La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Guitarra

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

La guitarra (también llamada viola o guitarra criolla, por ejemplo en Argentina y Cuba, respectivamente) es un instrumento musical de cuerda pulsada, compuesto de una caja de madera con un agujero acústico en el centro de la tapa, seis cuerdas y un mástil sobre el que va adosado el diapasón o trastero. Sobre el diapasón van incrustados los trastes. Es el instrumento más reconocido en géneros como blues, rock y flamenco. También es utilizada en géneros tales como rancheras y gruperas, además del folclore de varios países. Por su portabilidad y la posibilidad de ser interpretada tanto melódica como armónicamente, es uno de los instrumentos más populares en todo el mundo, a lo que contribuye su facilidad de aprendizaje.

Tipos de guitarra

De ordinario, la guitarra suele conocerse también como "guitarra española", "guitarra clásica", "viola" (Argentina) o "guitarra criolla" (Cuba). Conviene respetar esas denominaciones, para distinguirlas de otros instrumentos con los que está estrechamente emparentada y que tienen un uso tanto o más extendido que la propia guitarra "española".

Guitarras del renacimiento y barroco

Las guitarras del renacimiento y barroco son ancestros de las guitarras clásicas. Son más delicadas y producen un sonido más débil. Son más fáciles de distinguir de otras guitarras, ya que su cuerpo es más delgado y plano.

Guitarra acústica

El adjetivo "acústica" es tomado directamente del inglés (acoustic) por el uso que de dicho adjetivo hacen los anglófonos, para diferenciar la guitarra de caja con respecto a la guitarra eléctrica. Es claramente equívoco, pues la guitarra, por definición, es un instrumento acústico. Ocurre que la guitarra llamada "acústica" deriva de lo diseños de CF Martin y Orville Gibson, principalmente, luthieres americanos que desarrollaron su actividad principalmente a finales del S. XIX. Por ejemplo, para denominarlas los alemanes utilizan el adjetivo "western" (literalmente "guitarras del oeste", como las películas), lo que se acerca más a su naturaleza y a la clase de música que las hizo populares.

La guitarra conocida comúnmente como "acústica" se caracteriza por tener normalmente una caja más ancha con "hombros" más rectos y un mástil más estrecho (aún admitiendo los innumerables tipos de guitarra acústica), pero su principal característica es que usa cuerdas metálicas, de níquel o acero. Ello produce una mayor resonancia y un sonido más brillante y agudo que una guitarra española.

Como las españolas estas guitarras se llaman así por emitir su sonido sin ningún tipo de amplificación eléctrica, sólo por transducción de la fuerza mecánica. Así las cosas, esta catalogación lleva a confusión, pues entre las guitarras "no eléctricas" hay dos tipos principales, que se distinguen por el tipo de cuerdas y la construcción del cuerpo: las guitarras llamadas "españolas" o "clásicas" (que tienen cuerdas de tripa, hoy nailon) y las llamadas "acústicas", con cuerdas metálicas y el cuerpo normalmente mayor. Las clásicas se tocan normalmente sentado aunque, como es usual en las acústicas y eléctricas, también pueden colgarse mediante una correa si se adaptan. En México, éstas son usadas en los mariachis y otras bandas.

Guitarra de flamenco

Guitarra Flamenca con dos golpeadores

En España existe una variante muy extendida, similar a la guitarra clásica, de la que es difícil distinguirla a simple vista, conocida como guitarra de flamenco o "guitarra flamenca". Realmente, el repertorio clásico se incorporó a la guitarra relativamente tarde y la guitarra fue desde su más remota evolución un instrumento popular, por lo que no sería descabellado admitir que la guitarra auténtica es la de flamenco, mientras que la guitarra clásica es la evolución.

Varía su sonido por una construcción ligeramente distinta y el uso de distintos tipos de maderas. La guitarra flamenca tiene un sonido más percusivo, su caja es un poco más estrecha, y generalmente las cuerdas están más cerca del diapasón.

