La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Historia de Inglaterra

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Hombres de raza celta son los que a comienzo de las edades históricas habitaban la isla de Bryt o Prydain, de donde procede el nombre latino "Britannia" y el inglés "Britain" y de ellos y de su país conservan pocos noticias los escritores antiguos.

Las primeras nociones de las islas brtitánicas de deben a los fenicios que llegaron a las islas de Casiterides (Sorlingas) en busca de estaño y los cartagineses también llegaron a este extremo S.O. de las costas británicas, pero ambos proporcionaron escasas noticias de aquellas tierras.

A los geografos griegos apenas llegaron algunos nombres como los siguientes, isla Iernis (Irlanda), isla Sagrada, Mar Cronio o Helado. A mediados del siglo IV adC. Piteas surcó los mares del Norte, pero tampoco enriqueció mucho los escasos conocimientos que se tenían de las islas.

El verdadero descubrimiento de las islas británicas se debió a los romanos, "penitus toto divisos orbe britannos" y empezaron a adquirir conocimiento de ellas a mediados del siglo I adC., en la que los habitantes de las islas británicas se dividían en multitud de tribus como las siguientes: canticanos (Kent), belgas oriundos de la Galia Bélgica ( actuales condados de Hamps y Wilts, por frente a la isla de Wight o Vectri), damnonios (Land's End), siluros ( hacia el canal de Bristol), trinobantes (en el interior y al Norte, cuya capital era Lóndres), icenios (donde estan las ciudades Ixworth y Caster), donubos y casrianos ( a la izquierda del Támesis), los poderosos brigantes ( entre el Tyne y el Humber); maiates ( al Norte de los brigantes), las tribus de las selvas y montañas de Caledonia, los hombres de las tierras altas , caledonios como los pictos y posteriormente a partir del siglo IV escotos (Estos habitantes de raza celta ocupaban la región septentrional de Escocia, Caledonia. Los escotos aparecen en el siglo VI y ocupaban el Oeste de los montes Grampianos, venidos de Irlanda en el año 503 al mando de Fergus y dieron su nombre a toda la parte Norte de Bretaña, Escocia. Al Este, los pictos, llamados asi por los romanos porque conservaron largo tiempo la costumbre de pintarse el cuerpo. Entre ellos estaban en guerra, pero se unían para rechazar un invasor extranjero o devastar países del Sur, no aceptando jamás lacivilización romana y ni la lengua latina ni la anglosajona consiguieron imponerse al idioma celta).


Julio César invadió Britania en 55 adC. Desembarcó en Deal y abandonó la isla poco después ante la resistencia encontrada. En 54 adC regresó con cinco legiones (27.000 hombres), entre ellas la célebre y valiente "décima legión", y se enfrentó con Caswellawn, rey de los Casivelaunos, quien acuñaba monedas de oro y tenía su base al norte del estuario del río Támesis. Tras dura lucha, César consiguió dominar a los britanos o britones. Éstos conservaron su libertad política y pagaron tributo a Roma durante casi un siglo. Para el comercio con la Galia romana, se establecieron centros en Silchester, Saint Albans y Colchester, en la zona suroriental de Inglaterra. Esta zona se desarrolló a gran velocidad.

En el año 40, Calígula, tras ofrecer Admin, nieto de Casnallaun, desterrado por su padre Cunobetin, la isla en homenaje al emperador porque se había refugiado en los dominios de Roma, , llegó hasta las orillas de la Mancha, en las Galias, pero su satisfacción fueron los "despojos del Oceáno".

En el año 43, el emperador romano Claudio envió cuatro legiones y tropas auxiliares (40.000 hombres), iniciando la conquista sistemática. El mismo emperador permaneció en la isla 16 días y su general Plaucio, se apoderó de Camulodunum o Cólchester, capital de los tribonantes. Ostorio Escápula, sucesor de Plaucio en el mando de las tropas, derrotó al rey de los siluros, Caractac y ya toda la parte de la isla desde el Mar del Norte al Mar de Irlanda quedó en poder de Roma. Poco despues, en el año 59, Suetonio Paulino se apoderó de la isla sagrada de los celtas bretones, la isla Moua.


En los años 60-61, debido a los impuestos y latrocinios de los gobernadoreso pretores romanos provocaron formidable insurrección y 70.000 romanos o alidos de Roma fueron pasados a cuchillo. Los icenos de la reina Boudica, viuda de un jefe icenio, se sublevaron contra el procurador Deciano Catón. Los romanos sofocaron la revuelta tras miles de bajas por los dos bandos y la muerte de Boudica. Se enfrentaron 70.000 soldados romanos contra 120.000 bretones.

Entre los años 78-80 el gobernador Agrícola prosiguió la conquista, desvastando Caledonia, apoderándose por segunda vez de la isla sagrada, avanzó hacia el río Tay, pasó los montes Grampianos y fue el primer romano que dió la vuelta completa a Gran Bretaña. Estableció varias fortalezas desde el Golfo de Forth a la desembocadura del Clyde. Toda le región del Norte, a partir del Clyde y el Forth, era conocida con el nombre de Caledonia, voz acaso derivada de la voz címrica "Kelidon", que significa bosque. La "Sylva Caledonia" era para los romanos tan célebre como la Selva Hercinia de los germanos de Europa (Cornelio Tácito, a los habitantes de Caledonia o Albania, habitantes del país de las altas montañas, lo que ahora es Escocia, los describe como gentes de cabellos rojos o de un rubio ardiente).

También decir que Tácito habla de una alianza irlandesa ("Hibernia") con los pictos, contra el general romano Agrícola y sus legiones, concretamente del rey irlandes Crimtau pero los romanos ya conocían algo del interior de la isla irlandesa en el siglo II. Pero "Hibernia" o la actual Irlanda, se libró de la conquista romana y de las invasiones germánicas, por estar relegada al extremo S.O. de Europa y envuelta de mares lejanos y de no fácil navegación. Sus habitantes, hermanos de la Alta Escocia, fueron los últimos en sufrir el yugo extranjero, en el siglo IX los piratas escandinavos, "Hombres del Este", fundaron los tres reinos de Dublin, de Waterford y Limerick. El cristianismo no se propagó por la isla hasta el siglo V, gracias a San Patricio, verdadero apóstol de Irlanda.

Antes del año 100, las monarquías tribales britanas habían sido sustituidas por una administración que funcionaba con documentros escritos y desde centros urbanos, características ambas novedosas para los celtas.

En el año 115, los nativos se sublevaron contra sus conquistadores y aniquilaron a las guarniciones romanas de Eburacum (actual York). Como resultado, el emperador romano Adriano visitó Britania en 122 y observando las continuas guerras que se hacía contra los naturales de Caledonia le decidieron a abandonar los campamentos o puestos avanzados del Norte y la forntera romana retrocedió hasta la linea del Tyne, algo al Sur de la frontera de Escocia actual. Posteriormente comenzó la construcción de una muralla de 117 km conocida como muralla de Adriano o "Vallum Adrianum", que iba desde la desembocadura del Tyne (cerca de donde esta la ciudad actual Newcastle) hasta el Golfo de Solway, abandonando el dominio de la parte Norte, Escocia (esta gran muralla de Adriano dividía la "Britania romana" de la "Britania bárbara").

El sucesor de Adriano, Antonino Pío, del año 133 al 140, la frontera se trasladó al istmo del Clyde y consiguió avanzar la frontera hacia el norte unos 50 km, erigiéndose la que es denominada muralla de Antonino Pío o "Vallum Antonino", por Lolio Urbico que gobernó la isla del 138 al 161.

Estas nuevas posiciones defensivas fueron abandonadas tras su muerte en 161, pasando a ser de nuevo la muralla de Adriano la frontera romana durante los siguientes doscientos años, un periodo de paz relativa.


Las tribus británicas se familiarizaron con muchos de los elementos característicos de la civilización romana, incluidos sus sistemas legales y políticos, su arquitectura e ingeniería. Las sociedades celtas asentadas en el sur, desaparecieron totalmente. Surgieron las ciudades: Exeter, York y Caerleon, bases militares; Colchester, Lincoln y Gloucester, colonias; Londres, capital, con 30.000 habitantes. Londres era el origen de una red radial de carreteras, con 4.800 km. Se drenó el East Anglia. La agricultura alcanzó un amplio desarrollo. Se conservan restos de lujosas villas en el sur y este. Los romanos gobernaron sirviéndose de las antiguas aristocracias guerreras. Las tribus leales mantuvieron su autonomía. Los nativos que se unían al ejército adquirían la ciudadanía romana tras veinticinco años de servicio. A pesar de todo, la gran mayoría de la población continuó con el estilo de vida celta.

En el siglo III, Septimo Severo, emperador romano se puso al frente de sus tropas e hizo personalmente una excursión contra los caledonios, consiguiendo rechazar a los caledonios, avanzando mucho al Norte del Forth. Rededificó o fortificó el muro de Adriano y construyó un nuevo muro al Norte de Tinemouth y Bownes, muro de piedra de 9 metros de ancho por 4 metros de alto, con torres y fosos, conocido con el nombre de "Vallum Severi". Murió este emperador en las islas británicas en el año 211.

Para impedir las incursiones de los piratas germanos en las costas de la isla se equipó una escuadra, cuyo jefe Carausio, se proclamó emperador y reinó del año 287-292, asesinado posteriormente por su ministro Alecto, a quién venció y dió muerte Constancio Cloro en el año 294. Constancio murió en York, donde fue proclamado emperador o césar su hijo Constantino, el cual cuando dividió el Imperio en prefecturas, diocésis y provincias, la Bretaña constituyó una de las diocésis de las prefectura de las Galias y se dividió en las cinco provincias llamadas Britania I, Britania II, Flavia Cesariense, Máxima Cesariense y Valentia (Por poco tiempo existió otra provincia llamada Vespasiana).

A finales del siglo III, el ejército romano comenzó a retirarse de Britania para defender otras partes del Imperio. Aprovechando esta circunstancia, en el año 367 invaden Inglaterra los pictos y escotos desde el Norte o Escocia, los gaélicos irlandeses desde el Oeste y los anglos y sajones por el Este, tras cruzar el Mar del Norte.

En 410, cuando los visigodos de Alarico invadieron Roma, la última de las legiones romanas abandonó la isla. La cultura celta volvió a ser la predominante y la civilización romana en Britania se desintegró rápidamente, ya que aún se conservaban entre los indígenas las antiguas tradiciones y las genealogías, reapareciendo los jefes de cantón y aun de tribu y el país se dividió y subdividió como antes de la conquista romana (Cuando el emperador Honorio retiró las legiones de la Britania, para acudir a Roma amenazada por Alarico, los bretones que vivían en treinta y tres distritos mal avenidos entre sí, no pudieron defenderse de los ataques de los pictos, bárbaros caníbales. Y como llegaron algunas naves de sajones, al mando de los legendarios Hengisto y Horsa, uno de los jefes bretones, Vertigern, pidió socorro a los advenedizos, cediéndoles en pago dicha isla, en la desembocadura del Stour. Los sajones rechazaron a los pictos, pero llamaron nuevas tribus germánicas, principalmente de sajones y anglos, sus vecinos, que vivían en Jutlandia y éstos arrebataron a los bretones la parte mejor de la isla y establecieron siete reinos: Kent, Sussex, Wessex, Essex, Estanglia, Northumberland y Mercia, los cuatro primeros sajones y los tres últimos anglos.)[1]

Índice

División de la Bretaña por los romanos

Cuando los romanos dominaron casi toda Bretaña la dividieron en cinco partes:

  • La Bretaña primera al Sur
  • La segunda Bretaña al Oeste (Principado de Gales)
  • La tercera, la Flavia Cesariana al Este
  • La Grande Cesariana en el centro
  • La quinta la Valencia o Valentia, la parte meridional de Escocia
  • Si se añade a estas cinco Caledonia, parte septentrional de Escocia, tendremos una división exacta de toda la isla británica

Importancia para los romanos

La Bretaña era muy interesante para los romanos por la abundancia de sus frutos y por sus minas de hierro sumamente ricas y Cornelio Tácito hace mención de los pueblos que habitaban Bretaña hablando de las costumbres de los germanos.


La influencia romana desapareció prácticamente durante las invasiones germánicas de los siglos V y VI, pero el pueblo bretón también se debilitó por las rivalidades de tribu y aun de familia y por cuestiones teológicas, pues ya se había empezado a predicar el cristianismo en el siglo II y le impedía sacar provechoso partido del abandono de los romanos.


Historia general

Extensión de la cultura de los anglosajones

Después, la cultura de los anglosajónes se extendió a través de la isla por los siguiente:

  • Primeramente, los logrios y los cambrios, bretones del Este y del Oeste, trataron de unirse para resistir mejor a los caledonios o pueblos del Norte o Escocia y nombraron un jefe supremo o "pentehyrn", el logrio Vortingen, llamado a sus socorro a los sajones que habitaban cerca de la embocadura del Elba.
  • Por tanto, los britones pidieron auxilio a los sajónes en sus luchas contra los pueblos del Norte o Escocia, los pictos al N.O. y escotos al S.E, rivales entre sí, pero que se unían cuando invadían y a saqueaban las tierras de los bretones, inundando la Valentia, provincia romana, pasando el muro de Adriano y recorriendo gran parte de la Bretaña meridional.
  • Los sajones enviaron tropas mandadas por los jutos Hengisto y Horsa, que obtuvieron a cambio la pequeña isla de Thanet, situada en el extremo del país de Kent
  • Esta alianza que parecía ventajosa a los bretones, llegó a ser fatal a su libertad, porque entonces los sajones ocuparon la isla y enviaron a los britones a Gales, vencidos en el año 455 en la batalla de Aylesford, a orillas del Medway, en la que el estandarte del dragón rojo de los bretones sucumbió ante el dragón blanco de los sajones, pereciendo en la batalla Horsa, pero su hermano Hengist aseguró la supremacía del pueblo sajón, constituyéndose entonces el reino de Kent.
  • Otros bretones se retiraron a una provincia de Francia, que de ellos tomó el nombre de Bretaña y los que pasaron a Gales, sus príncipes se mantuvieron hasta el año 1282, en que este principado fue unido a Inglaterra y de aquel tiempo llevan los primogénitos de los reyes el título de "Príncipe de Gales"
  • Los britones o bretones hostilizaban a los usurpadores sajones pero estos recibían refuerzos del continente, particularmente de los anglos, que aparecieron en el siglo VI, con su jefe Ida al frente de numerosos bárbaros, que fueron los que finalmente dieron el nombre a la parte meridional de la Gran Bretaña, que se llamó Inglaterra


Heptarquía anglosajona

La fundación de los reinos en Inglaterra empieza con el de Kent, conocido con el nombre de heptarquía por los siguiente:

  • Ella, jefe sajón, después de derrotar a los bretones, fundó el reino de Sussex
  • Cerdic, creó el reino de Wessex. Esta es la época del célebre rey Arturo, jefe de los siluros de Caerleon, que defendió el País de Gales contra los sajones. Arturo, rey, jefe o "penteyra" de los siluros de Caerleon, en el País de Gales, es un personaje que mas bien parece del dominio de la leyenda que del de la historia pues los bardos y trovadores le atribuyen la institución de los Caballeros de la Tabla Redonda y su nombre se asocia casi siempre con el encantador Merlín. En el año 516 era ya jefe de la parte meridional del País de Gales y dirigió la guerra nacional contra los anglosajónes a quienes derrotó en la batalla de Badon Hill en el año 520 e impidió a los anglosajónes el progreso por el Oeste.
  • En 526 el sajón Erkenwin fundó el 4º reino, el de Essex, cuya capital fue Londres.
  • En 547 se presentó en las costas de Gran Bretaña, el pueblo germánico de los anglos, cuyo jefe, Ida, desembarcó entre las desembocaduras de Forth y de Tweed y se fundó el reino anglo de Northúmberland, que algunas veces se dividió entre el de Deira y el de Bernicia.
  • En 571 el anglo Ofa, fundó el de Estanglia.
  • En 584 Eridia creó el de Mercia, con lo quedó completa la heptarquía anglosajona.

Esta heptarquía bien pudiera llamarse octarquía, dada la frecuente separación de los dos reinos de Northúmberland.

Hacia el año 613, Etlhelfrido, rey de Northúmberland, conquistó Cúmberland, entre la desembocadura del Dee y Clyde, que pertenecía a los cambrios y la isla de Man y Anglesey.

Pero en el año 684 los bretones de Cúmberland recobraron su independencia y los pictos y los escotos se apoderaron de todo el territorio comprendido entre el río Tweed y el Golfo de Forth y muchos bretones del centro y del Este se refugiaron en el país de los cambrios y otros pasaron a la Armónica, que se llamó Pequeña Bretaña y luego Bretaña (Francia), en tanto que el Sur de la isla de Bretaña perdía su nombre para tomar el de los anglos, England o "Tierra de los Anglos" (Inglaterra).

En el año 597, el rey de Kent, Ethelberto y sus súbditos se bautizaron cristianamente, debido principalmente a la obra emprendida por los misioneros enviados por el Papa Gregorio "El Magno", especialmente destacable la labor del monje Agustín, de convertir a los anglosajónes, con la colaboración de Berta, princesa franca y esposa del rey.

Agustín obtuvo la dignidad arzobispal y estableció su sede en Canterbury, siendo los primeros sufragáneos, los obispos de Rochester y Londres, siguiendo el ejemplo de Kent los demás Estados como Essex, en el 600, Northúmberland en el 627, Estanglia en el año 629, Wessex en el año 635, poco después Marcia y luego Sussex en el año 680.

Los cambrios eran ya cristianos pero no reconocieron la autoridad del Papa hasta el siglo VII.

Los Estados anglosajones sostenían frecuentes guerras entre sí y solo en determinadas circunstancias obedecían a un jefe supremo llamado "Bretuelda", que lo era uno de los jefes de cualquiera de los siete Estados.

En el siglo VIII el rey mas poderoso de la heptarquía fue Ofa, rey de Mercia, contemporáneo de Carlomagno y en el siguiente los sajónes con Egberto, rey de Wessex, que sometió a los bretones de Cornuelles y se apoderó de los demas reinos, dando fin a la heptarquía en el año 827.

Muerto Egberto, los tres reinos anglos tuvieron cada uno un monarca y los cuatro sajones el de Wessex, con Ethelwulf y el de Kent, Essex y Sussex con Athelstan.

La constitución de los anglosajones retrata fielmente el carácter germánico, conservando su carácter primitivo en toda su pureza, merced de no haber establecido con los romanos la estrecha relación de otros pueblos de la misma familia. De los personajes que rodeaban al monarca (que formaba junto a sus hijos y parientes la nobleza mas distinguida) vino a constituirse una nobleza doméstica y feudal que se dividió en dos clases:

  • "Ealdormen" o antiguos, personas mas poderosas a los que se les distribuía los cargos públicos y se les designaba para jefes de los distritos mas importantes.
  • "Thegen" o "Thane", poseedores de un parte del suelo y sujetos al servicio militar.
  • Otras clases eran:
    • Los hombres libres, la parte mas numerosa de la población, en la que se comprendía a los bretones que no habían sido condenados a la esclavitud, los "ceorles", que buscaban por regla general, la protección de un hombre influyente, de algún "hlaford", de donde se deriva la palabra lord.
    • Los siervos o "theow" eran poco numerosos.

