La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Guerra Fría

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Artículo de la Enciclopedia Libre Universal en Español.
(Redirigido desde Guerra fría.)
Saltar a: navegación, buscar

Los aliados de la segunda guerra mundial eran ideológicamente muy diferentes, incluso antagonistas en la concepción de la sociedad. Había profundas diferencias ideológicas, de metodología política y de concepto económico; que se habían dejado de lado durante la guerra, pero que afloran una vez terminada esta. Estas dos concepciones del mundo se enfrentan por el poder y por el dominio del mundo, y de Europa.

Las democracias occidentales y la Unión Soviética desconfiaban mutuamente de la sinceridad de su alianza. Aun antes de acabar la guerra era opinión de determinados sectores aliados que se debía continuar el avance de los ejércitos del frente europeo hasta conquistar Rusia, en la que, dominada por el severo régimen impuesto por José Stalin se veía un peligro. Por su parte los soviéticos desconfiaban de los países capitalistas.

Europa, tras la guerra, está totalmente devastada, y es incapaz de garantizar su propia defensa. Necesitan de los EE.UU. y la URSS, para asegurar la paz. En las conferencias de Teherán, Yalta y Postdam, las dos grandes potencias se reparten el mundo en áreas de influencia. Esto quiere decir: que la otra potencia no intervendrá en el área de influencia ni los problemas ajenos. Sin embargo, no dejan de hacer intentos de penetración en el área de influencia contraria, lo que provoca tensiones y conflictos que durante años estarán a punto de provocar una guerra abierta. En ocasiones, esta guerra sí se declara abiertamente en el área de conflicto. El período que se abre después de la guerra es una época de continuos conflictos locales entre ambos bloques, sin que estos se enfrenten definitivamente. Será la política de bloques en la que se enfrenten el bloque capitalista contra el bloque comunista.

Durante la liberación de Europa, la URSS ocupa todo el centro y el este del continente. Sólo Yugoslavia se libera a sí misma, pero también hace una revolución socialista, de la mano de Tito. Estados Unidos y el Reino Unido declaran que no están más que de paso, en Alemania, con sus ejércitos. Su retirada genera una situación de desequilibrio. Por otro lado, el socialismo tiene gran prestigio en Europa y en muchos países gana votos en las elecciones; incluso los partidos comunistas tienen posibilidades de ganar las elecciones en lugares como Italia. Además, la virtual ruina económica es un caldo de cultivo propicio para el avance de las ideologías socialistas, y hay una posibilidad real de que se generalice una revolución socialista en toda Europa, bajo la cobertura del Ejército rojo. De hecho, en la zona liberada por el Ejército rojo, y con el apoyo de este, se instala, en todos los países, el partido comunista en el poder, por medios más o menos pacíficos.

El proceso de toma de poder de los partidos comunistas en la Europa del este es más o menos similar en todos los países. Primero se crea un gobierno de coalición con todos los grupos que han integrado la resistencia, para organizar el Estado de la posguerra. En este momento las exigencias comunistas son muy moderadas. En segundo lugar los comunistas se hacen con los puestos más relevantes del Estado. Luego se aparta del poder, o se purga, a los no comunistas. Y por último se proclama el Estado comunista como una democracia popular, es decir: un país en el que el partido comunista controla el Estado pero no ha hecho la revolución. En estos países se declara que la igualdad y la justicia social están por encima de la libertad individual, pero poco a poco se van a convertir en dictaduras de partido, en las que tampoco se garantiza la igualdad ni la justicia social.

En 1948 se termina el proceso, con el golpe de Praga. En Checoslovaquia el partido comunista accede al poder por medio de un golpe de Estado. Esto alarma a los socios aliados. Estados Unidos y la Europa occidental empiezan a temer la extensión del proceso a todo el continente. En 1946, Churchill había advertido, en su discurso de Zúrich, del peligro de expansión comunista, y proclama su teoría del telón de acero, y de la unión de la Europa occidental contra el comunismo.

Será en 1947 cuando se materialice la ruptura de Europa en dos bloques antagónicos. La política exterior de EE.UU. cambia de tendencia y se vuelve intervencionista. Estados Unidos toma conciencia de ser la primera potencia mundial, aumenta su gasto militar y se lanza la doctrina Truman para detener el avance comunista en todo el mundo. Se aprueba el plan Marshall, puesto que se considera que la única forma de detener el avance comunista en Europa es con el desarrollo económico. El telón de acero se levanta no sólo por los regímenes políticos, sino también por las diferencias económicas entre ambos bandos. Se forman dos bloques enfrentados que se unen militarmente: la OTAN y el Pacto de Varsovia. Serán los futuros contendientes en una eventual guerra, y los protagonistas de la guerra fría. Alemania se divide entre los dos bloques. En 1949 se crean dos Estados alemanes con dos gobiernos diferentes, uno comunista, el de la RDA (República Democrática Alemana) y otro capitalista, el de la RFA (República Federal Alemana).

Vista la situación en la Europa occidental los comunistas son apartados de todos los gobiernos de los que forman parte. En Italia, donde tienen más posibilidades de hacerse con el poder, se crea el Pentapartido, una coalición de cinco partidos que gobernará Italia hasta 1993, con el objeto de que los comunistas no formen gobierno, aunque sean la fuerza más votada. Este proceso de instauración de dictaduras comunistas en los países del este hace que, en la Europa occidental, las políticas se desvíen hacia la derecha.

