La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Estatua de Zeus en Olimpia

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

La estatua de Zeus en el santuario de Olimpia estaba situada dentro del templo dedicado a este dios. Era una estatua criselefantina (es decir estaba hecha en marfil y oro). Medía 12 metros de altura. Representaba al dios sentado y en su mano izquierda portaba el cetro. El escultor griego Fidias (c.490-c.430 adC), comenzó a trabajar en ella alrededor del año 440 adC. El historiador griego Estrabón escribió sobre ella y cuenta que casi rozaba el techo del templo y que daba la sensación de que éste se rompería si al dios se le ocurría levantarse. La estatua de Zeus en Olimpia fue elegida como una de las siete maravillas del mundo conocido de la Antigüedad.

Descripciones de escritores antiguos

  • Estrabón (c. 63 adC.-c. 24 ddC.), cuenta que en una ocasión un pariente de Fidias llamado Panainos le preguntó sobre el modelo que el escultor tenía en la mente para representar a Zeus. Fidias le aseguró que había intentado representar al dios descrito por Homero en unos versos de la Iliada:
Así habló el Kronio Zeus...
su ceño azul frunció
los rizos de ambrosía llenos,
el inmortal movió
y del Olimpo los fuertes cimientos,
su gesto sacudió...
  • Pausanias (siglo II después de Cristo), describió ampliamente y con todo detalle el Zeus de Fidias. Decía que estaba sentado en un trono de oro y marfil. Llevaba una guirnalda de olivo en su cabeza. En su mano derecha sostenía una estatuilla de la Victoria, también de oro y marfil, que a su vez ofrecía la banda de la inmortalidad. En la mano izquierda sostenía un cetro rematado con el águila. Las sandalias y el ropaje eran de oro cincelado, con dibujos de orlas y lirios. El trono estaba decorado con profusión de relieves en miniatura: esfinges, horas, gracias, etc. En el escabel se veía un relieve representando el combate de Teseo y las Amazonas.

Pausanias relata también que cuando Fidias terminó la obra pidió al dios una señal de aprobación y que Zeus respondió enviando un rayo que dejó la marca de una grieta en el suelo. En tiempos de Pausanias esta grieta estaba protegida por una urna.

Desaparición de la estatua

Algunos historiadores piensan que la escultura pudo salvarse del incendio del templo provocado por los fanáticos cristianos de tiempos del emperador bizantino Teodosio II en el siglo V porque el escritor griego del siglo XI, Cedrenus, cuenta que formaba parte de las antigüedades del coleccionista Lauso de Constantinopla. Ahí se perdió el rastro.