La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Energía renovable

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Una energía renovable, es la que puede obtenerse de fuentes naturales capaces de regenerarse, y por tanto virtualmente inagotables. El uso de estas fuentes energéticas es la alternativa al modelo energético tradicional, por su disponibilidad (presente y futura) garantizada (a diferencia de los combustibles fósiles que precisan millones de años para su formación).

Es importante distinguir entre las fuentes que además de renovables son limpias y las que son contaminantes, porque producen residuos difíciles de reciclar, como gases o partículas dañinos, en diversos grados, para la atmósfera, la tierra o las aguas y, a la larga, para los seres vivos.

Actualmente hay en medios científicos y gubernamentales una gran preocupación por los efectos nocivos de la emisión del dióxido de carbono (CO2) que se produce en las combustiones de los compuestos de carbono (prácticamente todos los combustibles), que ha llevado a un gran acuerdo internacional, plamado en el Protocolo de Kioto, para reducir las emisiones de dióxido de carbono, y de ahí que sea importante esta distinción, pues las contaminantes no sirven para cumplir con los objetivos del compromiso.

Fuentes limpias

Fuentes contaminantes

  • La materia orgánica: biomasa (en sus versiones de leña, biodiesel, biogás) que son tanto más contaminantes, cuanto menor cantidad de hidrógeno tengan en su composición química.

También ha de tenerse en cuenta el menor impacto ambiental que producen las fuentes limpias; aunque en algunos casos éste puede ser muy grande, como el causado por la «presa de las Tres Gargantas», recientemente finalizada en China y que propició el desplazamiento de millones de personas y la inundación de muchos km2 de tierras.

Las energías renovables en la historia

Históricamente ha venido utilizándose la leña como combustible para los hogares domésticos, para el movimiento de máquinas (molinos y otras máquinas de viento o de agua) y en el transporte (navegación a vela), pero casi se dejaron de usar cuando se inventaron los motores de combustión y eléctricos, que resolvían el problema energético sin depender de los caprichos de la naturaleza.

También se utilizaba una energía teóricamente renovable, el carbón de madera (biomasa), en la forja catalana, con la cual se fundieron las armas (los cañones) que defendían las costas del Imperio Español, pero su uso inmoderado produjo probablemente la primera crisis de la energía de que se tiene noticia: la pérdida de los bosques de la España peninsular. Y no fue la única, hubo otras deforestaciones semejantes en los bosques de los Estados Unidos, quemados en locomotoras de vapor de los ferrocarriles o en las riberas del río Magdalena, en Colombia, quemados en las calderas de los barcos de vapor que surcaban el río.

Casi como una anécdota, puede añadirse que en los años 1970, cuando comenzó a hablarse de las energías alternativas, muchos que se consideraban ecologistas, emplearon hogares de leña para calentarse y, entendidos, preferían la leña de encina, por lo que muchos encinares desaparecieron quemados en sus hogares, ya que por entonces este árbol no tenía otra utilidad. Fueron salvados in extremis por el renacimiento del gusto por el jamón ibérico de bellota, aunque parece dudoso que, dado el largo tiempo necesario para que crezcan, se vuelvan a plantar nuevos encinares.

Las energías renovables en el mundo

Añade lo que consideres oportuno: niveles de implantación, gastos en I+D, ... ó lo que se te ocurra.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas