La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Carta a los Romanos

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Carta recogida en el Nuevo Testamento, escrita por Pablo de Tarso en la primavera del año 58.

Es una de las pocas cartas dirigidas a una comunidad que no había sido fundada por el propio Pablo. Se estima que la comunidad romana se originó en los años 40.

Extensa y compleja carta en la que suele distinguirse una parte doctrinal (capítulos 1-11) y una parte moral (capítulos 12-15)

Sección doctrinal

Capítulos 1-11. Ideas troncales que desarrolla:

  • Todas las personas, judíos o no, están sometidas al pecado y necesitan la salvación de Jesucristo.
  • Con el bautismo, la persona muere al pecado y nace una nueva persona que participa de la resurrección de Jesús.
  • El Espíritu que recibe el creyente con la fe en Jesús, lo reconcilia con Dios. Justificación por la fe.
  • Aunque el pueblo judío ha rechazado a Jesús, Dios sigue siendo fiel y mantiene su promesa de salvación.

Sección moral

Capítulos 12-15

Habla de las consecuencias que tiene la fe en Jesús sobre la vida cotidiana.


Jesús en la carta a los romanos

  • Rom 1,1-4 “Evangelio de Dios”... “referente a su Hijo, nacido según la carne de la estirpe de David, constituido Hijo de Dios en poder según el Espíritu de santidad desde su resurrección de entre los muertos: Jesucristo nuestro Señor.”
  • 4,24-25 Jesús, entregado por nuestros pecados, resucitado de entre los muertos
  • 5,6 “Cristo murió por los impíos”
  • 5,8-10 “Cristo murió por nosotros” somos justificados por su sangre, “reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo”
  • 6,4-10 “Por el bautismo fuimos sepultados con él en la muerte, para que así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en una nueva vida.”
  • 8,3 “Dios envió a su Hijo encarnado en una carne pecadora como la nuestra, haciéndolo víctima por el pecado, y en su carne condenó el pecado”
  • 8,32-34 Dios entregó a su propio Hijo. Cristo murió, resucitó y está a la derecha de Dios intercediendo por nosotros
  • 9,4-5 el Mesías desciende, según la carne, de los patriarcas de Israel.
  • 10,9 Dios resucitó a Jesús de entre los muertos.
  • 14,9.15 Cristo murió y resucitó
  • 15,3 "Cristo tampoco trató de complacerse a sí mismo sino que, como está escrito, los insultos de los que te insultaban cayeron sobre mí."
  • 15,8 “Cristo dedicó su ministerio a los circuncidados”