Ethelredo

En el año 860, Ethelredo I reinó en toda Gran Bretaña y fue molestado por los daneses, los cuales, ya en los anteriores reinados de Ofa y de Egberto, estos hombres del Norte, habían desembarcado en las costas de la isla británica, empeñados en someter territorios, a pesar de las derrotas que sufrieron.

Se apoderaron del año 867 al 870 del país situado al Norte de Humbert y se hicieron dueños de los tres reinos anglos.

En el año 871 derrotaron y dieron muerte a Ethelredo, rey de Wessex.

Alfredo I

En 871 ocupó el trono, el gran Alfredo I, que se enfrentó repetidas veces contra los daneses y ocupando todos los dominios del monarca, este se retiró a una pequeña aldea del reino de Somerset y descubriendo una isla inaccesible en aquel pequeño condado se estableció con un grupo de nobles que se le juntaron y su familia, tras construir una fortaleza.

Tras observar las costumbres danesas al entrar disfrazado de trovador en el campamento danes, mandó que todos los que quisieran tomar las armas en defensa de la causa nacional, se reuniesen tal día en el bosque de Selvood.Tras unírsele grandes turbas que acudieron a su llamamiento atacaron al grueso de las fuerzas danesas, los cuales hicieron una débil resistencia al creer que los sajones estaban desechos y perecieron en gran número.Tras hacer la paz con los daneses con la condición que abrazasen el cristianismo y que los daneses evacuaran los dominios de Alfredo.

Este pacificado el reino, fundo la marina inglesa y murió en el año 900, habiendo librado a lo largo de su vida 55 batallas contra los invasores de su reino.

De Eduardo "El Viejo" a Ethelredo II

Le sucedió en el año 901, su hijo Eduardo "El Viejo", que consolidó el poder de su dinastía y sometió al rey de Escocia y al príncipe de Gales.

Sus sucesores fueron Ethelweard, Athelstan, Edredo (946), Edwy "El Hermoso" (955), Edgard "El Pacífico" (959), Eduardo II "El Mártir" (976), Etelredo II (978), Edmundo II "Costilla de Hierro" (1016), ofrecen el esfuerzo de conseguir todo el dominio de la isla para los sajones y propagar el cristianismo. Athelstan, monarca en el año 924, fue el primero que llevó el título de rey de Inglaterra, reinando sobre anglos y sajónes y aun los galéses y escoceses le reconocieron como soberano.

Ethelredo II

Bajo el reinado de Ethelredo II (978), los daneses renovaron las invasiones y recorrieron a sangre y fuego el país y para librarse de ellos les pagó crecidas sumas de dinero el rey de Inglaterra. Pero como los daneses persistían en sus correrías atraídos por el cebo del tributo, el monarca inglés apeló a otros medios y ordenó la horrible matanza llamada de Saint-Brice en el año 1002 contra la nobleza de ascendencia danesa.

Esto se aprovechó Sweyn o Suenon, rey de Dinamarca, para inciar expediciones de castigo contra Ethelredo II, enfrentándose al rey danes en repetidas ocasiones.

Sweyn que obligó al monarca sajón a refugiarse en Normandía y que le entregara 16 condados y le pagara el "danegled" o dinero de los daneses, impuesto antes exigido para equiparar buques contra éstos, fue coronado rey en el año 1013 y reinó un mes.

Volvió a ocupar el trono Ethelredo II, que al morir se lo dejó a su hijo Edmundo llamado "Ironside o costado de hierro" por su extraordinaria fuerza física y por parte danesa sucedió a Sweyn, su hijo Canuto "El Grande".

Edmundo "Costado de hierro"

Edmundo II luchó muchas veces contra Canuto "El Grande", pero cansados los nobles ingleses y daneses de tanta lucha les obligaron a firmar un compromiso y dividir entre sí aquellos estados.

Este tratado dio a los daneses todo el país situado al Norte del Támesis, reservándose los sajones la parte del Sur.

Dominación danesa de Inglaterra

Tras el asesinato de Edmundo en el año 1017 por un traidor, Canuto fue reconocido como soberano de toda Inglaterra, empezando el periodo de la dominación danesa de Inglaterra.

Glorioso fue su reinado, aunque manchado por algunas crueldades y sometió a su dominio toda la isla y las Coronas de Dinamarca y Noruega.

Le sucedieron Haroldo I (1036) y Hardicanuto (1040). Tras el breve reinado de Hardicanuto en la que no dejó hijos y la corona de Inglaterra, cesando de estar unida a Dinamarca, fue restablecida a la antigua dinastía de los reyes sajones, en la persona de Eduardo III "El Confesor" (1042).

Eduardo "El confesor"

Este rey logró suavizar los odios entre sajones y daneses y restableció en el trono de Escocia a Malcolm que había sido destronado por el rebelde Macbeth.

Tras la muerte de Eduardo, se presentaron tres aspirantes al trono y los pueblos se decidieron en favor de Haroldo II (1066), hijo del poderoso magnáte Godwin, suegro de Eduardo.

Guillermo de Normandía "El Conquistador"

En 1066 desembarcan en la isla los normados de Guillermo de Normandía, apodado "El conquistador", con un ejército de 60.000 veteranos. Harold se hallaba en el Norte con un ejército debilitado por anteriores enfrentamientos contra su hermano Tosti y tras darse la batalla de Hasting (14 de Octubre de 1066), de gran duración e indecisa sobre su posible ganador en el transcurso de ella, recibió un flechazo Harold que le provocó la muerte. Los ingleses desanimados se pusieron en fuga, perseguidos por los enemigos, quienes hicieron en ellos terrible estrago.


Guillermo, vencedor de los sajónes por la fuerza de las armas, fue coronado rey, por el arzoobispo de York, en la catedral de Westminster y sus primeras medidas fueron prudentes para conseguir la estima de los conquistados ingleses.Pero despues desarmó al pueblo ingles y confió la administración a sus compatriotas y dió a sus capitanes tierras confiscadas y todo ello codujo a insurrecciones y Guillermo decidió acabar con ellas, con la muerte de mas de 100.000 insurrectos y extinguir hasta sus últimos restos de la nación conquistada y proscribió el uso de la lengua sajona y en la corte, tribunales y documentos públicos no se usó mas lengua que la francesa.

Posteriormente entró en Francia para combatir a los insurrectos que estaban en secreta relación con el rey de Francia y poner orden es sus Estados, invadiendo los pueblos y causando inauditos estragos. A raiz de ser arrojado con gran violencia por su caballo falleció en el año 1087. Guillermo fue uno de los príncipes mas distingidos de su época, odioso a muchos y formidable a todos, impetuoso y rapido cuando lo requería las grandes ocasiones, sabía mirar con gran sangre fría los grandes peligros y destacó también por su gran afición a la caza que no solo practicaba en sus 68 sotos, sino que convertía distritos enteros poblados y cultivados en selvas y parques, llenándolos de venados y ciervos.

Dejó y le sucedió en el trono su hijo Guillermo "El rojo" en el año 1087, apodado así por el color de sus cabellos y el de Normandía a su otro hijo Roberto.

Guillermo "El rojo"

Guillermo "El rojo", debido a grandes turbulencias interiores, pasó a Normandía con un ejército, pero al final se reconcilió con su hermano Roberto por un tratado y se reconcilió con los barónes díscolos. Posteriormente, otra vez en las islas británicas, castigó duramente a los escoceses, que habían penetrado en los condados ingleses del Norte y obtuvo en prenda el ducado de Normandía, por el préstamo que hizo a Enrique, que se alistó en la santa expedición de la cruzada predicada por Pedro "El ermitaño", motivo de posteriores encarnizadas guerras entre franceses e ingleses, azotando a ambas naciones todo tipo de calamidades.

Murió Guillermo "El rojo" en una cacería de un flechazo que iba a un ciervo, disparado por Sir Walter Tyrrell , el cual, asustado se fue a Tierra Santa.

Enrique I

Hereda el trono de Inglaterra el tercer hijo de Guillermo "El conquistador", Enrique I.

A la vuelta de la expedición a Tierra Santa de Roberto, se apodera de sus estados e incluso a aspira a destronar del trono inglés a Enrique, renunciando finalmente a esta pretensión, a cambio de una fuerte suma de dinero, una pensión de 5.000 marcos.

Posteriormente Enrique penetró en el ducado de Normandía en Francia, por el gobierno tiránico de Roberto, disipando las fuerzas armadas de su hermano y se hizo dueño del territorio. La pesadumbre por la muerte de su hijo en un naufragio, abatió el espíritu de Enrique y le ocasionó la muerte en el año 1135, dejando la corona a su hija Matilde.

Matilde y Esteban de Blois

Pero a Matilde le salió un candidato al trono en la persona de Esteban de Blois, hijo de Adela, hermana de Enrique. El enfrentamiento fue favorable a Matilde, ya que tras la primera batalla, Esteban quedó hecho prisionero, a pesar de haber hecho prodigios de valor.

Matilde fue coronada en Winchester, pero debido a su altanería duró poco en el trono y Esteban volvió a empuñar el mando. Pero Enrique, hijo de Matilde, salió en defensa de su madre y próximos a entrar en batalla los dos ejércitos, el de Esteban por una parte y el de Enrique por otra, se negoció un tratado mediante el cual se stipuló que Esteban ocuparía el trono de Inglaterra durante su vida y Enrique sería su sucesor al trono.

Esteban murió en octubre de 1154.

Enrique II

Enrique II, sucedió al anterior rey de Inglaterra, destacando por purgar el reino del enjambre de aventureros, mercenarios que todo lo inundaban y destruyó también muchas fortalezas que solo servían para alimentar feudos y guerras civiles entre los nobles.

Posteriormente concedió a muchas ciudades fueros municipales que se consideran los primeros fundamentos de las libertades inglesas. En cuanto a su política exterior, castigó duramente a los galeses rebeldes e hizo la guerra a Francia, con cuyo rey se reconcilió mas tarde, gracias a la mediación del papa Alejandro III. 

