La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Enciclopedismo

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Definiciones breves

  • Relativo o referente a Enciclopedia.
  • Movimiento filosófico del siglo XVIII relacionado con la Ilustración, de espíritu racionalista, liberal y antirreligioso. Su idea principal estriba en proclamar la preponderancia de la razón frente a la autoridad, la fe y la tradición.
  • En Pedagogía, metodología didáctica que propugna los contenidos frente a los procedimientos en el aprendizaje.
  • El término enciclopedismo es equivalente y sinónimo de enciclopedista.
  • Conocimiento de múltiples y diversas cosas.

Evolución del enciclopedismo: del siglo XVIII hasta nuestros días

Introductoria

Ya desde la Antigüedad se intentaron elaborar varias recopilaciones de las distintas ramas de conocimientos y saberes en virtud de la época histórica de tales tentativas, entre otras:

En general, estas obras eran una justificación estructural de los saberes (una clasificación o taxonomía) más o menos extensas. A partir del s. XVIII, la enciclopedia se convierte en una suerte sistemática que abarca todas las disciplinas cognoscitivas, en especial las basadas en los principios de la naturaleza con raigambre empírica y las inspiradas a la luz de la razón. Sin embargo, a todo este tipo de compendios les subyace la idea pedagógica de transmisión del saber, que aún perdura, de algún modo, hasta hoy. El concepto moderno de enciclopedia hay que buscarlo en la Enciclopedia o Diccionario razonado de las ciencias, de las artes y de los oficios, obra colectiva publicada entre 1751 y 1772 y dirigida por Denis Diderot y ampliamente colaborada por Jean Le Rond d'Alembert. Entre los colaboradores de esta obra se encuentran personajes de la Ilustración francesa como Jean-Jacques Rousseau o Voltaire (véase L'Encyclopédie). El proyecto inicial emergió de la traducción de la obra de Ephraim Chambers, Cyclopaedia (1728); sin embargo, Diderot propuso la obra bajo una nueva impronta:

el de reunir los conocimientos dispersos sobre la tierra, dar a conocer el sistema de esos conocimientos a los hombres con los que convivimos y transmitirlos a los hombres que nos han de suceder (Diderot).

Las ideas de la Ilustración y del Enciclopedismo

Si algo caracteriza a la Ilustración es por ser un movimiento intelectual y artístico del s. XVIII que revisó la concepción de mundo y del hombre bajo los presupuestos de la razón (influidos por René Descartes) y de la experiencia (de corte empirista e inspirada en la obra de Isaac Newton). En filosofía, se rechazó la Metafísica más enmarañada, abrazando el estudio de la materia y de la vida bajo la observación de la naturaleza y sus leyes, lo que acarreó importantes avances científicos y el advenimiento de la separación intelectual entre ciencia y filosofía. El conjunto de los principios filosóficos ilustrados encontró en el enciclopedismo su método de acción e instrucción. Entendían que la razón conducía al descubrimiento de la verdad y que era la única fuente de conocimiento válida conjuntamente con la experiencia (Racionalismo y Empirismo).

La luz de la razón-. De inspiración cartesiana, la razón y la experiencia eran consideradas como únicas fuentes de conocimiento válidas, donde la razón era autónoma y capaz de percibir el mundo sin necesidad de recurrir a cosas distintas (p.ej. Dios). La razón -según los enciclopedistas del XVIII- tenía el límite de la experiencia y, por lo tanto, no aspiraba a un saber especulativo sino práctico. Así pues, la razón humana suponía la comprensión y la crítica de lo que en el mundo sucede y de la concepción del hombre tiene de esto mismo.

Deísmo-. La tradición religiosa cristiana del s.XVIII chocaba frontalmente con el puesto preponderante que los enciclopedistas otorgaban a la razón, ya que sus posturas eran muy críticas llegando al ateísmo. La opción mayoritaria del pensamiento ilustrado fue el deísmo o una especie de religión natural. Dios era considerado como creador del universo y de las leyes que lo rigen; si bien, no tenía influencia posterior, relegándose a una postura personalista sobre su creencia. El mundo funcionaba solo sin ningún Dios que lo manejara a su antojo. De este modo, se afirmaba la libertad del hombre frente a una idea de un Dios incognoscible. Los conceptos religiosos se recapitulan en un Dios que no necesita de cultos, ritos o tradiciones, que no interviene en la maquinaría cósmica aun siendo su fabricante.

Sensualismo-. Puesto que la naturaleza no necesitaba a Dios para funcionar y ser explicada, aquélla podría ser pergeñada en orden a leyes y principios naturales en su mismo devenir. Se manejaron dos perspectivas:

  • Mecanicismo: el mundo era un gran mecanismo (como un reloj) que funcionaba en una cadena de causas y efectos.
  • Naturalismo: en el mundo existían gran variedad de objetos y seres vivientes que convivían e interactuaban entre sí.

Por primera vez se consiguió explicar el mundo (equiparado a la naturaleza) de forma coherente basándose en hechos comprobados y en principios naturales, sin necesidad de recurrir a dogmas o a la religión; estableciendo a la razón y a su ciencia como independientes frente a la autoridad o el dogma. Científicos de esta época son, por ejemplo: Isaac Newton, Carl Linné, Georges Louis Leclerc y Antoine Lavoisier. Junto a estos y otros intelectuales, el s.XVIII fue un tiempo de grandes avances técnicos y científicos que iban a culminar en las dos centurias posteriores.

