La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Epilepsia rolándica benigna

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Epilepsia Rolándica Benigna

Para empezar diré que se trata de uno de los síndromes epilépticos mas frecuentes en la infancia, en concreto dentro de las parciales benignas que hay varios tipos, la rolándica representa la mayor en porcentaje, imagínense ustedes, estimados compañeros en el gremio que un hijo suyo con una edad comprendida entre los 2-7 años-11 años, se despertara de noche casi recién dormido el chaval, gritando y al acercarnos para ver lo que ocurre vemos que nuestro hijo no puede hablar tiene los ojos abiertos, nos sigue con la mirada pero no nos puede hablar (anartria), ademas vemos que la mitad de la cara se mueve de forma automática y llega incluso a girar la cabeza hacia el lado donde se están sucediendo dichos movimientos faciales (crisis versivas), ademas el niño no para de echar saliva por la boca (sialorrea), y puede el caso que nos ocupa llegar a tener movimientos anómalos de uno de los brazos y hasta de la pierna del mismo lado, todo en el mismo hemicuerpo, izquierdo o derecho. El cuadro cede en minutos y el crío vuelve a la normalidad mas absoluta llegándote a contar si me apuras perfectamente todo hasta las sensaciones raras que ha notado en la lengua, probablemente esa misma noche o a la mañana siguiente estamos con el chaval en el pediatra.

También denominada Epilepsia parcial benigna de la infancia con puntas centro-temporales. Es una de las Epilepsias parciales benignas de la infancia.

Se caracteriza por presentar crisis motoras hemifaciales, breves, simples, parciales, frecuentemente acompañadas por síntomas somestésicos. Las crisis pueden generalizarse en forma de crisis convulsivas. Ambos tipos de crisis, parciales y convulsivas, son frecuentes durante el sueño.

Inicio de los síntomas a los 3-13 años. Final de las crisis a los 15-16 años.

Frecuente predisposición genética, con predominio masculino.

En el EEG, se objetivan puntas o punta-ondas de gran amplitud en áreas centrales (rolándicas) o centro-temporales, que son activadas durante el sueño, tendiendo a difundir o a aparecer en áreas homónimas del hemisferio contralateral.

La localización del área de hiperexitabilidad neuronal parece ser que se sitúa al pie de la cisura de rolando, el foco de hiperexitabilidad neuronal, disfuncional, sin parecer ningún sustrato anatomico detras, camina a través de las ares motoras y sensitivas que circundan la cisura de rolando, recorriendo el llamado homúnculo de Pienfield y esplicando así la sintomatología arriba indicada, este tipo de síndrome generalmente incluye lengua labios, la hemicara contralateral al foco de hiperexitabilidad , así como brazo contralateral pero a veces se han visto casos de afectación en miembro inferior.

Parece existir una cierta correlación de las EBI-R con trastornos del aprendizaje y del comportamiento, no siempre pero existe un 20% de casos en los que coincide, así mismo existe una correlación con antecedentes familiares de epilepsia y de convulsión febril.Tiene un componente hereditario considerable que debemos de investigar, el tipo de herencia es autosomoca dominante.

Existen estudios que corroboran que pocas , por no decir mínimos porcentajes cursan con un pronostico poco favorable, pero en la inmensa mayoría de los casos la evolución es autolimitada en el tiempo y benigna.

Unos de los adjetivos que bajo mi punto de vista debe ir asociado al análisis de las EBI-R es la variabilidad, variabilidad en cuanto a expresión clínica, patrón intercritico EEG, localización del foco epileptógeno... Lo que se sabe que no es variable es el sustrato etiopatogénico, que no es estructural, ni criptogenético, sino más bien funcional.

Según algunos autores, la epilepsia rolándica benigna se asocia con determinados trastornos del aprendizaje y del desarrollo del lenguaje en un 20 % de los casos.

Es un síndrome que se estimula con el sueño. Es el sueño prácticamente el único factor inductor de crisis rolándicas. Ni las técnicas de estimulación disponibles hoy en día en los laboratorios de EEG, ni ningún otro factor salvo el sueño, puede activar el foco de anomalías paroxísticas. De hecho, las crisis suelen ocurrir durante el sueño o la siesta.


Autores de esta página


Primera versión copiada de WikiNeuro. El dueño de la wiki cede su contenido con la condición de mencionar la fuente.