La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Barroco

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
La Fragua de Vulcano, de Velázquez

Movimiento artístico europeo y latinoamericano que floreció durante todo el siglo XVII y en la primera mitad del XVIII; su disolución acontece en diversos momentos en cada país. Dentro del término se incluyen todas las manifestaciones culturales de ese momento: Arquitectura, Escultura, Literatura, Música y Pintura.

Etimología

Es dudoso el origen de la palabra barroco. Algunas teorías hacen derivar el término de la palabra portuguesa barocco (que en castellano sería barrueco) que significa "perla irregular con deformaciones". Esta es la opinión más extendida, pero también se ha dicho que puede proceder del dialecto florentino en su voz barochio, con el significado de engaño. Otras fuentes aseguran que viene del francés y que se refiere a una figura del silogismo.

Concepto y características

El concepto de barroco aparece en la Historia del Arte en el siglo XVIII. Sus creadores fueron los teóricos del Neoclasicismo que adoptaron el término con un sentido peyorativo; para ellos este arte y forma de pensamiento era pura extravagancia con una carencia total de lógica, una aberración del arte que traiciona los principios clásicos de armonía y belleza. Pero más tarde, en el siglo XX, tras la Primera Guerra Mundial, una serie de estudiosos del tema (Weisbach, D'Ors, Focillon…), demostraron y pusieron de manifiesto el carácter coherente y lúcido del barroco. Se considera que ha contribuido al concepto occidental del arte más aún que el Renacimiento.

Se trata de un estilo complejo, que no es sino la consecuencia de una época de crisis, en la historia de Europa sobre todo. Expresa el estado de ánimo del hombre del siglo XVII; sus manifestaciones estéticas son fruto de la sensibilidad de una época que tiende a lo emotivo y a lo desbordante. En este sentido, está bastante cerca del pensamiento romántico; en ambos periodos se da la exaltación de los sentimientos.

Su existencia arranca del Renacimiento, pero desde el principio posee un carácter muy distinto. Según Woelfflin las diferencias son:

Renacimiento Barroco
Visión plástica y contornos frente a visión pictórica y apariencia
Composición en planos frente a composición con profundidad
Formas cerradas frente a formas abiertas
Unidad compositiva frente a subordinación al motivo
Claridad absoluta de cada objeto frente a claridad relativa

Frente a la función del arte como instrumento de conocimiento de la naturaleza, la medida, el cálculo y el orden, propios del Renacimiento, el Barroco será un movimiento que desarrolle el gusto por el efecto y los contrastes, por lo escenográfico y por lo teatral. El arte será un vehículo de propaganda. Se trata de un arte seductor que apela a la imaginación, la sensualidad y el dinamismo, para lo que se vale de la teatralidad compositiva.

Estos aspectos se manifiestan en todas las artes, la complicación y el adorno de los conceptos, así como la mezcla de la realidad y la ilusión, como medios de convencer, la contradicción para atraer, la alegoría para aludir a las cosas a través de lo que no son y el ilusionismo para alcanzar el efectismo, son las armas utilizadas.

El ideal artístico del barroco es una obra de conjunto, en la que la arquitectura aparece como la más importante de las artes, subordinándose las demás a un todo unitario.

La obra barroca es dinámica en su ejecución y en su relación con el espectador, que abandona su posición de observador para pasar a ser un elemento participe imprescindible.

Junto a la arquitectura se desarrolla de forma fundamental el urbanismo, creando perspectivas fundamentales en las principales ciudades europeas.

En el barroco la figura humana se alza como objeto decisivo del arte, pero no en su forma idealizada, sino en cualquier aspecto, ya sea este bello o feo, sublime o cotidiano. Además, aparecen, también, otros temas más banales, que toman carta de naturaleza y se ponen en primer plano de la composición, como los animales, lo inanimado, la caza, los bodegones, los trabajos, etc. La consigna es el realismo.

En Holanda la escuela flamenca aprecia el intimismo como un valor dentro del arte. Aparecen los primeros paisajes como protagonistas, aunque siempre humanizados.

El barroco recurre a la exageración. La elegancia no se encuentra en la sencillez sino en lo complicado.

Contexto histórico

En el surgimiento de este nuevo estilo dos hechos son decisivos, la afirmación de los estados nacionales y la consagración de la monarquía absoluta de derecho divino como su forma de gobierno.

Durante esta época en Europa se asiste a hechos y procesos tan diversos como el enfrentamiento de los distintos países que buscan la hegemonía, la decadencia de los grandes Estados, ya con identidad nacional, como Francia y España, y el inicio de la pugna por el dominio comercial, entre los países del Norte e Inglaterra, con el ascenso de nuevas grupos sociales de poder.

En la Europa Central se desarrolla la Guerra de los Treinta Años, producto de las tensiones religiosas entre protestantes y católicos.

El primer desarrollo del estilo se produce en Roma y va unido a la Contrarreforma católica, aunque rápidamente se extenderá por toda Italia y luego por el resto de Europa, adaptándose a las necesidades de cada sociedad.

La Iglesia Católica, tras las tensiones y la ruptura que había supuesto la Reforma protestante, desarrolla una importante política de reafirmación mediante la diplomacia, la enseñanza, las predicaciones, la guerra y el arte, como un elemento fundamental. En esta nueva visión tendrá un importante papel la recién fundada Compañía de Jesús.

El arte va a tomar parte activa en la contienda ideológica, convirtiéndose en una de las formas de lucha y siendo utilizado como medio de propaganda y difusión de la fe. Igualmente como instrumento propagandístico estará también al servicio de la exaltación de las monarquías y de las clases que la sustentan.

Tipología

Según las circunstancias socioeconómicas, políticas o religiosas que impulsan su desarrollo se puede distinguir:

  • Barroco cortesano y católico, que fue el instrumento de propaganda de la Iglesia de la Contrarreforma y del Estado absoluto. Ambos estamentos fueron grandes mecenas del arte barroco y se sirvieron de él para la propagación de la fe católica. Se dio sobre todo en Italia, Francia, Alemania y España.
  • Barroco burgués y protestante, naturalista y laico, que se dio en Inglaterra y Holanda. El protestantismo aconsejaba austeridad y sencillez arquitectónica, características ambas que se dan en el arte barroco impulsado por la Reforma.

Desde la cronología, podemos distinguir tres períodos: temprano o primitivo, de 1580 a 1630, pleno, de 1630 a 1680, y tardío o rococó, de 1680 a 1750.

En su última etapa, el rococó lleva al arte el triunfo de la pura estética y la belleza intrascendente.

Referencias

Artículos relacionados


Otras fuentes de información

Notas