La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Colegiata del Santísimo Sacramento (Torrijos)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Espectacular portada de la Colegiata de Torrijos, obra del primer tercio del siglo XVI.

La Colegiata del Santísimo Sacramento de Torrijos es una de la obras arquitectónicas más importantes de la Provincia de Toledo, y sin duda la segunda iglesia de la provincia, tras la catedral toledana, en cuanto belleza, riqueza, amplitud, esbeltez y variedad.

Se inició la construcción en 1509 y se concluyó en 1518. Aunque no hay seguridad en cuanto a su arquitecto, pues no nos quedan documentos que lo acrediten, existe una seguridad firme de que su autor fue Antón Egas junto con la colaboración de Alonso de Covarrubias. Hay razones para pensarlo. Sin duda, la más razonable nos parece el hecho de que los hermanos Egas, Antón y Enrique, tuvieron su residencia habitual en Torrijos. Aquí nació Covarrubias (se casó con nieta de Antón) y junto a los hermanos hubieron de frecuentar el domicilio de Teresa Enríquez, con quien se pondrían de acuerdo para el emplazamiento y la redacción de los proyectos. Covarrubias, entonces un joven consagrado de veinte años de edad, se encargaría de llevar las obras en el aspecto diario y Antón daría visto bueno en las diferentes visitas que realizaba a esta población.

Está construida en los terrenos de una anterior mezquita musulmana, la cual hubo derribarse para ese fin. Esta era una de las mezquitas que existían en Torrijos, además de la sinagoga judía. Lo cual indica la tradicional convivencia y tolerancia de Torrijos con todo tipo de creencias, razas y nacionalidades. Actitud ,que sigue teniendo en los momentos actuales.

La Colegiata se construyó para sede de la Hermandad de Santísimo Sacramento, y todos los gastos corrieron a cargo de doña Teresa Enríquez, quien no escatimó esfuerzos y dinero para que se terminase. Contiene tres naves cubiertas con bóvedas de crucería, sostenidas por soberbias columnas. Un bellísimo coro con decoraciones variadas, consta de dos pisos, el superior coronado por dosel gótico. En la parte central del mismo se encuentra el túmulo de los señores de Maqueda. Los muros laterales se completan con cuatro capillas dedicadas a la Virgen y varios santos. Destaca entre ellas la dedicada a San Gil, cubierta por bóveda de crucería iluminado por un hueco de medio punto precedido por otro muy ornamentado con figuras de ángeles de factura plateresca. Esta capilla se edificó cuando antigua parroquia de San Gil se trasladó a la Colegiata. Una bella y reconstruida sacristía se encuentra a la derecha de la misma.

El altar mayor tiene en el muro de oriente un impresionante retablo en el que se relatan diversas escenas de la vida de Cristo, en una serie de doce tablas pintadas por Juan Correa de Vivar. Los cuerpos se encuentran limitados por grupos escultóricos que representan a diversos santos con símbolos distintivos de cada uno de ellos.

La sacristía conserva vestimentas sacerdotales de gran riqueza, así como objetos sagrados de enorme valor. Actualmente está convertida en museo parroquial, que aparte los elementos citados, contiene numerosas pinturas y esculturas de gran categoría artística. Merece la pena citar el órgano del siglo XVII, así como el Calvario de la capilla de san Gil, sin olvidar el del altar mayor, el cuadro de la Sagrada Familia, obra de Pedro El Mudo, en el altar de santa Ana.

Pero es el exterior de la Colegiata donde mejor se puede admirar la categoría artística de este edificio. Es la sorpresa de quien no espera encontrar un edificio de esta calidad. El color de la piedra, puerta del lado, pero de forma especial la de poniente, los contrafuertes, arbotantes, las gárgolas y demás elementos arquitectónicos y ornamentales proporcionan a esta iglesia la sensación grandiosa y el imborrable recuerdo de su vista. El simbolismo del Cáliz con la Sagrada Forma es el que aparece con mayor profusión y lo vemos repetido en todas partes del edificio, no en balde está dedicado al Santísimo Sacramento. La torre se eleva a más cuarenta metros.

La portada principal junto a la torre, realizada en piedra caliza, se sitúa bajo un amplio pórtico formado por un arco de medio punto que muestra sus dovelas minuciosamente decoradas. El hueco de entrada, con sus jambas labradas y el arco de medio punto con sus dovelas igualmente talladas, se sitúa en un plano posterior y aparece flanqueada entre finas columnas de fuste liso sobre delgados pedestales. En un cuerpo superior se eleva un cuerpo de hornacinas que se corona superiormente por un frontón recto en cuyo tímpano se abren nuevas hornacinas. Todo el conjunto queda recubierto por distintos motivos platerescos, tales como florones, cabezas de ángeles, cálices y flameros, dando lugar a un elemento renacentista de gran belleza.

Catalogación

  • Bien de Interés Cultural, la Colegiata del Santísimo Sacramento de Torrijos está catalogada como Monumento, según publicación oficial del año 1931.

Referencias

Fuentes empleadas y notas

Bibliografía

  • Arquitectura renacentista. En: Historia de la Arquitectura Española, Volumen 3. Editorial Planeta, Año 1986.