La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Guerra de los Seis Días

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

La Guerra de los Seis Días (en hebreo: מלחמת ששת הימים; Milhemet Sheshet Ha-Yamim) fue fue un conflicto bélico que tuvo lugar entre el 5 y el 10 de junio de 1967, y enfrentó a Israel y los estados vecinos de Egipto, Jordania y Siria. Los estados árabes de Irak, Arabia Saudita, Sudán, Túnez, Marruecos y Argelia contribuyeron también con tropas y armas.[1] Al final de la guerra, Israel recuperó Jerusalén oriental y tomó el control de la península del Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania y los Altos del Golán.

Tras numerosos enfrentamientos fronterizos entre Israel y sus vecinos árabes, en particular Siria, el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser expulsó a la Fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas (UNEF) de la península del Sinaí en mayo de 1967. La fuerza de mantenimiento de paz estaba en la región desde 1956, durante la Guerra del Sinaí.[2] Egipto había acumulado 1.000 tanques y cerca de 100.000 soldados en la frontera con Israel[3] (lo que anticipaba una nueva agresión contra Israel) y bloqueó los Estrechos de Tirán, entrada natural al puerto israelí de Eilat, a todos los buques que enarbolan banderas israelíes o llevaban materiales estratégicos, recibiendo fuerte apoyo de otras naciones árabes. Israel respondió con una movilización similar que incluyó el reclutamiento de 70.000 reservistas a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).[4]

Antecedentes

En 1947, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció un plan para la división del territorio de Palestina en dos estados, que posteriormente se conocerían como Israel y Palestina, quedando Jerusalén como ciudad bajo mandato internacional. Los países árabes y los líderes de la comunidad árabe en Palestina rechazaron el plan, dando lugar a la Guerra de Independencia de Israel, que acabó con la victoria del ejército judío y la proclamación del estado de Israel.

Los países árabes no aceptaron el resultado de esta guerra y continuaron con acciones de guerrilla contra Israel, lo que llevó a este país a intervenir junto a Francia y el Reino Unido en la Guerra de Suez (1956). Esta guerra fue una victoria militar, pero una derrota política para los tres aliados, ya que la gran presión diplomática por parte de los Estados Unidos y de la Unión Soviética forzó a Francia, Inglaterra e Israel a retirar sus ejércitos. A cambio de retirar sus ejércitos del Sinaí, Israel obtuvo indirectamente de Egipto el compromiso de detener su envío de guerrillas contra Israel. Como resultado, las relaciones entre Egipto e Israel se tranquilizaron (en la medida en que esto era posible) por un tiempo. Además, un cuerpo especial de la ONU, conocido como UNEF por sus siglas en inglés, fue desplegado en la península del Sinaí, interponiéndose entre israelíes y egipcios.

Hacia la guerra

Sin embargo, la presión constante de la opinión pública de los países árabes forzaba a sus líderes a continuar la lucha contra Israel. Como parte de esta lucha, Egipto continuó apoyando guerrillas, e impulsó una alianza militar con Siria en 1966. Tanto Siria como Egipto estaban respaldados por la Unión Soviética.

El 17 de mayo de 1967, Egipto solicitó formalmente a la ONU la retirada de las tropas de interposición (UNEF), y comenzó a remilitarizar el Sinaí y la frontera con Israel. El 23 de mayo del mismo año, Egipto bloqueó los estrechos de Tirán, lo que según Israel contradecía las Leyes Marítimas de la ONU y era causa de guerra. El 30 de mayo, la presión popular en Jordania logró apartar al rey Hussein de su tradicional alianza con las potencias occidentales y le obligó a unirse a la alianza egipcio-siria, otorgando el mando de sus fuerzas a un general egipcio.

Tras recibir una serie de respuestas ambiguas por parte de los Estados Unidos y de la ONU, y tras nombrar Ministro de Defensa a Moshe Dayan el 1 de junio de 1967, Israel se creyó forzado a actuar ante el bloqueo y el despliegue militar egipcio, dando comienzo la guerra propiamente dicha.

5 de junio: Operación Foco

El 5 de junio de 1967, a las 07:10 horas, el ejército israelí inició la ofensiva lanzó la Operación Foco, ideada entre otros por Ezer Weizman. En unos 30 minutos, 200 cazabombarderos surcaban los aires y los blindados se dirigían hacia las zonas fronterizas con Egipto y Siria.

Esta operación consistía en una serie de ataques a primera hora de la mañana contra las bases aéreas egipcias, para atrapar a los aviones egipcios en tierra a la vuelta de su tradicional primera ronda al amanecer, alrededor de las 8:00 de la mañana. Israel poseía una información extremadamente detallada de las bases egicipias a atacar, llegando a incluir una lista completa de todos los pilotos egipcios y su rango, así que la hora de ataque fue escogida para maximizar el número de aviones enemigos en tierra; así, en los diversos ataques israelies durante la mañana del 5 de junio, Egipto perdió 286 de sus 420 aviones de combate, así como 13 de sus más importantes bases aéreas y 23 estaciones de radar. Israel, por el contrario, perdió sólo 19 de sus 250 aviones de combate.

Las graves pérdidas sufridas por los egipcios, tanto en aviones como en bases de lanzamiento de aviones, dieron a Israel ventaja en los combates aéreos durante toda la guerra, explicando en parte el favorable desarrollo de la misma para el bando israelí.

Pocos minutos después del comienzo de la Operación Foco, las fuerzas terrestres de Israel, divididas en 3 divisiones comandadas por Ariel Sharon, Abraham Yoffe e Israel Tal invadieron la península del Sinaí defendida por 7 divisiones egipcias. Tal no encontró resistencia en el norte del Sinaí, ocupando así la Franja de Gaza. Sin embargo, Sharon y Yoffe encontraron una fuerte resistencia por parte de las tropas del general Sa'di Nagib en Umm Qatef.

El primer ministro de Israel, Levi Eshkol, envió un mensaje al rey Hussein de Jordania: «No emprenderemos acciones contra Jordania, a menos que nos ataque».

En el frente central, Israel tenía la esperanza de que la participación de Jordania en la guerra sería sólo testimonial y una confrontación real no llegaría a producirse; sin embargo, esta esperanza se vio defraudada cuando las tropas jordanas lanzaron, alrededor de las 11:15 de la mañana, una serie de bombardeos sobre la parte israelí de Jerusalén y un ataque sobre algunos de los principales edificios, entre ellos, la Casa de Gobierno. A las 12:30 del mismo día, las fuerzas aéreas israelíes atacaron a las fuerzas aéreas jordanas, atrapándolas en tierra y destruyéndolas en gran medida.

El frente norte, Siria usó su artillería ubicada en los Altos del Golán para bombardear los asentamientos israelíes de Galilea, mientras que la aviación israelí destruía más del 60% de la fuerza aérea siria.

6 de junio: Captura de Umm Qatef y Gaza, cerco de Jerusalén

En la mañana del 6 de junio, la divisiones de Sharon y Tal conquistaron Umm Qatef y El-Arish, mientras que Yoffe avanzó por el centro de la península del Sinaí en una carrera por ocupar los principales pasos antes que las tropas egipcias y lograr así su captura. En Gaza, por el contrario, tras cruentos combates que provocaron la mitad de las bajas israelíes en todo el frente sur, los principales centros de mando egipcios se rindieron, permitiendo a Israel ocupar totalmente la Franja.

La guerra alcanzó ese día también a las tropas de tierra de Israel en el frente central, que ocuparon Latrún, Ramala y Jenín, a la vez que se completaba el cerco de Jerusalén y las unidades de paracaidistas se preparaban para el asalto al centro histórico, la Ciudad Vieja. Las fuerzas aéreas israelíes realizaron ataques contra la base iraquí H-3, probablemente la última esperanza jordana de recibir cobertura aérea para el resto de la guerra.

En el norte, Siria continuó con sus ataques contra los asentamientos israelies, pero se negó a enviar tropas en auxilio de Jordania

7 de junio: Captura de Jerusalén

Con la captura de Sharm el Sheij el 7 de junio por parte de unidades de la marina y de paracaidistas, Israel logró reabrir los estrechos de Tirán, e inmediatamente declaró un estatuto de agua internacional de libre paso para los barcos mercantes. Al mismo tiempo, las tres divisiones israelíes del frente sur apresuraron su marcha, llegando a alcanzar el Canal de Suez. Al acabar el día, toda la península del Sinaí —excepto parte de la costa occidental— estaba bajo control israelí.