La guitarra flamenca tiene menos sonoridad y ofrece menos volumen que una guitarra clásica de concierto, pero su sonido es más brillante, y su ejecución es más fácil y rápida, debido a la menor altura de las cuerdas, lo que permite que se pueda hacer menos presión con los dedos de la mano izquierda sobre el diapasón.

Tradicionalmente las clavijas de afinación eran completamente de palo y se embutían en la pala de la guitarra de forma perpendicular a ella.

Suele llevar debajo de la roseta o agujero un guardapúas, golpeador o protector (a veces también uno superior), para evitar que los rasgueos y golpes que se dan en la tapa armónica, tan típicos en el Flamenco, afectan a la madera.

Guitarras rusas

Estas guitarras contienen siete cuerdas en vez de seis. La afinación de esta guitarra es completamente distinta a la española, ya que no es simplemente una guitarra acústica con una cuerda añadida.

Guitarras eléctricas

Una guitarra eléctrica es una guitarra con uno o más transductores electromagnéticos llamados "pastillas" que convierten las vibraciones de las cuerdas en señales eléctricas capaces de ser amplificadas y procesadas. Hay tres tipos fundamentales de guitarras elécricas: las de cuerpo sólido, las de cuerpo semi sólido y las de cuerpo hueco. Históricamente las primeras en inventarse fueron las de cuerpo hueco, al derivarse de guitarras de caja a las que se incorporaba un micrófono para poderse escuchar en las bandas de Jazz.

Las guitarras de cuerpo sólido carecen de caja de resonancia, de forma que el cuerpo es un trozo de madera en el que van embutidos los micrófonos o "pastillas". Los modelos más conocidos son la Gibson Les Paul o las Fender Stratocaster y Telecaster. Las guitarras eléctricas de cuerpo semi sólido, a veces con agujeros al exterior con formas en "f" similares a los de las cajas de resonancia de los violines y otros instrumentos acústicos. Las guitarras semisólidas, como la Gibson ES-335 o la Fender Telecaster Thinline tienen un bloque central para evitar los acoples.

La guitarra eléctrica necesita siempre ser conectada a un amplificador o a un sistema de amplificación, mesas de mezclas, etc., mediante un cable coaxial (normalmente un conector jack 6,3 mono). La guitarra eléctrica es uno de los insturmentos más importantes hoy en día, y aún diríamos imprescindibles en muchos géneros musicales modernos.

Guitarras electroacústicas

Son guitarras de caja (española o acústica) que poseen un previo de amplificación electrónico para conectarse a una fuente amplificada externa. También son llamadas guitarras electrificadas, término que hemos de reputar sinónimo, y que resalta el hecho de que el sistema de previo puede haberse instalado en origen o por el propio usuario.

La electrificación de una guitarra de caja elimina el uso del micrófono, ya que se conecta como una guitarra eléctrica a un amplificador externo. Ello evita en gran medida los acoples y facilita la labor del ingeniero de sonido en las grabaciones. Sin embargo, el sonido no es exactamente el mismo, ya que el micrófono que recoge el sonido se encuentra dentro de la caja y no fuera, que es donde se escucha el sonido real de la guitarra.

La diferencia con una guitarra eléctrica de caja (que son las que se usan habitualmente en Jazz) es sobre todo el tipo de pastilla, pues mientras estas guitarras usan piezos y dan un sonido más natural, la guitarra eléctrica normalmente usa pastillas magnéticas y da un sonido nuevo y distinto.

Guitarras MIDI

Son guitarras especiales o adaptadores para guitarras convencionales que permiten controlar un sintetizador vía MIDI (protocolo de transmisión de datos que permite enviar información musical entre distintos dispositivos conectado por medio de cables). De esta manera, un guitarrista que no tiene habilidad para ejecutar un teclado o un órgano electrónico puede dispararlos desde una guitarra MIDI.

Una técnica básica es la de utilizar un conversor monofónico de frecuencia de audio a MIDI (Pitch to MIDI converter) tomando la señal de audio de la guitarra por medio de colocar un micrófono en la boca de la misma o por medio de su salida de audio. También se comercializan puentes más sofisticados que pueden detectar la vibración de cada cuerda por separado de tal forma de poder ejecutar acordes, es decir, que poseen polifonía de 6 voces o simultaneidad de disparo de notas.

