La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Fuero de Guerra

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Con el nombre de Fuero de Guerra (Actualmente en España, existe un Código penal militar y ley procesal militar), se designaba en su acepción más genérica, el conjunto de exenciones y privilegios que disfrutaban los individuos del ejército, así como las leyes por las que se regían y los tribunales encargados de aplicarlas.

Historicamente

Historicamente, a dos principios obedecía el fuero de guerra, que eran los siguientes:

  • A la necesidad de una organización aparte, dadas las especiales circunstancias en que cumplía su difícil misión la sociedad armada.
  • El otro, a las remuneraciones que por los servicios penosísimos que en las guerras prestaban, les otorgó la liberalidad de los monarcas.
  • Cuantos privilegios y franquicias les fueron concedidos por esta última razón fueron mermándose con el paso tiempo y restringiéndose.

Finales del siglo XIX

Algunos privilegios y franquicias existentes a finales del siglo XIX eran los siguientes:

  • Fuero castrense.- En virtud de este fuero dependían del clero del ejército los siguientes:
    • Los que gozaban del fuero militar íntegro.
    • Por razón del servicio, los que seguían y servían en los ejércitos.
    • Por razón del lugar, los que residían en paraje sujeto a la autoridad militar (excepto Ceuta y los presidios menores de África.
    • Por razón de oficio, los que desempeñaban cargos en el vicariato.
  • Orden Administrativo.-Contenía este fuero exenciones.
  • Orden civil.-En materia civil tenía el Fuero de Guerra la competencia para prevenir las testamentarias o abintestato de los militares de todas clases.
  • Justicia militar.-Tribunales militares que estaban llamados a aplicar las leyes a los individuos sometidos al Fuero de Guerra.

Fuero castrense

Comprendía este fuero lo siguiente:

  • Las materias sacramentales.
  • La licencia concedida a todos los militares de mar y tierra adscriptos a cualquiera de los institutos del ejército y a los de la Armada (según organización de finales del siglo XIX y a sus familias, comensales,.ect), para comer todos tipo de comidas y carne saludables, exceptuando esta última, los siete Viernes de Cuaresma, el Miercoles de Ceniza y el Miercoles, Jueves, Viernes y Sábado de Semana Santa.
  • La dispensa de la obligación del ayuno y la licencia para comer carne, huevos y lacticinios, a los sargentos, cabos, trompetas, cornetas, músicos y a todos los soldados rasos de mar y de tierra.
  • Indulgencia plenaria a los aforados castrenses hallándose en peligro de muerte.
  • Otros.

Fuero en el orden administrativo

Contenía las exenciones siguientes:

  • La de no ejercer contra su voluntad oficios concejiles, es decir, el de concejal, diputado, provincial, juez municipal y otros cargos locales de naturaleza análoga (peritos, repartidor d ela contribución territorial..)
  • La de eludir los servicios de alojamientos y bagajes.
  • El pago de derechos de impuestos por el ingreso en cualquiera de las cuatro de Ordenes Militares ( Orden militar).
  • La de ser admitidos en los Tribunales y Ayuntamientos con uniformes propios de su clase.
  • La de que se guarde a todos los soldados y oficiales ausentes de su pueblo, en el cumplimiento de sus deberes militares, las exenciones que en aquellos le corresponderían por su calidad de vecinos de los mismos.
  • Otros.

Fuero civil

El Fuero de Guerra, en materia civil conservaba la competencia para prevenir la testamentaria de los militares y no hacían más que sustituir la intervención de los jueces ordinarios, que no seguían a los ejéritos en campaña y que en tiempo de paz no debían llevar su influencia a las cajas delos regimientos, a las cuentas de la companía o comisiones el servicio, al pabellón o alojamientos, a los ajustes del soldado o a la dependencia militar que estuviera a cargo del testador o del abintestador, para inspeccionar y entresacar los papeles, efectos o intereses que dejó de su personal pertenencia, segregándolos de aquellos que estuvieren en su poder por razón de su destino en el ejército.

Justica militar

Entendían los Tribunales del orden militar en las siguientes cuestiones:

  • En el orden civil, en cuanto a lo que se refería a hacer efectivas las responsabilidades civiles declaradas en sentencias firmes de dichos tribunales.
  • El fuero en el orden criminal es el que tenía verdadera importancia en la jurisdicción de Guerra y recaía, en cuanto a las personas, en los individuso que formaban parte del ejército, extendiéndose en algunos casos a conocer, contra personas no aforadas, por ciertos delitos que afectaban al ejército ya fuera:
    • Por su naturaleza.
    • Por el lugar o circunstancias en que se cometieran.

