más amplia teoría de la simbiogénesis.

Sus aportaciones a la biología y el evolucionismo son múltiples: Descubre el potencial evolutivo e importancia del mundo microbiano; describe paso a paso y con concreción el origen de las células eurocariotas (la SET, que considera su mejor trabajo); junto K. V. Schwartz clasifica la vida en la tierra en cinco reinos agrupados en dos grandes niveles: bacterias y eucariotas; formula su teoría sobre la simbiogénesis y la importancia de ésta en la evolución; apoya desde el primer momento la hipótesis Gaia del químico James E. Lovelock, contribuyendo a ella desde la biología e intentando que adquiera categoría de teoría; realiza una suma de trabajos concretos sobre organismos bacterianos y formas de vida simbioticas;... Actualmente trabaja en el posible origen de los cilios de las espiroquetas.

El mundo bacteriano

Hasta Margulis el evolucionismo se centraba en el estudio de animales y plantas, se les consideraban actores de las innovaciones que han conducido a los actuales niveles de complejidad y especialización. Margulis formula que son las bacterias, hasta entonces sólo de interés para la bacteriología médica, las artífices de esta complejidad y los actuales refinamientos de los diferentes organismos. A una visión de animales, plantas y, en general todos los pluricelulares como seres individuales, contrapone la visión de comunidades de células autoorganizadas, otorgando a estas células la máxima potencialidad evolutiva.

Endosimbiosis serial (SET)

Tras quince intentos fracasados de publicar sus trabajos sobre el origen de las células eucariotas, en 1966 logra que la revista Journal of Theoretical Biology le acepte y finalmente publique a finales de 1967 su artículo «Origin of Mitosing Cells» (gracias, según ella misma nos dice, al especial interés del que fuera su editor James F. DaNelly) Max Taylor, especializado el protistas, profesor de la Universidad de British Columbia, fue quien la bautizó con el acrónimo SET (Serial Endosymbiosis Theory)

Margulis continuó trabajando en su teoría sobre el origen de las células eucariotas y lo que en principio fue un artículo adquirió las dimensiones de un libro. Nuevamente fracasó en sus intentos de publicar (la que entonces era su editorial, Academia Press, tras mantener el manuscrito retenido durante cinco meses le envió una carta donde le comunicaban su rechazado sin más explicaciones). Tras más de un año de intentos el libro fue publicado por Yale University Press. Desde entonces la SET se ha ido abriendo camino penosamente hasta hoy que se considera probada en sus tres cuartas partes

Simbiogénesis

Margulis, que se caracteriza por buscar y valorar los antecedentes de sus trabajos, en lugar de diluir estos antecedentes acuñando nuevos términos, procura usar aquellos que ya usaran los autores de estos trabajos anteriores. Este es el caso del término simbiogénesis (Konstantin Merezhkovsky, 1855-1921), término que ella rescata y con el que define el núcleo central de su aportación al evolucionismo.

Margulis considera que al igual que las celulas eucariotas (origen de protistas, animales, hongos y plantas) tienen su origen en la simbiogenesis, la mayoría de las adquisiciones de caracteres de los pluricelulares son producto de la incorporación simbiótica de, principalmente, bacterias de vida libre. Resta valor a las mutaciones aleatorias postuladas por el neodarwinismo considerandolas meramente incidentales y plantea una nueva visión de la evolución por incorporación. Los organismos tenderíamos a organizarnos en consorcios: “La vida «independiente» tiende a juntarse y a resurgir como un nuevo todo en un nivel superior y más amplio de organización”. Margulis se enfrenta con esta propuesta a la visión individualista ofrecida por el neodarwinismo.

Hipótesis Gaia

(por desarrollar)

Margulis frente al neodarwinismo

Margulis está radicalmente enfrentada al neodarwinismo considerándolo doctrinario y reduccionista. Defiende que el origen de las especies lo hallamos en la simbiogenesis y no en la mutación genética; que no existen pruebas, ni por la observación de la naturaleza, ni por trabajos de laboratorio, por las que pueda pensarse que las mutaciones genéticas al azar hayan sido las responsables de la eclosión de una sola especie. Su teoría sobre el origen de especies por simbiogénesis todavía, en 2005, no ha merecido la atención de la ortodoxia neodarwinista, y sus ataques al paradigma neodarwinista, a sus métodos doctrinarios, son igualmente ignorados desde este neodarwinismo que tímidamente se limita a incorporar a su paradigma la SET una vez ésta se ha considerado demostrada.

