La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Civilización azteca

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
El imperio Azteca en sus últimos días.

Antigua civilización amerindia que conformó durante los siglos XV y XVI un gran imperio en lo que hoy es México, que recibe de ella su nombre.

Etimología

El nombre de "Azteca" hace referencia al mítico lugar de procedencia de los habitantes de Tenochtitlan, llamado "Aztlan". Los aztecas conocieron a su entidad como Ēxcān Tlahtōlōyān o triple alianza (castellanizado) en lugar de "Imperio azteca" o "mexica". El nombre de "mexica" hace referencia a las tierras alrededor de la ciudad de Tenochtitlan, y de ahí deriva el actual nombre de México.

Geografía

Los ecosistemas que abarcaba el imperio Azteca fueron muy variados, pues sus territorios abarcaron gran parte de Mesoamérica, expandiéndose a través de desiertos rocosos al norte, las selvas y bosques de Veracruz, a los bosques y tierras montañosas de Puebla, Morelos y estados cercanos; el nevado de Toluca, el volcán Popocatepetl y el Iztacciahuatl son ejemplos de las cadenas montañosas y volcánicas por las que se expandía el imperio azteca. Lagos como el de Texcoco donde el imperio nació, y el lago de Tequesquitengo en el actual Morelos (por poner ejemplos) fueron parte de la hidrografía del imperio azteca.

Demografía

Reconstrucción a escala del templo mayor.

El imperio azteca con el tiempo llegó a extenderse a gran parte de Mesoamérica, desde los actuales estados de Veracruz a Guerrero, desde los limites norte de los mayas a los limites sur de los purepechas. La influencia Azteca llegó a casi todas las zonas de lo que hoy es México.

La sociedad azteca se dividía en clases y clanes llamados "calpullis", desde los esclavos, a la gente común, como artesanos y granjeros, a la nobleza como los sacerdotes y militares.

El idioma hablado por el imperio era el náhuatl, idioma considerado hoy el verdadero lenguaje mexicano, y aún hablado.

Religión y mitología

La religión de los aztecas era, como en toda Mesoamérica, de tipo politeísta. Los aztecas fueron herederos de una gran variedad de mitos y creencias de civilizaciones anteriores, como los toltecas, y en sus últimos años los aztecas se encontraban sincretizando todas las creencias de Mesoamérica. En la sociedad azteca tuvo gran importancia el sacrificio ritual, que cobró tal importancia con Tlacaelel, reformador religioso quien concluyó que para que el imperio se volviera prospero, éste habría de evitar que el sol muriera, y para hacerlo, debían de sacrificar humanos, para que con su sangre el sol se nutriera y continuara existiendo[1]. Para los aztecas los dioses eran duales, la dualidad era un concepto muy arraigado en sus creencias, hombre/mujer, muerte/vida, Quetzalcóatl/Tezcatlipoca. Entre sus dioses se encontraban Quetzalcóatl, dios de la sabiduría que en los mitos populares creó a la humanidad del quinto sol mezclando los restos de las otras humanidades[2], Tláloc, dios de la lluvia y de la guerra, se sabe además que fue uno de los dioses más antiguos de Mesoamérica[3]; Huitzilopochtli, dios solar, Xochiquetzal, diosa del amor, entre muchos otros dioses.

Cabe destacar que en el imperio Azteca había una gran variedad religiosa, con similitudes y diferencias de región en región, por lo que los mitos y ritos variaban de lugar en lugar, recordando a la diversidad religiosa del imperio romano.

Gobierno y administración

Su monarca máximo era el "Huey Tlatoani", quien gobernaba al lado de un "Cihuacóatl", un consejero imperial o co-emperador, a la vez, las diferentes ciudades-estado eran gobernadas por un "Tlatoani". El Huey Tlatoani era elegido por un consejo conformado por representantes de los diferentes calpullis. También eran importantes en el gobierno los jefes militares, como los guerreros jaguar y los sacerdotes, la nobleza social.

Economía

Árbol del cacao.

La economía de los aztecas se basaba en la pesca, la caza, el cultivo del maíz, el caco ,el algodón, chiles, aguacate entre muchas otras plantas, así como el comercio y los tributos cobrados a pueblos sometidos. También fue muy valorada entre los aztecas la piedra obsidiana, con la cual se creaban armas y utensilios cortantes. Su sistema de compra/venta era el trueque en los mercados.

Transporte

Los aztecas a pesar de ser una civilización bien desarrollada, nunca hicieron uso de la rueda y por ende, jamás utilizaron carros o carretas, tampoco domesticaron animales de carga, por lo que todo el transporte era a pie.