Moral y educación-. Según los enciclopedistas ilustrados, el comportamiento del hombre ha de regirse por la naturaleza (moral natural, que es buena en sí misma), que lo conduce a la felicidad a través de la razón. Propugnan las siguientes actitudes: tolerancia, beneficencia, solidaridad, derechos del hombre y del ciudadano (igualdad ante la ley, seguridad de la persona, disfrute de la propiedad, participación ciudadana en la legislación), etcétera. En su visión optimista existe la idea reformadora del hombre mediante la educación que, en la versión más radical, transformará la sociedad. El enciclopedismo nace con la idea pedagógica e idealista de enseñar todo a todos.

El Enciclopedismo Pedagógico

Objetivos de la enciclopedia original:

  • Comprender todos los conocimientos disponibles en cada época.
  • Sistematizar y estructurar su exposición.
  • Legar tales conocimientos a las generaciones futuras.
  • Generar una corriente crítica contra la superchería, el oscurantismo y los abusos de poder.

En tal sentido, el movimiento enciclopédico brota con un marcado vector pedagógico y didáctico; de ahí que preste a la Educación y a la formación del hombre gran interés. Éste parte de una visión optimista e idealizada de que el hombre es bueno por naturaleza y que es mediante la educación y el cultivo de las ciencias como se obtiene la transformación social (se entiende que a un estado superior que conlleva la felicidad). La idea genérica de enseñar todo a todos (la paidea universal) es poco realista; sin embargo, necesaria desde un punto histórico que desembocaría, por ejemplo, en la alfabetización de las gentes.

Básicamente, el enciclopedismo pedagógico que se lega a la posteridad, se fija en los contenidos y cifra la educación en la suma de conocimientos (un saber copioso). Este proceder, desde hace bastante tiempo, ha sido criticado en dos vertientes:

  • No se puede enseñar todo a todos. Existen diferencias individuales insalvables (verbi gratia, cualquiera que haya estado presente en una relación de enseñanza-aprendizaje con autistas, sabe perfectamente que captar su atención es ya un logro escénico importante), es más práctico saber cómo que saber qué, e incita a un conocimiento memorístico, a veces, sin relación aparente o que, el educando, no sabe interpretar.
  • El esencialismo. Trata de reducir al mínimo los contenidos, transmitiendo los esenciales y adaptados a la persona que los recibe.

A pesar de las críticas, el enciclopedismo pedagógico hay que contextualizarlo históricamente. Su optimismo es poco realista pero es bienintencionado, sobre todo cuando quiere hacer accesible la educación y la formación a todas las personas. Hoy podríamos matizar lo anterior a tenor de las necesidades y posibilidades de cada cual, de sus inclinaciones personales o mediatizar los contenidos mediante procedimientos no necesariamente memorísticos. El abanico de metodologías para enseñar y aprender es bastante amplio y no es indispensable afrontar una relación didáctica desde la única perspectiva de la acumulación de conocimientos de forma memorística. Es precisamente quienes diseñan los planes de educación general los que, en muchas ocasiones, olvidan la transversalidad del asunto y se sienten más seguros ante un listado -más o menos afinado- de contenidos sin atender a quién exactamente los va a recibir en un sistema de enseñanza dado. Los docentes, en alguna ocasión, en vez de atender a su artesanía didáctica, se vuelcan en la cómoda posición de verter un sinfín de contenidos y materias sin importarles mucho la retroalimentación de su entendimiento, procesamiento y relación por quien procede (el alumno). En esta tesitura, el enciclopedismo pedagógico, desde una perspectiva meramente didáctica, alcanza un significado peyorativo en la mayoría de los autores contemporáneos. Si bien, en sí, no es ni malo ni bueno. Y hoy, con el Hipertexto -relacional y buscador a todas luces-, el sentido de la enciclopedia y el enciclopedismo, encuentra nuevos campos semánticos que hacen replantear su binomio con la Pedagogía

Referencias

Bibliografía

  • DELIUS, C.; GATZEMEIER, M.; SERTCAN, D. y Wünscher, K. (2000, orig. del alemán, 2000): Historia de la filosofía. Desde la Antigüedad hasta nuestros días. Könemann. Colonia (Alemania).
  • MARÍAS, Julián (1981, 33ª ed.; 1ª ed., 1941): Historia de la Filosofía. Revista de Occidente. Madrid.
  • MARTÍNEZ SILVELA, Jorge (1998): Breve Historia de la Filosofía. Globo. Madrid.
  • MURGA, Purificación (Versión y adaptación) (1980): Diccionarios Rioduero: Pedagogía. Ediciones Rioduero. Madrid.
  • SILVANI, Laura (2003): Historia de la Filosofía. Editorial Óptima. Barcelona.
  • SCHAUB, H. y ZANKE, K.G. (2001): Diccionario Akal de Pedagogía. AKal. Madrid.
  • VV.AA (1992, orig. 1981): Enciclopedia de la Filosofía. Garzanti Ediciones, Ediciones B. Barcelona.


Autores del artículo:

Notas


Sistemas filosóficos:

Atomismo | Agnosticismo | Criticismo | Deísmo | Determinismo | Dogmatismo | Dualismo | Eclecticismo | Empirismo | Enciclopedismo | Epicureísmo | Escepticismo | Escolasticismo | Estoicismo | Estructuralismo | Existencialismo | Evolucionismo | Fenomenología | Filosofía analítica | Hedonismo | Historicismo | Humanismo | Idealismo | Innatismo | Individualismo | Intelectualismo | Materialismo | Monismo | Naturalismo | Neopositivismo | Nominalismo | Ocasionalismo | Pluralismo | Positivismo | Pragmatismo | Psicologismo | Racionalismo | Realismo | Sensualismo | Voluntarismo