También existen guitarras MIDI totalmente electrónicas que poseen algo así como teclas o pads en los trastes y aletas a manera de cuerdas a la altura de donde estaría ubicada la boca de una guitarra convencional.

Una guitarra MIDI puede emularse por medio de programas informáticos que convierten señales de audio a MIDI, aún en tiempo real.

Historia

Existen evidencias arqueológicas de que en 1400 a.C. los hititas crearon instrumentos de cuerda parecidos a la lira —el instrumento de varias cuerdas más sencillo y antiguo del mundo— pero con el agregado de una caja de resonancia, por lo que serían antecesores de la guitarra.

En la India estos instrumentos eran conocidos en idioma sánscrito como sitâr, palabra que daría origen a la palabra "guitarra".

Estos instrumentos llegaron hasta los griegos, que deformaron ligeramente su nombre, kizára, que los ingleses transliteran kithara. Luego tomaron este nombre e instrumento modificándolo por chíttara, que en castellano se terminó llamando cítara.

El primer instrumento con mástil fue la ud árabe, cuyo nombre los españoles terminaron fundiendo erróneamente con su artículo: «la ud» femenina se convirtió en el masculino «laúd». Fueron precisamente los árabes quienes introdujeron el instrumento en España, donde evolucionó de acuerdo a los gustos musicales de la plebe bajo dominación musulmana.

En la Península Ibérica la guitarra era ya muy utilizada a finales del siglo XVII, cuando Gaspar Sanz compone su Instrucción de música sobre la guitarra española y métodos de sus primeros rudimentos hasta tañer con destreza. Anteriormente había guitarras de nueve cuerdas: una cuerda simple y cuatro "órdenes" —pares de cuerdas—.

En todo caso, parece claro que fue en España donde tomó carta de naturaleza, pues a diferencia de las guitarras construidas en otros países y lugares de Europa, donde se fabricaban guitarras sobrecargadas de incrustaciones y adornos que la hacían casi imposible de tocar, la guitarra española se hacía para ser tocada y fue tan popular que incluso Sebastián de Covarrubias, capellán de Felipe II y egregio lexicógrafo español, llegó a decir: "la guitarra no vale más que un cencerro, es tan fácil de tocar que no existe un campesino que no sea un guitarrista".

Aunque todos los países reivindican su intervención en la invención de la guitarra (con especial mención de los franceses, muy reivindicativos en este punto) aspectos tales como la forma, la estructura y la afinación, derivan directamente de la guitarra tal como los luthieres españoles la diseñaban, sin olvidarnos de los europeos como Stauffer, de quien derivan los diseños de su discípulo CF Martin.

A finales del siglo XVIII y principios del XIX, algunas guitarras usaban seis cuerdas simples y emplearon unas barras de refuerzo debajo de la tapa armónica. Estas barras fueron añadidas para reforzar la estructura y permitieron adelgazar la tapa para obtener una mayor resonancia y una mejor distribución del sonido a lo largo de la tapa armónica. Otros desarrollos contemporáneos incluyen el uso de un mástil reforzado y elevado usando madera de ébano o palisandro, y la aparición de un mecanismo de tornillo metálico en lugar de las clavijas de madera para afinar. (Es importante destacar que el trastero elevado ha tenido un gran impacto en la técnica del instrumento porque las cuerdas estaban demasiado lejos de la tapa armónica de forma que había que apoyar uno de los dedos de la mano derecha para que sirviera de soporte a los demás). Estas guitarras serían reconocidas inconfundiblemente como las primeras guitarras clásicas.

En los comienzos del siglo XIX, en los trabajos de los españoles Agustín Caro, Manuel González, Antonio de Lorca, Manuel Guiterrez y otros constructores europeos incluyendo a Rene Lacote y a Johann Stauffer encontramos las características de los precursores más directos de la guitarra clásica moderna. Johann Stauffer, vienés, tiene una reputación legendaria. Como adelantábamos, en su tienda aprendió a construir guitarras C. F. Martin, que luego se trasladaría a los Estados Unidos y cuya firma sigue construyendo guitarras hoy en día. También desarrolló el trastero elevado, a petición de Luigi Legnani, el guitarrista y primer interprete de los conciertos de Paganini. Sus otros avances en la construcción de la guitarra incluyen un mástil ajustable y reforzado con acero y las clavijas de tornillo sin fin que todavía se usan en las guitarras modernas.

Hacia 1850, la guitarra se preparó para el más importante desarrollo que hubiera tenido desde sus comienzos: el trabajo de don Antonio de Torres Jurado. Con el apoyo de Julian Arcas y sus propias y brillantes intuiciones, don Antonio de Torres Jurado refinó los soportes estructurales de la guitarra incluyendo siete varas extendidas bajo la tapa armónica. Aumentó también el tamaño de la caja de resonancia y el ancho del mástil. Estas innovaciones influyeron en la mejora del volumen del sonido y la respuesta en los bajos así como el descubrimiento de una técnica para la mano izquierda para el enriquecimiento del repertorio. Ahora la guitarra ya estaba preparada tanto para las demandas del solista como para las del conjunto instrumental.

El luthier español José Ramírez III junto al guitarrista Narciso Yepes le agregaron cuatro cuerdas más en las graves, sobre un amplio mástil cuyos múltiples trastes permiten ampliar notablemente la gama de sonidos de la mano izquierda. Narciso Yepes tocó por primera vez esta guitarra de diez cuerdas en Berlín en 1964 y, a partir de ese año, fue su instrumento habitual en los conciertos, especializándose en piezas renacentistas y barrocas.

Partes de la guitarra

Partes de la guitarra eléctrica
Partes de la guitarra española o clásica
Partes de la guitarra clásica y eléctrica
  1. Clavijero
  2. Cejilla (también cejuela o puente superior)
  3. Clavija
  4. Trastes
  5. Tensor del mástil
  6. Marcadores de posición
  7. Diapasón
  8. Cuello
  9. Caja (clásica) o cuerpo (eléctrica)
  10. Pastillas o micrófonos
  11. Perillas o controles de volumen y tono
  12. Puente
  13. Protector o golpeador
  14. Tapa
  15. Tapa armónica
  16. Aro
  17. Roseta
  18. Oído o boca
  19. Cuerdas
  20. Mástil

Algunas guitarras poseen más de un diapasón (máximo conocido 5 mástiles) o sobrepasan las 7 cuerdas.

Afinación

Las cuerdas de la guitarra se nombran de abajo hacia arriba —desde las más agudas a las más graves— con números ordinales: primera cuerda o cuerda prima, segunda cuerda, tercera cuerda, etc. También se las conoce con el nombre de su nota de afinación —como se hace también en los violines, violas, violonchelos y contrabajos—: la cuerda mi4 —la primera cuerda—, la cuerda si3 —la segunda—, sol3 —la tercera—, re3 —la cuarta—, la2 —la quinta— y mi2 —la sexta— siendo el do4 la nota central de un piano. En algunas obras el compositor pide al guitarrista que baje dos semitonos, o un tono, la sexta cuerda —desde el mi2 al re2—.

En las partituras las cuerdas se nombran con números romanos: I, II, III, IV, V y VI. Las obras para guitarra se escriben en clave de sol, transpuestas una octava más aguda como si la guitarra fuera un instrumento más agudo: el mi4 de la primera cuerda al aire se escribe como si fuera un mi5 —el mi del cuarto espacio del pentagrama con clave de sol, contado de abajo hacia arriba—.

A las tres cuerdas más graves —la cuarta, quinta y sexta cuerda y, particularmente, a esta última— se las llama "bordonas", mientras que "bordonear" es la ejecución de un bajo acompañante de una obra de música.

