La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Johann Gottlieb Fichte

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Johann Gottlieb Fichte

(Autor de la cita o dedicatoria)

Johann Gottlieb Fichte


Rammenau, Bischofswerda, 27 de enero de 1762

Berlín, 29 de enero de 1814

Filósofo alemán


Biografía

Durante el siglo XX el Marxismo tuvo mucha influencia. Marx era un hegeliano de izquierdas. Hegel tenía mucha importancia y se le estudiaba mucho, se le ve como el culminador de la filosofía kantiana. A los filósofos que hay en medio se les ve como meros mediadores, no es así en el caso de Fichte y de Schelling, son algo más que eso, forman parte del ciclo.

Las teorías fascistas se oponían a las marxistas, aunque en su base también hay una interpretación de las teorías hegelianas. Dentro del Marxismo, algunas tradiciones cortaron con el hegelianismo, como el estructuralismo de Althusser.

Schelling critica a Hegel, tiene demasiada fama y parece un nuevo Wolf. Schelling desarrollará el sistema de la identidad.

Fichte, al principio se le presenta como kantiano, pero incluso Kant publicó un artículo rechazando la filosofía de Fichte y separándose de él. Los historiadores, en cambio, sí ven a Fichte como un seguidor de Kant.

Fichte se vio obligado a dimitir en la Universidad, presionado por las acusaciones de ateísmo. Gracias a Goethe entró como profesor en Jena. Allí Fichte atrajo a Schelling y más tarde se incorporó Hegel, cerrándose así el círculo idealista.

Fichte parte de Kant pero desarrolla sus propias ideas, algo parecido a lo que le ocurrió a Spinoza con Descartes. En principio Fichte era un liberal, no fue un precursor de las ideas del fascismo. Aunque Fichte no acepta todas las partes de la filosofía de Spinoza, su obra está muy influenciado por él. Spinoza tenía fama de ateo y de panteísta lo que provocó el interés de la juventud de la época en él a pesar de que en el siglo XVIII Spinoza había estado muerto y se había desarrollado todo un género: refutaciones de Spinoza.

Tanto Spinoza como Fichte defienden la libertad de pensamiento: el Estado debe permitir todas las opiniones racionales. Con Spinoza nace la tradición de las ideas democráticas, se opuso al fanatismo religioso y político, corte que aun no se da en Descartes. Aunque Spinoza no fue un personaje marginal si fue muy marginado por su radicalidad a la hora de mantener sus posturas.

Fichte rescata a Spinoza (críticamente, pues tras Kant sólo cabe la filosofía crítica). Considera que dio una buena fundamentación de la filosofía cartesiana y la llevó sus ideas a la expresión más profunda. Si se interpreta consecuentemente a Descartes acabamos en el ateísmo. De ahí que surgiera la tradición de Malebranche, que intentó el acercamiento entre Descartes y el catolicismo. Spinoza acabó relegado como maldito.

Hay cierto paralelismo entre las figuras de Fichte y Spinoza, Spinoza trabajó sobre las ideas de Descartes y Fichte, en una línea parecida trabajó sobre las de Kant, ambos reinterpretaron y superaron en cierto modo los sistemas precedentes

Para Fichte la filosofía de Kant no está bien fundamentada, ofrece nuevas respuestas pero parte de premisas oscuras. Hay en Kant algunas contradicciones. Para Kant sólo en el mundo de los fenómenos hay causalidad. Sin embargo al explicar la teoría del conocimiento considera que hay una materia del conocimiento (sensaciones) que son manifestaciones de una cosa en sí que está detrás. Es decir: el Noúmeno es la causa de Fenómeno. lo que hace Kant es aplica la cantidad a la cosa en si.

La unidad de las tres críticas kantianas es un falso formalismo (también Shopenhauer lo piensa). Fichte presenta una filosofía de una verdadera manera sistemática y por eso toma a Spinoza, que utilizaba el método geométrico. Fichte será el padre del método dialéctico.

La crítica de Kant le conduce al idealismo trascendental. Los resultados de Kant eran verdaderos, pero partían de premisas falsas. Kant deja dividido el mundo por un abismo insalvable: Mundo nouménico Mundo fenoménico

La línea de heterodoxos kantianos intenta buscar una unidad. Cosa que logrará Fichte, quien lleva la filosofía kantiana a sus últimas consecuencias. Fichte será una mezcla del modelo spinoziano con la filosofía kantiana desarrollada.

Fichte sustituye la substancia de Spinoza por el YO. El YC es la substancia de lo que se deriva todo lo demás. Con el giro copernicano introducido por Kant el YO había cobrado más importancia: el sujeto es un sujeto trascendental activo del conocimiento. Fichte ve una incompatibilidad en Kant: O admitimos el giro copernicano y partimos del YO o admitimos que la cosa en sí es incognoscible y partimos del NO-YOSi admitimos el giro copernicano tenemos que partir del sujeto. Hay que escoger. Si escogemos el YO, acabamos en la conciencia, si escogemos el NO-YO volvemos a Spinoza. Fichte escoge la conciencia. Es causa sui según Spinoza, pero no en el sentido metafísica sino en el sentido Kantiano.

