La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Geografía de España

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

España está situada en Europa Occidental, ocupa la mayor parte de la Península Ibérica y, fuera de ella, dos archipiélagos (el de las Islas Canarias en el Océano Atlántico y el de las Islas Baleares en el Mar Mediterráneo) y dos ciudades, Ceuta y Melilla, en el norte de África. Su extensión es de 504.750 km2. El monte más alto de la península es el pico Mulhacén, en Granada, que tiene 3.478 metros.

Situación

La mayor parte del territorio se encuentra en la península ibérica, que comparte con Portugal. Esta es la península más meridional del continente europeo. Se encuentra aproximadamente entre los paralelos 36º 00’ N, y 43º 47’ N, y entre los meridianos 9º O y 3º E. Limita al norte con el mar Cantábrico, Francia y Andorra, al oeste con el océano Atlántico y Portugal, al sur con el océano Atlántico, el mar Mediterráneo, Marruecos y el Reino Unido; y al este con el mar Mediterráneo. Se trata, pues, de un país mediterráneo, tanto por su ubicación como por su orientación, su organización y su entorno cultural.

Tiene una forma similar a la de un cuadrilátero y mide, 850 kilómetros de longitud aproximadamente de este a oeste la península y unos 1.000 kilómetros de norte a sur.

Sp-map-es.png

Cabos, golfos y costas de la península

El punto más septentrional de la península, y de España, es el cabo Estaca de Bares, latitud 43º 47’ 38” N, que se encuentra en la provincia de La Coruña. El punto más meridional de la península es el cabo de Punta de Tarifa, latitud 36º 00’ 08” N, que se encuentra en la provincia de Cádiz. El punto más occidental de la península en España es el cabo Touriñán, longitud 9º 17’ 50” O, que se encuentra en la provincia de La Coruña. El punto más oriental de la península es el cabo Creus, longitud 3º 19’ 13” E, que se encuentra en la provincia de Gerona.

Otros cabos importantes en la península son el cabo San Vicente al sur de Portugal, el cabo Roca (el punto más occidental de la península ibérica: 9º 17’ 36”) y el cabo Raso cerca de Lisboa, el cabo de Gata en la provincia de Almería, el cabo de Palos en Murcia, y el cabo de la Nao en Alicante. Además del del cabo de Ajo en Cantabria, cabo Finisterre en La Coruña (9º 17’ 36”) y el cabo Peñas en Asturias.

Además de los cabos son destacables los golfos. Los golfos más importantes son el golfo de Vizcaya, en el mar Cantábrico, el golfo de Cádiz en el océano Atlántico, el golfo de Valencia y el golfo de León en el Mediterráneo.

España tiene más de 7.500 kilómetros de costa. A la mayor parte de las costas españolas se les ha dado un nombre. La costa Verde se encuentra en Asturias, la costa de la Luz en Huelva y Cádiz, la costa del Sol en Málaga, Granada y Almería, la costa Blanca en Almería, Murcia y Alicante, la costa del Azahar en Valencia y Castellón, la costa Dorada en Tarragona y Barcelona y la costa Brava en Gerona.

Puntos de la España insular, Ceuta y Melilla

Las islas Baleares son un archipiélago de mar Mediterráneo. Se encuentran a unos 300 kilómetros al oeste de la península. Aquí se encuentra, pues, el punto más oriental de España, el cabo Esperó, longitud 4º 19’ 46” E, en la isla de Menorca.

Las islas Canarias son un archipiélago de origen volcánico del océano Atlántico. Se encuentran a unos 1.400 kilómetros al sur de la península, en frente de las costas saharianas de Marruecos. Aquí se encuentra el punto más meridional de España, el cabo Punta de los Saltos, latitud 27º 38’ 10” N, en la isla de El Hierro, provincia de Santa Cruz de Tenerife. También está aquí el punto más occidental de España, el cabo Roque de Guincho, longitud 18º 09’ 33” O, que también está en la isla de El Hierro.

