La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Idioma occitano

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

El occitano, o lengua de oc es una lengua romance que se hablaba en todo el tercio sur de lo que hoy es Francia (al sur del río Loira), así como en algunos valles alpinos de Italia y el valle de Arán (en el noroeste de Cataluña, España). Hoy el número de hablantes es mínimo, aunque tiene carácter cooficial en el valle de Arán, junto con el español o castellano y el catalán.

El nombre del idioma viene de la palabra oc que en occitano medieval significa 'sí', en contraste con el francés del norte o lengua de oïl (pronunciado , ancestro del francés moderno oui). La palabra oc provenía del latín hoc, en tanto que oïl se derivó del latín hoc ille. La palabra occitano se desprende del nombre de la región histórica de Occitania, que a su vez viene de Aquitania, antigua región administativa romana.

Entre las características diacrónicas del occitano como lengua romance:

  • A diferencia del francés, se conserva la a acentuada del latín (latín mare > oc. mar, pero > fr. mer.)
  • Como el francés, se troca la u latina por [y] y se desplaza la serie de vocales posteriores (u>y, o>u, O>o).
  • El gascón cambió inicialmente la f latina inicial por [h] aspirada (latín filiu > gascón hilh), como en el castellano medieval (el gascón y el español sufrieron la influencia del euskara).
  • Otros fenómenos de lenición y palatalización que comparte con otras lenguas romances occidentales, particularmente con el catalán.

El uso actual del término occitano parece algo confuso. Algunos autores consideran que el occitano es una familia de idiomas en los que figuran:

Todos estos se toman por idiomas independientes. El bearnés se considera dialecto del gascón.

Muchos lingüistas y casi todos los escritores occitanos están en desacuerdo con la óptica de que el occitano sea una familia de idiomas y piensan que el limosín, el auvernense, el gascón, el lengadocense y el provenzal, así como el provenzal alpino, son dialectos de un solo idioma.

A pesar de las diferencias entre estos idiomas o dialectos, la mayoría de los hablantes de uno pueden entender el uso de los otros. Lo mismo es cierto del catalán, pues algunos lingüistas consideran al occitano y el catalán como dos variantes del mismo idioma.

En Francia se llama occitano a todos los dialectos hablados, en tanto que se denomina provenzal a los dialectos que se hablan en el sureste, con el río Ródano (llamado Rose en occitano) como frontera semiprecisa y con la notable excepción de Nimes.

El término provenzal se usa también en español, pero según la clasificación lingüística, el provenzal es sólo uno de los dialectos agrupados bajo el marbete de occitano, la variante de la región de Provenza, el dialecto literario empleado por Frédéric Mistral y la sociedad literaria Félibrige.

La ciencia lingüística contradice la creencia popular de que el provenzal y el occitano son dos idiomas distintos, creencia que podría datar del propio Frédéric Mistral. A pesar de que Mistral era republicano, el objetivo de la Felibrige era la promoción del resurgimiento del provenzal, pretensión muy contraria al ideal republicano de reforzar la unidad de Francia imponiendo el uso del idioma francés. Con el aserto de que el provenzal y el occitano eran dos lenguas se pretendió probablemente evitar que se integrara al Felibrige gente del suroeste de Francia, pues esta región era (y siguió siendo durante mucho tiempo) de fuerte apoyo para el ala izquierda de los republicanos.

El occitano fue el vehículo de la primera poesía vernácula de Europa medieval, la de los trovadores (en contraposición con los troveros, desde el siglo XI. Con la imposición gradual del poder real francés en el territorio del occitano, este idioma perdió prestigio a partir del siglo XIV. Su primera gran caída ocurrió durante la Revolución Francesa, donde la diversidad de lenguas se veía como amenaza.

Aunque seguía siendo la lengua cotiadiana de la mayoría la población rural del sur hasta muy entrado el siglo XX, había sido suplantado en la mayoría de los usos formales por el francés. Actualmente sigue habiendo varios millones de hablantes nativos de occitano, aunque la mayoría pertenece a las generaciones de mayor edad. El activismo étnico, particularmente los institutos de formación preescolar en occitano, las "calandretas", han reintrocido el idioma a los jóvenes.

Uno de los pasajes en occitano más notables de la literatura occidental se encuentra en el canto XXVI del Purgatorio de La Divina Comedia de Dante Alighieri, donde el trovador Arnaut Daniel responde al narrador:

Tan m'abellis vostre cortes deman,
qu'ieu no me puesc ni voill a vos cobrire.
Ieu sui Arnaut, que plor e vau cantan;
consiros vei la passada folor,
e vei jausen lo joi qu'esper, denan.
Ara vos prec, per aquella valor
que vos guida al som de l'escalina,
sovenha vos a temps de ma dolor!

En el occitano actual se emplean dos ortografías rivales:

  • la provenzal o mistralense, introducida por Mistral, en la que se emplean las convenciones gráficas del francés para expresar los sonidos del dialecto provenzal; y
  • la de Lois Alibert, que moderniza la ortografía clásica de los trovadores, que se adapta a todas las diferencias de pronunciación de los diversos dialectos.


Referencias

Bibliografía

  • El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Wikipedia, publicada con licencia CC-BY-SA 3.0.

Otras fuentes de información

Notas