En el frente central se produjo uno de los hechos más significativos de toda la guerra, cuando la brigada de paracaidistas del general Mordejai "Mota" Gur ocupó la Ciudad Vieja de Jerusalén, incluyendo el Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas. Asimismo, las divisiones israelíes en Cisjordania ocuparon Nablús, Judea y Hebrón entre otras ciudades, llegando incluso a cruzar el río Jordán.

8 de junio: Ataque contra el Liberty, propuesta de tregua

El 8 de junio no se produjeron combates de importancia en ningún frente, destacando sólo la ocupación de algunas pequeñas localidades en Cisjordania y el Sinaí. Sin embargo, debido probablemente a un error de identificación, las fuerzas aéreas y navales de Israel atacaron el barco estadounidense Liberty, provocando 34 muertos y 173 heridos. Las 13 comisiones oficiales de investigación (10 en Estados Unidos y 3 en Israel) han concluido que el ataque se debió a un error israelí, aunque algunas fuentes mantienen que el ataque fue intencionado.

Asimismo, el 8 de junio se realizó una propuesta de tregua que fue aceptada por Egipto pero no por Siria, lo que llevó a Israel a lanzar la campaña contra Siria de los días 9 y 10 de junio. A partir de este día, casi no hay actividad en los frentes sur y central de la guerra.

9 de junio: Ataque contra Siria

Apoyadas por continuos ataques de las fuerzas aéreas israelíes, las tres divisiones del frente norte y una división de refuerzo traída desde Cisjordania lanzaron un ataque contra los Altos del Golán. Aunque las fuerzas aéreas fueron incapaces de destruir la atrincherada artillería siria, consiguieron provocar la huida de un importante número de combatientes sirios, permitiendo a Israel ocupar Qala', Tel 'Azziziat y otras localidades cercanas. Creyendo que las pérdidas eran mayores de las reales, el ejército sirio emprendió la retirada la noche del 9 de junio.

10 de junio: Último día de guerra

Ante la retirada de las tropas sirias, las divisiones israelíes pudieron avanzar en todo el frente, llegando a ocupar la importante ciudad de Cuneitra, y con el camino expedito hacia Damasco. Sin embargo, ante la inmensa presión diplomática, Israel aceptó el alto al fuego sugerido por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, terminando así la guerra.

Consecuencias de la guerra

La derrota sufrida por Egipto, Siria y Jordania fue considerada humillante en esos países, que incluso llegaron a argumentar la intervención militar de Estados Unidos y el Reino Unido para justificar el éxito de la operación Foco israelí. Este sentimiento de humillación llevó al ataque conjunto egipcio-sirio en la Guerra del Yom Kippur.

Israel acabó la guerra habiendo aumentando su territorio considerablemente, con la incorporación de los Altos del Golán, Cisjordania (incluyendo Jerusalén), la Franja de Gaza y la península del Sinaí. De todos estos territorios, Israel devolvió la península del Sinaí a Egipto como parte de los acuerdos de paz de Camp David en 1982, más o menos al mismo tiempo que concedía la ciudadanía israelí a los habitantes de Jerusalén y de los Altos del Golán, cuyos territorios formaron parte a partir de entonces de Israel tras su anexión unilateral. En agosto de 2005, Israel evacuó todos los asentamientos de la Franja de Gaza para ceder su control a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), siguiendo su plan de retirada unilateral israelí.

Además de la expansión territorial, Israel demostró por medio de esta guerra a sus vecinos árabes su capacidad militar, y su voluntad para usar dicha capacidad.

Referencias

Fuentes empleadas y notas

  1. Prelude to the Six Days
  2. Oren, Michael. "The Six-Day War", in Bar-On, Mordechai. Never-Ending Conflict: Israeli Military History, Greenwood Publishing Group, 2006, ISBN 0275981584, p. 135.
  3. Pimlott, John. Middle East Conflicts: From 1945 to the Present, Orbis, 1983, ISBN 085613547X, p. 53.
  4. Ben-Gurion Diary: May-June 1967 Israel Studies - Volume 4, Number 2, Fall 1999, pp. 199-220


Otras fuentes de información


El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Wikipedia, publicada con licencia CC-BY-SA 3.0.