Conquistó Irlanda y posteriormente regresó a Francia para someter a sus hijos que se habían indispuesto contra él.

Murió este rey inglés agobiado de pesadumbres, lanzando una terrible maldición contra su hijo Juan, que siendo el favorito, se había mostrado como el mas rebelde e ingrato de sus hijos.

Ricardo "Corazón de León"

Sucediolé su hijo mayor, Ricardo "Corazón de León", apodado así por su indómito valor y caballeresco arrojo. Su primer acto fue preparar una expedición a Tierra Santa junto a Felipe, rey de Francia, reuniendo un ejército de 100.000 hombres.

Despues del suceso en la ciudad de Mesina, Sicilia, la expedición se hizo otra vez a la vela, pero Felipe de Francia no tuvo la suficiente constancia para seguir y se retiró a sus estados.

Ricardo tomó, ya en Oriente, la ciudad de Acre y de Ascalón, saliendole al encuentro Saladino con 300.000 hombres, aceptando Ricardo el combate, haciendo prodigios de valor y derrotó a los musulmanes con pérdida de 40.000 hombres en la batalla de Arsuf y desde entonces caminó de victoria en victoria hasta llegar a los muros de Jerusalén.

Pasó revista a sus tropas, pero observando que estaban muy disminuidas por la guerra y enfermedades, se vió en la obligación de estipular con Saladino una tregua de tres años, durante los cuales los puertos de Palestina quedarían para los cruzados y los peregrinos podrían visitar el Santo Sepulcro. Ricardo de regreso a su patria, naufragó en Aquileya, de donde pasó disfrazado a Viena.

Fue descubierto por Leopoldo, duque de Austria, quien se apoderó de Ricardo y lo envió prisionero al emperador, que pidió una fuerte suma por su rescate. Mientras duró este cautiverio las cosas en Inglaterra iban de mal en peor, en el que Juan apoyado por los franceses pretendía usurpar el trono a su hermano Ricardo. Restituido este a su patria aclamado por el pueblo, decidió castigar a Francia, desembarcando con grandes contingentes armados, obteniendo señalados triunfos.

Murió de un flechazo en el sitio de Chalus. Este soberano de Inglaterra destacó como guerrero ya que reunía a su prodigiosa fuerza muscular, una alma incapaz de temor.

Pero sus empresas y triunfos empobrecieron a sus súbditos y Juan, su hermano, le sucedió en el trono de Inglaterra, con general consentimiento de los obispos y barónes ingleses.

Juan "Sin Tierra"

Juan "Sin tierra", como rey de Inglaterra, hizo la guerra a Francia perdiendo todos sus Estados que en este reino poseía.

Tuvo mas tarde un conflicto con el papa que lo excomulgó. Abandonado por sus súbditos, pasó por la ignominia de jurar fidelidad y vasallage al papa, en manos del legado Pandulfo, firmando una escritura, en que cedía la propiedad y el dominio de la Gran Bretaña a la Santa Sede, conservando su posesión y gobierno, mediante un tributo de 1.000 marcos de plata.

En el interior de la isla, formaron una confederación contra Juan los barones y próceres y se pusieron en camino hacia Brackley, donde la córte residía, con un pliego que contenía los principales artículos de la legislación establecida por Eduardo "El Confesor".

Aterrado Juan, sabedor de que incluso la confederación apelaría a las armas, propuso someter la cuestión a la decisión del papa o a una junta de cuatro barones, cuatro de ellos nombrados por él mismo.

Esta propuesta fue recahazada por los confederados con desden y Juan declaró concederles todo lo que pedían y se nombraron diputaciones por una y otra parte.

Los comisionados se reunieron en Bernnimede o Runnymede, entre Staines y Windsor, venerado como lugar de la cuna de la constitución inglesa. Juan firmó con sospechosa prontitud la Carta Magna.

Posteriormente Juan no se sometió a lo estipulado, lo que trajo otra guerra civil, implorando los barones el socorro de Francia. Juan reunió un gran ejército y lo condujo por un trozo de playa de mar, donde subiendo de pronto la marea, arrebató la mayor parte de sus hombres, toda su caja militar y todas sus municiones, armas, víveres y bagajes.

El mismo pudo salir del peligro con suma dificultad, muriendo poco despues de pesadumbre, legando la corona a su hijo Enrique en el año 1216.

Enrique III

Despues de la muerte del rey Juan, las tropas francesas que habían acudido al llamamiento, no quisieron irse de Inglaterra y el tutor de Enrique, conde Pembroke, reunió un ejército y murió peleando a la cabeza de este.

Enrique III era un joven monarca religioso, humano y de gentil disposición, pero débil y poco cauto, de lo que se aprovecharon sus favoritos para colocar hombres indignos en los puestos mas elevados. Disgustados los barones formaron una confederación y pusieron a la cabeza a Simon de Montfort, conde de Leicester.

Enrique III convocó un Parlamento en Oxford, que mereció el apelativo de "Parlamento loco", por las extrañas novedades que introdujo en la constitución, tan ofensivas a la dignidad del trono como opresoras a las libertades del pueblo, obra exclusiva de los barones.

Los diputados de los condados que celebraban aparte sus reuniones, se echaron en brazos de Eduardo, hijo mayor de Enrique III, para que con su autoridad pusiese orden a la nación y se originó una guerra civil. Simon de Montfort capitaneaba alos rebledes y Eduardo a los partidarios del rey y acabó restableciendo el gallardo príncipe Eduardo la paz a la nación y herederó el trono a la muerte de Enrique III en 1272.

Eduardo I

Eduardo I, a su regreso de Tierra Santa fue coronado rey con extraordinaria solemnidad y su primer hazaña fue la conquista del país de Gales, donde el rebelde Liewellyn se había alzado contra su autoridad y desde entonces aquella porción de isla quedó agregada para siempre a la corona de Gran Bretaña.

Mas tarde se fijó en Escocia donde fue rechazado en un principio por el célebre William Wallace, pero al final fue hecho prisionero el caudillo escocés y muerto en Londres.

Venció despues a Bruce, otro famado caudillo escocés para someter al reino de Escocia. Le sucedió en el trono Eduardo II en 1301.

Eduardo II

Eduardo II tenía 22 años cuando sucedió a su padre en el trono de Inglaterra y desde su ñiñez había hecho amistad con un caballero frances llamado Gavesione, el cual adquirió tanta influencia en la voluntad del rey, que provocó el odio general y dió lugar a que se planease una conspiración, liderada por la reina misma, para deshacerse del favorito de Eduardo II.

Los barones pidieron el destierro de Gavesione y el rey lo concedió. Pero a los pocos días regresó Gavesione a instancias del rey, con lo cual todo el reino se pusó en excitación por la vuelta del favorito del rey.

Los barones corrieron a las armas y el rey huyó con su privado, pero este cayó en manos enemigas y fue decapitado como enemigo público.

Después Eduardo III hizo la guerra en Escocia funesta a sus intereses y al privado anterior le sucedieron en la privanza los dos Despencers, padre e hijo, los cuales corrieron la misma suerte que Gavesione.

Los barones sostenidos por la reina, nombraron regente del reino al príncipe Eduardo. El desgraciado rey abdicó en favor de su hijo Eduardo III en 1307.

Eduardo III

Eduardo III empezó a reinar bajo tristes auspicios ya que Mortimer, favorito de la reina, que se había hecho odioso a la nación entera, murió en el patíbulo y la reina fue desterrada por su conducta.

Eduardo hizo la guerra con éxito a los escoceses y la declaró a Francia, ocupando una gran parte de su territorio.

En una de sus primeras campañas se dió la famosa batalla de Crecy (Guerra de los Cien Años), en la que perecieron 30.000 franceses ( vease la palabra ballestero ), habiendo sido insignificante la pérdida de los ingleses, en la que los arqueros ingleses se impusieron a los ballesteros y caballería acorazada de los franceses, hecho notable para muchos como inicio de la decadencia de la caballería ante el advenimiento de la infantería, como en tiempos de la legión romana, que se consolida ya plenamente en Europa en el siglo XVI ( En España con los tercios).

A este gran hecho de armas sucedió la batalla de Poitiers, en la que Eduardo de Woodstock, llamado el "Príncipe Negro", hizo prisionero a Juan, rey de Francia. Al mismo tiempo caía también prisionero de los ingleses David Bruce, rey de Escocia.

Pero estos triunfos fueron mas gloriosos que útiles a Inglaterra, ya que poco a poco se fueron abandonando todas las conquistas realizadas en Francia por falta de recursos pecuniarios para sostenerla.

El Príncipe Negro murió de enfermedad y Eduardo no pudo sobrevivir a esta pérdida, muriendo en el año 1377, subiendo al trono de Inglaterra, Ricardo II, hijo del "Príncipe Negro", a la edad de 11 años.

Ricardo II

Ricardo II, con tan solo once años, cedió el gobierno del reino a un consejo de 9 personas, secretamente dirigido por los tres tíos del rey, los duques de Lancaster, York y Gloucester, pero especialmente por el último. Prosiguió la guerra contra Francia y para sostenenerla economicamente fue preciso imponer un tributo oneroso que hizo sublevarse a la nación, acaudillada por un herrero del condado de Essex, llamado War Tyler, que se encaminó con 100.000 hombres armados a Londres, en donde el rey le salió al encuentro con pequeña escolta.

Tyler se dirigió al monarca, insultándolo de tal manera, que iiritadas las guardias del rey le dieron muerte allí mismo.

Entonces, Ricardo se dirigió solo a la muchedumbre de rebeldes exasperados por la muerte de su jefe pero les habló con tanta firmeza y bondad, que logró apaciguar su cólera y que los siguiesen a un campo inmediato, donde estaba formado un cuerpo respetable de tropas fieles.