Las islas Canarias se encuentran en el huso horario del meridiano 15º, mientras que el resto de España está en el huso horario del meridiano de Greenwich, lo que quiere decir que el mediodía se produce una hora más tarde. No obstante, la hora oficial de España está modificada con respecto a su huso horario, por lo que tiene la hora del resto del continente, una hora más en invierno (CET) y dos horas más en verano (CEST). En las islas Canarias se encuentra el monte más alto de España: el Teide, en Tenerife, con 3.718 metros.

España también tiene territorio en África; plaza de soberanía española. Las ciudades de Ceuta y Melilla son los dos enclaves pertenecen a España. Ceuta fue conquistada por Portugal en 1415 y pasó a formar parte de España en 1580 con Felipe II. Melilla fue conquistada por los Reyes Católicos en 1497.

Las plazas de soberanía española, son territorio soberano español en el norte de África: Ceuta, Melilla, isla de Alborán, Peñón de Vélez de la Gomera, Islas Chafarinas e islas del Peñón de Alhucemas.

Geografía física

Relieve

El relieve de la península ibérica se articula alrededor de una gran unidad central, la meseta, de elevada altitud media (650 m). La meseta está dividida en dos unidades totalmente diferentes: el macizo ibérico y las cuencas sedimentarias; a demás de estar dividida en dos submesetas, una al norte y otra al sur del Sistema Central. La orogenia alpina es la responsable del rejuvenecimiento de las estructuras hercinianas, pero también de la creación de nuevas cordilleras y depresiones. Durante la orogenia alpina se crean dos cordilleras: los Pirineos y las Cordilleras Béticas, y dos fosas tectónicas la del Ebro y la del Guadalquivir.

La red hidrográfica española

La red hidrográfica española se guía por la pauta que le marca el relieve. Se organizan en cuencas hidrográficas más o menos grandes. En ellas se instala un gran río colector, es decir un río que desemboca en el mar, y dirige el drenaje de la cuenca. El relieve muestra la acción de las aguas corrientes.

En la meseta encontramos tres grandes cuencas, la del río Duero que drena la submeseta norte, la del río Tajo que drena la región entre el Sistema Central y los Montes de Toledo, y el río Guadiana, que recoge las aguas de la submeseta sur. Otras dos grandes cuencas son las que se corresponden con las fosas alpinas: la del río Ebro en el norte y la del río Guadalquivir en el sur. Por último, hay que considerar las múltiples cuencas que partiendo de los sistemas montañosos externos se dirigen al mar. Son la del Norte, que vierte al Atlántico, la del Sur que vierte al Mediterráneo, la del Segura, la del Júcar-Turia y la de los Pirineos orientales.

Cuestión a parte es la red hidrográfica insular, en Baleares y en Canarias, donde no hay ríos propiamente dichos.

Los lagos, en España, son pocos y pequeños, pero tienen gran importanci ecológica. Tienen dos orígenes básicos endorreico (téctonicos y volcánicos), como de origen exorreico (glaciares, cársticos...) en incluso de origen mixto.

La complejidad de la Hidrografía de España merece un estudio más detallado, así como de los ríos de España.

Tipos de clima

Por la posición que ocupa, entre los 36º y el 46º de latitud Norte y en la fachada occidental del continente, la península ibérica tiene un clima mediterráneo, pero también está afectada, en la fachada noroccidental, por el clima marítimo de la costa oeste del Atlántico. También encontramos el clima subtropical seco, en Almería y Murcia, y el clima tropical seco y húmedo, en Canarias.

Debido al relieve, el clima mediterráneo dominante tiene una marcada tendencia a la continentalización, tanto por la altitud media, elevada, como por la orla montañosa exterior que impide el paso de los vientos húmedos del oeste. Esta continentalización está agravada por la deforestación y las actividades humanas.

Los centros de acción que dominan la península son: el anticiclón de las Azores, con masas de aire tropical marítimo; y la depresión de Islandia, que canaliza las borrascas del frente polar y trae aire polar marítimo. Otros centros de acción menores son: La depresión de Liguria, que se forma en otoño; el anticiclón siberiano, que actúa en invierno y permite la aparición de anticiclones locales en el centro de la península, y la borrasca subsahariana, que actúa en verano enviando aire tropical continental a la península.

En invierno afectan las borrascas del frente polar, que traen lluvias suaves y frías. Hacia la mitad del invierno la atmósfera se estabiliza gracias a la aparición de anticiclones térmicos en el centro del territorio. El tiempo dominante en invierno es frío y seco.

En primavera, el frente polar se desplaza hacia norte, afectando de lleno a la península, y permite la llegada de precipitaciones suaves. El frente polar se debilita y permite la alternancia de borrascas y anticiclones. Pero este anticiclón es el de las Azores, por lo que el tiempo se hace más templado.

En verano afecta plenamente el anticiclón de las Azores. En esta estación el tiempo es seco, soleado y caluroso, con la llegada de olas de calor subsaharianas. Las altas temperaturas permiten la aparición de tormentas, principalmente al final del verano.

En otoño vuelve a descender el frente polar, y a penetrar las borrascas y el aire frío polar en formaciones de gota fría. Este aire frío se encuentra con el aire cálido y húmedo, con lo que se generan lluvias torrenciales de gran potencia. La borrasca del mar de Liguria robustece este fenómeno de gota fría. En esta época también se alterna el tiempo ciclónico y el anticiclónico, por las variaciones del frente polar.

Las islas Canarias tiene un clima tropical seco y húmedo de gran estabilidad térmica y del régimen de lluvias. Los centro de acción que afectan a Canarias son: la zona de convergencia intertropical y el anticiclón de las Azores, que gobiernan los alisios. Pero también aquí llegan los coletazos de las borrascas del frente polar. El clima canario está dulcificado por la presencia de la corriente fría de Canarias.

Vegetación

La variedad biogeográfica de España es muy notable: la mayor de Europa y una de las mayores del mundo. Aquí encontraremos muchísimos endemismos. Esta diversidad biocenótica es fruto de tres factores: la complejidad litológica, la variedad climática y la situación de la península en la zona de transición entre dos regiones: la región Eurosiberiana y la región Mediterránea, del imperio Holoártico. Además, Canarias pertenece al imperio Africano-Malgache y a la región Macaronésica. Es decir la vegetación de la España húmeda, la España seca, Canarias y la cliserie de las montañas españolas. Todo ello conforma las características de la vegetación de España.

Desde comienzos del siglo XX ha habido una preocupación por conservar ciertos parajes naturales singulares para que las generaciones futuras los conociesen tal y como eran. Esta idea romántica ha quedado desplazada desde los años 70 cuando se comprendió que la intervención humana en el medio podía modificar las condiciones tan drásticamente que haría imposible la vida humana sobre la Tierra. Desde entonces los Estados han hecho un esfuerzo por proteger determinados lugares para garantizar la buena salud de la naturaleza.

En España existen varias figuras legales de protección, las más importantes son: los parques nacionales, las reservas naturales, los monumentos naturales y los paisajes protegidos. Las diferencias entre ellas son los grados de protección. El parque nacional tiene una protección integral posee valores ecológicos, científicos y estéticos de primer orden. La protección se extiende a las inmediaciones, lo que se conoce como preparque. Las reservas naturales protegen diversos ecosistemas de las acciones que puedan suponer un deterioro. Los monumentos naturales protegen diversos lugares especialmente singulares de intervenciones que los modifiquen. Y los paisajes protegidos son lugares especialmente destacables por sus valores estéticos, protegidos de intervenciones en el paisaje. Internacionalmente también existen las figuras de protección. La más importante es la de reserva de la biosfera, que obliga a los gobiernos a vigilar aún más por que se cumplan las medidas de protección.

Geografía humana

La agricultura en España

La agricultura española actual es deudora de tres momentos clave, su situación en los años 30, la concentración parcelaria del franquismo y la inserción de España en la Unión Europea. Por estas razones es necesario analizar la evolución de la agricultura en España y la producción agropecuaria en España.

La industria en España

La industria en España llega de la mano de las instituciones públicas y del capital extranjero de los países industrializados. Fue un largo proceso que comenzó en el siglo XIX.

En principio la burguesía española no apostó por la industrialización con lo que se quedó atrasada con respecto a las economías europeas más pujantes. Sin embargo, bastó para iniciar una tímida pero constante industrialización. Ha sido un proceso en el que tuvieron especial importancia las regiones carboníferas, así como otras industrias extractivas, el textil, la siderurgia y la química. La industria española tiene una etapa particular entre 1940 y 1973 (durante el franquismo), sufre la crisis de 1973, una crisis que habrá de superar en los años 80 con la reconversión industrial. Particular interés tiene la generación de energía eléctrica, ya que España es un país dependiente.

El sector terciario en España

La actividad terciaria es uno de los sectores clave de la economía. Consiste en la prestación de servicios a las personas y a las empresas de tal manera que puedan dedicar su tiempo a trabajar o al ocio, sin necesidad de hacer todas las tareas que requiere la vida en una sociedad desarrollada. En España son de especial importancia los subsectores del comercio exterior, ocio y el turismo, las telecomunicaciones y el transporte: ferrocarril, carreteras, puertos y aeropuertos y transportes especiales.

El sector terciario en España

La población de España

España tenía 44.108.530 habitantes al 1 de enero de 2005, según el Instituto Nacional de Estadística.

El solar español ha estado poblado desde la Prehistoria, y podemos seguir su rastro a lo largo de la historia. Pero sobre la población española debe de estudiarse el ciclo demográfico antiguo, la transición demográfica y el ciclo demográfico moderno, así como la distribución de la población española y la emigración española y la inmigración actual. La población y la sociedad española actual es una comunidad plenamente desarrollada, con los problemas de cualquier país europeo rico.

Tabla de la población de España
Año Población Fuente
1900 18.616.630 Censo
1910 19.990.669 Censo
1920 21.388.551 Censo
1930 23.677.095 Censo
1940 26.014.278 Censo
1950 28.117.873 Censo
1960 30.582.936 Censo
1970 33.956.047 Censo
1981 37.742.561 Censo
1991 39.433.942 Censo
1996 39.669.394 Padrón
1998 39.852.651 Padrón
1999 40.202.160 Padrón
2000 40.499.791 Padrón
2001 41.116.842 Censo
2002 41.837.894 Padrón
2003 42.717.064 Padrón
2004 43.197.684 Padrón
2005 44.108.530 Padrón
2006 44.708.964 Padrón

Fuente INE

Las ciudades en España

Véase Historia del urbanismo que está hecho desde el punto de vista de las ciudades españolas.

División territorial de España

Raíces históricas de la ordenación territorial

España en el mundo

España es uno de los principales países del mundo tanto por su pertenencia a la Unión Europea como por su potencial económico. Sus relaciones con los demás países del mundo tienen una importancia capital tanto para las relaciones económicas privadas, como para su capacidad de influencia y arbitraje en los principales conflictos del mundo; como por ejemplo la importancia la Conferencia de Madrid, en 1991, que marca el comienzo de las negociaciones de paz entre los palestinos e Israel, y que se mantuvo hasta el comienzo de la segunda intifada en el 2000.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas

Bibliografía

  • ARTOLA, MIGUEL: «Enciclopedia de historia de España». Alianza. Madrid 1988
  • BOSQUE MAUREL, JOAQUÍN; Y VILÁ VALENTÍ, JOAN: «Geografía de España». Planeta. Barcelona 1990-1992
  • MIGUEL, AMANDO DE: «España cíclica». Fundación Banco Exterior. Madrid 1987
  • NADAL, JORDI: «La población española (siglos XVI a XX)». Ariel. Barcelona 1988
  • RODRÍGUEZ OSUNA, JACINTO: «Población y desarrollo en España». Cupsa. Madrid 1978
  • TERÁN, MANUEL; SOLÉ SABARÍS, L.; Y OTROS: «Geografía general de España». Ariel. Barcelona 1981
  • TERÁN, MANUEL; SOLÉ SABARÍS, L.; Y OTROS: «Geografía regional de España». Ariel. Barcelona 1987

Otras fuentes de información