Desde Kant partimos de la conciencia. La conciencia es causa de la representación. El mérito de Kant es pasar de la pregunta por el mundo a la pregunta por la posibilidad del conocimiento del mundo.

Fichte intenta reconstruir la obra de Kant partiendo de la conciencia como un principio crítico que puede ser:

Objeto de la experiencia Causa de la representación

Fichte imita a Spinoza al intentar cierta formalización lógica de unos principios, aunque la de Spinoza será más matemática.

Primer principio de la filosofía de Fichte: YO = YO

El YO produce al YO, la conciencia produce la conciencia. Así el primer principio de la filosofía de Fichte es la identidad: YO = YO. Frente al YO se presenta la cosa en si, más allá de la experiencia del YO. Introduce así la substancia a posteriori, al contrario que Spinoza que parte de ella.

Segundo principio de la filosofía de Fichte: YO/NO-YO

El YO está amenazado por la cosa en sí, por el NO-YO. Al igual que la isla Kantiana está amenazada por los océanos. El NO-YO no lo podemos conocer y lo único que podemos decir de él es que no es YO. Además, se reconoce a otras personas como NO-YO, pero YO-para SÍ, ya que estas tienen autoconciencia, la idea de ser una unidad, un yo frente a un mundo que no se es y que consiste en reconocerse en el pasado, presente y futuro, y a los animales que no la tienen, como NO-YO únicamente. Así el segundo principio de la filosofía de Fichte es: YO/NO-YO.

Tercer principio de la filosofía de Fichte: YO(YO/NO-YO)

Para introducir este principio tienen que introducir antes el postulado de limitación. No puede considerarse la contradicción del YO y el NO-YO de manera general, pues sería una contradicción entre dos infinitos. Así la conciencia de la humanidad puede ser finita en el límite. La oposición YO y NO-YO debe ser limitada y darse en el YO. Así: YO(YO/NO-YO).

Consecuencias de los tres principios

Kant distinguía:

Yo trascendental (es importante porque contiene las formas a priori, no todo viene de la experiencia) Yo empírico (es el único que acepta el Positivismo y caerá en el Empirismo)

Los tres principios de Fichte no son una deducción lógica, sino un desarrollo dialéctico. Es el método dialéctico. Adoptado posteriormente por Hegel.

YO = YO TESIS YO/NO-YO ANTÍTESIS YO(YO/NO-YO) SÍNTESIS

Al yo trascendental Fichte lo llama el yo absoluto. A partir del tercer principio Fichte organiza toda la filosofía Kantiana.

Fichte critica a Spinoza porque este parte de una substancia de la cual se deducen las otras partes de la realidad, pero de esa substancia nada sabemos. Esto es dogmático y no crítico.

Tradicionalmente a Spinoza se le ha visto como un panteísta o como un deísta, pero desde el punto de vista filosófico es el primer liberal (aunque la fama se la llevó Locke) Para Spinoza no puede haber filosofía si no hay libertad de pensamiento. Aun así Fichte considera a Spinoza un dogmático porque este funda la filosofía en una substancia de la que no sabemos nada.

Fichte, al YO infinito le contrapone el NO-YO infinito, pero como tiene que volver a la realidad, establece en sus tres principios un YO limitado dentro del YO. Es una especie de regressus y progressus platónico.

Para Fichte, el principio último es la conciencia, no podemos ir más allá de ella y esto es lo que sirve de fundamento a su sistema. El YO es pues, una entidad positiva de la que podemos tener experiencia. Del NO-YO no podemos tener experiencia y en ese sentido, el NO-YO se parece a la substancia de Spinoza.


Fichte trata de reconstruir todas las representaciones de la conciencia. Para Fichte además de percepción también hay reflexión, así va más allá del empirismo. El principio YO(YO/NO-YO) funciona en ambos sentidos.

SERIE REAL YO(NO-YO -> YO) SERIE IDEAL YO(YO -> NO-YO)

Lo central de las obras de Fichte, Schelling y Hegel fue la fundamentación de la filosofía kantiana que pasa a llamarse idealista a partir del yo, de la conciencia.

Según Kant hay tres facultades y por eso hay tres críticas. Fichte puede explicar de manera unitaria el mundo fenoménico y el mundo nouménico. La serie real de representaciones necesarias se centra en cómo se produce la sensación, la percepción, la imaginación, los conceptos... y la Serie ideal de representaciones tiene que ver con la ética, la moral, la política, el derecho

Según Fichte hay que cambiar el nombre de la filosofía pues esta es ahora un saber de segundo grado, un saber del saber, la Wissenschafts-lehre. Hegel entiende la filosofía como un saber positivo, una ciencia. Ciencia en sentido aristotélico.

El método más adecuado para la filosofía es el diálogo. Para Fichte, la filosofía desde un punto de vista kantiano parte de la acción, del sujeto; no del ser o del objeto al modo de la metafísica griega. Fichte ve la filosofía como una acción, como el seguimiento de un método; introduce una forma de fundamentar la filosofía más relacionada con una fundamentación antropológica que ontológica, que es idealista pero totalmente nueva.