Tribunales militares

Los Tribunales militares llamados a aplicar las leyes a los individuos sometidos al Fuero de Guerra eran los siguientes:

  • En tiempos de paz:
    • Consejo de Guerra ordinario.
    • Consejo de Guerra de oficiales.
    • Capitanes Generales de distrito.
    • Consejo Supremo de guerra y marina.
  • En tiempos de guerra:
    • Los dichos anteriormente:
    • Según los casos:
      • Gobernadores de plazas sitiadas y bloqueadas.
      • Generales comandantes de tropa con mando independiente de los generales en jefe del ejército.

Administración

La administraban los siguientes:

  • En un principio, un auditor general.
  • Tenía el anterior sus delegados dependientes en los parajes donde se hallaban las tropas.
  • Estos funcionarios se llamaban de diferentes maneras:
    • Prebostes.
    • Capitanes de campaña.
    • Barracheles,ect.
    • Sobre la autoridad de los citados se expedieron las órdenes de Felipe II en 1587 y de Felipe IV en 1632.
  • Posteriormente, fue transmitida en la parte penal a los Consejos de Guerra de oficiales, concedidos por Felipe V en su Real Ordenanza llamada de Flandes, de 27 del 12 de 1701, a todos los tercios de infantería, caballería y Dragones (milicia), por lo siguiente:
    • Contener a las tropas por la más pronta resolución de las causas.
    • Por el mayor respeto que merecían los oficiales investidos con la facultad de juzgar.

Reales Ordenanzas de Carlos III

Según las Reales Ordenanzas de Carlos III, todos los delitos en que incurriesen las tropas, así fueran militares o comunes, debían ser juzgados por los Tribunales de guerra ordinarios:

  • El de oficiales generales conocía de los crimenes militares y demás faltas graves contra el servicio, cometidas por oficiales, jefes y paisanos aforados.
  • Los auditores siguieron ejerciendo lo que sE llamó "jurisdicción ordinaria" , enfrente de los Consejos llamados "extraordinarios".


Juzgados de los Capitanes Generales

Al efectos los juzgados de los Capitanes generales entendían en lo siguiente:

  • Los sumarios instruidos por los delitos comunes d elas citadas clases, de conformidad de las leyes y trámites de los tribunales comunes.
  • También eran competentes para resolver en primera instancia todas las acciones civiles contra individuos del ejército y de sus fallos se apelaba a la Sala de Justicia del Consejo Supremo de la Guerra, formada por ministros togados, el cual desempeñaba funciones análogas a la Audiencia Territorial y aun en ciertos casos al Tribunal Supremo, en recurso de casación.

Referencias

Bibliográficas

  • Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano, 1887-1910, Montaner i Simon editores.

Bibliografía complementaria

  • Instrucción militar, ó sea recopilación de penas militares, según ordenanza y reales órdenes, Madrid, 1825, 1 volumen.
  • Servicio bibliográfico de legislación militar.., Madrid, 1934-35, 2 volúmenes.
  • Colón de Larreategui, Félix.-Juzgados Militares de España y sus Indias, Madrid, 1817, 4 volúmenes.
  • Dominguez Muñoz, Carlos.-Legislación de Marina y del Ejército de 1912 a 1916...., Madrid, Antonio Marzo, 1916.
  • España. Real Decreto, 1766-10-04.-Decretos de S.M. dispensando varias gracias al Exercito..., Madrid?, 1766.;
  • España.-Recopilación de los reglamentos y ordenanzas militares, Madrid, 1724, varios volúmenes.; Colección General d elas Ordenanzas militares..., Madrid, 1764-1768, 10 tomos.
  • Péres y Pérez, Francisco.-Compendio de Colon:...Tratado de Juzgados militares, fundado en la Ordenanza General del Ejército y Ordenes posteriores..., Toledo, Severino lópez Fando, 1860.
  • Sartí, Manuel.-Prontuario permanente para liquidar toda clase de sueldos vencidos y pagados en Europa a los oficiales u otros individuos del Exercito.., Madrid, 1806. (Militares-Salarios)