La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Califato abasí

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Artículo de la Enciclopedia Libre Universal en Español.
(Redirigido desde Califato abasida.)
Saltar a: navegación, buscar

El Califato Abasí, fue la segunda dinastía de califas (750-1258).

La dinastía abasí fue fundada por Abu-l-´Abbas al-Safar, que se proclamo califa y organizo una tenaz persecución de los omeyas. Su sucesor fue al-Mansur, quien trasladó la capital omeya a Bagdad.

Los Abasíes son más unos líderes religiosos, imanes, que gobernantes. Los califas abasíes dejarán el gobierno en manos de sus visires. Esta dejadez del gobierno provocó el desprestigio del califato y favoreció que aparecieran otros califas, como el fatimí en el norte de África (909), o el omeya de al-Ándalus (929). De todas formas, la unidad ya se había roto con la instauración, en el 756, de un emirato omeya en Córdoba.

Al-Safá (750-754) se dedicó, sobre todo, a perseguir a los fieles a los Omeyas, apartándoles del gobierno de las provincias. Al-Mansur (754-775) le sucedió en el califato. Se enfrentó a los chiíes y los jariyíes, que consideraban que se les había apartado del poder, e iniciaron una revuelta en el 755. Los jariyíes se establecieron en El Cairo en el 758, creando un territorio autónomo. Pero en el 760 fueron derrotados por las tropas califales. No obstante, fundaron un emirato en Tahert, en África. En el 762 al-Mansur funda Bagdad (la ciudad de la paz) y traslada allí la capital del califato. Durante la época abasí es la familia Barmakí la que controla el visirato, hasta su caída en desgracia en el 803.

A la muerte de al-Mansur se abre un periodo de luchas por el califato que llegan a la anarquía total entre el 809 y el 813. Ese año logra imponerse como califa al-Mamún (813-833) que inició una época de esplendor intelectual. El siguiente califa es al-Mutasim (833-842) que no pudo mantener el califato en Damasco y se trasladó a Samarra, en el 835. Harto de las intrigas de su guardia personal, la sustituyó por mercenarios extranjeros, bereberes y turcos. Los mercenarios trucos acabaron dominado al califa, y a la institución califal, quitando y poniendo califas a su antojo. Puede considerarse como último califa abasí a al-Mutauakil (847-861). Después de él los califas apenas tienen autoridad, y son más que nada una ficción. En 1258 la invasión mongola obliga al califa a refugiarse en El Cairo. En 1299 Osmán I se hace con el poder y funda la dinastía de los Otomanos que acabarán por conquistar Bizancio, en 1453. El imperio musulmán comienza a perder territorios y los califas no tienen ningún poder. No obstante, la ficción se mantendrá hasta 1517, cuando los Otomanos legalicen su poder

La época de máximo esplendor correspondió al reinado de Harún al-Rashid (786-809). Entonces comenzó la decadencia política que se acentuaría con sus sucesores. El ultimo califa al-Musta´sim fue asesinado en 1258 por los mongoles, que habían conquistado Bagdad. Sin embargo un miembro de la dinastía pudo huir a Egipto y mantuvo el poder bajo el control de los mamelucos. Esta ultima rama de la dinastía se mantuvo hasta 1517 cuando los turcos otomanos conquistaron Siria y Egipto.

Características del periodo de la dinastía Abasí

El periodo de la dinastía Abasida o Abasí fue de expansión y colonización.

Crearon una gran y brillante civilización. Creció el comercio, florecieron las ciudades. Se hicieron extraordinarias realizaciones en arquitectura y artes en general.

Bagdad fue un gran centro comercial. Los cuentos de Las mil y una noches reflejan la vida esplendorosa de esta ciudad.

Hay una gran actividad intelectual: Historia, Literatura, Medicina, Matemáticas griegas con la inclusión del Álgebra y la Trigonometría, Geografía, etc. Gran importancia de la Jurisprudencia.

Lista de califas absidas

Referencias

Artículos relacionados


Otras fuentes de información

  • El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Wikipedia, publicada con licencia CC-BY-SA 3.0.

Notas