Los amotinados se retiraron después de escuchar por la boca del rey la promesa de que sus males serían aliviados. Despues de esto, el rey se entregó a indignos favoritos, lo que produjo serias enemistades entre él y los príncipes de su familia y Gloucester formó un partido pero fue preso y enviado a Francia donde murió ahorcado por orden de su sobrino.

Tanta crueldad y tanta tiranía produjeron sus efectos naturales y aprovechando el desterrado injustamente, conde de Lancaster, que su primo, Ricardo II se hallaba en Irlanda sofocando una rebelión, desembarcó en la isla y consiguió 60.000 partidarios en breve tiempo.

Ricardo II fue depuesto solennemente en pleno Parlamento y enviado al castillo de Ponfret, donde murió asesinado por sus guardias tras matar a cuatro de ellos.

Lancaster fue proclamado rey en el año 1399 con el nombre de Enrique IV. Así terminó la linea directa de príncipes fundada por Guillermo de Normandía y concocida en la historia con el nombre de "Plantagenet".

Enrique IV

Los primeros años del reinado de Enrique IV se caracterizaron por una serie de convulsiones, rebeldías, conspiraciones y guerras exteriores, ya que en Gales apareció un jefe formidable llamado Owen Glendower y el escocés conde de Douglas invadió los condados del Norte y fue batido y hecho prisionero por el conde de Percy.

Pero disgustado este con Enrique IV, dió libertad a Douglas, se unió con Glendower y se formó un ejército al mando del joven Percy, apellidado Hotspur, uno de los guerreros mas valientes de su siglo. Muy en breve se hallaron los ejércitos frente a frente y se dió una de las batallas mas encarnizadas, sangrientas y terribles de que hace mención la historia, exponiendo Enrique IV muchas veces su vida en los mas espeso del enfrentamineto armado, haciendo su hijo, el príncipe de Gales su noviciado con las armas, portándose con admirable denuedo.

Decidió la victoria de las tropas reales la muerte de Percy de un flechazo disparado por mano desconocida. Tranquilizado el reino, se juntaron los comunes y empezaron a ensanchar sus perrogativas, nombrando tesoreros que fiscalizaran a los de la corona y averiguasen el uso que se hacía de los ingresos del Estado. Enrique IV murió en Westminster, dejando la fama de príncipe prudente y concienzudo, aunque desconfiado y duro de corazón.

Le sucedió su hijo Enrique V en el año 1413.

Enrique V

Enrique V era amado por el pueblo por su generosidad y valor, a pesar de que en su juventud tuvo una vida disoluta y viciosa, hasta el extremo de que fue castigado a prisión por un magistrado de Lóndres y su primera medida al subir al trono fue despedir a sus compañeros de sus desórdenes juveniles.

En cuanto a guerra exteriores, aprovechándose de las turbulencias que agitaban a Francia desembarcó en Harheur con 30.000 soldados y se apoderó de aquella ciudad ,pero las la altas temperaturas y las fatigas de la guerra disminuyeron de tal manera sus fuerzas que decidió dejar la empresa y regresar a Inglaterra.

En su retirada a Calais lo alcanzó el ejército francés con fuerzas diez veces superior a las suyas y colocándose la nobleza inglesa en excelente posición, aguardó al enemigo. Se produjo un enfrentamiento terrible y los ingleses peleando con furor ganaron la célebre batalla conocida con el nombre de Agincourt, en la que perecieron 10.000 franceses, quedando 14.000 prisioneros, con pocos muertos por el lado inglés, prueba de que el combate no fue bien sostenido por los franceses ya que entre sus tropas dominó el sentimiento de terror.

Regresó a Inglaterra pero viendo que Francia la situación seguía deporable en el que el reino se había convertido en un vasto teatro de asesinatos, robos, incendios y disturbios, desembarcó en Normandía y tomó muchas plazas fuertes y amenazó a París, de donde huyó la córte, refugiándose en Troyes.

El rey Carlos, pusilánime y débil, hizo entonces con los ingleses un tratado ignominioso, en el cual se convinó que Enrique se casaría con la princesa Catalina, conservando Carlos el título de rey de Francia, siendo Enrique su heredero, tomando inmediatamente su posesión de gobierno, pasando el reino a sus descendientes.

La reina tuvo un año despues un hijo, que fue reconocido y aclamado hedero de ambas monarquías. A su muerte le sucedió su hijo Enrique VI en el año 1422, dejando la reputación de príncipe cumplido, tan ilustre de sus hazañas, como por sus virtudes privadas y tan sobresaliente en el ciencia del gobierno, como en el campo de batalla.

Enrique VI

Siendo menor este monarca,los negosios del Estado se confiaron a sus dos tíos los duques de Bedford y Gloucester, continuando la guerra de los Cien Años en Francia favorable a los ingleses, hasta que pusieron sitio a Orleans.

Entonces ocurrió uno de los sucesos mas extraordinarios que la historia consigna, la aparición en la escena de la guerra de una aldeana de Lorena llamada Juana, de costumbres puras, tímida y pudorosa, que se creyó inspirada por el Cielo, destinada para ser el instrumento de emancipación de Francia del yugo de Inglaterra. Las autoridares la enviaron a la córte y allí dió muestras de su valía que el rey de Francia mandó presentarla al ejército armada de punta en blanco y montada en un caballo de batalla. Juana tomó a su cargo levantar el sitio, se colocó a la cabeza de las tropas, tremoló la bandera de Francia y obligó a los ingleses a retirarse. Se sucedieron las victorias con rapidez increíble, hasta que al fín el rey de Francia fue coronado en Rheims como Juana había predicho. En medio de estos triunfos, Juana cayó prisionera de los ingleses y sometida a juicio como hechicera. Condenada a ser quemada viva por un tribunal compuesto por clérigos franceses, murió en las llamas vaticinando la completa destrucción de las tropas inglesas, como se verificó al pie de la letra. Prosiguiendo con Enrique VI, se casó con Margarita de Anjou, la cual conspiró con algunos cortesanos contra Gloucester que murió a manos de sus enemigos.

Poco despues el duque de York aspiró a la corona y de aquí tomó origen la famosa guerra de las Dos Rosas, habiendo adoptado la casa de York como emblema la rosa blanca y la de Lancaster la rosa encarnada. Esta fatal discordia duró 30 años y en ella se dieron 14 batallas campales, perecieron 8 príncipes de la casa real, mas de 100.000 hombres y casi toda la nobleza del reino, siendo varias las alternativas de la prolongada lucha, triunfando finalmente los yorkistas y el joven Eduardo, duque de York, fue proclamado rey con el título de Eduardo IV en 1461.

Eduardo IV

No obstante, Eduardo IV, debido a su conducta desordenada, provocó el descontento de los grandes y Enrique fue restablecido en el trono y Eduardo huyó a Holanda.

Nueve meses después regresó a Lóndres y Enrique fue hecho prisionero. El conde Warwick, que defendía la causa del rey perdió una batalla y murió peleando. La reina Margarita, acompañada de su hijo, joven de grandes esperanzas, desembarcó en Weymouth con un cuerpo de tropas francesas, pero fue hecha prisionera y su hijo asesinado por los nobles de la comitiva de Eduardo.

Margarita pasó a la Torre de Lóndres y rescatada después por 50.000 coronados de plata, se retiró a Francia donde terminó sus días. Enrique murió en la prisión, a manos del duque de Gloucester.

Eduardo convocó un Parlamento, el cual legalizó todos sus actos y reconoció su autoridad, pero muy en breve descubrió su temple vengativo y su demasiada inclinación a los placeres. Entre los rasgos de su crueldad, se cuenta la muerte que mandó dar a un tío suyo, ahogándolo en una bota de vino.

Hizo una expedición contra los franceses en la que solo logró una fuerte indemnización pecuniaria. Murió en 1483 y le sucedió su hijo Eduardo V el 9 de abril.

Eduardo V

Hijo del anterior rey subió al trono en la menor edad y su tío Gloucester fue nombrado protector del reino y apenas tomó posesión de la dignidad, encerró en la Torre de Londres al rey y a su hermano, niños ambos, bajo el pretexto de que estuvieran protegidos.

Posteriormente procuró buscarse partidarios entre la nobleza, para llevar adelante sus ambiciosos designios, siendo víctimas de su crueldad los que le negaron su cooperación. Despues no disimulo sus aspiraciones al trono de Inglaterra, el cual le fue ofrecido por un tumulto de la plebe de Lóndres y del que tomó posesión con el nombre de Ricardo III en el año 1483.

Ricardo III

Lo primero que hizo Ricardo III es ordenar al gobernador de la Torre de Lóndres, Brackenbury, dar muerte a los dos príncipes, el cual se negó y esa horrible comisión fue ejecutada por sir James Tyrrell, ahogando entre colchones aquellas inocentes criaturas.

Mas tarde se presentó como pretendiente a la corona inglesa, el conde de Richmond, que era de sangre real, y habiando conseguido apoyos de Francia, desembarcó en Inglaterra, con un ejército de 12.000 hombres y los dos ejércitos no tardaron en entrar en liza.

En medio de la acción, lord Stanley, que seguía las banderas del rey, se pasó con todos los suyos al partido de Richmond, peleando con furor Ricardo, pero cedió al número del ejército rival y murió con las armas en la mano.

Stanley presentó al nuevo rey la corna que había adornado al frente del tirano en el año 1485 con el nombre de Enrique VII confirmado en el trono por el Parlamento.

Enrique VII

Este rey fue el que principio la dinastía Tudor en Inglaterra y casándose con Isabel, hija de Eduardo IV, puso término a las discordias de las dos familias de Lancaster y de York, llenándo de júbilo a la nación.

Pero el rey no podía disimular su odio a la casa de York y esta disposición fue causa de graves disturbios.

