La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Leyenda del tributo

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Una de las leyendas más populares sobre el origen del ajedrez es la narrada en el libro «El libro de los reyes» por el poeta árabe Adbul Qasim Mansur.

En tiempos de gran Imperio persa el rey Nushirwan recibió la embajada del rey Devasarma, el «Gran Rey de las Cinco Indias», a la sazón tributario del gran imperio persa. Pero para reconocer la soberanía del rey persa el embajador ofreció como presente un tablero de ajedrez con sus piezas de marfil y ébano. La ofrenda venía acompañada de una carta que decía: «Examinad este juego, y sometedlo al análisis de vuestros más grandes sabios; si pueden descubrir los principios que rigen este juego me reconoceré, como hasta ahora, por vuestro tributario, pero si no lo conseguís, quedará demostrado que somos superiores en sabiduría, y habréis de ser vos quien me pague tributo. La verdadera grandeza del hombre está en la sabiduría, y no en los territorios, los ejércitos y las riquezas».

El rey Nushirwan valoró el contenido de la carta y se puso a examinar cuidadosamente el tablero y las pieza. Hizo algunas preguntas sobre la naturaleza del juego y el uso de las piezas, a lo que el embajador le contestó: «Sólo puedo deciros que el tablero representa un campo de batalla, y que las piezas son las fuerzas que combaten. Lo que deseáis saber sólo se aprende jugando».

El rey persa pidió siete días para descubrir el secreto de tan maravilloso juego, y se comprometió a jugar una partida al octavo día. De no hacerlo reconocería al rey indio por superior.

Pasaban los días y Nushirwan no lograba descubrir el secreto del juego. El sexto día su primer consejero, Wujurgmitr, se ofreció a resolver el enigma. Wujurgmitr se encerró con el tablero y las piezas, hasta que por fin se iluminó la verdad.

Llegado el octavo día se presentó ante el rey persa el embajador del rey indio, y repitió el mensaje que acompañaba al juego. Entonces Wujurgmitr, sorprendió a la concurrencia explicando la disposición del tablero, la posición de las piezas y sus movimientos. La asamblea quedó admirada de su sabiduría. Entonces, el embajador indio se retiró, considerando a Wujurgmitr como el hombre más sabio que había conocido. El rey persa, agradecido, colmó a su consejero de los más grandes favores.

Referencias

Artículos relacionados

Bibliográficas:

  • Véanse las referencias de Ajedrez

Otras fuentes de información: