La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Batalla de Queronea

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Queronea es una antigua ciudad de Grecia situada en la región de Beocia. Esta ciudad fue famosa en la historia por haber sido el escenario de batallas muy importantes y decisivas para el devenir de Atenas; más tarde, en el siglo I adC, se dio en Queronea el último de los combates entre el ejército romano mandado por Sila y el rey del Ponto, MitrídatesVI Eupátror.

La batalla

La batalla más famosa dada en Queronea fue la que sostuvieron Filipo II de Macedonia y los ejércitos unidos de las ciudades de Tebas y Atenas, en el 338 adC. Después de este acontecimiento los griegos quedaron como aliados y tributarios de Filipo, aunque conservando su independencia.

Filipo de Macedonia se dispuso a recorrer las tierras griegas para hacerse dueño y soberano de todas ellas. Admiraba y protegía su cultura y no deseaba una invasión guerrera y devastadora sino llegar a ser el jefe supremo. En este momento de la historia, los distintos pueblos griegos y las principales ciudades-estado no estaban unidos sino que peleaban entre ellos por una hegemonía disputada desde tiempo atrás. Era pues un caldo de cultivo para la empresa que se proponía Filipo.

La primera victoria de Filipo en territorio de los griegos fue en el año 346 adC en que venció a la región de Fócida (en el centro de la península griega). A partir de ese momento, Macedonia con su rey al frente fue admitida en la Anfictionía. El poder que tal misión le dio a Filipo fue inmenso y desde esta posición pudo con facilidad dominar los asuntos de Grecia y tener el control del Oráculo de Delfos, de suma importancia para cualquier decisión militar o política que hubiera que tomar.

En 338 adC, las ciudades de Tebas y de Atenas se hallaban enfrentadas pero ante el peligro de Filipo y su gran ejército, y siguiendo la exhortaciones del gran orador y político Demóstenes, decidieron unirse contra ese enemigo común e iniciar una guerra. La batalla entre los tres ejércitos se dio en los campos de Queronea. El ejército macedonio llevaba como jefes a Filipo y a su hijo Alejandro que tenía 18 años y mandaba 1.800 jinetes, dos magníficos estrategas. Al principio la victoria pareció favorecer a los griegos, pero los jefes macedonios eran buenos profesionales y Filipo supo engañar de forma contundente al enemigo, que se vio sorprendido de frente y con un flanco al descubierto. Ganó la batalla y después se comportó con sabiduría política no humillando a los vencidos, sobre todo con los atenienses, devolviendo la libertad a los prisioneros.

Descripción de la batalla

En el ejército de los macedonios el flanco izquierdo y el centro fueron ocupados por la falange al mando de Filipo; el flanco derecho lo mandaba su hijo Alejandro. En el ejército griego se colocaron los atenienses a la derecha y los tebanos a la izquierda, con el batallón sagrado en su extremo, teniendo a su frente la caballería de Alejandro. Filipo movió a los suyos hasta centrarse y después simuló una retirada sabiendo que iba a ser perseguido por los atenienses. En el momento preciso se detuvo, giró, y se enfrentó a los perseguidores por sorpresa; mientras Filipo hacía esta operación, su hijo se lanzó contra el batallón sagrado que tenía en frente, venciéndoles y destruyendo el flanco izquierdo del ejército griego. Los atenienses huyeron y los tebanos fueron totalmente derrotados.