También se cambian las tonalidades de las cuerdas poniendo una cejilla que se sitúa un traste más alto por cada semitono que se quiera aumentar. Por ejemplo si se coloca una cejilla en el primer traste la afinación sería la siguiente: Fa4, la#3, re#3, sol#3, Do2 y Fa2 "por que las notas Mi y Si No Tienen sostenidos"

La guitarra de diez cuerdas es como la suma de una guitarra común de seis cuerdas y un contrabajo —afinado normalmente: sol2, re2, la1 y mi1—.

Hueco especial para notas agudas

End of Guitar.jpg

La forma de las guitarras no siempre es simétrica. Las guitarras eléctricas y algunas acústicas y clásicas suelen presentar una especie de curva para facilitar el acceso a los trastes más cercanos a la boca, para llegar hasta las notas más agudas. Este corte en la caja se suele llamar "cutaway". Dependiendo de si el guitarrista es diestro o zurdo, la guitarra se construirá con ese hueco ubicado a uno u otro lado de la caja armónica.

Ejecución

La guitarra se toca apoyando la caja armónica sobre el regazo, con el mástil o diapasón hacia la izquierda. Esto hace que las cuerdas más graves queden arriba y las más agudas abajo.

Para tocar la guitarra se apoyan los dedos de la mano izquierda sobre algunas cuerdas, oprimiéndolas contra el mástil o diapasón justamente entre los trastes —resaltes de metal incrustados a intervalos en el mástil— de manera que a las cuerdas les quede la longitud libre correspondiente a la altura o sonido deseada.

Una vez que se ha fijado de esta manera la longitud de todas las cuerdas o de las cuerdas que se desea pulsar, la mano derecha las rasguea, puntea o arpegia, generando una melodía si toca un sonido por vez, un acorde si se ejecutan dos sonidos o más, o una armonía si se arpegia ese acorde.

Asimetría: Para los principiantes, la mano izquierda del guitarrista es la que realiza el trabajo más difícil para tocar la guitarra, ya que se debe apoyar la yema de todos los dedos de la mano —excepto el pulgar, que generalmente se ubica detrás del mástil de la guitarra— con mucha firmeza. Sin embargo, para los más expertos —una vez aprendidos los movimientos de la mano izquierda — la verdadera dificultad está en la habilidad con la derecha.

En la guitarra electrica se suelen utilizar diversas tecnicas principalmente en el rock. Entre ellas se encuentran el tapping (popularizado por Eddie Van Halen); el sweep picking (Malmsteen, Jason Becker), etc.

Las guitarras para zurdos

Muy pocos de los guitarristas zurdos que tocan con la guitarra "al revés" mantienen las cuerdas tal como se ubican en el orden normal de la guitarra, ya que las notas graves les quedarían abajo, haciéndose difícil de tocar. Sin embargo, estos zurdos se las arreglan para tocar invirtiendo el gesto del rasgueo y el punteo: en vez de hacerlo siempre hacia abajo, lo hacen hacia arriba. Así toca por ejemplo Santiago Feliú, guitarrista y cantautor cubano de la Nueva Trova Cubana, y tocaban Jimi Hendrix o Kurt Cobain.

La mayoría de los guitarristas zurdos al poner al revés la guitarra se ven obligados a invertir también el orden de las cuerdas, para que las cuerdas graves queden arriba de las agudas. En el caso de instrumentos eléctricos con cutaway, la construcción del instrumento suele ser especial para zurdos, con los controles, las salidas, el clavijero y los recortes y acomodos de la forma de la guitarra hechos como una imagen especular de una guitarra para diestros.

No obstante, también es muy común el caso de zurdos que aprenden a tocar este instrumento del mismo modo que lo haría un diestro, sin causar ningún problema en el aprendizaje y la interpretación de obras con la guitarra, como es el caso del guitarrista principal del grupo Oasis, Noel Gallagher, el guitarrista argentino Juanjo Domínguez o Mark Knopfler de los Dire Straits.

Referencias

Artículos relacionados


Notas

¡Ayúdanos a ampliar este artículo!
Este artículo es, por ahora, sólo un esbozo. Ampliándolo ayudarás a mejorar la Enciclopedia Libre.
Para ello escribe aquí.

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Wikipedia, publicada con licencia CC-BY-SA 3.0.