Eduardo Plantagenet, duque de Warwick, joven de altas prendas, injustamente preso en la Torre de Lóndres, gozaba de mucha popularidad. Corrió la voz de que se había escapado de la Torre y de esta cicunstancia se aprovecharon los enemigos de Enrique VII para hacer que un tal Simnel, hijo de un panadero, tomando el nombre de Warwick, se presentase en Irlanda como pretendiente a la Corna inglesa, tomando el rey la decisión de pasear por las calles de Lóndres al verdadero Warwick, para desengañar al pueblo. Pero no logró convencer a los irlandeses y el impostor, apoyado por muchos nobles y por Margarita de Borgoña, hija de Eduardo IV, desembarcó con tropas en Inglaterra y penetró hasta el interior del reino.

Enrique VII reunió un ejército y se dió una batalla sangrienta en que las tropas del falso Warwick fueron derrotadas, impusiendo como castigo al impostor, fregador de la cocina real, de cuyo empleo ascendió después al de halconero.

La duquesa de Borgoña no desanimada por estos reveses, hizo correr la voz de que Ricardo, duque de York, hermano de Ricardo III, se había escapado de la Torre mientras asesinaban al joven rey. Un tal Perkin se presentó en Irlanda como duque de York, e intentó varias incursiones en Inglaterra del que fue rechazado con graves pérdidas. Tuvo el apoyo posterior del rey de Escocia pero finalmente Perkin despues de muchas aventuras, cayó en manos de las tropas reales y murió en el patíbulo.

Enrique VII casó a su hiijo Arturo con Catalina de Aragón, pero el joven príncipe murió al poco tiempo y el rey no queriendose deshacer de la cuantiosa dote de Catalina, negoció su casamiento con su segundo hijo Enrique.

El rey falleció en 1509 y le sucedió su hijo Enrique VIII.

Enrique VIII

Con Enrique VIII, los derechos rivales de York y Lancaster, estaban plenamente unidos en su persona y la nación esperaba el restablecimiento de la paz y de la armonía, que por tan largo tiempo habían sido olvidadas en el reino.

Confirmó estas esperanzas de la nación inglesa con el nuevo rey, el castigo de los delatores y espías, que habían sido la desnhora del último reinado.

Nombró como primer ministro, Enrique VIII, al famoso Wolsey, capellan de palacio, hombre de gran capacidad para los negocios del Estado, llegando a ser muy necesario al monarca de Inglaterra.

Estimulado por Wolsey, Enrique hizo enormes preparativos para una expedición contra Francia, donde desembarcó con numeroso séquito de nobles. Los franceses le salieron al encuentro y no bien divisados los invasores, cuando se pudieron en precipitada fuga, perseguidos por los ingleses, los cuales les hicieron muchos prisioneros, en la llamada Batalla de las espuelas y el terror de los franceses fue tan grande, que Enrique VIII con 50.000 hombres se hizo dueño de París.

Pero posteriormente debido a faltas de sus generales, Enrique VIII , después de haberse apoderado de Turnoy, regresó a Inglaterra, envanecido con sus victorias, que en realidad no compensaban los inmensos dispendios con que se habían adquirido.

Durante su ausencia del reino, los escoceses, hiceron incursiones en Inglaterra, instigados por Luis, rey de Francia, y el duque de Surry salió a su encuentro y los derrotó, haciendo despues la paz con Francia.

Por la muerte de Maximiliano, Enrique VIII, se presentó candidato al Imperio germánico, pero pronto abandonó sus pretensiones a sus dos grandes rivales, Francisco I y Carlos I de España. Exhautos los tesoros de su padre, se vió obligado Enrique a imponer graves cárgas a sus súbditos.

Diez y ocho años hacia que Enrique estaba casado con Catalina de Aragón, cuando sintió pasión por una dama de gran hermosura, Ana Bolena, que le opuso tenaz resistencia y que no quería ceder a sus deseos sino como esposa legítima, determinando Enrique divorciarse de la reina, fingiendo escrúpulos sobre la legitimad de su matrimonio. Enrique halló gran apoyo en la condescendencia de Wolsey y se apeló al papa, el cual mandó que la causa se viese en Inglaterra, por un tribunal compuesto del cardenal Compeggio y de Wolsey, que ya había obtenido el capelo y el Sumo Pontífice declaró que expediría la bula del divorcio, si el tribunal fallaba en aquel sentido. La reina recusó aquel juzgado y apeló a Roma y Wosley, vacilando entre el rey y el papa, quiso mantenerse neutral, por lo que fue desterrado, privado de sus empleos y enviado a un convento, donde murió de pesadumbre.

El arzoobispo Cranmer sucedió a Wosley y pronunció la sentencia de divorcio y ratificó el casamiento privado de Enrique y Ana y fue confirmado por el Parlamento, por acto solemne en el año 1534. Poco tiempo después el amor de Enrique por Ana se disipó y otra nueva pasión incendió su corazón con Juana Seymour, dama de honor de la reina, siendo Ana acusada de adulterio, juzgada y condenada a muerte y al día siguiente de su suplicio, Juana, subió al altar con el voluble y sanguinario monarca.

Posteriormente quiso deshonrar a la hija que él había tenido con Ana, Isabel, como antes había hecho con María, hija que tuvo con unión con la infanta Catalina, y para ilegitimarla, dispuso que el Parlamento pronunciase su divorcio con Ana en el intérvalo entre su condenación y muerte y su ejecución.

Posteriormente Juana murió al dar a luz al príncipe Eduardo y para atraerse la amistad de los príncipes luteranos de Alemania, Enrique VIII, contrajo matrimonio por cuarta vez con Ana de Cleves, que aborreció y al poco tiempo la separó de su lado y se enamoró de Catalina Howard, con quien se casó. Pero su gozo fue corto ya que Catalina Howrad le fue infiel y pagó en el cadalso su infidelidad.

Un año despues de la muerte de su última mujer, el rey contrajó su sexto matrimonio con Catalina Parr, quien tuvo la dicha de sobrevivirle y creció la crueldad de Enrique con los años y murió a la edad de 56 años y le sucedió su hijo Eduardo VI.

Eduardo VI

Este rey, reinó como menor de edad bajo la protección de su tío materno el duque de Somérset, que estableció el protestantismo en Inglaterra.

Este rey murió en 1553 y fue proclamada reina Juana grey.

Juana Grey

Esta reina, biznieta de Enrique VII, solo reinó diez días.

María

Los católicos y aun muchos protestantes proclamaron, respetuosos con los derechos hereditarios, como reina a María, la hija de Enrique VIII y su primera mujer, Catalina de Aragón.

Isabel

Fallecida en 1550 María, triunfó otra vez el protestantismo en Isabel, hija de Enrique VIII y Ana Bolena, estableciéndose definitivamente no el protestantismo puro, sino la religión anglicana, por virtud del célebre "bil" de los "treinta y nueve artículos", publicado en 1562.

Durante el reinado de Isabel I a destacar lo siguiente:

  • Triunfa el régimen absoluto.
  • Inglaterra se coloca al frente de los Estados reformados de Europa.
  • Empieza su poderío marítimo y colonial.
  • Toman gran vuelo la industria y el comercio.
  • Alcanza su apogeo la literatura inglesa.
  • Con la muerte de la "reina virgen" acaban los Tudor y empiezan los Estuardo.

Jacobo I

Con Jacobo I ( Jacobo VI de Escocia) quedan unidas, Inglaterra y Escocia, bajo un mismo soberano.

Del reinado de este rey, descendiente de Margarita, hija de Enrique VII, se puede destacar los siguiente:

  • Los presbiterianos y católicos conspiraban contra su monarca, sostenedor de la Iglesia Anglicana.
  • Se aferró al régimen aboluto y prescindió del Parlamento.
  • La Cámara de los Comunes protestó ante la actitud del rey y resolvió mantener a todo trance los privilegios del Parlamento.
  • Estaba ya anunciándose una posible revolución.

Carlos I

Este rey subió al trono en el año 1625, a la edad de 25 años, y sus cualidades hacían presagiar un buen gobierno y si se frustraron estas expectativas se debió a la guerra ya entablada entre el rey y el pueblo y al favorito Buckingham.

Su reinado se caracterizó por:

  • Tiranía religiosa, con la persecución contra los puritanos.
  • Tiranía del fisco, con la creación o nueva puesta en circulación de una infinidad de impuestos, gabelas o monopolios sobre la venta de la mayor parte de los artículos.
  • Guerra contra los escoceses por el intento de introducir una nueva liturgía, con la que estos estaban en desacuerdo.
  • Guerra civil entre los realistas y tropas parlamentarias comandadas por Cromwell y Fairfax.

Este rey fue condenado a muerte por hacer la guerra al Parlamento y al pueblo en el año 1649, por un tribunal especial compuesto de individuos del ejército, la Cámara de los Comunes y de la burguesía de Londres.

República: Oliver Cromwell, "Protector de Inglaterra, Escocia e Irlanda"

Tras la guerra civil y la posterior ejecución de Carlos I, la Camara de los Comunes suprimió la Cámara de los Lores y declaró que el oficio de rey era inútil, oneroso y peligroso para la libertad, la seguridad y el binestar del pueblo y en consecuencia quedaba abolido este oficio, concentrando la Cámara de los Comunes en su seno, todos los poderes del gobierno.

Por otra parte los católicos irlandeses apoyaban a los Estuardo y Oliver Cromwell, el general de los parlamentarios que más había descollado entre todos, recibió la misión de castigar y someter a los irlandeses.

Una vez realizado lo anterior, Cromwell con su ejército pasó a Escocia, donde el hijo de Carlos I contaba con numerosos partidarios y allí y a orillas del Severn fue vencida la causa del pretendiente y en diciembre de 1653 se confió el poder supremo de la República a Cromwell, con el título de "Protector de Inglaterra, Irlanda y Escocia".

A la muerte de Oliverio en el año 1658, le sustituyó Ricardo Cromwell, su hijo que fue destituido al año siguiente y volvió a encargarse del gobierno el Parlamento, con un Consejo de Estado.

Restauración de la monarquía: Carlos II

Tras encargarse del gobierno el Parlamento sucedió lo siguiente:

  • Los partidos presbiteriano y realista combatieron si tregua a los republicanos, con insurrecciónes y motínes.
  • El ejército se indispuso con el Parlamento, que fue disuelto, reuniéndose otro a finales de 1659.
  • Monk, que mandaba las tropas en el Norte de Gran Bretaña, se impusó al nuevo Parlamento y provocó la restauración de los Estuardo en la persona de Carlos II.

La restauración se presentó impacable ya que el espíritu de venganza de los realistas no reconoció límites, lo que unido a la guerra contra Holanda, a la impopular alianza con Francia y al mal gobierno de Carlos y sus ministros, ocasionó un nuevo divorcio entre el Parlamento y la monarquía.

Por otra parte Carlos se inclinaba por el catolicismo y pretendía gobernar como rey absoluto y el Parlamento, por su parte, como era anglicano no quería renunciar a sus derecho y una y otra vez se disolvían y se volvían a reunir las Cámaras, siendo de notar que el año 1679 votó el Parlamento el célebre "bill" del "Habeas Corpus".

Jacobo II

A la muerte de Carlos II en el año 1685 le sucedió Jacobo II, que siguió la política de su antecesor, ya que ambos hollaron todas las leyes y costumbres y los protestantes ingleses, la gran masa del país, ofrecieron la Corona al príncipe de Orange y estatuder de Holanda, Guillermo, esposo de María, hija de Jacobo II.

Guilermo III

En noviembre de 1688 desembarcó Guillermo en Inglaterra y Jacobo II, sin oponer resistencia huyó a Francia, con lo que aun los mismos partidarios del rey destronado tuvieron que confiar al estatuder la administración provisional del reino.

Reuniéronse las dos Cámaras con el nombre de Convención y aunque hubo alguna oposición de los torys exaltados del partido conservador, aquéllos decidieron que Guillermo y María fueran nombrados reyes de Inglaterra y que se confiara la administración del reino a Guillermo.

Con Guillermo III arraiga la monarquía representativa, la monarquía consentida y no la de derecho divino y ocurrió lo siguiente:

  • Inglaterra volvió a levantarse tras las guerras civiles anteriores.
  • Aumentó su influjo en la política internacional.
  • Fue más grande su poderío marítimo, comercial y colonial.

Ana I: última de los Estuardo

A la muerte del anterior rey, le sucedió el último de los Estuardo en el año 1702, Ana I, hija de Jacobo II, celosa protestante y su reinado se caracterizó por dos grandes acontecimientos:

  • La intervención de Inglaterra en la Guerra de Sucesión de España.
  • La íntima unión de Inglaterra y Escocia en un solo Estado bajo el nombre de "Reino Unido de Gran Bretaña".

Jorge I

Tras la muerte de Ana, fue llamado al trono de Inglaterra el hijo del elector de Brunswick Hannover y de una nieta de Jacobo I, Jorge I, en cuyo reinado se hizo célebre el ministro Roberto Walpole.

Jorge II

Este monarca subió al trono en el año 1727, sucediendo a su padre, Jorge I, y el ministro R. Walpole siguió al frente de los negocios públicos.

Pero en el año 1742 cayó Walpole, por el éxito poco afortunado de la guerra con España y poco después comenzó a distinguirse Guillermo Pitt.

Esta dinastía, la de los Hannover, quedó completamente consolidada a la muerte de Jorge II, en 1760, por lo siguiente:

  • Derrota de Carlos Eduardo Estuardo en la batalla de Culloden, que apoyado por los escoceses pretendía la Corona de Inglaterra.
  • Particpación de Gran Bretaña en las guerras de sucesión de Polonia y en la Guerra de los Siete Años.
  • La supremacía que gracias al genio de Pitt adquirió en todos los mares el pabellón inglés.

Jorge III

Sucedió al anterior monarca, Jorge III, que reinó de los años 1760 a 1820.

A destacar durante el reinado de Jorge III lo siguiente:

Jorge IV

Jorge III, demente y posteriormente ciego, dejó de gobernar en el año 1811 y le sustituyó como regente el Príncipe de Gales, Jorge IV desde enero de 1820.

Este monarca reinó 10 años y el suceso más destacable es la emancipación de los católicos de Irlanda.

Guillermo IV

En 1830 sucedió al anterior monarca, su hermano, Guillermo IV, debido a que aquel no dejó hijos.

Guillermo IV se caracterizó por ser tan amigo de los wighs o [[liberal]es, como sus antecesores los habían sido de los torys y se hizo lo siguiente:

  • En 1832 se hizo la importante reforma parlamemtaria.
  • En 1834se abolió la esclavitud de los negros en todas las colonias inglesas.
  • Se reformaron las leyes sobre el pauperismo.

Victoria

Sucedió en el año 1837 al anterior monarca su sobrina Victoria y hasta finales del siglo XIX su reinado se caracterizó por lo siguiente:

Eduardo VII

Jorge V

Eduardo VIII

Jorge VI

Isabel II

Historia de la evolución de la constitución política de Inglaterra hasta el año 1688

En cuanto a la constitución política de Inglaterra, fue obra lenta y gradual en el tiempo, destacando lo siguiente:

Egberto

Despues de la evacuación de la isla por los romanos, las naciones de las costas del Báltico que la dominaron, formaron diferentes estados políticos que se reunieron despues en uno, bajo el cetro de Egberto.

Fue el fundador de la dinastía anglo-sajona, durante la cual no parece que hubiese en la Gran Bretaña otra cosntitución que la observada por todas las naciones del Norte, cuya invasión del Sur y en el Occidente de Europa ocasionó la ruina del Imperio Romano.

Guillermo de Normandía

Artículo desarrollado..Guillermo I de Inglaterra

Conquistada la isla por Guillermo "El Conquistador" introdujo en su nueva adquisición, el mismo régimen que predominaba en la nación de su origen: el feudal, pero con algunas preeminencias a que le daba el derecho de conquista, destacando lo siguiente:

  • Dividió el territorio en 60,215 feudos militares, dependientes todos de la Corona
  • Los poseedores de los feudos estaban obligados, so pena de confiscación, a acudir armados al llamamiento de Guillermo, con un número de combatientes proporcional a la extensión de los feudos
  • El rey era el poder ejecutivo
  • El rey imponía tributos y contribuciones
  • También el rey reasumió la autoridad judicial, depositando su ejército en el formidable Tribunal, llamado "Aula Regis", con los mas altos funcionarios de la Corona y con jurisdicción en toda la nación
  • Guillermo echó los cimientos de las instituciones populares y del "self government", estableciendo los "hundreds" o asociaciones de cada 100 vecinos, con la facultad de gobernar en lo civil y municipal y que sirvieron posteriormente a la división por parroquias, con mayores perrogativas

"Self reliance"

Es natural que el monarca con inmensas posesiones, sin restricción alguna en el ejercicio del poder..ect, pudiese abusar de tantos elementos de coacción y oprimiese a las clases mas aproximadas al trono y los barones descontentos, no tardaron en examinar los fundamentales principios de las asociaciones humanas y se convencieron de que el poder, cuando no tiene por objeto el bien y la seguridad de los que le obedecen, no es mas que el abuso de fuerza y que podía reprimirse por las fuerzas mismas.

Esta gran novedad introducida en la sociedad inglesa, no limitó su influjo al orden político sino que lo extendió a la moral y a las costumbres públicas, dando al inglés el "self reliance" de que tanto se jacta, la confianza en sí mismo, en sus fuerzas y en sus facultades, prenda nacional y característica de la sociedad inglesa.

Libertad inglesa

La libertad, en la sociedad inglesa, nació de la unión de los señores feudales con el pueblo para contrarestar los excesos del poder monárquico, para formar una masa compacta a las arbitrariedares del poder absoluto, salvando a la nación inglesa. (A diferencia de la mayor parte de las naciones continentales en que la libertad nació de la unión del rey con el pueblo para poner freno a los desmanes de los señores feudales) y todo ello por una circunstancia peculiar de Inglaterra: el espíritu de asociación.

"Hundreds"

La institución de los "hundreds" exigía que los vecinos de la misma demarcación, despues parroquia, se reuniesen a discutir los negocios en que todos tenían un interés común y se acostumbraron a velar por sus propios intereses, a defender sus derechos y a huir del aislamiento y de la separación, que son siempre favorables a la opresión y esclavitud.

Enrique I

Se mitigaron considerablemente las leyes a favor de los señores feudales y el monarca exigió la mitigación de todas las que oprimían a la clase pechera, aboliendo el mismo rey, las leyes reales que tenían el mismo carácter tiránico y opresor.

Enrique II

En este reinado se dió un paso inmenso en la linea de las mejoras liberales como las siguientes:

  • Juicio por jurado
  • Cada hombre juzgado por sus iguales
  • Todo ello según los dictados de su conciencia y buen juicio
  • "Verdict" o ser responsable de sus fallos solo ante Dios

Juan "Sin Tierra"

Con este rey ,desaparecieron las mejoras y exageró con el uso de las perrogativas reales y ejecutando con excesivo rigor las leyes suntuarias, provocando una alianza de todos los súbditos contra él y un levantamiento general que propuso destronarlo.

Reducido al acompañamiento de 9 personas, se sometió a las condiciones que sus vasallos querían imponerles y firmó 2 documentos que se consideran como la base del derecho constitucional de Inglaterra.

"Charta foresta"

Con este documento se abolían las leyes tiránicas que se habían expedido sobre el derecho de caza.

"Magna charta"

Artículo desarrollado → Carta Magna.