Pero la guerra fría no se queda en los límites de Europa, sino que se extiende por todo el mundo. Las grandes potencias inician una carrera armamentística que comienza por la obtención y el desarrollo de la energía atómica. Este es un conflicto sordo que amenaza con una guerra nuclear definitiva y totalmente destructiva, lo que paraliza las instituciones internacionales, como la ONU. La estructura de las relaciones internacionales se vuelve bipolar. Aún no ha surgido el Tercer Mundo, como fuerza independiente, en las relaciones internacionales.

En 1949 China proclama la República Popular sin la ayuda de la URSS. El bloque comunista gana extensión y población. En 1950 China ayuda a Corea en su «liberación» y estalla la guerra de Corea (1950-1953) en la que interviene Estados Unidos. Se enfrentan Corea del Norte contra Corea del Sur. Los modelos comunista y capitalista. Una psicosis de pánico se extiende por toda Europa ante el temor de la expansión del imperialismo ruso en Occidente. Los EE.UU. ayudan a Corea del Sur, con el apoyo de la ONU, y China ayuda a Corea del Norte. La guerra termina en 1953, consagrando la división del país, en torno al paralelo 38º. En 1956 comienza la intervención de EE.UU. en Vietnam. Una vez que los franceses han decidido retirarse, Vietnam consigue la independencia en 1945, pero por su carácter comunista entra en guerra con Francia. Las victorias comunistas llevan al acuerdo de dividir el país, en 1954, por el paralelo 17º. Este acuerdo debe ser ratificado en un plebiscito en 1956, pero estalla una guerra civil, ante la negativa a celebrar el referéndum en Vietnam el Sur, propiciada por los grupos comunistas de Vietnam del Sur: el Vietcong, y Estados Unidos comienza a intervenir en 1956, y hasta 1973. La guerra fría no tolera la neutralidad y cada país se alía a uno de los dos bandos, o bloques, formándose así alianzas militares como la OTAN, la OTASE y el Pacto de Varsovia. La política de Marshall de ayuda económica es sustituida por la ayuda militar y se inicia una carrera nuclear y de alta tecnología militar. Una carrera por el prestigio que en el campo civil se plasmó en la carrera espacial.

En 1953 muere Stalin, y accede a la dirección de la Unión Soviética Nikita Jruschov, que en el XX congreso del PCUS condena el estalinismo; iniciándose, así, un período de distensión en las relaciones entre los bloques. En 1955 se reúnen en Ginebra Dwight Eisenhower y Jruschev, pero no se acuerda nada en concreto, a parte del valor simbólico del encuentro. Las formas de la guerra fría subsisten, pero el ambiente político es otro, comienza lo que se ha dado en llamar la coexistencia pacífica.

En 1959 Fidel Castro triunfa en Cuba y se inicia una revolución comunista en las puertas de los EE.UU. que intentan derribarla por todos los medios. Pero Cuba recibe ayuda de la Unión Soviética y la revolución se mantiene. En 1963 la URSS pone una base militar en Cuba, con misiles atómicos. Este será uno de los episodios de mayor tensión directa entre la Unión Soviética y Estados Unidos. La crisis de los misiles termina con la retirada de la URSS, pero la guerra ha estado a punto de estallar.

En 1960, y durante todo el período, estallan numerosas crisis en los países del Tercer Mundo: todas ellas tienen de fondo el enfrentamiento entre EE UU y la URSS; desde Namibia, la crisis del Canal de Suez, el conflicto árabe-israelí, las guerras de emancipación coloniales, las guerrillas latinoamericanas, Angola o Afganistán, crisis que explota en 1979. La URSS invade Afganistán, y se inicia una guerra de la que se tendrá que retirar diez años después sin haber solucionado los problemas.

Tras la coexistencia pacífica, en 1980 comienza otra escalada de la guerra fría con la política de rearme que inicia Ronald Reagan; conocida en los medios de comunicación como la guerra de las Galaxias, por tener como principal motivo la colocación de misiles en el espacio. Estados Unidos trata de renovar su armamento nuclear.

Con la descolonización surge una nueva fuerza internacional con la que hay que contar en las relaciones internacionales, el Tercer Mundo, que se unen en la Organización de los Países no Alineados. Estos países tienen sus propias reivindicaciones, que difieren de la política de bloques, aunque todos tomarían partido en caso de guerra real.

En 1985 llega al poder en la Unión Soviética Mijaíl Gorbachov, un comunista que pretende transformar el sistema para que no se pudra. Inicia una serie de reformas económicas y de apertura ideológica: que es el inicio de una nueva distensión entre los dos bloques. En 1987 se reúnen en Ginebra Gorbachov y Reagan, unas conversaciones que continuarán en Washington. Las conversaciones tiene como fin el desarme de las dos potencias, desarme nuclear. Las conversaciones son fructíferas, y se inicia el desmonte de numerosas armas atómicas. El 9 de noviembre de 1989 cae el muro de Berlín. Comienza una serie de reacciones en todo el bloque del Pacto de Varsovia que harán caer a todos los regímenes comunistas en la Europa del este. Incluso en la URSS, que desaparece en 1991. Así termina la política de bloques y la guerra fría.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas


Otras fuentes de información
Páginas didácticas sobre Historia