El método de Fichte es nuevo, es el método dialéctico frente al método analítico. El método de Fichte es muy influyente en el Marxismo. Acabó siendo acusado de ser demasiado abstracto y formal. Se aplicaba tanto al análisis de los procesos históricos como a los procesos físicos.

Para Fichte la filosofía no es sólo un sistema de pensamiento, es también una forma de pensar. Recoge así la distinción kantiana entre saber filosofía y saber filosofar.

Fichte aplicó los principios de Teoría de la ciencia a la teoría política, a la filosofía moral y al derecho, pero no a la naturaleza. Esto lo hará Schelling.

Kant coloca en el lugar central a la virtud y no a la felicidad, recogiendo así la tradición escolástica.

Virtud: Es un fin en si mismo Es un principio formal

Kant hace una fundamentación formal de la ética: A = A. Más tarde lo reformula: el sumo bien no es sólo la virtud, introduce la felicidad como premio no material. Según Fichte esto es una recaída al cristianismo. La felicidad es la satisfacción del deber bien hecho, así el premio ni es material ni es formal: es el sentimiento puro de satisfacción.

Al principio mantiene la idea de la religión como algo puramente moral, como Kant, pero lo radicaliza al no introducir el postulado de la existencia de Dios. Según Fichte, si somos consecuentes con la filosofía de kant la religión es un principio moral, unos principios que garantizan el progreso del género humano.

Fichte se vio obligado a defenderse de los ataques que le acusaban de ateísmo. Hace una serie de malabarismos que oscurecen un poco su obra. Esto afecta a sus sucesores: Schelling y Hegel.

Es cierto que desde Kant ya había cierta escisión entre la filosofía y la teología, pero las posiciones políticas impidieron el desarrollo de una filosofía exenta de teología. Schelling y Hegel aprendieron de la situación marginal que había sufrido Fichte y por eso en sus obras utilizan un lenguaje ambiguo con el fin de evitar los conflictos con la política y la Iglesia. Fichte considera que el liberalismo, por si mismo, no puede acabar con la miseria ni con las crisis, propone la intervención del Estado. El Estado no debe permitir el libre cambio, sino intervenir con el fin de evitar las crisis. El Estado es un Estado de trabajadores. Los ciudadanos se definen por la propiedad (Locke) y por el trabajo.

Introduce una teoría socialista, se separa del liberalismo y de derechos puramente formales. A diferencia de Kant no admite la pena de muerte, cuando un ciudadano se integra en un Estado no pone su vida en las manos de ese Estado. Defiende también la libertad de expresión.

En principio defiende la Revolución francesa, pero no está a favor de Napoleón en el sentido de que este no representa la revolución francesa. Fichte se opone a Napoleón como el fracaso del programa de la Revolución francesa. Al contrario que Hegel que veía a Napoleón el individuo universal, Fichte proponía su destrucción.

Francia ha fracasado y el relevo ha de tomarlo Alemania. Afirmación sorprendente pues en ese momento Alemania no era más que un conjunto decadente de principados. Fichte veía que Alemania empezaba a mostrar ciertos rasgos de supremacía cultural. La cultura y la civilización de la Iglesia era la misma que la del Imperio romano. Alemania mezclaba restos del Imperio cristiano romano con los pueblos germanos, y así justifica Fichte su afirmación sobre Alemania. Alemania sería el corazón de Europa y con ella vendría una nueva cultura y una nueva civilización. El alemán, frente al francés, será la lengua más capacitada para la filosofía. Fichte infravalora las lenguas románicas y piensa que si Alemania fracasa el testigo ha de tomar lo Estados Unidos.

Fichte mantiene un programa político reformista, se estableció una alianza en Alemania entre la filosofía y la política, proceso que culmina con Hegel. Las ideas de Fichte son reformistas, lejos de ideas absolutistas y totalitaristas.

Debido a la situación de Alemania la filosofía acabó entrando en la Universidad. La modernización alemana de hace mediante el Despotismo Ilustrado, y por detrás: Kant, Hegel…

La forma de hacer filosofía de Fichte recuerda a la de Platón. En Teoría de la ciencia, una de las obras más difíciles de entender, en vez de hablar de lo Uno, de Dios o Substancia como hacía platón, introduce la idea del YO junto con los otros dos principios: un YO y un NO-YO. Esta es la novedad frente a Kant.

En todas sus obras Fichte remite a la Teoría de la ciencia donde fundamenta toda su filosofía.

La filosofía de Fichte produjo una enorme impresión en su época. El propio Goethe dijo que los dos acontecimientos más importantes de su época eran: la Revolución francesa y la filosofía de Fichte.

Fue un filósofo muy profundo y aunque Hegel y Schelling entendieron lo esencial de su filosofía, no pudieron conocer la evolución posterior de Fichte. Del mismo modo que Aristóteles no llegó a conocer los últimos diálogos de Platón.

Referencias


Notas

¡Ayúdanos a ampliar este artículo!
Este artículo es, por ahora, sólo un esbozo. Ampliándolo ayudarás a mejorar la Enciclopedia Libre.
Para ello escribe aquí.