La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Felis silvestris catus

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Gato doméstico
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Gnathostomata
Superclase: Tetrapoda
Clase: Mammalia
Subclase: Eutheria
Orden: Carnivora
Suborden:
Familia: Felidae
Subfamilia: Felinae
Género:
Especie:
Nomenclatura binomial: Felis catus
Autoridad binomial: Linnaeus, 1758

El gato doméstico (Felis silvestris catus) es un mamífero doméstico, de la familia de los felinos, con uñas retráctiles, carnívoro, de pelaje espeso y suave. Las hembras están preñadas 55 días y paren entre 2 y 6 gatitos, a los que dan de mamar entre 3 y 4 semanas. De los gatos se dice coloquialmente que tienen 7 vidas.

Animal tremendamente independiente que sólo recurre a solicitar la atención de su amo en determinados casos de juegos, avisos ó alimentaciones. A diferencia del perro, el gato doméstico sólo come lo que le apetece en cada ingesta, siendo éstas bastante numerosas al cabo del día. Es inútil buscar el él a un compañero de juego ó diversión si a éste no le apetece. Observar a un gato doméstico en cualquier actividad felina es un placer para el humano. Pulcro en todo momento, en su alimentación y en su baño, pasará desapercibido en el hogar. Le gusta tomar el mejor lugar del domicilio para su uso y disfrute, sea cálido ó fresco.

Era adorado en el Antiguo Egipto, e incluso se han encontrado momias de gatos. Los pueblos celtas lo consideraban un animal benéfico[1] (exceptuando el caso del monstruoso Gato Palu, claro esta). En la Edad Media en cambio fueron perseguidos por supersticiones y su supuesta conexión con las fuerzas del mal, lo que acrecentó el problema de las epidemias pues se alimentaban de los roedores que expandían gran parte de ellas.

En Japón se tiene como símbolo de buena suerte el Maneki Neko una estatuilla con forma de gato que tiene alzada una pata delantera y en la otra una moneda[2]. Así mismo los gatos han dado lugar a una criatura de su mitología: el Bakeneko era un gato que se ha convertido en una criatura sobrenatural por diversos motivos. A diferencia del Maneki Neko, el Bakeneko tiene connotaciones más negativas.

Algunos gatos padecen una extraña malformación genética, la astenia cutánea felina, que les hace poseer una parte en su anatomía similar a unas alas no funcionales[3]. Este efecto también puede deberse en ocasiones a anomalías en el crecimiento del pelaje.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas

  1. Pequeño diccionario de mitología céltica. Jean Markale. Jose J. de Olañeta, 2000. Página 70. ISBN 84-7651-868-4
  2. InStyle nº41, febrero de 2008. Pag. 140
  3. http://www.milgatos.com/1f023d9551130630a/1f023d95530df650d/24a6bc964b0a7130f/index.html ¿Gatos alados? - Milgatos.com


Otras fuentes de información


¡Ayúdanos a ampliar este artículo!
Este artículo es, por ahora, sólo un esbozo. Ampliándolo ayudarás a mejorar la Enciclopedia Libre.
Para ello escribe aquí.