Margulis y el darwinismo

Si el neodarwinismo considera al genoma una entidad fundamental en la evolución, con los errores producidos en su replicación como su motor, Margulis niega al genoma tal capacidad y otorga el protagonismo a los organismos. Para Margulis, son los organismos, los seres vivos, los que evolucionan y estampan el resultado de esa evolución en el genoma. Mientras que para el neodarwinismo el genoma sería el director del proceso y los organismos se limitarían a seguir sus dictados; para ella, los organismos serían los verdaderos actores del proceso y el genoma un registro que estos organismos se encargarían de rellenar y modificar. Una buena metáfora de ambas concepciones de la evolución sería el de consultores frente a una enciclopedia clásica o frente a esta Enciclopedia. Los consultores seríamos los organismos vivos que en el neodarwinismo nos enfrentaríamos a una enciclopedia clásica sin posibilidad de modificarla, ésta evolucionaría mediante los errores que se producirían en las sucesivas reimpresiones. Por el contrario, Margulis ve a los organismos vivos como consultores frente a esta Enciclopedia; se sirven de ella, extraen su información y aportan a ella su experiencia, futuros consultores se beneficiarán de la información acumulada y aportarán más información que será de provecho para nuevos consultores.

Ésta es una concepción lamarckista de la evolución; porque aunque Margulis se declara darwinista, en cierto modo, su modelo vacía de contenido a la selección natural y considera a Darwin lamarckista (una forma elegante de llamarse lamarckista evitando un choque frontal con la ortodoxia evolucionista en un tema tabu como es la herencia de los caracteres adquiridos).

No obstante, Margulis se considera darwinista, pero a la vez neolamarckista. Si Lamarck consideraba que los caracteres adquiridos se heredan, ella considera que lo que se hereda es el conjunto del genoma de los organismos que aprenden a convivir, considerando a la evolución el resultado de la interacción de las bacterias, organismos muy receptivos y sensibles.

Margulis considera simplista la visión darviniana de la evolución como una “naturaleza roja de dientes y garras” entendiendo que debería considerarse más como consecuencia de la interacción de los organismos, especialmente de los organismos unicelulares.

Este pensamiento de Margulis sobre la evolución es tan radicalmente contrario a lo establecido por el neodarwinismo, actualmente modelo evolutivo dominante, que, de imponerse, acabaría con cien años de paradigma neodarwinista. Su importancia en el evolucionismo y el alcance de sus teorías están todavía por ver.

Sus obras principales

Margulis también se distingue por su capacidad divulgadora. Sus libros escritos en solitario, en colaboración con Dorion Sagan (su hijo) y con otros distinguidos científicos van sumándose en número a esta labor. Su prosa es amena y el contenido de sus obras al alcance de todos.

1970, Origin of Eukaryotic Cells, Yale University Press.
1982, Early Life, Science Books International.
1986, en colaboración con Dorion Sagan, Origins of Sex : Three Billion Years of Genetic Recombination, Yale University Press.
1987, en colaboración con Dorion Sagan, Microcosmos: Four Billion Years of Evolution from Our Microbial Ancestors, HarperCollins. Trad. Español: Microcosmos. Tusquets Editores (1995).
1987 en colaboración con J. Lovelock, G. Bateson, H. Atlan, F. Varela, H. Maturana y otros. Gaia. A way of knowing. Trad español: Gaia. Implicaciones de la nueva biología. Editorial Kairós (1989)
1991 en colaboración con Dorion Sagan, Mystery Dance: On the Evolution of Human Sexuality, Summit Books.
1991, Symbiosis as a Source of Evolutionary Innovation: Speciation and Morphogenesis, The MIT Press.
1992, Symbiosis in Cell Evolution: Microbial Communities in the Archean and Proterozoic Eons, W.H. Freeman.
1997 En colaboración con Dorion Sagan, Slanted Truths: Essays on Gaia, Symbiosis, and Evolution, Copernicus Books.
1997 en colaboración con Karlene V. Schwartz, Five Kingdoms: An Illustrated Guide to the Phyla of Life on Earth, W.H. Freeman & Company.
1998, Symbiotic Planet: A New Look at Evolution, Basic Books. Trad. Español: Planeta Simbiótico: Un nuevo punto de vista sobre la evolución. Editorial Debate (2002)
2002 en colaboración con Dorion Sagan, Acquiring Genomes: A Theory of the Origins of Species, Perseus Books Group. Trad. Español: Captando genomas. Una teoría sobre el origen de las especies. Editorial Kairós.
2002, The Ice Chronicles: The Quest to Understand Global Climate Change. University of New Hampshire.
2003 Una Revolución en la Evolución (escritos seleccionados) Colección Honoris Causa, Universitat de Valencia.

Otros libros editados en español

1996 en colaboración con Olendzenski y Lorraine. Evolución Ambiental: Efectos del origen y la evolución de la vida sobre el planeta Tierra. Alianza Editorial.
1996 en colaboración con Dorion Sagan. ¿Qué es la vida? Tusquets Editores.
En colaboración con Dorion Sagan. ¿Qué es el sexo? Tusquets Editores.
Peces luminosos. Tusquets Editores.

Referencias

Artículos relacionados


Otras fuentes de información

Notas