Con este documento los vasallos quedaron exentos de todas las cargas y servicios onerosos de que los barones se habían emancipado.

Este documento, según Delolme, significó una bandera siempre levantada para que bajo de ella se reunificasen todas las clases del pueblo.

Enrique III

En el reinado de este rey, tras una desastrosa guerra civil, que sirvió para realzar la dignidad de los barones y la importancia del pueblo, se añadieron nuevas disposiciones a la Carta Magna, todas favorables a las libertades públicas.

Eduardo I

Este rey sacó con su constancia del abismo en que estaba sumergida su nación y concentró todo su esmero en la administración de justicia, estableciendo el modo de proceder en la causas civiles y criminales.

Dispuso también que en el Parlamento, formada por una camara de los barones, tuvieran entrada los diputados de las ciudades y villas, primer rudimento de ese admirable sistema de representación nacional ingles.

Esta mejora, la introdujo Eduardo I, para llenar el vacio de su erario, exhausto por las guerras que tuvo que realizar en Escocia y Francia, sometiendose a la voluntad nacional, expresada por sus legítimos representantes, sancionando de este modo uno de los principios vitales de la constitución inglesa, que el pueblo no estaba obligado a pagar impuestos que no hubieran sido consentidos por sus procuradores, tal es el origen de la Cámara de los Comunes y de sus principales perrogativas.

Eduardo II

La primera de la perrogativa que hicieron uso fue el de presentar peticiones al trono, indicando medidas de utilidad pública que convendría adoptar o quejándose de los agravios y fue la aurora del poder legislativo con Eduardo II.

De Enrique V a Enrique VII

Los reinados de Enrique V, Enrique VI y Enrique VII, abrieron un largo paréntesis en este proceso gradual y acelerado de las instituciones populares, ocupados los dos primeros reinados, en la guerra extranjera y la civil.

En el tercer periodo, cansada la nación inglesa de tanto esfuerzo y pérdidas, toleró pacientemente los execesos de poder con que se manchó su fama aquel soberano, Enrique VII.

Reina Maria

Otro eclipse funesto de las libertades públicas ocurrió bajo el reinado de la reina Maria, por la introducción en la sociedad inglesa de un principio desconocido hasta entonces: el fanatismo religioso, paralizando el gran movimiento que había iniciado la nación inglesa en los reinados anteriores.

Isabel

Con esta reina, la Gran Bretaña alcanzó un alto grado de gloria y prosperidad, pero no recobró sus derechos con la plenitud que merecían los grandes esfuerzos que había realizado para conseguirlos y sucedió lo siguiente:

  • Se permitió subsistir la Cámara Estrellada, que era un tribunal del crimen, instrumento poderoso de la tiranía de ambos Enriques.
  • Se instituyó el tribunal perseguidor de la Alta Comisión, espionaje organizado, creado para satisfacer las venganzas y los odios del gobierno
  • El ejércicio del poder monárquico fue arbitrario y despótico

Jacobo I

Este rey profesaba sin rebozo los principios del mas ilimitado y puro absolutismo, sin poner barreras a su autoridad y consideraba concesiones imprudentes de los soberanos anteriores a él, todas las facultades de que gozaba el Parlamento y todas las garantías de que disfrutaba el pueblo ingles.

Carlos I

Cuando tomó el trono Carlos I, el panorama era el siguiente:

  • La nobleza estaba aniquilada
  • Los comunes conocieron que en ellos se fijaban las esperanzas de la nación inglesa y procuraron no frustarlas
  • Todo el reinado de Carlos I fue una constante pugna entre el trono y la cámara

"The petition of rights"

Carlos I, desconociendo los peligros que le rodeaban, se obstinó en igualarse en poder con los monarcas absolutos de Europa y provocó un estallido general.

Pero tuvo que ceder y humillado firmó la famosa acta "the petition of rights" y otra posterior, en las cuales se declararon lo siguiente:

  • Se declararon contrarios a las leyes los empréstitos forzosos
  • También los tributos disfrazados con el nombre de donativos ("bounties")
  • Se abolieron las prisiones arbitrarias
  • Se acabó con la ley marcial
  • La constitución recobró su esplendor antiguo

Proceder de Carlos I

El pueblo poseía cuanto le era necesario para su independencia y su felicidad y lo habría conseguido si sus caudillos hubieran tenido mas moderación y Carlos I hubiera procedido con sinceridad, observando sus juramentos pero no se conformó con unas limitaciones y restricciones tan injuriosas a su autoridad de soberano.

Por la conducta y conservaciones de Carlos I, la nación conoció los peligros que le amenazaban y estalló otra vez con mas furor que la primera vez, formando parte de la contienda el fanatismo de las sectas rivales y se rasgó la constitución y el monarca fue juzgado y ejecutado.

"Commonwealth"

Sucedió a la monarquía, la mal llamada república "commonwealth", pero no fue mas que un despotismo militar, que solo podía matener un hombre de grandes talentos y temple vigoroso, Oliverio Cromwell.

Carlos II

La muerte de Cronwell, dejó abandonada a la nación inglesa a si misma, que tan solo quería orden, libertad y reposo y fue proclamado rey Carlos II y recibido por sus súbditos con aquel estusiamo afectuoso que suele acompañar la reconciliación.

Proceder de Carlos II

Pero Carlos II, no podía olvidar la suerte de su padre y la nación entera se presentaba ante sus ojos, como reo de aquel crimen y decidió recobrar las antiguas facultades de la Corona y solo esperaba una ocasión oportuna de quebrantar las promesas que habían sido condiciones forzosas a su elevación al trono.

Reacción del Parlamento ingles

El Parlamento procedió con energía y se abrogaron las leyes contra los herejes y se estableció que el Parlamento se reuniese una vez cada tres años a los menos, proclamándose la célebre acta de "Habeas Corpus" y fue cuando se pusieron, ante una monarca carente de toda noción de justicia y moralidad, los mas firmes apoyos a los derechos mas opuestos al poder arbitrario.

Despues de la muerte de Carlos II empezó el reinado de Jacobo II.

Jacobo II

Jacobo II siguió abiertamente el proyecto que había sido fatal para su familia y tuvo la temeridad de dejarse provocar a una contienda de la que era imposible salir airoso y estimulado por cierto espíritu de despotismo y celo monástico, se precipitó contra la roca en que había de fracasar su poder y su dinastía, realizando lo siguiente:

  • Empleó en sus proclamas y otros actos públicos las inusitadas voces de poder absoluto y obediencia ilimitada
  • Se arrogó la facultad de abolir las leyes
  • Procuró abolir la religión que la mayoria de la nación había abrazado y por cuyo medio se habían enriquecido muchos personajes y se había formado un clero opulento y numeroso

Los ingleses viendo combatidas las bases de su existencia política, se sustrajeron de la obediencia que habían jurado al monarca y se creyeron absueltos de todas las obligaciones que con el trono les ligaban.

Destronamiento de Jacobo II

Mas esta revolución no se hizo como la que derribó a Carlos I, ya que se hizo este destronamiento de Jacobo II de forma breve y fácil y la nación se reunió para la elección de sus representantes, declarandose vacante el trono y se estableció una nueva linea de sucesión, despues de haber sancionado el Parlamento el célebre "bill of rights".

"Bill of rights"

Se tratata de una confirmación solemne de la Carta Magna y de todas las demas inmunidades y privilegios que se habían conquistado en los reinados posteriores y se exigió al nuevo rey un juramento mas preciso y determinado que el que había prestado sus predecesores y se consagró como formula perpetua para los juramentos de coronación, declarándose ilegal y nula la imposición de tributos sin la sanción del Parlamento.

Revolución de 1688

Fue la tercera época célebre en la historia constitucional de Inglaterra y quedaron establecidos completamente los principios de la sociedad civil y la Gran Bretaña tuvo una constitución con las principales disposiciones legislativas, ejecutivas..ect.

Referencias

Artículos relacionados

Bibliografía

  • Enciclopedia moderna: Diccionario universal de literatura, ciencias, arte, agricultura, industria y comercio, 1851-54, Madrid, Francisco de Paula Mellado (Palabra Inglaterra, páginas 211-368)
  • Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano, 1887-1910, Brcelona, Montaner i Simón editores.
  • Dicionario histórico enciclopédico, 1830, Barcelona, Tomo III

Bibliografía complementaria

  • Almódovar del Río, Pedro Francisco de Luján y Góngora, Duque de.-Constitución de Inglaterra, Madrid, B.O. del E.; C. de E.P. y C., 2000
  • Cheterton, G.K..-Pequeña historia de Inglaterra, Madrid, 192?
  • Elton, J..-El Imperio británico, Barcelona, 1948
  • Fleury, J.A..-Historia de Inglaterra:.., Madrid, 1857, 3 volumenes
  • Jhonson, .S..-Later roman Britain, London, 1986
  • Mantoux, P..-La Revolución industrial en el siglo XVIII:..., Madrid, 1962
  • Maurois, A..-Historia de Inglaterra, Barcelona, Ariel, 2007
  • Potter, T.W..-Roman britain, Cambridge, 1983
  • Stenton, F.M..-Anglo-Saxon England, London, 1985
  • The Oxford history of Britain, Oxford, 2001
  • Trevelyan, G.M..-English social history:.., London, 1986; Historia política de Inglaterra, México, 1984
  • Verne, Julio.-Historia de los grandes viajes y grandes viajeros, Barcelona, R.Sopena, 1939, (Contiene:Hannón-Herodoto-Nearco-Eudoxio-Piteas-César-Estrabón-..ect)
  • Walter, G..-La Revolución inglesa, Barcelona, Grijalbo, 1971
  • Wooward, E.L..-Historia de Inglaterra, Madrid, Alianza, 1982

Notas

  1. Compendio de historia universal/ Ramón Ruiz Amado, Barcelona: Librería religiosa, 1917