Historia

Hacia el año 1300, los aztecas fueron la última tribu del norte árido en arribar a Mesoamérica. Era un pueblo pobre y atrasado, y fueron mal recibidos por los habitantes de los señoríos de origen tolteca ya establecidos en el Valle de México. Los aztecas vagaron durante años, según cuenta la leyenda, en busca de la señal en donde debían fundar su ciudad, ésta era un águila y una serpiente luchando sobre un nopal.

Empezaron el recorrido desde Aztlán (en náhuatl "Lugar de Garzas" o "Lugar de la Blancura"), sin poder establecerse ni en las peores tierras del Valle, hasta que en 1325, fundaron su ciudad, México-Tenochtitlan.

Ya asentados, los aztecas estuvieron por varias décadas bajo el dominio del poderoso señorío de Azcapotzalco, al que servían como soldados a sueldo.

Hacia 1430, los aztecas habían asimilado la cultura de los pueblos avanzados del Valle y se habían convertido en un eficiente poder militar. Atacaron y derrotaron entonces a Azcapotzalco y se transformaron en uno de los señoríos más fuertes de la región. Iniciaron así una sorprendente hazaña guerrera, que en sólo 70 años los haría dueños del más grande imperio que había existido en Mesoamérica.

Los aztecas formaron una alianza con los señoríos de Texcoco y Tacuba creando así lo que se conoció como La Triple Alianza. Bajo el mando de notables jefes militares, como Moctezuma Ilhuicamina y Ahuitzotl, los aztecas conquistaron el centro de México, Veracruz, la costa de Guerrero, parte de Oaxaca y dominaron el territorio de Soconusco, en los límites con Guatemala. Sólo unos cuantos pueblos lograron resistir el empuje mexica: los tarascos (también conocidos como purépechas o purhepechas), los tlaxcaltecas y algunos señoríos mixtecas.

Época virreinal española

Durante la época después de la conquista, hubo un gran mestizaje cultural y genético que daría como resultado gran parte de la actual cultura de México. México era conocido como la Nueva España, y era colonia del imperio español, como tal, España recibía beneficios de estas tierras. Durante este periodo, la antigua religión politeísta fue cambiada por el catolicismo, la comida y otras tradiciones recibieron mezclas de la cocina española, agregando ingredientes como el azucar o el pan de trigo, también se introdujeron animales como el caballo, el ganado vacuno, entre muchos otros. Se empleó un elaborado sistema de castas para diferenciar entre las diferentes mezclas raciales, por ejemplo a los hijos de indígena con español se les llamaba mestizos, a los hijos de mestizo con español se les llamaba castizos, a los hijos de mestizo con indigena se les llamaba coyotes, y un largo etcetera.

Arte y cultura

Los Aztecas heredaron grandes porciones del arte Tolteca, reflejado en sus templos y demás edificaciones, así como obras de cerámica y armas. Las pinturas aztecas eran de un estilo un tanto abstracto, que representaban diferentes aspectos de la vida cotidiana y de sus mitos religiosos. En cuanto a lo musical no se conserva casi nada acerca de éste aspecto cultural, sólo se sabe un poco acerca de los instrumentos que utilizaban, como troncos huecos para hacer tambores, flautas de madera o hueso, caracolas de mar a modo de trompetas, cascabeles y un largo etcetera[4].

Literatura

Ejemplo de un códice Azteca, con anotaciones españolas.

La escritura de la lengua nahuatl en el imperio Azteca era de tipo ideográfica, consistente en diversos símbolos que representaban ideas y algunos fonemas. Los Aztecas escribieron acerca de sus tradiciones en los llamados "códices", un formato literario compuesto por largas estelas ya fuesen de piel, de tela o de ayate, dobladas formando varios cuadros compactados, éstos eran guardados en los llamados "amoxcallis", bibliotecas prehispánicas. Gran parte de la herencia literaria desapareció con la llegada de los conquistadores españoles, quienes quemaron buena parte de los códices. De lo que sabemos acerca de la literatura Azteca tenemos por ejemplo sus mitos y las poesías del monarca Nezahualcóyotl[5].




Deporte

Entre los juegos practicados en el imperio azteca destacaba el llamado "Tlachtli", un juego que tenía gran valor ceremonial y religioso, que consistía en que dos equipos se hicieran con una pelota de hule y lograran meterla por un aro. Éste fue uno de los deportes más jugados en toda Mesoamérica.

Referencias

Artículos relacionados

Fuentes empleadas y notas

  1. Libro: "Tlacaelel, azteca entre los aztecas" de Antonio Velasco Piña.
  2. Documental "batalla de los dioses latinoamérica: Quetzalcóatl
  3. www.arqueomex.com/S2N3nTlaloc96.html
  4. Una aproximación a la música Azteca: www.youtube.com/watch?v=3YGtQTx5Ldg
  5. www.los-poetas.com/NETZ1.HTM


Otras fuentes de información